ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

La maestra de las flores

«Las flores demandan mucha paciencia», ratifica Fidelina Llanera.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres e internet

Ella imparte el magisterio de una manera diferente. Se llama Fidelina Llanera Espinosa, y le conoce casi todos los secretos a las flores. Sabe cuál es el tiempo ideal para la siembra del gladiolo (Gladiolus) o de aquellas especies que demandan protección solar a fin de evitar su desaparición, y también de esas que mantienen sus caprichos antes de florecer.

Esta maestra reside en Placetas, y le entregó cuatro décadas de su vida al trabajo en Comunales. Los primeros diez años en el jardín de la localidad donde realizó desde las mínimas labores hasta las más complejas. Después fue procesadora de datos, incursionó en la fábrica de coronas —sometida hoy a remodelación— y culminó como florista decoradora antes de acogerse a su reciente jubilación.

Cuando se le habla de flores vienen enseguida las enseñanzas porque para ella no existen variedades indeseables. «Teniendo agua todas se dan, claro algunas necesitan más que otras y en ello hay que tener precauciones», argumenta, aunque no deja de reconocer que la más difícil le resultó la llamada popularmente Boquita de León (Antirrhinum majus) que es muy bonita y en la actualidad casi no existe.

«Estas son flores oriundas de Europa con amplia gama de colores y gran cantidad de especies. Puede aparecer como una planta erguida, rastreras y hasta trepadoras con diversidad en la altura ya que se cuentan con ejemplares que apenas alcanzan los 20 cm y otros que superan el metro».

— ¿Y el gladiolo?

— Es uno de los más valorados a la hora de diseñar jardines. Tienen diverso colorido que transita desde el rojo, el naranja, violeta, blanco, verde, amarillo y mixtos. Algunos los consideran como la flor de la elegancia. Cuenta la historia que ya se utilizaban en la época de griegos y romanos, al tiempo que representaban un símbolo de victoria para los gladiadores que vencían sus batallas.

«El gladiolo abre desde abajo hasta arriba, solo hay que cambiarle el agua a diario y cortarle una puntica, al otro día repites el proceso y así florece completo, en cambio la azucena no, cae después que pasa tres o cuatro día de cortada, y la mariposa con el sol muere, pero también hay que cambiarle el agua».

La llamada Boquita de León

En esto de las recomendaciones Fidelina Llanera se detiene en las rosas. Advierte que de aparecer varias en una especie de ramo hay que fijarse que los tallos queden sumergidos en el agua.

«Si hay alguna que se «descocota» le vuelves a cortar la puntica al tallo y la acuestas en una palangana o en otro tipo vasija contentiva de agua. Al día siguiente amanece como si estuviera fresca».

En el orden personal prefiere las azucenas (Lilium), deseadas también por su mamá, y el ave del paraíso (Strelitzia reginae) que resulta un poco complicada obtenerla, sin dejar de reconocer a las margaritas (Bellis perennis) que se dan maravillosas.

Fidelina fue descubriendo las interioridades de las flores. Quizás en algún momento en el jardín hasta conversara con ellas. Ha trabajado con el croto (Codiaeum), el mirto (Myrtus communis), la hoja de malanga, entre muchas otras; sin embargo, reconoce que el trabajo con las flores demanda cuidados extremos porque están expuestas a los ataques de hongos e insectos típicos de las plantas. En estos casos serán necesarios productos específicos para controlar plagas y enfermedades, con énfasis en los de origen biológicos para no afectar el medio ambiente.

«Este trabajo es incompartible con la prisa, hay que tener paciencia y observar mucho. Es aconsejable retirar las flores marchitas, lo que favorece que se generen nuevos brotes florales. También impera eliminar las hojas secas y estropeadas a fin de ahorrarle energía a la planta y mantenerla en buenas condiciones, evitando la proliferación de azotes».

— ¿Satisfecha con haberle dedicado gran parte de su existencia a las flores?

— Es mi vida. Ahora enseño a mi hija como continuidad del oficio en el que le va muy bien. Y para no perder la destreza hago trabajos florales, adornos dirigidos a actos y otros reclamos que prueben mi utilidad.

El Ave del Paraíso resulta un poco complicada obtenerla.

— Entonces ¿una maestra de Placetas?

— A mi forma. Aprendo día a día y comparto los conocimientos porque de nada valen que queden solo con Fidelina.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

febrero 24, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Como el Ave Fénix

Los caballitos invitan a galopar al compás de Elpidio Valdés.

La inercia que acompañó al parque infantil Camilo Cienfuegos, de Placetas, parece alejarse gracias al esfuerzo colectivo y de una comunidad deseosa de rescatar su patrimonio.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres

Cuenta Joel Álvarez Marrero que cada llegada al parque infantil Camilo Cienfuegos, de Placetas, le parecía algo mágico. Era todavía un niño, y desde su entrada, asociada a esa imaginación infantil, se preparaba a fin de descubrir una especie de palacio. Si acaso era de noche le acompañaban sus padres para juntos presenciar las luces de la ciudad desde lo alto de la estrella polar.

Con el paso del tiempo y el azote de coyunturas difíciles aquellos sueños se desmoronaron. Un día la estrella paralizó su rotación y por tanto el balanceo de sus asientos, el óxido se apoderó de las carrileras del trencito y detuvo su marcha, mientras los caballitos dijeron adiós junto a otras atracciones que también se despidieron de la infancia. El colorido del recinto languideció, por lo que ya no era aquel arcoíris de variada policromía que se tendía sobre una parte de la urbe… Sin dudas, el parque de diversiones pasó a ser un punto silente en el terruño.

«Desde que entro por la puerta recuerdo mi etapa infantil. Aquí venían personas residentes hasta en otros municipios», declara Joel Álvarez Marrero, administrador del parque.

Lo que nunca imaginó aquel pequeño que asistía con sus padres a descubrir un palacio fue que, pasado muchos años, las vueltas de la vida lo convirtieran en el administrador del centro. De un otrora trabajador de la Salud confiesa que se ajusta a cualquier tipo de labor, mas el día que le dieron la noticia de la nueva designación sintió una mezcla de alegría y de añoranzas. Muchos recuerdos pasaron por su mente y ahora alberga la esperanza de rescatar lo que disfrutaba en su niñez.

PASO A PASO

Cuatro meses lleva en las lides directivas de un lugar que introduce cambios para acercarse más a lo que desean los infantes y la familia placeteña.

«Se ha tratado de rescatar todo lo que existía antiguamente, pero en etapas. Ya la fuente ve correr el agua que desapareció de ella desde tiempos inmemoriales, la piscina destinada a los niños también trabaja, y el trencito, gracias a las innovaciones, corre por la habitual línea con sus dos vagones hasta pasear por toda el área y llegar a la imaginaria estación, no sin antes atravesar el peculiar túnel de los aplausos, en tanto se le dan los toques finales a un ranchón que funcionará, a manera de restaurante, para el expendio de almuerzo y comida».

Los caballitos galopan en su redondel. Tal parece que invitan a sus pequeños jinetes a seguir las peripecias del cubanísimo Elpidio Valdés, hay aviones que, imaginariamente, tratan de tocar las nubes para apreciar parte del Planeta desde las alturas, mientras las hamacas o los columpios convidan a mecerse y disfrutar de la brisa que llega a la instalación.

Quizás la pregunta mayoritaria recae sobre ese círculo gigante paralizado. Es la estrella aun detenida aunque ya existen convenios con otro municipio para devolverle su vitalidad. «Ello lleva tiempo, pero al menos vamos avanzando», asegura el administrador.

Si algo caracteriza al lugar es su marcada cultura del detalle. Bancos multicolores pintados, limpieza palpable en sus áreas, cestos que aguardan por los desperdicios, higiene en el merendero, y aunque aparezcan nuevos proyectos se respetarán los detalles existentes con anterioridad.

— Cualquiera imagina que dispone de una numerosa plantilla…

— Somos 12 trabajadores; de ellos, seis mujeres, y logramos la perfecta armonía entre generaciones. Me siento muy bien con ellos, y a la hora que los moleste están aquí. El parque recesa los lunes, abre el martes en la tarde y luego en doble sesión el resto de los días hasta el domingo durante ocho horas. Aun no trabajamos de noche, pero está incluido en las proyecciones porque es el horario más factible para los placeteños.

«Gracias al apoyo de este colectivo, a las autoridades del municipio, a la dirección de Comunales, a diversos organismos, y a los vecinos se ha transformado el lugar con las ganas de hacer y de demostrar la utilidad, de reparar los equipos, al tiempo que llegan ideas, iniciativas amparadas bajo el único pretexto de rescatar lo que para nosotros significa el palacio de la infancia».

El trencito, paralizado por años, ya corre por su carrilera para convertirse en una de las mayores atracciones.

Si de planes se trata está prevista la construcción de una piscina destinada a los adultos próxima al ranchón, El trencito tendrá las luces que poseía en su inicio para cuando trabaje en horas nocturnas, y como parte de la educación ambiental y el cuidado de las especies se introducirán palomas y otros tipos de animales con vistas a que el niño y sus familiares profundicen el amor por la Naturaleza.

¿Por un solo menor que asista ponen en funcionamiento todo el parque?

— Si la cifra de asistentes es mínima resulta imposible echar a andar equipos grandes, pero lo que no se puede es engañar al niño, hay que explicarle para que no se vaya triste. De ocurrir esto sería una derrota.

— ¿El gran anhelo que persiste en Joel Álvarez?

— Ver todo terminado. Ese día no puedo imaginar lo que pasará en mí. Ahora no te lo puedo decir, pero debe ser una emoción extraordinaria volver a entrar por esa puerta y apreciar que, gracias al concurso colectivo, contribuimos a ofrecerle un regalo a la Villa de los Laureles.

«A mi hijo, de 11 años, le explico el funcionamiento del lugar en los años felices. Le cuento que desde la estrella se veía todo el pueblo iluminado, y como padre le juro que un día, no muy lejano, nos montaremos los dos para que compruebe lo que digo.

La estrella aún está detenida. Su arreglo es complejo, pero ya existen convenios en busca de soluciones.

Entonces será la fiesta grande que, sin llegar a las dimensiones del emblemático parque recreativo habanero Jalisco Park, inspirador de una de las canciones de Carlos Varela, se convierta en el sobreviviente entrañable de Placetas, en ese añorado paraíso de metal similar al Ave Fénix que se regenera y emprende los caminos de nuevo.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

febrero 22, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

Tarea Vida (18) Las inquilinas del Parque Casallas

Las palomas pueden sobrevivir durante más de 30 años si se les proporcionan los cuidados necesarios. Ellas son las únicas aves en el mundo que no tienen que levantar su cabeza para tragar el agua.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres

Amanece en Placetas y los alrededores del Parque Casallas se llenan de vida, mas entre el ir y venir de su gente aparece un regalo bendecido por la Naturaleza con esas palomas que viven en un segmento del sitio para hacer más grato el entorno.

Es como una nube que besa la tierra para de inmediato levantar vuelo o revolotear por el área. No son una ni dos, hay muchas, de las que Rigoberto Rodríguez Real, hoy al frente de los Servicios Comunales en esa localidad, declara los orígenes de esta historia que considera algo compleja y a la vez tiene un matiz personal.

Un campesino de pura cepa confiesa que nunca ha abandonado sus raíces, y por tanto no puede desvincularse del entorno. Rápidamente busca entre sus recuerdos de cuando ejerció como vicepresidente del Gobierno para atender la esfera agrícola.

«Por cuestiones de trabajo viajé a Bolivia y el primer detalle que nos llamó la atención fue ver un parque repleto de palomas condicionadas a las atenciones recibidas por parte de los pobladores».

Por aquel entonces nunca pensó dirigir Comunales. Al cabo de los tres meses regresó a Cuba, y aquella imagen quedó en su memoria, por lo que no lo pensó dos veces e incorporó cierta cantidad de palomas, de manera experimental, a la plaza recreativo—cultural más importante de la Villa de Los Laureles.

«El tema palomas en el parque placeteño contribuye a que las personas sean más humanas, sientan amor por el entorno y cambien su manera de actuar», sustenta Rigoberto Rodríguez Real.

«Nuestro Parque estaba —y está— en plena remodelación e insertamos cuatro o cinco parejas. Inicialmente tuvimos —y vivimos— un mal precedente… Algunas personas las sacrificaban, se las llevaban, o mutilaban parte de su anatomía. Era una guerra sin razón emprendida contra ellas».

Pero no hay nada más importante que la perseverancia. Esta triunfó y cuando las personas carentes de sentimientos desaparecían dos ejemplares se adicionaban cinco más hasta lograr que, poco a poco, el pueblo se sensibilizara.

Aquel sueño de Rigoberto fue calando hondo. Actualmente las palomas se han multiplicado por decenas y comparten cada jornada con las torcazas en plena comunión. El actuar de las personas ya cobra otro sentido y para el artífice de la idea los animalitos forman parte del parque, del pueblo, del entorno. Hoy los jóvenes, los ancianos, los niños ven en ellas un sentido fiel de pertenencia.

«Existen anécdotas interesantes. Al principio yo era el encargado de suministrarles el agua y la alimentación como promotor. Pasaron unos tres meses y aparecieron personas que asumieron la tarea de manera voluntaria, y lo más llamativo le ocurre a las madres cuando van con sus hijos pequeños para la escuela o el círculo infantil y están obligadas a detenerse con el propósito de que ellos suministren el vasito de arroz o de chicharos que traen de sus casas, y hasta que las palomas no comen a las mamás se les hace imposible continuar hacia su destino».

Para Ana Cristina García Cabrera constituye otra manera de practicar la educación ambiental a favor de la población, sobre todo la dirigida a las nuevas generaciones.

Entre esos pobladores que aman al terruño figura ese jubilado que, día a día, se levanta a las 5:00 de la madrugada para adquirir dos panes. 10.00 pesos que invierte a propia conciencia y con sus manos tritura el alimento. Quienes lo han visto reconocen que no se retira del Parque hasta que el pan haya sido consumido en su totalidad.

Ya las tardes resultan más apacibles, como si las palomas supieran de una férrea disciplina. Entonces reposan un rato y se recogen en el palomar habilitado en la zona o en otros próximos situados en edificios cercanos, aunque se disputan un sitio en las casillitas de los nidos para acogerse al descanso.

También el refugio principal tiene su historia debido a que una tormenta lanzó su furia contra los árboles, exterminó un número significativo de ejemplares y destruyó el palomar.

«Pasado este episodio nos volvimos a recuperar, se levantó la caseta y de nuevo perseveramos», precisa Rodríguez Real, quien ofrece buenas nuevas al señalar que ya existe un diseño de otros dos «refugios» a cargo de un artista de la localidad. También por el parque infantil Camilo Cienfuegos rondarán las palomas junto a otros animales para contribuir a la educación ambiental y hacer más grata la estancia en un sitio que se recupera luego de varios años de inactividad.

UN MUNDO SIN BARRERAS     

Como auténtica placeteña Ana Cristina García Cabrera, al frente del Citma en el municipio, vivió toda la etapa inicial de controversias en torno a las palomas porque no formaban parte del ambiente local.

«Hubo que saltar barreras, persuadir y educar hasta que un día se hizo realidad ya que existían todos los elementos favorables para defender la idea», argumenta la especialista.

Ana conoce de muchas historias en el mundo que hablan de la relación entre las palomas y el hombre, incluso en países afectados por contiendas bélicas, pero ellas rebasan y siguen siendo una especie de mensajeras, un símbolo de esperanzas.

«Esa fue la idea implementada. Hoy es amor, y va más allá como pasión de muchos al convertirla en un lugar de paz. Quien desee tener un momento de sosiego, de meditación diaria, insiste en mirar los movimientos de los animalitos y marcha a casa con otro sentido. Eso se debe a las palomas de Placetas, al parque de Placetas».

Para Ana Cristina constituye otra manera de practicar la educación ambiental en favor de la población, sobre todo la dirigida a las nuevas generaciones, a crear amor por la Naturaleza, a preservar un entorno que es de todos, a lograr una relación más armónica entre el hombre y su medio como fuente de tranquilidad y belleza, pero, sobre todo, de aportarle la nota didáctica a la sociedad para evitarle a la Natura esos daños que no nos gustarían que nos hicieran a los seres humanos.

En las tardes reposan, aunque en el palomar se disputan las casitas habilitadas.

Sería, también, el escenario ideal para ofrecer una clase «in situ», abordar las características de la fauna, acercar más al alumno a las bondades que ofrece la existencia, a hablar de la Tarea Vida que toma bases científicas multidisciplinarias.

Quizás el proyecto del parque de Placetas no alcance la magnitud del habilitado en la Habana Vieja o en la Plaza de San Francisco de Asís, pero sin dudas le aporta una nota peculiar a la ciudad como parte de las tradiciones y la idiosincrasia de un pueblo. Por ello, bienvenidas por siempre esas inquilinas del Parque Casallas.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

http://twitter.com/riciber91

https://ricardosoy.wordpress.com/

febrero 16, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Sin cansancio en el alma

Onelia y Reinaldo están felices por contribuir a que Placetas ganara los festejos provinciales por el Día del Trabajador de Comunales.

Por Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

Desde lejos se escucha una especie de melodía con afinados acordes. No salen de instrumentos musicales, si no de dos escobas sincronizadas en su acción. Por entonces, las calles permanecen en plena soledad acompañadas por la luz de las farolas o de las travesuras de un gato trasnochado aun en distante amanecer.

Una pareja de placeteños, unida en la vida y en el bregar, es la causante de esa cadencia atribuida a Onelia Álvarez Calderón y Reinaldo Isac Fernández quienes se levantan cuando apenas ni el gallo ofrece su primer cantío anunciando la llegada del alba.

Ya es costumbre abandonar el lecho sobre las 4:00 de la madrugada para saborear la primera coladita antes de limpiar los paseos y las calles asignadas en un municipio que posee avenidas muy anchas.

Quizás recuerdan el viejo adagio: «el que madruga Dios lo ayuda» a fin de evitar ese sol abrasador y para que los niños no respiren el polvillo contaminado a la hora de marchar a la escuela.

«Ya sobre las 7:00 de la mañana realizamos el segundo barrido que siempre comenzamos por el área de mi esposo correspondiente a la Segunda Avenida, y después pasamos a la mía concentrada en el Paseo Martí norte porque uno coopera con el otro», sustenta Onelia.

Todo marcha bien; sin embargo, los días de intenso frio o de aire no hay tregua. Deben protegerse con las capas nuevas que les facilitaron, y si llueve impera jugar con el ritmo de la llovizna o el aguacero, esperar a que escampe, y enfrentar los obstáculos.

SATISFACCIONES E INCONGRUENCIAS

Para «la pareja», como algunos los identifican, apreciar una calle limpia, una esquina libre del mínimo microvertedero les provoca un marcado regocijo. «Nos recrea y sentimos mucha satisfacción porque apreciamos que somos útiles en una entrega diaria realizada con mucho amor».

Cuánta razón tienen porque la limpieza es la cara de una ciudad, la imprescindible para el más catedrático de los médicos o un encumbrado maestro como también en el caso del anciano, el simple obrero, o el pequeño recién llegado a este mundo que merece un entorno saludable.

— ¿Hay choques con las irracionalidades de la vida?

— No todos contribuyen con esa limpieza. Existen cocheros que no protegen debidamente a los caballos a fin de evitar que el estiércol se disemine por un pavimento que minutos u horas antes quedó limpio. Entonces a empezar de nuevo.

— ¿Consideran que la población posee la cultura necesaria para mantener la higiene?

— Falta mucho y varía de un punto a otro y de un municipio a otro. No creemos que exista demasiada madurez. A veces está el cesto de basura y es más cómodo arrojar los desperdicios a la calle, sin hablar de las incidencias de algunas mascotas que empañan la labor.

Oneida y Reinaldo han tejido su mundo con tres décadas de matrimonio y diez años afiliados a los Servicios Comunales. Muchos vecinos del área cuando escuchan el movimiento de las escobas salen a tributarles los buenos días, los llaman desde los hogares para brindarles agua u otro cafecito aunque aún no haya salido el sol.

«Figueroa, un habitante en la zona, habla con nosotros desde bien temprano. Comparte lo que tenga y elogia nuestro trabajo, es de esas personas amables que nos apoya y quiere mucho al personal del sector».

Entre el ir y venir si se les pide hablar de Comunales alegarían que les ha propiciado múltiples reconocimientos, tanto por nuestros compañeros como por la directiva municipal de la rama. Ahora se aprestan a celebrar, este sábado 15 el Día del Trabajador de Comunales para el que Placetas ganó la sede de las celebraciones provinciales.

En lugares donde la proliferación de microvertederos se incrementa a diario esta pareja considera que existen pocos en la Villa de los Laureles, al menos en la zona urbana «y si vemos que hay dos o tres jabitas acumuladas y caben en el tanquecito las recogemos y las llevamos al vertedero», al decir de Reinaldo.

En momentos en que no existen tantos obreros en el giro «la pareja» trabaja de domingo a domingo, y asume parte de la limpieza concluida la Feria dominical que les deja un panorama bastante crítico, lleno de basuras, con el que terminan pasadas las 6:00 de la tarde.

— Si tuvieran que definir a un trabajador de Comunales ¿cómo harían su retrato? 

— Con mucho de sencillez y amabilidad, personas integrales capaces de vencer dificultades sin temores, y llamados a innovar en muchas ocasiones con los útiles de trabajo, aunque la vida imponga sacrificios como el de acostarse temprano para esperar el próximo día. Somos seres humanos y es lógico que nos agotemos, pero lo que no puede cansarse es el alma.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

febrero 15, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Acogerá Placetas las celebraciones provinciales por el Día del Trabajador de Comunales

«El trabajo de los afiliados a los Servicios Comunales es muy sacrificado y merece el mayor reconocimiento», enfatiza Rigoberto Rodríguez Real al frente del sector en Placetas.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres

Los once meses que lleva Rigoberto Rodríguez Real al frente de los trabajadores de Servicios Comunales en Placetas le permiten afirmar que resulta imposible lograr resultados sin que los 235 obreros del sector acompañen en las transformaciones de cada obra.

«Ellos merecen el reconocimiento del pueblo y de otras organizaciones. Gracias a ese empeño y al sacrificio de darlo todo ganaron la sede de las celebraciones provinciales por nuestro Día», ratifica Rodríguez Real quien anuncia que el convite será en áreas del Parque Casallas, el propio sábado 15 de febrero.

El Parque Casallas sometido a remodelación en varias etapas y escenario de la actividad central de la provincia por el Día del Trabajador de Comunales.

En tiempos complejos considera que era necesario reorganizar algunas tareas sobre la base de inquietudes poblacionales que no todas encuentran soluciones al unísono. Por ello repararon más de 12 viales urbanos y rurales como tema que tenía numerosos planteamientos.

«No se ha logrado la plena satisfacción. Habrá que analizar posibilidades para seguir avanzando, mas ya trabajamos sobre el puente de Falcón que por su estado acumulaba más de una veintena de quejas en los últimos tiempos», enfatiza Rigoberto Rodríguez.

Respecto a la remodelación del histórico Parque Casallas, como plaza cultural y recreativa de la localidad, la consideró una de las tareas más fuertes que se acometen. «Solo queda el piso, ya en fase de contratación, la terminación de la glorieta y otras precisiones, por lo que debe quedar concluida en el actual año».

Quienes hacen la vida en la llamada Villa de Los Laureles encuentran una paradoja, a tenor de que la producción de flores no satisface las demandas ni para días festivos ni para la solemnidad y el respeto que merecen los servicios necrológicos. Una realidad que pone en jaque a los directivos del sector.

Vista exterior de la funeraria enclavada en la cabecera municipal que también recibe atención como parte de los servicios necrológicos.

«Es cierto que nos golpea. Contamos con un proyecto de Desarrollo Local para la producción de flores finas, asociado a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas y a la dirección de  Economía y Planificación, con el fin de satisfacer las necesidades de la población e incorporar otros objetivos de venta en relación con el turismo y ante fechas significativas».

Un sitio que exhibe cambio de imagen total es el parque infantil Camilo Cienfuegos como objetivo esencial para el sector. El director de Comunales en el territorio asegura que ya el trencito paralizado desde hace años corre por su carrilera, y que el verano de 2020 será diferente allí, pero antes aparecerán otras sorpresas para regalar un toque distintivo dirigido a la infancia y a la familia lugareña.

Durante el período no se ha descuidado los servicios necrológicos con una reparación integral y por etapas de la funeraria ubicada en la cabecera municipal, sin minimizar las labores en los siete cementerios existentes por esa geografía, ya que el paso de los fenómenos meteorológicos afectaron algunos de ellos, sobre todo en las cercas perimetrales, independientemente del tiempo que no recibían una reparación.

La fábrica de coronas suma ya más de 30 años, por lo que se realiza un proceso de floristería con el objetivo de asumir las labores con flores de primera calidad.

— A pesar de situarse en la avanzada provincial en materia comunal no todo son satisfacciones…

— Pienso que la recogida de desechos sólidos no resulta la más efectiva. Aplicamos alternativas, entre ellas la contratación de tres camiones alquilados de trabajadores por cuenta propia que pueden trasladar, cada uno, más de 20 m3  de basura hacia el lugar de destino, y ello ha posibilitado que la recogida no se haya visto afectada en los últimos tiempos.

Otro de los objetivos que se rescata es el parque infantil Camilo Cienfuegos que depara sorpresas.

Otro tema que nos pone a pensar está relacionado con las indisciplinas sociales. En lugares complejos donde se creaban microvertederos realizamos pequeños parques como forma de educar y revertir el problema, en otros sitios sembramos plantas ornamentales con la participación comunitaria en las labores de acondicionamiento, cuidado y disfrute. O sea retiramos la imagen negativa para entregar un signo positivo en el área. De un microvertedero pasamos a una obra social.

— ¿Y qué se necesita para transformar un lugar en beneficio de la gente?

— Ideas, pensamientos, iniciativas y personas que deseen avanzar. Comunales tiene sus características en la fuerza de trabajo, pero hay que insistir con ella, escucharlos, educarlos a partir de sus referencias e inquietudes y sobre todo reconocer lo que hacen que no siempre ocurre, a pesar de lo abnegado de su trabajo. Por eso propongo estimularlos y conversar mucho con ellos.

Los llamados microparques, otra de las estrategias para dotar de detalles a la ciudad.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

febrero 13, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Domingo de alegrías para Villa Clara

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres

Lo que fue una antigua Academia de Boxeo en áreas del consejo popular SAKENAF-Caracatey fue cambiando la rutina de los días. Hombres que desafían el cansancio, pertenecientes a la Empresa de Construcción y Montaje, número 2, de la capital provincial emprendieron duras jornadas para edificar 20 viviendas destinadas a madres con numerosos hijos, personas que vivían en situaciones vulnerables, afectados por fenómenos meteorológicos y enfermos.

A partir de este domingo la vida les ha cambiado, y como dijera Pura Esther Vega Jaramillo, asmática, con dificultades óseas que la llevan a recurrir a las muletas, está muy consciente de que vive nuevos despertares comparado con sus condiciones anteriores.

Madre, alfabetizadora, maestra y jubilada del Comercio, asistió ante el micrófono para agradecerle a la Revolución, a Dios, y a los que le ayudaron a tener su nueva morada.

Mientras tanto un joven cantor de la comunidad entonaba canciones que recrean sitios de la ciudad y su cotidianidad recordando muchas historias de los abuelos.

Asiel Aguada Barceló, delegado de la circunscripción 54, en el CDR número 10, de la zona 103 Chichi Padrón, invitaba al reconocimiento a entidades destacadas y trabajadores que cambiaron el entorno en esta área.

Minutos más tarde la comitiva integrada por Yudi Rodríguez Hernández, miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en Villa Clara, y Alberto López Díaz, presidente del Gobierno en el territorio, llegaban a la circunscripción 25, de la zona 49, en el reparto Vigía Sandino para alegrarles la vida a otras ocho familias cuyos hijos sufrieron largos períodos de hospitalización en el pediátrico José Luis Miranda convertido, para algunos pequeños, en residencia permanente.

Allí estaba Melany, uno de los casos más complejos registrados por la cardiopediatría villaclareña, y que afirma gustarle su casita y su cuarto.

Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura, participó en la reapertura de la librería Osvaldo Lazo, de Placetas.

Antes este segmento constituía una cuartería marginal, según vecinos, considerada como una de las más remarcadas entre las existentes en la capital provincial.

Yuliet Jiménez Solís, en nombre de los beneficiados, agradeció el esfuerzo de la Empresa Provincial de Construcción y Montaje número 1 de Santa Clara, y de todos los participantes en hacer realidad este sueño.

Por ello Jorge Luis Pirez Llamosa, director municipal de Vivienda, al dirigirse al auditorio, destacó que será un proceso paulatino la solución de cada expediente, mas resulta evidente la solidaridad entre todas las fuerzas constructoras del municipio para hacer posible estos momentos, y encontró la mejor respuesta inspirada en Fidel al subrayar que «los agradecidas te seguirán acompañando».

La calle Villuendas, entre Bulevar y Martí también recibió gratas noticias dominicales. A partir de este lunes abrirá allí el nuevo taller para la reparación de equipos electrodomésticos, anteriormente ubicado en la calle de Marta Abreu.

La dependencia viste con imagen renovada, mejor confort y áreas espaciosas destinadas a la atención al público y a sus almacenes. La unidad también fue recorrida por Carlos Manuel Ruiz Cepero y Yaritza Moya Caballero, máximos dirigentes del Partido y el Gobierno en la ciudad capital, junto a otros funcionarios.

EN REMEDIOS Y PLACETAS 

Sobre las 11.00 de la mañana la comitiva irrumpió en la Octava Villa para la anhelada reapertura de la Casa Museo Alejandro García Caturla que tuvo que cerrar sus puertas como consecuencia del deplorable estado.

Este recinto, ubicado en uno de los laterales de la Plaza Central de la urbe, e

, encierra un pedazo del acervo cultural de la villa en lo que constituyó la residencia del notable músico cubano, uno de los primeros en introducir ritmos africanos en las partituras de la isla acorde con su época.

Integrantes del colectivo del taller santaclareño para la reparación de efectos electrodomésticos que, a partir de este lunes, labora en un nuevo local.

Momento acogido con agrado fueron las interpretaciones de los jóvenes Sheila Mora Hernández y Yaidel Pérez Cuello quienes deleitaron con sus operetas como reafirmación de que el bel canto y el exquisito arte encuentra su continuidad en Remedios.

El periplo cerró entrado el mediodía en la Villa de Los Laureles. Las autoridades villaclareñas unidas a sus homólogos locales recorrieron la remodelación que emprende el emblemático Parque Casallas donde resulta muy grato y sorprendente a la vez la presencia de palomas en sus alrededores como ocurre en otras plazas cubana, algo que, sin dudas, recrea el entorno.

También visitaron la compleja remodelación emprendida por el antiguo Club Juvenil y la Casa de la Cultura, también en fase de restauración, hasta llegar a la reapertura de la librería Osvaldo Lazo gracias a las manos ejecutoras que le devolvieron su vida para mantener el vínculo con sus lectores.

Hasta allí llegó también Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura, quien en diálogo con la prensa calificó este día como grande.

En Remedios fue reabierta la Casa Museo Alejandro García Caturla.

«Un día de fiesta y de reafirmación de nuestra cultura como propia y patrimonial en un mundo que trata de quebrar su identidad, y venir a Villa Clara cuando celebramos el Día de la Cultura Nacional y se rememora la primera graduación de la Brigada José Martí con la presencia de Fidel es un inmenso compromiso», destacó.

A pesar de que las acciones culturales en la Plaza santaclareña aguardaban la máxima dirigente del Partido en Villa Clara llegó hasta CMEP Radio Placetas, la Voz de la Villa de los Laureles, para departir con su dirección y parte del colectivo sobre inquietudes actuales, la formación de periodistas, los aspectos a superar y todo lo que propicie una radio actual, fresca y muy cerca de sus oyentes.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

octubre 21, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , , | Deja un comentario

Informatización, Automatización y Ciencias Sociales y Humanísticas en la mira del Polo Científico villaclareño

Las experiencias en la finca agroecológica del consejo popular La Vallita demuestran lo que puede lograr la ciencia para incrementar la calidad de vida.

Por Ricardo R. González

Una escala en la finca agroecológica del consejo popular La Vallita, perteneciente al poblado placeteño de Falcón, permitió a los integrantes del Polo Científico Productivo (PCP) de Villa Clara constatar realidades en un sitio que respira ciencia en cada centímetro de sus 3,5 hectáreas.

De ello se ha ocupado el productor Emilio Chávez Estévez, quien, junto a sus familiares y compañeros de labores, logra las más diversas variedades de frutas, plantas ornamentales y ejemplares exóticos.

Innovador en el cultivo de la guayabas tiene mucho que enseñarles a sus visitantes, y no por gusto resultó la primera entidad que alcanzó la Quinta Corona de Excelencia Nacional en el reino vegetal.

Preámbulo agradable para insuflarle bríos a la jornada de trabajo en que la supervisión de variables de interés en casas de cultivo de la agricultura figura entre las líneas de aplicaciones desarrolladas por el Grupo de Informatización y Automatización con vistas a seguir el comportamiento de la humedad, la temperatura, y la iluminación, entre otros parámetros vitales en los cultivos.

Estos valores son registrados mediante una red de sensores inalámbricos, y los datos se almacenan para futuras consultas en lo que se denomina aplicaciones en agricultura de precisión por parte del Grupo de internet de las cosas automatizadas e inteligencia certificada (GioTAAI), en colaboración con el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) y la empresa de cultivos protegidos de la Empresa Integral Agropecuaria «Valle del Yabú».

No escapa de los objetivos el diseño de un modelo de riego destinado al manejo de los requerimientos hídricos de los cultivos protegidos, sin descartar los modelos de crecimiento y desarrollo de estas plantaciones, esbozados por la Dra. Yanet Rodríguez Sarabia, coordinadora del Grupo de Informatización y Automatización.

Osnay Miguel Colina Rodríguez, miembro del Buró Provincial del Partido, insistió en fórmulas que incidan para elevar la percepción ante los peligros, vulnerabilidades y riesgos (PVR) en los que todavía falta mucho por hacer.

En este sentido la delegada del Citma en el territorio, Dra. María del Carmen Velasco Gómez, recalcó que las prioridades de la informatización en busca de transformaciones que redunden en bienestar humano están dirigidas a grupos básicos como el de producción de alimentos, incluido AZCUBA, Salud, Turismo, Industria y Vivienda.

Otros proyectos se desarrollan entre el Grupo de Automatización y Robótica (GARP), en coordinación con la Estación Territorial de Investigaciones de la Caña de Azúcar (Etica), para innovaciones dirigidas a la Empresa Azucarera del territorio, y en líneas fundamentales que inciden en la automatización del paquete tecnológico presente en las máquinas cosechadoras de caña A8000.

Un pase de revista a los resultados logrados de enero a junio lo hizo el

Consejo Provincial de las Ciencias Sociales y Humanísticas con detalles ofrecidos por su presidenta, la Dra. Anabel Díaz Hurtado, quien informó las acciones del grupo permanente para la atención a la dinámica poblacional vinculado al Órgano de la Administración del Gobierno.

Entre las líneas investigativas aparecen el comportamiento de las migraciones, así como los tipos de familia, aquellas constituidas por tres adultos y más, las que poseen centenarios, las políticas y vías de atención a la vejez, según los grupos etarios, y el estudio de género con énfasis en los hombres.

La mirada al territorio placeteño lo inscribe como el más envejecido en Villa Clara y el segundo del país al contar con 66 mil 536 habitantes al término de 2017; de ellos, el 26,9 % rebasa los 60 años.

Una importante valoración fue ofrecida por María de los Ángeles Medina Muñoz, vicepresidenta para el Órgano de la Administración, al señalar que de la cifra total de habitantes 6272 son ancianos que viven solos y existen 25 centenarios. Todo ello constituye prioridad para el Consejo de la Administración local que trabaja en estas investigaciones desde 2014.

Dra. Yanet Rodríguez Sarabia, coordinadora del Grupo de Informatización y Automatización,

Una pregunta realizada abre el camino de las reflexiones y de actuar consecuentemente ¿Resulta Villa Clara interesante para sus habitantes?

En este sentido Laritza Torres Niebla, vicepresidenta del Órgano de la Administración en la provincia, reflexionó lo apremiante que resulta trabajar en todas las líneas concernientes a la dinámica demográfica. De las acciones y actuar consecuente dependerá otro comportamiento en el flujo de migraciones en una provincia en la que crece vertiginosamente el envejecimiento y no logra elevar su natalidad.

Por su parte Osnay Miguel Colina Rodríguez, miembro del Buró Provincial del Partido, insistió en fórmulas que incidan para elevar la percepción ante los peligros, vulnerabilidades y riesgos (PVR) en los que todavía falta mucho por hacer.

Otro de los sitios visitados fue la Empresa Provincial de Conformación de Metales, Fundición y Materiales de la Construcción (Metalconf)

Previo a la sesión a la que también asistieron Lien Duardo Castellón, integrante del Buró del Partido en Villa Clara, y las máximas autoridades del Partido y el Gobierno local, se recorrieron las áreas de la Empresa Provincial de Conformación de Metales, Fundición y Materiales de la Construcción (Metalconf), y la Pasteurizadora placeteña a fin de apreciar las inversiones y transferencias de tecnologías allí implantadas.

El programa, extendido por más de seis horas, incluyó la visita al centro gastronómico «Los Paragüitas» que presenta un interesante programa de ordenamiento de actividades por grupos de edades.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

junio 23, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: