Tarea Vida (3): A un año de «Irma»

Por Ricardo R. González

Fotos: archivo

Ha pasado, justamente, un año de que la fuerza despiadada de «Irma» tratara de borrar varios puntos de la costa norte cubana. Para muchos resultarán inolvidables aquellas vivencias que no escapan de la mente e inscritas, también, entre las pesadillas más agobiantes vividas por el director del Centro de Estudios y Servicios Ambientales (Cesam) de Villa Clara, Edelkis Rodríguez Moya.

Junto a parte de su equipo, intentó entrar en Isabela de Sagua acabando de pasar el huracán a fin de constatar la magnitud del fenómeno y medir la penetración y alturas de las aguas.

Fue imposible hasta que dieron la orden para hacerlo al unísono con los pobladores. Las escenas él no quisiera recordarlas, y por ello insiste en la necesidad de interiorizar las prioridades delineadas en el plan de enfrentamiento al cambio climático denominado Tarea Vida.

Nadie duda que las circunstancias imponen retos, y constituye muy difícil de asimilar para quienes han desarrollado su vida cerca del mar apartarse de su medio. Allí están sus barcos, sus historias, las alegrías y tristezas, los cuartos crecientes y menguantes, y ese olor a salitre que prende en la piel curtida por el sol.

Ahora bien, las miras científicas avizoran que la tendencia a la desaparición de algunas playas y el peligro de penetraciones del mar se incrementarán con el paso del tiempo y la percepción del riesgo no alcanza los niveles necesarios.

Las escalas a corto, mediano y largo plazo, establecen que el mar se eleve y de acuerdo con los cálculos para 2030 existe un estimado de penetración de 27 cm más en la zona costera, por lo que impera reubicar las comunidades instaladas en esas áreas hacia tierra adentro y elevar el relieve.

Si bien las prioridades nacionales incluyen la cayería del noreste, las playas arenosas de Cayo Las Brujas y Santa María, y la ciudad de Caibarién como corredor turístico habrá que adaptarse y pensar en la preservación de la vida y de los bienes económicos.

Cuando se habla de mitigaciones no es solo pensar en las penetraciones del mar y las inundaciones. Será imprescindible que los habitantes conviertan los malos recuerdos en lecciones aprendidas y que, por esas propias vivencias, apliquen las estrategias de adaptación.

Habrá que dedicar espacio a analizar la intensidad de los vientos, en autoevaluarnos hasta donde hemos sido culpables de dañar el entorno para convertirnos en cómplices del cambio climático.

Los expertos no están de brazos cruzados. Desde hace mucho tiempo trabajan en la rehabilitación de las playas, pero la perspectiva va más allá porque el primer concepto para lograr la mitigación es reforestar, sin obviar la disminución de contaminantes.

Mas no resulta excluible el aporte de la población que también es culpable de las agresiones naturales. Se dice que el suministro artificial de arena resulta la solución de mayor peso a fin de contrarrestar la erosión de las playas. De paso se ha hecho en Villa Clara, pero si se tiene en cuenta que los manglares constituyen la tercera barrera de protección costera ¿cuántas veces se ha atentado contra ellas?

Los especialistas consideran que es marcada la disminución de la cobertura en Cuba atribuible también a la tala indiscriminada y el incorrecto manejo de los recursos.

¿Y cómo responderán los propios manglares al aumento del nivel medio del mar? Baste decir que hace unos 100 000 años la masa de agua aparecía 130 m por debajo del nivel actual, y las irresponsabilidades humanas sobre los entornos costeros harán que resulten críticas en los próximos años.

Otro tanto sucede con los arrecifes devenidos máximos protectores del oleaje ante fenómenos meteorológicos extremos. De encontrarse en buen estado disiparían hasta el 97 % de la energía del oleaje.

Según estudios la plataforma cubana pierde el 10 % anual de la cobertura de coral vivo, por lo que en los próximos 30 años las crestas perderán su máxima capacidad de contener la fuerza incalculable de las olas.

A un año del paso de «Irma» todavía quedan secuelas a pesar de un proceso de recuperación incalculable que sumó a todo un pueblo. Aun así persisten daños materiales y, sobre todo, en el alma.

Meditemos en esto para estar prevenidos y no tener que vivir pesadillas como las dejadas por el temible huracán a pesar de llevar un dulce nombre de mujer.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Anuncios

¿Perderá el mundo la Guacamaya roja?

Por Ricardo R. González

Informes como estos impactan y sacuden la conciencia, aunque sean lejanos a nuestro archipiélago, pero a mi modo de ver, tanto la fauna como la flora constituyen patrimonios de la humanidad.

Resulta que la guacamaya roja (Ara macao) está extinta en un 95 % dentro del área que ocupaba en México; de hecho, se calcula que sólo quedan 250 ejemplares en libertad.

En ello influyen causas multifactoriales. Se conoce que dicha ave está diseminada desde el propio territorio mexicano hasta Argentina; sin embargo, la destrucción de los bosques húmedos tropicales marcados por desastres naturales o por la acción indiscriminada del hombre con esas hachas incesantes que los talan y destruyen.

A ello se suma la captura de la especie para su correspondiente comercialización como parte del tráfico de animales silvestres apoyado en una extraordinaria belleza que exhibe colores brillantes al compartir tonalidades de rojo, verde, amarillo y azul.

La pérdida sorprendente de la guacamaya roja o escarlata se hace sentir también en Guatemala, Honduras, El Salvador y Colombia donde las nóminas de existencia disminuyen considerablemente.

De acuerdo con reportes de asociaciones protectoras de animales estas capturas indiscriminadas ocupan la segunda causa influyente en el detrimento de la biodiversidad, y para tratar de contrarrestar los impactos México viene desarrollando programas desde hace años. Así han liberado ejemplares con el propósito de repoblar un hábitat del que desaparecieron hace más de cinco décadas.

Los proyectos incluyen la adaptación al nuevo entorno para asumir los peligros selváticos, incluso llevan implícitos el intento de crearles una especie de aversión al ser humano a fin de mantenerlos a salvo de la caza indiscriminada, cuya acción vandálica impone el precio de 3000 dólares en el mercado clandestino.

Las guacamayas llegan a vivir hasta 75 años, y vale la experiencia de este programa que antes de ponerlas en libertad en el área escogida permanecen buena parte del tiempo en el interior de una enorme jaula rodeada de frondosa vegetación y donde apenas tienen contacto con los visitantes al sitio donde se encuentran.

Desde el Parque ecológico Xcaret, situado en las proximidades del balneario mexicano de Cancún, serán liberadas unas 250 en un lapso de cinco años al estar considerado el mayor centro de cría y reproducción de guacamayas, con cerca de 1000 ejemplares hasta el momento.

Si bien resulta excelente propuesta habrá que insistir en las irreverentes conductas humanas que, de proseguir así, prohibirán que el vuelo multicolor de un ave surque el cielo y nos regale sus encantos.

Impidamos que la guacamaya roja forme parte del pasado, de una página que la atesore como reliquia en un libro, o de una foto de coleccionistas que, a lo mejor con el tiempo, pudiera regalarle sus encantos a las nuevas generaciones.

CARACTERÍSTICAS DE LA GUACAMAYA ROJA

— De acuerdo al país o región donde habitan también se le llama guaca, papagayo y lapa roja; en inglés se llama scarlet macaw que significa literalmente «guacamaya escarlata».

— Viven en selvas tropicales de tierras bajas y sabanas. También en bosques húmedos, y a menudo cercano a ríos.

— Son animales herbívoros y frugívoros. Básicamente su dieta depende de las plantas, frutas y también las semillas; sin embargo, en ciertas ocasiones beben hasta néctar.

— Entre las mayores amenazas figuran la deforestación. Según estimados en los últimos 40 años se ha perdido el 90% de las selvas en México y con ellas el hábitat de la guacamaya roja.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Se forma la tormenta tropical Gordon en el estrecho de la Florida; lluvias afectarán occidente y centro de Cuba

El área de chubascos y lluvias asociadas a una zona de bajas presiones en el estrecho de la Florida, continuó ganando en organización durante la madrugada, dando lugar a la formación de la Tormenta Tropical Gordon, con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora, con rachas superiores.

La región central de este sistema se localiza en los 25.1 grados de latitud Norte y los 80.7 grados de longitud Oeste, a unos 30 kilómetros al oeste de cayo Largo, en la Florida. Su presión central es de 1009 hectoPascal. Se mueve al oeste noroeste con una velocidad de traslación de 28 kilómetros por hora.

Se pronostica que en las próximas 12 a 24 horas la tormenta tropical Gordon continuará con similar rumbo y velocidad de traslación, alcanzando las aguas cálidas del sudeste del golfo de México, donde puede ganar algo más en intensidad.

Por el rápido movimiento de este sistema y extensión del mismo respecto al centro, el elemento más importante para territorio cubano es la evolución de las áreas de nublados y lluvias que acompañan a esta tormenta tropical, las que afectarán la región occidental y central de Cuba, pudiendo ser fuertes e intensas en algunas localidades.

El próximo aviso de ciclón tropical se emitirá a las seis de la tarde de hoy lunes.

(Con información del Instituto de Meteorología de Cuba)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Un tesoro en peligro

Una subespecie endémica de cactus trata de sobrevivir en Villa Clara ante impactos naturales recibidos en su hábitat. Se trata del Melocactus actinacunthus derivado del Cactus Melocactus matanzanus existente en territorio yumurino.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés y cortesía del entrevistado

El biólogo Iván Oliver Díaz, explica que tanto el Melocactus actinacunthus villaclareño como el que aparece en Matanzas son muy similares, y se diferencian por la cantidad de espinas que poseen pues de unas seis visibles en el de nuestra región su contrincante produce una o dos por encima.

Es un cactus redondo. Pudiéramos decir que raro y atípico descrito por la ciencia en 1976 cuando comenzaron a estudiarlo en la otrora Área Protegida Cubanacán. Desde entonces ha llovido mucho, y quizás esa humedad no resultó muy provechosa en determinado período de vida y atentó contra el feliz desarrollo de lo que está considerado una subespecie endémica de Villa Clara.

Bien lo sabe el biólogo Iván Oliver Díaz, especialista de conservación para plantas y animales del Área Protegida Reserva Florística Sabana de Santa Clara, al incluir al Melocactus actinacunthus en esa categoría determinada por la distribución limitada en una zona geográfica, ya sea una provincia, región, país o continente.

Este capítulo del endemismo abarca tanto la flora como la fauna, sobre todo aquellas especies que sufren los impactos de cambios mayoritarios en su hábitat, por lo que la ausencia de una respuesta genética conlleva a la disminución de la cantidad de ejemplares existentes y abre las puertas para una posible extinción.

Los sólidos conocimientos del entrevistado le permiten afirmar que en Cuba aparecen alrededor de 40 especies de cactus consideradas entre autóctonas y endémicas, con predominio de estas últimas, apoyado en el Inventario de la Flora cubana de 2017.

«La forma de cactus redondo posee una corona rojiza en la parte superior denominada cefalio, además de contar con espinas y cerdas en cuyo conjunto emergen las flores y tras ellas frutos que demoran semanas en desarrollarse».

Como la Natura regala encantos vale decir que las flores sorprenden en horas de la tarde, abren una sola vez al día y permiten apreciar su color llamativo con la particularidad de que son hermafroditas.

 

¿ESPECIE O SUBESPECIE?

 

De acuerdo con las últimas actualizaciones realizadas por expertos foráneos en años anteriores el Melocactus actinacunthus resulta una subespecie endémica de Villa Clara derivada del Cactus Melocactus matanzanus existente en territorio yumurino. Las hipótesis auguran la posible ocurrencia de una dispersión natural que involucra a determinadas aves portadoras de sus semillas en el continuo peregrinar, pero lo cierto es que ni en la zona de Rebacadero, donde está localizado el nuestro, ni en el área matancera las poblaciones rebasan los dos o tres centenares.

Una panorámica completa de este cactus villaclareño donado por una residente de la comunidad para la obtención de frutos como los que aparecen en la parte superior de la corona.

«Nunca se refirió en la zona una presencia superior a los 200 ejemplares; sin embargo, lo más triste radica en que figura, actualmente, entre las 50 especies más amenazadas en el país producto de la acción indiscriminada del hombre y los azotes de incendios forestales, aunque por suerte esa porción villaclareña solo registra uno ocurrido hace años que afectó el hábitat», argumenta Oliver Díaz.

El panorama se complica al afirmarse que si bien el cactus puede durar unas cinco décadas el territorio donde está localizado dispone de un ejemplar adulto, ya con 10 años de existencia, y otros seis pequeños. Cuatro de ellos son autóctonos y el resto obtenidos por semillas en el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) adscrito a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.

«No podemos hablar de población ante estas circunstancias debido a la pérdida de la información genética o genofondo al quedar pocos individuos.

— ¿Qué diferencia a este cactus de otros?

— Lo primero radica en su forma redonda unido a la corona en su superficie que no aparece en los restantes y es donde ocurre el proceso de reproducción.

— ¿Se han ensayado métodos para adaptarlo a otro medio?

— No han faltado, sobre todo en lugares donde existen rocas serpentinas similares sin obtenerse resultado. Para que este cactus desarrolle tiene que hacerlo en el sustrato original.

Observe el único ejemplar adulto que existe de esta subespecie en su hábitat.

Si alguna cualidad interviene en este proceso es la extrema paciencia. Lleva inventario, monitoreo de la especie, investigación y manejo con vistas a reducir aquellas acciones desfavorables para la subsistencia.

Por esto impera en tiempos de sequía extrema regarles agua semanalmente, cubrirlos con una malla y hierba seca encima a fin de evitar deshidratación, y en el caso de los muy pequeños se coloca otro protector para contrarrestar los efectos ocasionados por el arrastre de rocas y agua en el momento de ser transplantados.

Cuando los frutos son colectados hay que proceder a la selección de las pequeñas semillas apoyado en un microscopio. Y se colocan en los germinadores solo aquellas que reportan óptima calidad.

«Uno de los adultos murió en 2015 al parecer por el ataque de un hongo. La siembra debe realizarse en pendiente con el propósito de que el agua corra y suprimir el exceso de humedad. Este factor tiene una dualidad pues a mayor longevidad se requiere de menos agua, no así cuando la plantación es pequeña».

Los investigadores villaclareños tratan por todos los medios de salvar la especie, y no faltan los protocolos de manejo ante la limitada población existente.

«En la actualidad utilizamos diversos métodos protectores contra la acción depredadora de lagartos y aves, aunque en el caso de las hormigas resultan favorables porque remueven el polen. A ello se suma la constante vigilancia para evitar que el desenfreno de los coleccionistas lleve a actuaciones inescrupulosas».

No menos trascendente el aporte comunitario y la inclusión de las nuevas generaciones como promotores de la educación ambiental.

«Dos escuelas primarias que forman parte del Área Protegida: la Héroes del Moncada y Delfín Sen Cedré cuentan con un círculo de interés, denominado Melocacteros de Rebacadero, en cuyo aval aparecen múltiples distintivos y reconocimientos, entre ellos el Premio Relevante a nivel de municipio y la participación en el Festival de Cactus auspiciado por el Jardín Botánico Nacional, entre muchos otros que se extienden a nivel provincial».

Además entregan el premio Corona de Melocactus, con carácter anual, al integrante más destacado en las actividades del círculo de interés. En las dos oportunidades, luego de establecido, ha recaído en Erika Rega Salgueiro.

Ojalá que el desempeño humano en favor de la Naturaleza y las buenas intenciones de quienes la aman contribuyan a salvar una subespecie endémica, propia de nuestro terruño, que clama por un S.O.S. al constituir un tesoro en peligro.

Esta malla permite el muestreo preciso de la posición de flores y frutos sobre la corona como iniciativa que solo se realiza en esta provincia.

MEMORÁNDUM

— De 11 especias de melocactus descritas en Cuba anteriormente han sido reagrupadas en solo dos.

— Nuestra subespecie se desarrolla sobre rocas serpentinas con pocas capas vegetales y casi sin profundidad. En estas aparecen las raíces superficiales que se adhieren a las piedras y al maguey presente en la zona para convertirse en una planta nodriza que alimenta el «actinacunthus».

— La reproducción ocurre en períodos lluviosos, y en su tejido interior almacena mucha agua lo que le permite sobrevivir en tiempos de sequía.

— El tamaño de los ejemplares resulta variable. En la adultez sobrepasan los 10 cm de altura, mas presentan un crecimiento muy lento, y no es hasta los cinco años aproximados en que logra formar su corona.

CONTRASTES

El hecho asombra: Casi la mitad de la flora cubana aparece en peligro de extinción, a pesar de que el archipiélago presenta la mayor diversidad de plantas por km 2 en el universo.

Las realidades siguen sorprendiendo si se tiene en cuenta que el alto endemismo cubano resulta la característica sobresaliente de esta flora para situarse en el cuarto lugar del Orbe entre las plataformas insulares.

Sin embargo; casi la mitad de la vegetación manifiesta tendencias a desaparecer motivado por las acciones humanas indiscriminadas, como influencia predominante, sobre las 4 627 especies evaluadas.

De estas; 2 143 muestran algún grado de amenaza, 569 advierten peligro crítico, otras 249 están en peligro, mientras 151 son vulnerables, y 1 174 figuran en el rango de amenazadas.

Cuba dispone de la Lista Roja para su flora elaborada por expertos de más de 30 instituciones del país, Es lamentable que 25 especies florísticas se han declarado extintas por lo que apremia el examen sistemático de las variedades amenazadas e incrementar la educación ambiental a fin de restar los impactos.

A las acciones indiscriminadas del hombre se suman el efecto de las especies exóticas invasoras, la deforestación, la ganadería con libre pastoreo y las prácticas incorrectas de la agricultura.

Si se valoran de manera pormenorizada no cabe duda que sobre las irresponsabilidades ciudadanas y la aplicación incorrecta de varios métodos recae la culpabilidad de un panorama sin retroceso en unos casos, pero llamado a salvar en otros.

¿Tenemos o no nuestras Razones?   

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Encrucijada, municipio destacado en acciones medioambientales

Por Ricardo R. González

 

Encrucijada resultó el municipio villaclareño más destacado en las acciones por el 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente.

Cuenta el territorio con programas sistemáticos dirigidos a las principales problemáticas ambientales que recaen en la degradación de los suelos, la deforestación o daños marcados en la cubierta vegetal, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación ambiental.

En la demarcación está ubicado el molino de piedra El Purio que mantiene un notorio desempeño ambiental, y en todo lo concerniente a la innovación tecnológica. Los trabajos en cantera disponen de un sistema que disminuye la contaminación sonora, al tiempo que reutilizan los lodos derivados del proceso productivo en la fabricación de materiales de la construcción.,

El territorio aplica las metodologías establecidas para el manejo sostenible de los suelos. En este sentido resaltan los polígonos ubicados en las áreas de Piñón donde la Empresa Agroindustrial de Granos desarrolla diversas prácticas a favor del mejoramiento del suelo y cuenta con una parcela experimental dotada de 10 variedades para comprobar la resistencia ante la salinidad del terreno vinculado al rendimiento.

Con un programa dirigido al enfrentamiento del cambio climático (CC) y quedan implementados los estudios de peligros, vulnerabilidad y riesgos (PVR) comprobados tras el paso del huracán Irma.

El área marina protegida Lanzanillo—Pajonal—Fragoso encamina sus proyectos al rescate de especies amenazadas como el manatí antillano (Trichechus manatus) y la jutía rata (Capromys auritas).

El municipio posee 68 biodigestores y prevé la construcción otros dos en el actual año, en tanto los tres vertederos del municipio fueron rehabilitados y presentan una situación favorable.

No obstante, existen ocho focos contaminantes, y 22 convenios porcinos con más de un centenar de cerdos que pudieran afectar fuentes de abasto de agua, en tanto dos de los asentamientos poblacionales mantienen el predominio de fosas y letrinas.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Villa Clara insistirá en un Medio Ambiente saludable

La doctora María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Citma en Villa Clara y Tamara Sáez Mosquera, secretaria municipal del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte (Sntecd) congratularon al municipio de Encrucijada al resultar el más destacado en la provincia.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

 

La labor de la comunidad científica villaclareña pondrá todas sus fuerzas en lograr un Medio Ambiente saludable como necesidad indispensable de las actuales generaciones y de aquellas que están por venir.

Así se corroboró durante la celebración provincial por el Día Mundial del Medio Ambiente, este 5 de Junio, que trajo el reconocimiento a 13 organismos e instituciones destacadas del territorio en los programas específicos, así como a otras nueve del municipio de Encrucijada y a cinco personalidades de ese terruño que sobresalieron en el cumplimiento de sus encomiendas dirigidas a la preservación del entorno.

Este territorio resultó el más destacado, y sobresale por sus programas sistemáticos encaminados a las principales problemáticas ambientales que recaen en la degradación de los suelos, la deforestación o daños marcados en la cubierta vegetal, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación ambiental.

En la demarcación está ubicado el molino de piedra El Purio que mantiene un notorio desempeño ambiental, y en todo lo concerniente a la innovación tecnológica. Los trabajos en cantera disponen de un sistema que disminuye la contaminación sonora, al tiempo que reutilizan los lodos derivados del proceso productivo en la fabricación de materiales de la construcción.

La delegación provincial del Citma recibió la réplica de la boina del Che de manos de Julio Ramiro Lima Corzo, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Villa Clara, en reconocimiento a la labor realizada por su colectivo en aras de fortalecer el desarrollo sostenible de la provincia.

También el Buró Provincial de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap) agasajó a los científiicos por sus aportes cotidianos.

Durante la jornada se entregaron los premios provinciales de Medio Ambiente a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, la Empresa de Proyectos e Ingeniería (Enpa), y a la dependencia de Geocuba en Villa Clara.

En el orden individual el distintivo recayó en el doctor Ángel Quiros Espinosa, la doctora Elena Regla Rosa Domínguez, y el ingeniero José Ramón Medina Rodríguez.

Uno de los momentos significativos constituyó la entrega de la medalla Jesús Menéndez al destacado meteorólogo José Lamadrid Borrell como distintivo a una trayectoria avalada por innumerables méritos laborales en el ejercicio de la profesión.

Correspondió a la doctora María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Citma en los predios, pronunciar las palabras centrales con la insistencia en la Tarea Vida como Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático sustentado sobre una base científica multidisciplinaria, y el compromiso de todos en frenar la degradación medioambiental en momentos de fenómenos nunca antes vividos.

Será necesario —dijo— insistir en la falta de percepción de riesgo en sectores poblacionales, a pesar de la implementación de los estudios de peligros, vulnerabilidad y riesgos (PVR) que constituyen una plataforma de trabajo para cada territorio y zonas con riesgos potenciales en la provincia.

Lien Duardo Castellón, integrante del Buró Provincial del Partido, Osnay Miguel Colina Rodríguez, máximo dirigente partidista en Santa Clara, y Tamara Sáez Mosquera, secretaria municipal del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte (Sntecd) congratularon, también a los más destacados entre los protectores del entono.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Día del Medio Ambiente: Otra vuelta por nuestro Planeta

Por Ricardo R. González

Ilustración: Martirena

Uno de los tantos aportes que regala la comunidad científica villaclareña al Día Mundial del Medio Ambiente es el de haberse adelantado en el tiempo e implementar los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos (PVR) como especie de radiografía para las particularidades de cada municipio.

Lo demostró el paso del huracán Irma y ahora la recién tormenta subtropical Alberto en el que luego de un período intenso de sequía ha dejado en un mes la mitad de la lluvia que puede caer en un año debido a ese sistema de bajas presiones, formado en latitudes tropicales o subtropicales, que mantiene características similares a los ciclones.

De no existir estas plataformas las pérdidas serían superiores a las que dejaron gracias, también, al concurso de quienes tienen en sus manos aplicar cada uno de sus lineamientos.

Otro de los méritos radica en que Villa Clara dispone de una Estrategia Integrada de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente que incluye, entre sus direcciones básicas, la gestión de los recursos naturales, apoyados en el agua, el suelo, la diversidad biológica y el potencial forestal.

A ello se suman las investigaciones sobre epifitias o enfermedades que afectan de manera simultánea a plantas de la misma especie en idéntica región motivado por diferentes agentes, sin descartar el seguimiento a los peligros tecnológicos.

Y si de consolidación se trata ocupa un espacio especial la Tarea Vida, incorporada al programa de Medio Ambiente de cada municipio como Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático que ya ofrece signos preocupantes jamás imaginados en años anteriores.

Mas no todo son sonrisas. A mi modo de ver el principal problema madioambiental acumulado en el territorio recae sobre la disposición final de desechos sólidos que no acaba de encontrar la solución definitiva.

Ya sea por falta de recursos o por las conductas humanas impropias que rebasan el límite de lo permisible, pero están latentes. Es inaudito que Santa Clara, por ejemplo, despierte cada día entre lomas de desperdicio en cualquier esquina o segmento de una cuadra. Diría que los microvertederos forman parte de la vida de esta urbe, incluso próximos a centros asistenciales como el que se forma en una de las intercepciones del hospital universitario Celestino Hernández Robau por la céntrica calle Cuba.

A ello se suma el hecho que de los 105 vertederos existentes en la provincia la mayoría afronta serias dificultades en el enterramiento cotidiano de la basura por no disponer de los medios necesarios, sin olvidarse la existencia de 780 fuentes contaminantes de residuales líquidos que entorpecen la calidad ambiental.

En este sentido las implicaciones inciden sobre fuentes de abasto de agua, cuencas hidrográficas y ecosistemas priorizados, así como otras irregularidades que incluyen a industrias, asentamientos poblacionales, y centros educacionales y de servicios.

Acabo de regresar de Santiago de Cuba, y recuerdo que en décadas pasadas viajaban comisiones desde las provincias orientales a tomar experiencias villaclareñas. Me parece que ahora debe ser a la inversa. La llamada tierra caliente resplandece por su limpieza, y ella y su gente forman parte de este archipiélago. Entonces, ¿dónde estriban las diferencias de unos ser más limpios que otros, y de mirar por la colectividad?

En otro orden las pupilas deben estar atentas, además, a la prevención de los incendios forestales que durante el pasado año dañaron 9,4 Ha en bosques de plantaciones.

Si de logros se trata habrá que mencionar la efectividad del manejo de las áreas protegidas evaluada de satisfactorio durante dos años consecutivos, y se avanza en el ordenamiento de desechos peligrosos, en tanto los 13 municipios cuentan con polígonos para la conservación del suelo, el agua y otros renglones con acciones encaminadas a minimizar las problemáticas de erosión, las dificultades del drenaje de los suelos, la compactación, salinidad o baja fertilidad.

Villa Clara tampoco descuida el empleo de fuentes renovables de energía, a tal punto que ocupa renglón principal con 70 bombas sumergibles a base de carga fotovoltaica en el sector agropecuario. Destinadas al bombeo de agua, mientras se labora en la instalación de 560 paneles solares en el sector, al tiempo que prosigue la puesta en marcha de biodigestores en el sector porcino.

Entre avances y reveses se marcha por este 5 de Junio. Las responsabilidades no resultan ajenas, y a cada uno de los terrícolas nos corresponde oxigenar nuestro segmento y evitarles más heridas. Que la jornada se convierta en campaña permanente y no horas y acciones efímeras. La vida, a la postre, no nos perdonaría.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

A %d blogueros les gusta esto: