Liuba María Hevia: «Vivo la libertad de mis canciones»

Por Ricardo R. González

Esta entrevista constituye una de mis deudas acumuladas. Se la debía al lector y a esa mujer que me parece escucharla en la sala de la casa y que se traslada, de una manera mágica, por cada rincón de las habitaciones.

La busco y no la encuentro. Es una especie de duende, como ese que describió en una de sus composiciones, pero la siento apoyada en las notas de su guitarra o con el caudal de conocimientos que posee porque para dialogar con Liuba María Hevia no hacen falta cuestionarios premeditados ni temas eludidos.

Quizás por ser su amigo jamás median secretos en este mundo en que la vida resulta tan corta y en el que ella se toma todas las licencias para disfrutarlas a plenitud.

Es también una entrevista realizada a pedacitos. Con el ruido del ómnibus que traslada de un municipio a otro, al término de un almuerzo y de un sorbo de café, al imponerse al agotamiento que deja cada concierto, o ante la avalancha de un público que la descubre y desea apreciar de cerca a su artista.

Y entre tantos temas hablamos de Vidas Paralelas, la más reciente producción discográfica convertida en un resumen de su existencia. El disco que más trabajo le ha costado porque entraba al estudio a innovar, a cambiar muchos acordes una vez grabados y porque esas crónicas que desnudan bastantes aristas de su vida están recogidas en cuatro discos integrados por 68 canciones.

— ¿Pudiéramos afirmar que deviene reto?

— Me llevó más de cinco años grabándolo a pedacitos. Incluso el título fue en lo último que pensé y vino de repente durante un vuelo hacia La Habana. Me di cuenta que ocurren cosas maravillosas en los camerinos, en las reuniones entre colegas, en el lobby de un teatro o en las tertulias que nunca quedan registradas y llegan a perderse.

— ¿Una complicidad entre asombros y misterios compartidos?

— Es una especie de deuda con la trova cubana, con mis amigos y nos apoyarnos en dúos. Compartí en el disco no solo una canción mía, sino canté un tema de la propia autoría de esos colegas que admiro, de esos que escucho en mi casa y forman parte de mi banda sonora personal y familiar.

«Con Silvio Rodríguez hice Segunda cita y Puertas. Pablo Milanés aparece con Si me falta tu sonrisa y Ya se va aquella edad, con Raúl Torres (Se fue y Canción breve), Polito Ibañez (Se busca y Me muero de ganas), y con David Torrens (Llegó a mí y Los sueños), por citar algunos.

—Sin embargo, al revisar la lista de participantes observamos que existe un equilibrio entre intérpretes muy conocidos y otros que no lo son tanto.

— Hay cantantes fabulosos que quise invitar porque son defensores de la canción de autores y con ellos comparto uno o dos temas. Está la maravillosa Gema Corredera con quien grabé Algo y Tan solo un bolero, pieza que está incluida en el CD Ilumíname en vivo, pero figura también Ivette Cepeda con la magistral entrega de La Habana en febrero y Agosto bajo la piel, mientras Maridalia Hernández hace roles en Ausencia y Pasaba un ángel. Danny Rivera, por su parte, realiza otra versión de Ausencia y se crece en Si me falta tu sonrisa.  Beatriz Márquez interpreta Mi Vieja Habana, y Luna Manzanares recrea Ilumíname.

— Me hablas de Mariadalia Hernández, la formidable exvocalista de Juan Luis Guerra y 4.40 ¿Cómo llega a esta producción?

— Nos conocimos en un evento en República Dominicana vinculado a la trova en el Caribe, y le comenté la idea de poder grabar con ella. No hubo ningún obstáculo y ahí está el resultado.

— Retomo los pormenores del tema Tristeza que interpretas junto a Ana Belén en tu disco Puertas. Ahora se incluye de nuevo. ¿Cómo fue el vínculo con la intérprete española?

— Ana es la voz femenina que más se ha escuchado en mi casa, fue mi ídolo en la juventud. Cuando recibí su grabación resultó fabuloso. Ella le puso voz en España.

«Quedé maravillada con el resultado. Fue un regalo para mi madre a quien dediqué el disco Puertas. Ella lo escuchó aun cuando yo no le había puesto voz. El timbre de Ana no se parece a ninguno. Es ella, incomparable. Aceptó grabar el tema y me envió varias preguntas. No conocía lo que era la yagruma mencionada en el texto, y no vaciló en dar el sí».   

— ¿Pudiéramos afirmar que Vidas Paralelas resulta una producción antológica?

— Desde el propio título es algo singular. Cada uno de los intérpretes trovamos, cantamos, subimos al escenario, sentimos la pasión por lo que hacemos y después cada quien sigue su camino, por lo que a mi modo de ver ha surgido una antología peculiar al cantar los temas de mis invitados y aquellas que más me han motivado. Una especie de fraternidad en la composición, la dicha de compartir el mundo fascinante de la creación entre unos y otros.

— Conociendo la exquisitez que pones en cada uno de tus conciertos y producciones discográficas ¿hasta qué punto Vidas Paralelas provocó una adrenalina desmedida?

— Sabes que soy obsesiva y la gente obsesiva sufre mucho, pero además duermo poco. A veces en ese escaso sueño viene una melodía o una metáfora y me levanto de inmediato a fin de que no escape, pero te confieso que este disco me provocó un desvelo prolongado aunque después sentí la enorme dicha de tenerlo.

                                                                                       Con Cecilia Todd

— Si hablamos de nostalgias ¿cuáles te quedarían?

— Lamentablemente la vida no es perfecta ni duradera y algunos de nuestros seres queridos se nos van antes de tiempo. En este caso me quedan los vacíos entrañables de Sara González, Santiago Feliú, y Sonia Silvestre.

— Estos últimos tiempos han sido de duro bregar en la discografía de Liuba María Hevia…

— Diría que ha sido un período, como lo definió Sara en una de sus canciones, Con apuros y paciencia. El rescate y la perseverancia en la música infantil han sido constantes en mi trabajo. Primero salió el dedicado a la música de nuestra inolvidable maestra Teresita Fernández, después el dedicado a la argentina María Elena Walsh, y está en preparación el del mexicano Francisco Gabilondo Soler porque siempre digo que son los tres grandes en Latinoamérica que han escrito canciones para la infancia.

«Otro fonograma ya grabado y que no ha salido aún es Hay quien precisa, que resultó Premio Especial de Cubadisco 2016, y que aparece compartido con la excelente interprete venezolana Cecilia Todd. Con ella hicimos una gira nacional, acompañadas por el maestro José Maria Vitier, que resultó como el colofón para echar a volar nuestros sueños y realizar el proyecto.

«Es una especie de intercambio musical. Ella interpreta los temas míos que más escucha y viceversa. Así seleccionamos aquellos textos que más nos identifican».

— ¿Pudiéramos decir que constituye una especie de ajiaco entre la música venezolana y la cubana?

— Cierto. Yo canto esa música que conocí a través de Cecilia, de penetrar en las raíces de su folclore, de sentir en el alma esa idiosincrasia que, si bien diferente, nos hace latinos, y así conformamos dúos para interpretar tanto la música venezolana como la cubana, siempre con el precepto de recorrer géneros, temáticas y ritmos variados.

— Me llama la atención que casi todos los temas escogidos son tuyos, pero aparecen dos composiciones de Silvio Rodríguez…

— Cecilia seleccionó las canciones cubanas a interpretar. Son 13 temas míos y dos de Silvio: Totí y el que le da título al Cd Hay quien precisa porque resume el sentir de este disco: Hay quien precisa una canción de amor//hay quien precisa un canto de amistad. Constituye una especie de reencuentro, de lo que se ha hecho, de lo vivido, en fin, una reflexión ante la vida.

NAVEGANDO POR UN MAPA

Ese tono intimista, personal, esa especie de autobiografía que se desea compartir con los amigos o conocidos, la sumatoria de la vida con sus momentos de alegrías, de emociones y tristezas resume —para quien escribe— el sentido del disco El mapa de mis canciones.

— ¿Cuál fue la pretensión de Liuba María Hevia al concebirlo?

— La primera idea que me pasó por la mente fue hacerle un homenaje a la guitarra y a otros instrumentos de cuerdas. Bien conoces que es mi compañera de siempre, desde la niñez, fue mi juguete preferido, la que sabe de mí palmo a palmo, y quise que prevaleciera un sentido intimista.

«Lo conforman 17 canciones. De ellas, solo hay cuatro conocidas y las restantes son inéditas bajo un signo acústico, sin grandes orquestaciones. Es decir obras que lleguen al receptor de una manera desnuda, y tiene como particularidad que incluí Homenaje al joven trovador, que fue el tema con el que aparecí por primera vez en la televisión como parte de los finalistas de la cuarta jornada anual del desaparecido espacio Todo el mundo canta. 

— Tu primer fonograma resultó Coloreando la esperanza, un producto en el que, fundamentalmente, recreaste las raíces campesinas con nuevos aires. Lo hiciste con toda tu agrupación con el sello PM Records; sin embargo, ¿por qué después de tantas producciones anteriores te decides a realizar uno con solo guitarra?

— Además de mi tributo al instrumento, como ya dije, creo que la concepción de un disco lleva tiempo. Hay que tener un repertorio ya trabajado. Casi todos los trovadores realizan su primera producción acompañados de la guitarra, por lo que este pudiera resultar fuera de lo común, diría que atípico. Por suerte me demoré y creo que valió la pena.

                                                                  Con la inolvidable Teresita Fernández

—Qué satisfacciones te dejó?

— Muy agradecida de la colaboración que tuve. Músicos de excelencia o de lujo, como se dice ahora. Pancho Amat, en el tres, Barbarito Torres (laúd), Jorge Chicoy (guitarra eléctrica), el cuarteto de guitarras de La Habana, el multinstrumentista Waldo Lavaúd, Jorge Reyes (contrabajo) y Arnulfo Guerra, quien corrió con la  producción musical.

«A ello sumo el inmenso honor de tener en la carta de presentación del fonograma al reconocido maestro Leo Brower. ¿Quieres mayor satisfacción que esa?

— En una de sus partes Leo dice: «En el panorama de las canciones a guitarra este soporte discográfico nos obliga a escucharlo una y otra vez con los ojos cerrados».

—… sin palabras.

— Entre disco y disco surgen nuevos proyectos. ¿Es cierto que preparas uno con músicos, predominantemente, salseros?

— Son canciones de mi autoría que saldrán bajo el sello Unicornio con el título de Pasaba un ángel. Estaré solo como productora, y son colegas muy queridos que realizan versiones de mis canciones.

«Puedo citar a Wil Campa, Mayito Rivera, Pancho Amat y su grupo, David Álvarez y Juego de Manos y solistas como Anabell López, Ivette Cepeda, Beatríz Márquez, Maridalia Hernández, Israel Rojas, Leo Vera, Polito Ibáñez, Kelvis Ochoa, y Luna Manzanares, entre otros.

—Pero habrá una gran sorpresa…

— Siempre admiré y admiro de forma extraordinaria los aportes y el legado que nos dejó Juan Formell. Iba a su casa, conversaba con él y con Mirtha (Medina), y voy a tener el gran placer de que Samuelito y Los Van Van graben mi tema De monte y ciudad. Será el único dueto mío que aparezca en el fonograma. Eso me dio una felicidad incalculable porque es mi homenaje al maestro Formell.

— Apartándonos ya de los discos, si bien te has ganado el corazón de los adultos hay un publicó especial que te adora y sigue tus canciones…

— Son esos «locos bajitos» de los que habló Serrat. Yo me preparo con el mismo rigor a fin de enfrentar los conciertos para adultos que los dedicados a los niños. Ellos son los más sinceros, quienes te dicen sin hipocresías lo que les gusta y lo que no. Es la etapa más linda de la vida y hay que llenarlos de esperanzas.

«Me indignan aquellos que piensan que a ellos les dedicas cuatro canciones y ya. Crasso error, se dan cuenta de todo y abrazo, como profunda martiana que soy, la máxima de nuestro Apóstol cuando dijo: «Los niños son los que saben querer».

«Para ellos todo mi empeño en los vídeos infantiles que tienen que salir con óptima factura, y siempre que voy a provincias o viajo al extranjero incluyo a los hospitales pediátricos, y sobre todo aquellas salas que acogen a criaturas con enfermedades de difícil pronóstico. Incluso me preguntan si yo no lloro o si me da lástima.

«A lo mejor después suelte alguna lágrima porque soy sensible, pero delante de ellos no puedo hacerlo porque tengo que irradiarles esperanzas, porque tengo la fe inmensa de que van a curar, y un día se sumarán a mi ronda, y mi canto es el regalo para darles fuerzas, para compartir las alegrías de este mundo. Me llena de regocijo que se sepan mis canciones, que me pidan Estela o El Gatico Vinagrito porque también siento que Teresita (Fernández) y Ada Elba Pérez están allí compartiendo ese momento».

— Si tuvieras que mencionar a los músicos que más han influido en tu vida…

— Me pones en un gran aprieto. Son muchos, pero no puedo dejar de mencionar a los grandes de la trova cubana de todos los tiempos, Desde María Teresa Vera, Manuel Corona… hasta Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y el resto de los contemporáneos.

«Amaury Pérez Vidal ocupa un lugar especial en mi vida, como también Joan Manuel Serrat, y de las mujeres me han marcado María Elena Walsh, Teresita Fernández y Violeta Parra.

— ¿Cuál es tu mayor temor?

— Yo no trabajo por la popularidad ni por los premios en concurso. Creo que el mayor distintivo es el que uno, humildemente, se gana con su labor y es el público quien lo reconoce, pero me aterra que un día se acabe el amor y las ganas de trabajar. Siento temor porque en cualquier momento deje de ser útil, o por aferrarme a un escenario cuando las facultades estén vencidas. Espero que si algún día llega mis amigos me lo hagan saber.

— Y si tuvieras la facultad ¿qué cambiarías del mundo?

— Muchas cosas Ricardo. Cambiaría los convencionalismos mentales, las injusticias, la mediocridad, los métodos que tienen algunos de conseguir las cosas sin apoyarse en su talento si es que acaso lo tienen.

Cambiaría la pobreza de muchos a costa de la opulencia de otros, los maltratos a las mujeres y niños, todo signo de violencia, las incomprensiones irracionales, los cánones impuestos que no conducen a resultados, las represalias individuales, y desearía mucho que el universo respire esa paz que tanto necesitamos».

—Antes del punto final estás enfrascada en un mega proyecto con la Orquesta Sinfónica Nacional. ¿Es que tú no te cansas?

— Mi vida es el arte, entregarle a los demás lo que sé hacer y sí, montaremos parte del repertorio con la Orquesta Sinfónica Nacional y será compartido con aquellas provincias que cuenten con agrupaciones de este tipo. Será otro de mis sueños cuando se realice.

Mientras tanto Liuba, síguenos regalando tu Señor Arco Iris, que prosiga Ilumíname con esa luz que llene nuestros días, y que nunca falte tu sonrisa para seguir disfrutando del encanto de una mujer que vive la libertad de sus canciones y la comparte con su público.

INTÉRPRETES QUE INTERVIENEN EN EL DISCO VIDAS PARALELAS

Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Carlos Varela, Amaury Pérez, Raúl Torres, Kelvis Ochoa, David Torrens, Frank Delgado, Isarel Rojas, Isaac Delgado, Gema Corredera, Beatriz Márquez, Ivette Cepeda, Omara Portuondo, los españoles Ana Belén, Luis Pastor y Javier Ruibal, los dominicanos Pavel Núñez, Víctor Víctor, Maridalia Hernández y José Antonio Rodríguez, el puertorriqueño Danny Rivera, la argentina Georgina Hassán, y la ecuatoriana María Tejada, la brasileña María Marta y la venezolana Amaranta, entre otros.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Anuncios

Teresita… fuimos todos a cantar

Por Ricardo R. González

Por momentos imaginé que la vería entrar con su típico manto multicolor y la guitarra en mano, masticando su tabaco y alegrándonos el corazón para luego cantar, cantar, cantar… e invitarnos a una ronda de niños en su amado rinconcito de El Mejunje.

Confieso que el sueño me resultó fugaz, apenas de minutos, pero entonces vinieron las preguntas: ¿Qué generación de cubanos no la conoce? ¿Quién ignora las travesuras de El gatico Vinagrito? ¿Qué padre no ha visto crecer a su hijo con la obra de esta maestra? ¿Necesitaría de premios y altares para dejar su nombre inscrito en la historia musical de Cuba?

Y su Santa Clara, la ciudad que la mimó entre ríos, cazando guajacones, en su trepidar por la barriada de El Carmen, detrás de los tomeguines, o entre el aire fresco de El Capiro, se siente orgullosa y vibra al tener a alguien devenida ícono de la cultura nacional, Hija Ilustre de su urbe, acreedora de El Zarapico, máxima distinción cultural de la provincia, y con esas llaves que, aun desde la eternidad, las posee para entrar en la villa a cualquier hora y sin pedir permiso.

Gracias a los organizadores de la XXII edición del Festival de la Trova Cubana Longina se le rindió tributo a quien puso por delante la felicidad de la infancia, sin apartarla de un didactismo útil, martiano y católico porque siempre vio a esos locos bajitos, de los que un día habló Serrat, como el tesoro más sagrado al que le ofrecía su clase magistral.

De recordarla en el arte se encargó la joven trovadora Yudí Herrera Hernández quien recreó el cancionero de Teresita a manera de acuarela al integrar las inigualables rondas infantiles con los temas que adquieren un tono intimista y constituyen regalos a los adultos. «Cuando el sol», escrita para Luisa María Güell, es un ejemplo; sin embargo, place escuchar «Pedí tus ojos», «Cuídame», «Tanto como te amé», «Con acero de tu alma», o «No puede haber soledad» a fin de comprender que hay trova de quilates en cada una de sus composiciones.

No por gusto intérpretes como Elena Burke, Ramón Veloz, Omara Portuondo, y las hermanas Martí incluyeron en sus repertorios canciones rubricadas por una santaclareña que amó a su ciudad por convicción y de corazón.

Momento muy emotivo en El Mejunje donde la trovadora Yudi Herrera Hernández interpreto varias obras del repertorio de Teresita.  

Y sería imperdonable minimizar su trabajo en la musicalización de 28 rondas, entre ellas «Dame la mano y danzaremos», cuya letra pertenece a Gabriela Mistral, o los versos del Ismaelillo, de José Martí.

Autora, además, de una obra poética recogida en tres cuadernos, uno de los cuales vio la luz gracias a la editorial Sed de belleza de la localidad la cantautora demuestra que el arte es grande siempre que ilumine a los pueblos, respete su idiosincrasia, nos bañe de amor, y encuentre en los detalles la belleza intrínseca de cada uno.

Ramón Silverio, el artífice de El Mejunje, Alexis Castañeda Pérez de Alejo, poeta, ensayista y crítico, junto a Bárbara Diago Suárez, quien acompañara a Teresita en los últimos años de su vida, recordaron pasajes de la santaclareña inolvidable.

Envuelta en la soledad y muchas veces incomprendida Teresita me comentó una anécdota en uno de esos días en que salimos a caminar por Santa Clara. Fue un encuentro que sostuvo con el presidente chileno Salvador Allende, quien luego de escucharla admiró su arte y le confesó: «Usted cantando se me parece a las mujeres de mi pueblo».

Razón tuvo, además, Cintio Vitier al manifestar: «Si usted no ha oído cantar a Teresita Fernández no sabe lo que es el mar, la pena, el aroma, el ave».

La tarde se escapó con el deseo de escuchar más, de revivirla mediante la personificación realizada por la actriz Mayoli Fernández. Imaginé a Teresita sin límites, decir lo que siempre pensó, cantar a dúo con Liuba María Hevia las fechorías de Vinagrito, sembrando sus violetas en la palangana vieja, dejar el sillón para salir a bailar como la niña vivaracha, o demostrándonos que hasta en los mínimos e imperceptibles detalles existe una belleza llamada a encontrar.

El Mejunje la recordó, y allí fuimos todos a cantar, mas bien a cantarle, porque, donde quiera que esté, anda como ese juglar imperecedero haciendo grande la vida.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Santa Clara recibe al «Longina» (Programación completa)

Dedicado a Teresita Fernández y al género Habanera

Desde este martes 9 hasta el domingo 14 Santa Clara abrirá sus puertas al XXII Encuentro de Trovadores «Longina canta a Corona» que cada año acoge a trovadores de todo el país.

Esta vez está dedicado a nuestra Teresita Fernández y al género Habanera.

Conciertos, conversatorios, presentaciones en instituciones hospitalarias, en barrios de la capital provincial, y una peregrinación a la tumba del célebre Manuel Corona conforman parte del programa:

MARTES 9

3:30 pm — Peregrinación Homenaje a Manuel Corona en Caibarién

9:00 pm — Concierto inaugural “Santa Clara canta” en la Galería de Arte de Santa Clara. Con Enriquito Cárdenas, Lisbeth Hernández, Juan Campos, Zoilita Iglesias y Los Fakires.

11:00 pm — Concierto con Celestino Esquerré y Dúo Jade

12:30 pm — Descarga Trovatoneando en el Cubo de Luz

Con Yatsel Rodríguez y Karel Fleites.

MIÉRCOLES 10

11:00 am — Actividad Infantil con Yaily Orozco y Edelis Loyola en el Patio del Mejunje

11:00 am — Estrategias de Financiamiento para cantautores Joaquín Borges Triana y Alexis Castañeda en Foro Agesta de la UNEAC

3:00 pm — Coctel de bienvenida y Festejo de encuentro en la Asociación Hermanos Saíz

5:00 pm — Concierto con “El Babalawo y El Hippie” Alberto Tosca y Samuel Águila en la Casa de la ciudad

9:00 pm — Concierto con Tony Ávila en el Teatro La Caridad

11:00 pm — Concierto La liga sub-20 de la trova con Yeni Turiño, Ernesto Fabián, Frank Michel, Eduardo Oburque, Tobías Alfonso y Wendy Martínez.

12:30 pm — Descarga del Anfitrión de Carlitos Abreu con Iraida William, Julio César Gonzalez, Daniel Velázquez y Amaury del Río.

JUEVES 11

11:00 am — Actividad Infantil con Yaily Orozco y Teatro sobre el camino: Concierto Primavera en la Sala Margarita Casallas del Mejunje

11:00 am — Charla sobre Teresita Fernández por Ariel Díaz y Alexis Castañeda en el Foro Agesta de la UNEAC.

Actividad en Centros Hospitalarios

En el Hogar Materno Ernesto Díaz, Julio César Gonzalez, Annalie López, Jorge Barret y en el Hospital Infantil Yudith, Edelis Loyola, Yunier Perez y Víctor Cárdenas.

3:00 pm — Concierto Rolando de Marco, Rey Montalvo, Manuel Leandro en la Sala Margarita Casallas del Mejunje.

5:00 pm — Peña “Trovando Mal” con Raúl Marchena, Freddy Laffitta y Leodanis Castellón en la Casa de la ciudad.

9:00 pm — Concierto Gerardo Alfonso en el Teatro La Caridad.

11:00 pm — En el Mejunje: La Trovuntivitis e Invitados.

12:30 pm — En el Mejunje: Jorgito Kamankola , Jorge Zurita y Ramírez Neira

VIERNES 12

11:00 am — Consumo cultural. El público y la canción de autor en la ciudad de Santa Clara con Roberto Fernández Blanco, Joaquín Borges Triana en el Foro Agesta de la UNEAC.

3:00 pm — Concierto de Noslen García y Carlos Taboada en la Sala Margarita Casallas del Mejunje

5:00 pm — Peña “Muriendo la tarde” con Yordan Romero en el conocido Malecón del Teatro La Caridad.

6:00 pm — “La hora de los mameyes” con Caña Santa e Invitados con Alberto Tosca y Rolando De Marco en la Asociación Hermanos Saíz.

9:00 pm — Concierto de Heidi Igualada, Martha Campos y José Ferrer en la UNEAC.

11:00 pm — Concierto Yunier Perez, Pedro Antonio Sánchez, Reinier Fernández en el Cubo de Luz.

12:30 pm — Descarga del Anfitrión Leonardo García con Samuel Águila, Aliesky Pérez, Annalie López y Jorge Barret.

SÁBADO 13

11.00 am — Actividad Infantil con la Tía Rosa en el Parque Vidal

11.00 am — Actividad en los Barrios

En el Consejo Popular Abel Santamaría con Yeni Turiño, Ernesto Fabián, Frank Michel, Eduardo Oburque, Tobías Alfonso, Wendy Martínez

En el Consejo Popular Condado Norte con Carlitos Abreu, Pedro Antonio Sánchez, Reinier Fernández y Lisbeth Moya.

3:00 pm — Oscar Sánchez en la Sala Margarita Casallas del Mejunje

5:00 pm — Peña “Trova al desnudo” con Alain Garrido, Fernando Cabrejas y Daniel Velázquez en el Museo de Artes Decorativas.

9:00 pm — Concierto Polito Ibáñez en el Teatro La Caridad.

11:00 pm — Concierto con Víctor Cárdenas y Ariel Díaz.

12:30 pm — Descarga del Anfitrión Yuniesky Cabriales con Noel Batista, Ernesto Díaz y Ramón David.

DOMINGO 14

11:00 am — Actividad Infantil con Oscar Sánchez y Ramón David en el Bosque Infantil

3:00 pm — Concierto de Jorgito Kamankola en la Sala Margarita Casallas del Mejunje

5:00 pm — Peña de Roly Berrío e Invitados, con Iraida Williams y Pedro O´Reilly en el Museo de Artes Decorativas

9:00 pm — Concierto de Clausura con Yatsel Rodríguez y Ariel Barreiros en el Teatro La Caridad

11:00 pm — Descarga Final Barra Abierta de Canciones con el Anfitrión Pedro O´Reilly

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Liuba enamoró a Santa Clara

Por Ricardo R. González

Ella no necesita permiso para entrar a Santa Clara porque la ciudad le abre sus puertas y bendice su arribo. No importa si con el cansancio acumulado de un regreso del extranjero apenas horas antes, de tocar el sábado en el capitalino Parque Metropolitano, y de trasladarse el domingo hacia el centro de Cuba porque no le podía fallar a la infancia de esta región.

Entonces sale al escenario con esa guitarra inseparable como prolongación de su vida y con la magia que provoca cada encuentro. Así invita a cantar «porque tenemos el corazón feliz», y a partir de ese momento se abre un abanico de encantos dotado de las musas de una intérprete que mantiene su precepto de que tan importante es el público infantil como aquel que ya transita por el paso de los calendarios.

Por eso respeta tanto a quienes saben querer, «porque son los más sinceros y aquellos que conocen si los engañas». A ellos les regala ese manojo de canciones creadas por verdaderas cátedras de la canción infantil latinoamericana como la imprescindible —cubana y villaclareña— Teresita Fernández, el mexicano Gabilondo Soler, y la argentina María Elena Walsh cuyo disco grabado con sus canciones obtuvo el Premio en el último Cubadisco en la categoría de música infantil.

No puede faltar en el repertorio el talento de Ada Elba Pérez, y de todos esos íconos Liuba regala la Canción de la vacuna, El trencito y la hormiga, o El piojo que deviene especie de receta preventiva para evitar los efectos del flagelo.

Dos momentos se hacen indispensables en estos conciertos. Uno, cuando se interpreta Lo feo, ese tema antológico de nuestra Teresita que nos llama a impedir cualquier desprecio aun de aquellos detalles que nos parezca insignificantes porque la belleza aparece hasta en las cosas minúsculas y supuestamente despreciables.

El otro, ese Dame la mano y danzaremos cuya letra pertenece a la gran Gabriela Mistral y que invita a realizar una ronda gigante que alimenta paz, fantasías y que «suele el mundo a mirar».

Sería imperdonable que Liuba se fuera sin cantar ese granito de canela caprichoso que al fin cayó en la cazuela. Los pequeños le reclamarían las travesuras de Estela, y por supuesto que la artista sería incapaz de dejar el vacío.

Pero esta vez hubo una invitada especial: la venezolana Cecilia Todd, importante folclorista de su país y de la cultura de Latinoamérica a quien el suelo villaclareño no le es ajeno porque participó, en 2011, en la gira Se dice cubano, auspiciada por el maestro José María Vitier y que también contó con la participación de Liuba.

Cecilia se integró al espectáculo, acompañó a la creadora de Si me falta tu sonrisa en algunos temas, y ambas esperan por la salida del material fonográfico Alguien precisa en el que las artistas intercambian las piezas de sus respectivos repertorios en lo que promete ser una joya discográfica, pero que no acaba de ver la luz.

Así inició el verano en Santa Clara. Con este regalo bajo la concepción de Ernesto Alejo, la sectorial de Comercio, y las autoridades de la localidad en el renovado cabaret Cubanacán, símbolo de la urbe durante décadas.

Desde allí los niños soñaron y vieron el universo a su manera, y quienes ya no lo son tanto regresamos a esos recuerdos marcados por la infancia mediante una travesía mágica. Esa que descorre las cortinas del alma para que brille siempre el Señor Arco iris bajo los lindos colores que le impregna Liuba María Hevia.

                                                                         Junto a la venezolana Cecilia Todd.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Liuba, el Parque Vidal y las rondas del alma

FOTO 1Liuba María Hevia durante el concierto ofrecido este domingo 10 de julio en el Parque Vidal de Santa Clara.

Por Ricardo R. González

Desde temprano los niños aguardaban cerca de la plataforma. Querían escuchar las travesuras de una Estela convertida en granito de canela, o la historia del Trencito y la hormiga en viaje imaginario sobre rieles hasta Santa Clara.

De pronto Liuba María Hevia apareció con su grupo para lograr esa complicidad que nos toma de la mano e invita a emprender una especie de travesía mágica.

Lindo escenario en pleno corazón de la ciudad, en ese Parque Vidal que cautiva a los lugareños y lo hacen suyo. Ella cantó para quienes hoy disfrutan la inocencia como tierno regalo de la infancia, y para aquellos que, ya entrados en años, reviven esa cascada que brota desde el manantial de los recuerdos.

En definitiva niños y niñas de todas las edades, los que premiaron con el aplauso la Canción de la vacuna, a pesar del doloroso pero necesario pinchazo, o de ese canto que llama a la expulsión de los piojos y lo que debemos hacer para librarnos de su indeseable presencia.

Un momento especial con El cangrejo Alejo, dedicado a ese legado supremo representado en los abuelos y que Liuba llama a quererlos por todo lo que significan, y por los aportes inestimables que le hacen a la vida.

FOTO 2Por suerte Santa Clara regaló una mañana bendecida por el sol. Quizás con mucho calor, pero doblegable ante un Señor arco iris que insiste en encontrar esos colores de la felicidad, o de la invitación a todos a cantar para que perdure el corazón feliz.

Una acuarela musical con temas surgidos del talento del mexicano Francisco Gabilondo Soler, de la argentina María Elena Walsh, la cubana Ada Elba Pérez, y no por última menos importante: nuestra Teresita Fernández.

Y mientras la plaza se llenaba la imaginaba recorriendo ese parque que también es de ella. Guitarra en mano y evocando la historia del Niño de la Bota y los pasajes reales del gato más famoso de Cuba y de gran parte del mundo con ese Vinagrito convertido en leyenda.

Liuba también le cantó a Tere. Ha hecho suya la versión de Lo feo, o de esa palangana vieja rescatada y de la que prenden violetas.

Otra clase magistral que nos lleva a encontrar el sentido de la existencia y convoca a apreciar la belleza —y a encontrarla—aun en las cosas que parezcan detestables.

Liuba sigue cantando. Le piden temas. Algunos están, otros quedan pendientes para una próxima cita como esta que propicia el Proyecto Música sin par, y con el que ha recorrido la casi totalidad de los municipios villaclareños en considerables jornadas que incluyen dos conciertos por día en igual número de territorios.

La mañana de este domingo avanzó sobre el Parque Vidal… Se presagiaba el final. Nada mejor que volver a recordar a Teresita Fernández en su propia tierra y hacer esta especie de himno con música de esa maestra que sigue cantando desde su olimpo de la eternidad y texto de Gabriela Mistral.

FOTO 3 ADame la mano y danzaremos incita a fomentar la amistad, a preservarla, y a compartir un mundo necesitado de la paz. Paz de coexistencia, paz espiritual, y paz en todo. Entonces muchos se tomaron de la mano y comenzaron a danzar como esos astros que suelen el mundo a mirar.

Gracias Liuba por el rescate de esta música y hacer que las nuevas generaciones no la olviden. Gracias a los excelentes músicos que dan vida a lo divino, y a todo el equipo realizador sin cuyos aportes sería imposible este regalo para la existencia.

El santaclareño Parque Vidal volvió a vibrar. Los menores a sus anchas, los adultos rebuscando ese niño que sí se lleva adentro. Esta vez con un arte perdurable a través de las rondas del alma.

FOTO 4                                                                    Al término de cada concierto Liuba interactúa con su público.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

Liuba María Hevia y la magia de la infancia (Con + fotos)

FOTO 1Durante la actuación en el centro cultural El Mejunje, de Santa Clara.

Por Ricardo R. González

El pequeño Jonathan no rebasa aún los dos años, y desde el teatro Villena, de Remedios, trataba de subir por las escaleritas para llegar a una mujer que, con su voz y guitarra en mano, acaricia el alma.

Todavía el pequeño desconoce el por qué se invita a todos los amiguitos a cantar o de esos «lindos colores» que irrumpen desde un Señor arco iris como temas obligados de Liuba María Hevia en sus conciertos dedicados a quienes saben querer, y que para ella resultan tan importantes como los que tienen de destinatarios a los de avanzadas generaciones.

Quizás porque resulta el público más sincero y el que anda por la vida necesitado de sabiduría, de encontrar esos buenos causes para que resulten personas de bien. Por ello es que cada encuentro con la trovadora deviene canto de enseñanzas desde las edades tempranas.

Una vez más ella y su grupo recorren diferentes escenarios villaclareños en lo que constituye la gira más larga luego de dos años de ausencia de una provincia a la que siempre le es grato regresar.

Y por más de una hora Liuba y sus acompañantes interactúan con la bien llamada esperanza del mundo. Regala «La marcha de las vocales», las fantasías de «El despertar», lo temible pero a la vez beneficioso efecto de las vacunas, o esa clase magistral desprendida de «Lo feo», de nuestra Teresita Fernández, quien nos enseña a encontrar la belleza aún en aquellas cosas al parecer desechadas como una palangana vieja.

FOTO 2

El pequeño Jonathan, de apenas año y medio, cautivado por la música de Liuba.

 Alguna que otra vez incluye «Con los hilos de la luna», el homenaje necesario y oportuno a los abuelos en el eslabón supremo de la vida llamado a quedar fijo en la conciencia de todos, y por supuesto que no puede faltar «Estela, granito de canela», devenido referente en el repertorio de una artista que ama a la infancia y se entrega por ella.

Un segmento acertado es la original manera de presentar a los integrantes de su grupo mediante un juego de apreciación musical para que sepan identificar los diferentes instrumentos musicales que, en definitiva, resulta otra manera de aprender dentro del amplio universo de la música.

Mérito extraordinario de Liuba María Hevia recae en el rescate de nuestras rondas y canciones infantiles, en el hecho de que se conozcan desde los temas tradicionales hasta los compuestos por autores indispensables que han dejado su impronta para los niños.

Desde la propia Teresita, nuestra y cubana, hasta el mexicano Francisco Gabilondo Soler, la argentina María Elena Walsh, y Ada Elba Pérez con sus extraordinarios matices.

El público pide temas. Algunos están montados en el repertorio preparado para la gira, otros tendrán que esperar hasta el próximo encuentro; sin embargo, hay uno que se repite porque qué generación de cubanos no conoce al «Gatico Vinagrito».

FOTO 3

En interacción siempre con su público infantil.

Entonces todos corean y aplauden, como también lo hacen en el cierre del programa cuando Liuba invita a tomarse de las manos y a danzar gracias al binomio de Gabriela Mistral y Teresita Fernández.

Siempre el respetable queda con el deseo de más, a pesar de esas temperaturas que tratan de asfixiarnos, pero ante un exquisito arte se minimiza lo que conspira con notas discordantes.

 

FOTO 3 bEn el teatro Villena de Remedios.  

Así pasó en el concierto inaugural de la gira y del Proyecto Música sin par en el centro cultural El Mejunje que, hasta el momento, ha sido el único espacio dedicado a los menos jóvenes.

Desde allí Liuba retomó temas que ya no escuchamos tanto como su «Alguien me espera», «Ausencia», «Como un duende», «Si te vuelvo a encontrar» hasta despedirse con el ya clásico y bienvenido «Si me falta tu sonrisa».

FOTO 4

Parte de los asistentes al círculo social del poblado de Falcón en Placetas como parte de una gira por diferentes escenarios villaclareños.

Por demás, la artista sigue siendo una mujer de encantos, la amiga que nos arrastra hacia la complicidad de sus textos hilvanados por justas metáforas para dar vida a su obra.

Algún día el pequeño Jonathan conocerá de este momento en una tarde de julio de 2016 en Remedios, y sabrá quién es Liuba María Hevia con su arsenal de vivencias convertidas en crónicas, casi en fotografías, desde la percepción de una creadora envuelta por la magia.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

A %d blogueros les gusta esto: