ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Colaboradores villaclareños de la Salud presentes en 49 países

Por Ricardo R. González

Hasta 49 naciones llega el abrazo solidario de los colaboradores villaclareños de la Salud en gesto de amor por la humanidad.

Según informó la máster Arelys Tejeda Márquez, jefa del Departamento de Colaboración Médica en la provincia, suman 1705 profesionales en total cuyo grueso presta su servicios en Venezuela, seguido de Angola, Qatar, Guatemala y Argelia.

Al Contingente Internacional de Médicos Especializados en el Enfrentamiento de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve pertenecen otros 164 coterráneos que contribuyen en 19 países vinculados en su mayoría a la peor pandemia registrada en el mundo.

Este grupo quedó constituido de manera oficial el 19 de septiembre de 2005 en La Habana a fin de cooperar de inmediato en cualquier país que sufra una catástrofe, huracanes, inundaciones u otros fenómenos naturales, además de epidemias que constituyan verdaderos desastres naturales y sociales.

La cifra de atendidos por este grupo en todo el Orbe supera ya los 3.5 millones de personas.

Cuba inició su colaboración médica internacional hace 60 años. Argelia fue el país que recibió la primera misión de la mayor de las Antillas en mayo de 1963. Estuvo integrada por 29 médicos, cuatro estomatólogos, 14 enfermeros y siete técnicos de la Salud.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

http://twitter.com/riciber91

https://ricardosoy.wordpress.com/

julio 11, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Un puente de amor infinito

Los doctores Anniabel Guerra García y su esposo Manuel Bernardo Rodríguez están listos para abordar el complejo caso.

Tres galenos villaclareños realizan una cesárea en Argelia que salva a la niña y a su mamá portadora de la COVID-19. Sensibilidad y altruismo marcan la voluntad de vencer en la entrega por la vida.

Por Ricardo R. González

Fotos: cortesía de los entrevistados

Casi llegaba la medianoche a la lejana Argelia, quizás el tiempo justo para tratar de conciliar el sueño, repasar la jornada o detenerse en añoranzas. Ya Cuba vivía la caída de la tarde, y en ese instante, a pesar de la distancia y la diferencia marcadas por las horas, tres villaclareños cumplían su guardia en el hospital de la Mere Enfant (Madre-hijo) en despedida al 1º. de junio, Día Internacional de la Infancia. Todo marchaba bajo plena normalidad hasta que un aviso rompió la calma.

No hay tiempo que perder. El quirófano necesitaba activarse de inmediato. Una paciente argelina, con 39 semanas de gestación, presentaba un cuadro complicado desde el punto de vista respiratorio en franca amenaza para la vida y la de su criatura.

Otro tanto le ocurre a la Dra. Olga María López Popa. Ya portando su atuendo antes de entrar al salón.

Todo ocurría en la provincia de Djelfa y los expertos contaban con el antecedente de que la gestante —de 31 años— estaba diagnosticada con la pandemia que sacude al mundo en la actualidad, por lo que llegaba evacuada del Hospital General donde se encuentra la sala con pacientes afectados por SARS CoV 2.

Rauda se desplazó la camilla, en tanto en el salón revisaban los detalles finales. Un equipo argelino-cubano tendría el reto de vencer los avatares por la vida ante un caso que exigía el estricto cumplimiento de las medidas de protección.

Por la parte cubana los doctores Anniabel Guerra García, especialista en Ginecología y Obstetricia, su esposo Manuel Bernardo Rodríguez, experto en Anestesia y Reanimación, y Olga María López Popa, con vastos conocimientos en los caminos de la Neonatología, cuya presencia era necesaria para enfrentar cualquier eventualidad en caso de un recién nacido deprimido o asfíctico, con condiciones que puedan derivar en asfixia.

Minutos tensos, cada quien atento a sus responsabilidades. La indumentaria protectora acumulaba un peso extraordinario. Olga con dos piyamas, la bata correspondiente, cuatro pares de guantes y dos juegos de botas.

Anniabel y Manuel de igual forma, Ellos con nasobucos dotados de filtros, sin contar las caretas y los espejuelos, en medio de un calor irresistible a pesar del aire del salón, a lo que se sumaba la presión de cada uno derivada del estrés. Por los estudios previos no existía otra posibilidad que recurrir a la cesárea. Diez, quince minutos… hasta completar la media hora. Entonces, el primer llanto de un recién nacido invade el espacio en señal de vida.

EL MAYOR REGOCIJO

Llegar hasta Djelfa desde Argel, la capital del país, demanda unas cinco horas en autobús y un poco menos en carro. Es una de las regiones del centro-sur argelino que se disputa un intenso calor o regala un invierno más largo con nieve. Así transcurre parte de la vida de nuestros coterráneos que enfrentan un panorama respetable atribuible a la multiparidad. Mujeres con 40 años que llegan a tener de ocho a diez hijos sin ningún control prenatal porque no existe la atención primaria de Salud. De aquí la marcada incidencia de las malformaciones congénitas.

Con el nacimiento de esta criatura el hospital enfrentaba el primer parto de una paciente con COVID-19. Hubo que proceder a la cesárea debido al elevado peso del neonato que arribó al universo con 4000 gramos, equivalentes a ocho libras y ocho onzas.

«La recuperación, tanto de la madre como de su criatura es satisfactoria», afirma la Dra. Olga María López Popa quien considera que ha sido una experiencia completamente nueva para todo el equipo integrado, además, de los tres cubanos, por una comadrona, la técnica de anestesia y una instrumentista por la parte argelina.

«Aquí he visto casos sorprendentes solo reflejados en la literatura, o se han tenido que enfrentar circunstancias no vistas en Cuba. Vale decir que Anniabel y Manuel realizaron una histerectomía con ellos solos, sin auxiliares, pero te queda esa satisfacción de entregarle los mayores regocijos a la vida».

La progenitora permanece en aislamiento a fin de cumplir los protocolos establecidos. La pequeña al día siguiente de su nacimiento marchó hacia su casa sin estar contagiada por el coronavirus.

«Es la primera hija de esta paciente, en una institución pública que atiende de 25 a 30 partos diarios, sin contar las cesáreas. Estas últimas resultan sumamente costosas en centros privados, y en el caso de la recién nacida fue sometida a lactancia artificial desde el primer instante para evitar el contacto directo con su mamá».

— ¿Temores al enfrentar el caso?

— Ha sido una linda experiencia. El actuar inmediato también cuenta con sus normas estrictas y deben cumplirse. Si bien esta paciente resultó una emergencia no sentimos miedo. El deber profesional se impone. Salvar vidas deviene propósito a cualquier escala y lograr que tanto la madre como su criatura estén vivas constituye la mayor fortaleza que puedes sentir.

La llegada de trillizos también ha sido abordada por el personal cubano. Hace un año nacieron estas criaturas y resulta una imagen muy preciada para la neonatóloga López Popa (a la izquierda) en un país donde, de acuerdo con las estadísticas de 2018, la mortalidad infantil alcanza 18,9 por mil nacidos vivos.

— ¿Cómo lograron deshacerse de la vestimenta?

— No resultó fácil. Después de la cesárea nos ayudaron a retirar toda esa ropa que llevábamos para evitar contaminaciones, y aplicar un desinfectante especial junto con una ducha de agua hirviendo. Por supuesto que todo ese material se desecha.

Desde febrero pasado estos valientes trabajan con la COVID-19, y aunque en muchas partes de este país no exista el hábito de laborar junto a un equipo de multidisciplinas donde estén los cubanos sí se practica, Aquí Manuel es el responsable de valorar las maternas críticas y las pacientes graves, en tanto Olga asume todo lo concerniente a la neonatología.

En medio de trances difíciles existen anécdotas que llegan al alma, y cuando retornaban Anniabel y Manuel de hacerse sus respectivos complementarios una voz les sorprendió desde la puerta de la habitación.

Era la argelina que había solicitado que la condujeran hasta allí para ofrecer personalmente las gracias, en español, a todos por haberles salvado la vida. Ahora aguarda los resultados de su PCR evolutivo a fin de proceder al egreso.

Observen los rostros de felicidad de los doctores Guerra García y Bernardo Rodríguez al término de la cesárea. Ella, especialista del hospital ginecobstétrico Mariana Grajales. Él, del clínico quirúrgico Arnaldo Milián Castro, ambos de la capital villaclareña.

Lamentablemente no existen fotos de la progenitora ni de su descendencia. Las costumbres de ciertas sectas lo impiden en un país de rostros tapados y otros descubiertos como alguien lo definió.

Mas no importa. Dibuje Ud. la imagen de ellas porque lo más importante es que llevarán de por vida el esfuerzo y la sabia cubana por hacerlas protagonistas de la historia, por demostrarles la existencia de valiosos antillanos que le regalaron algo preciado al Día Internacional de la Infancia: la llegada de una criatura bajo el sagrado deber de tender un puente de amor infinito.

MEMORÁNDUM

— Argelia fue el país que recibió la primera misión médica internacionalista cubana en mayo de 1963. Estuvo integrada por 29 médicos, cuatro estomatólogos, 14 enfermeros y siete técnicos de la salud.

— Al frente el grupo viajó el Dr. José Ramón Machado Ventura entonces titular del ramo. Dos años y dos meses después retornaron a la Patria.

— La ciudad de Djelfa es la capital del propio estado, y está situada a unos 300 kilómetros de Argel. De acuerdo con el censo de 2008, tiene una población de alrededor de 300 mil habitantes y se encuentra a más de 1700 m sobre el nivel del mar.

— Según precisara la Msc. Arelys Tejeda Márquez, jefa del Departamento de Colaboración Médica en la provincia, en la actualidad suman 39 colaboradores villaclareños los que prestan servicios en tierras argelinas en diferentes perfiles.

CONTRASTES 

La crisis sanitaria desatada por el coronavirus hace que Argelia se convierta en el segundo país africano más golpeado por la pandemia, solo superado por Sudáfriica.

De esta forma dejó atrás a Egipto que ocupaba el segundo escaño, y para frenar la situación se propone detectar, aislar y tratar de manera eficaz los casos en las zonas más críticas.

Hasta la fecha el país supera los 6 mil 620 reportes de la Covid-19, por lo que el Premier argelino, Abdelmadjid Tebboune, hizo un llamado a los indisciplinados a poner fin a sus comportamientos peligrosos «que no hacen más que prolongar el cierre sanitario en diversas ciudades».

De nuevo los comportamientos indebidos, las actitudes irresponsables, y el irrespeto a las medidas establecidas ponen en peligro la vida en muchas partes de Planeta».

¿Tenemos o no nuestras Razones?       

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

junio 12, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Septiembre abrazará la labor de nuevos médicos de familia

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

La necesidad de fortalecer la atención primaria en Salud llevará a que un grupo recién egresado de la Universidad Médica de Villa Clara comience su vida laboral y asuma la asistencia en los consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia en diferentes puntos del territorio.

Será a partir de septiembre, y entre los proyectos figura el de reforzar el servicio en áreas rurales cuyos indicadores muestran saldos muy alentadores, sobre todo en la zona de Jibacoa, como parte del Plan Turquino.

Esta demarcación logró que la totalidad de los objetivos del Programa Materno Infantil concluyeran en cero durante el pasado año, incluida tasa de decesos en menores de un año, hecho alcanzado por primera vez en la historia.

El aporte de los galenos beneficiará a la totalidad de los municipios con el precepto de insistir en la prevención, desarrollar buenos hábitos de vida mediante métodos educativos y asistir a los necesitados según su cuadro clínico.

Para propiciar una atención esmerada no podrá descuidarse el mantenimiento de las casas consultorios y la garantía de instrumentos fundamentales como los esfigmos destinados a medir las cifras de tensión arterial que muchas veces se carecen o presentan roturas.

La experiencia del Médico y la Enfermera de la Familia suma ya 35 años en los predios e inició en octubre de 1984 con 16 galenos y su correspondiente personal de enfermería en el policlínico XX Aniversario para luego diseminarse por el resto de los municipios e incluso llegar a algunas entidades laborales.

El programa toma como antecedente las vivencias ofrecidas por el Servicio Médico Rural, sin obviar los fundamentos de los policlínicos integrales.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

agosto 5, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Rescatar principios iniciales del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia

Por Ricardo R. González

Una de las necesidades apremiantes del sistema de Salud recae en el rescate de los principios iniciales del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia como eslabón indispensable dentro de la atención primaria.

De acuerdo con las valoraciones de la comisión permanente sobre la calidad de los servicios médicos, perteneciente a la Asamblea Provincial del Poder Popular, se aprecia en los últimos tiempos la falta de mantenimiento y de condiciones para la atención a los consultorios médicos, sin descartar un problema acumulado de año en año en torno a la no permanencia del galeno y la enfermera en su consultorio, en ocasiones por no disponer de la vivienda como está concebido desde el principio de este Programa.

Existen dificultades, además, con el funcionamiento de los Grupos Básicos de Trabajo (GBT) y la falta de seguimiento en el terreno por parte de las autoridades competentes.

La carencia de agua en muchos de estos sitios, el estado deplorable de algunos inmuebles, y las insuficientes viviendas para la totalidad de los galenos atenta contra la calidad del servicio recibido por la población.

Según investigaciones 81 casas de consultorios médicos no están ocupadas por el personal que labora en el consultorio, en 52 de ellas no reside el médico y en otras 29 está ausente el personal de enfermería, concentrándose las mayores dificultades en el municipio de Santa Clara.

Cada gobierno municipal desarrolla estrategias para priorizar esta actividad, si se tiene en cuenta que entre los residentes actuales de las casas consultorios existen un médico y 26 enfermeras acogidos a la jubilación, otras nueve son habitadas por familiares de fallecidos y dos pensionados, mientras el resto compete a personal de Salud fuera del sector ya sin derecho a ocupar el recinto.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

abril 26, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

Las montañas manicaragüenses tributan a la infancia

Una holguinera que lleva ocho años de labores en Jibacoa, y casi tres como directora del policlínico rural del poblado. En Venezuela se enamoró, y los amores la trajeron hasta el centro de Cuba.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Por primera vez en la historia el policlínico rural Paubla María Pérez Morales, de Jibacoa, cierra un año con la totalidad de los indicadores del Programa Materno—Infantil (PAMI) en cero.

No solo en lo concerniente a la mortalidad en menores de un año que ya acostumbra a su ausencia. También están exentos de malformaciones congénitas, de decesos fetales e intermedios tardíos, y sobre todo de bajo peso al nacer que constituye un resultado de sumo valor al mantenerse como problemática durante años anteriores.

Todavía la doctora Yordanka Elda Rivero Ramírez, directora del área de Salud, se emociona debido a que se encontraba de vacaciones en su Holguín natal cuando recibió una llamada en la que sus compañeros le confirmaban los logros.

«Confieso la sorpresa, pero la esperaba por el accionar de los médicos, el personal de enfermería, las auxiliares, el consejo de dirección articulado, las organizaciones de masas, el de varias empresas y de todos los que intervienen en los programas de Salud con un trabajo cotidiano que se realiza a caballo, en una yunta de bueyes, en una volanta, en el tractor, o en lo que sea hacia comunidades de difícil acceso agrupadas en 14 consultorios, desafiando, incluso, lluvias, crecidas de ríos y temporales».

Las visitas de terreno del personal especializado resulta uno delos logros del programa.

Para enfrentar ciertas indisciplinas de las gestantes existe un estilo de trabajo que parte de una máxima: «Lo que seamos capaces de hacer por los pacientes, así será la reciprocidad que ellos demuestren hacia nosotros», y no solo se circunscribe a la embarazada ya que nos ocupamos de los problemas de la familia y del resto del contexto donde habita.

El policlínico jibacoense atiende a 4 367 pacientes con predominio de las enfermedades crónicas no trasmisibles descompensadas debido a

los propios hábitos de vida del montañés.

¿Y cómo fue posible que una doctora holguinera llegara a estos parajes del centro de Cuba?

«Yo supe de un servicio social en difíciles condiciones cuando aquel segmento de Sagua de Tánamo no contaba con fluido eléctrico y estaba incomunicada por ocho pasos de ríos. Todo ello arraigó mi vocación como médica. Después cumplí casi siete años de misión en Venezuela, y a mi regreso los amores me trajeron a Jibacoa donde la realización plena la encuentro entre quienes habitan estas montañas».

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

enero 23, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , , | Deja un comentario

Día de la Medicina Latinoamericana: Una Longina en Brasil

«Si de algo vivo muy feliz es de constatar que durante estos dos años mis pacientes de Santa Clara no me olvidaron, y eso se lleva muy adentro».

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

No es la Longina O Farrill que inspiró a Manuel Corona para dar vida a una de las canciones más hermosas de la trova cubana. Esta es otra historia de amor escrita por Grisel Longina Rodríguez Ortiz, sin la inspiración de un bardo, separada en el tiempo de la llevada al pentagrama por el célebre trovador, pero con esos matices que, a su manera, también destacan sensibilidad.

Un día de diciembre de 2016 arribó a Brasil pensando en las imágenes regaladas por las telenovelas del consorcio O Globo. Un país populoso, a ritmo de samba, poseedor de un Copacabana inigualable, con el lujo de los famosos carnavales de Rio, y de una Amazonía sin par.

Mas, le toco desplegar su misión bien al sur, cercana a la Argentina, al lado del Iguazú donde la temperatura ofrece contrastes abismales que pueden oscilar entre los menos dos grados en invierno y los 30 grados en verano.

«En el sitio—dice— todos los moradores son descendientes de polacos, ucranianos y alemanes. Ellos trajeron sus costumbres sin cambio alguno, detenidos en el tiempo, sobre todo las personas mayores. Con las comidas típicas y nada asociado a ese Brasil que yo imaginaba».

Poco a poco fue conociendo las peculiaridades de Cruz Machado, aquel lugar pequeño dotado de unos 9000 pobladores, pero la cubana trabajaba hacia la periferia, en los campos, entre ríos y montañas, con muy pocos médicos donde la gran mayoría tiene consultas privadas o prestan servicios en hospitales con ese rango.

«Atendía 30 casos programados por los agentes de Salud que eran una especie de promotores y conocedores de las particularidades de las familias del área.

El marco familiar compuesto por su mamá, la hija y el esposo constituye magnífico escenario para relatar anécdotas. Faltan en la foto el hermano y su hijo quien realizaba un examen.

EL ROSTRO DE LÍNEA VICTORIA

Así se llama el lugar donde Grisell Longina laboró. Bordea todo el río Iguazú, pertenece al estado de Paraná e incluye a Cruz Machado como municipio.

Siempre le pareció estar en el continente europeo, mas confiesa que no le resultó difícil adaptarse al medio ni familiarizarse con sus habitantes.

«Al principio me chocó el idioma pues el portugués que aprendimos aquí fue el elemental y allí ellos utilizan palabras de sus respectivas procedencias europeas, pues las personas mayores solo hablan el idioma nativo del continente europeo y no el portugués».

— ¿Y cómo lo superaste?

— Por la acogida que me dieron. Estaba muy lejos de los míos, y llegué a sentirlos como familia. En mi equipo trabajaban enfermeras, enfermeras técnicas, y siete agentes de Salud. La única cubana era yo.

Un lugar muy diferente a Río de Janeiro o Sao Paulo que no está marcado por la violencia donde las principales afecciones son las enfermedades crónicas no trasmisibles (más hipertensos que diabéticos), en tanto no se conoce ni el Zika, ni el Dengue, ni el Chikungunya. Solo los hantavirus provocados por la presencia de un ratoncito alojado en el maíz y que puede conducir a la muerte de no aplicarse un tratamiento oportuno.

— Durante los dos años de misión tienen que haber impactos. ¿Cuál fue el principal?

— Si algo me llamó la atención fue la carencia de transportación para esas personas más pobres. De mi puesto donde trabajaba hasta los hogares de ellos mediaban 15, 20 y hasta 40 km.

«Los ómnibus escolares son el único medio de traslado. Pertenecen a la Prefectura, pero si la población perdía las dos salidas diarias del bus o carecían de dinero para pagarlo no podían asistir a mi consulta que era la que más cerca les quedaba».

— Y desde el punto de vista asistencial?

— Muchas cosas quedaron en la mente y me marcan para toda la vida. Recuerdo a un paciente de 17 años con una parálisis cerebral infantil. La misma edad de uno de mis hijos. Una vez los padres lo trajeron a la consulta porque tenía catarro y fiebre. Allí lo atendí, pero ese padre tuvo que alquilar un carro y pagar una cifra considerable para llegar al punto médico. Del vehículo lo bajó cargado, a pesar de tener el ya adolescente unas extremidades desarrolladas.

«Cuando vi aquello se me partió el corazón. Le indiqué medicamentos y los progenitores salieron muy complacidos, pero no podía estar tranquila y le dije al papá: «La próxima vez que el niño esté enfermo me hace el favor de llamar al Puesto Médico que yo voy a su casa. Quedaron anonadados porque no concebían que una doctora hiciera eso, y se lo ratifiqué. Ese señor vive agradecido de por vida. Me veía en la ciudad y me abrasaba como señal de gratitud».

«En otra ocasión refirieron la existencia de un paciente con un dedo muy negro. Había tenido un accidente encefálico cerebral y llevaba tiempo en esas condiciones. Su dolor era irresistible y permanecía en una silla de ruedas.

La llegada a la Plaza fue emotiva. Allí recibió un diploma de Reconocimiento en nombre del pueblo villaclareño.

«Me fui para su casa. El rostro lo decía todo. Tenía el pie totalmente necrosado y lo remití al hospital en contra de la voluntad del hijo. En esta población existe un porciento grande de analfabetismo y creo que eso influyó también en los resultados de las elecciones. Solicitamos una ambulancia, se lo llevaron, y dos días después me comunicaron que le habían amputado la pierna. A pesar de la decisión el agente de Salud me informó que su cara era otra al desaparecer el dolor».

— ¿Nunca más supo de él? 

— Ya se me acercaban las vacaciones y el regreso normal a Cuba y prometí que iría a verlo. Así lo hice. El día antes de salir hacia mi país lo cumplí. El señor me tomó de las manos y dijo: «Gracias doctora, obrigado».

EL ADIÓS

El 14 de noviembre pasado la médica villaclareña ofrecía normalmente sus consultas cuando, entre las 10.00 y las 11.00 de la mañana, le enviaron un mensaje por WhatsApp y le sugirieron abrir el Boletín de Colaboración.

«Leí la Declaración del MINSAP. Sentíamos un ambiente extraño desde días antes, mas no pensamos que la despedida resultara tan inminente. Fue lo mejor que pudo ocurrir. Atendía en ese momento a la abuelita de una muchacha de 14 años. Esta presentó un caso bien complicado de abdomen agudo con el que dieron bastantes vueltas para atenderla en el Hospital, y su viejecita debutaba con un Parkinson.

«No sabía cómo decirles que era la última consulta hasta que me llené de valor. Ya no puedo seguirlas, dije, y quedaron envueltas entre la duda y la tristeza, pero les dejé las recomendaciones pertinentes. Esa población no tiene médicos. Dudo mucho que un profesional brasileño vaya a verlos a la ribera de un río».

Con el tiempo Rodríguez Ortiz comprobó que el 90 % de la población era de derecha, no quieren saber nada de tendencias políticas de izquierda, pero las doctoras cubanas presentes allí eran punto y aparte.

«Tenía otra compañera cubana en la ciudad que vivía como a cinco cuadras de mí que nos identificamos plenamente con los habitantes convertidos en guardianes.

— Sin herir sensibilidades ¿cómo fue la despedida?

— Al enterarse del regreso parecía que el cielo se unía con la tierra. Todos lloramos. Mis enfermeras que fueron especiales conmigo quedaron desechas. En medio de todo hubo un silencio que me daba la impresión que no eran sensibles, y me dije: «Bueno, yo cumplí»; pero lo que nunca imaginé era a despedida sorpresa que aguardaba, y ahí si se me aflojó el corazón. Algo similar a las cosas que solo ocurren en familia. Permanecer más tiempo en aquel agasajo era peor para todos. Salí del recinto y no quise volver la vista. Tuve viejitos que lloraron… Ya están sintiendo la falta de los médicos cubanos.

La travesía hasta Brasilia es engorrosa. Cinco horas por carretera desde el lugar que trabajó hasta Curitiba. De ahí tomar el avión por dos horas con destino a la capital, más siete horas de vuelo hacia La Habana y el traslado en ómnibus a Santa Clara.

— La llegada a la Plaza

— Sorprendente recibimiento, pensaba que resultaría en un marco más familiar.

— Brasil queda atrás ¿algún anhelo quedó pendiente?

— El de no llegar a conocer las cataratas del Iguazú estando tan cerca. Me interesaba más que ver al Cristo redentor.

Ahora los sueños de esta villaclareña se remontan al lejano coloso. Confiesa que todos los días, desde la llegada, piensa en quienes quedaron sin asistencia, sobre todo en sus ancianos. La vida le ha permitido conocer los contrastes del mundo en dos misiones realizadas, con experiencia anterior en Venezuela.

Dentro de unos días volverá a las consultas del policlínico XX Aniversario y al reencuentro con sus pacientes de la barriada de El Condado la que no cambia por ninguna. Surgirán anécdotas y recuentos. Tristeza y emociones, y su población se sentirá feliz con este capítulo escrito por una Longina en Brasil.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 3, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

De Brasil a Villa Clara

Por Ricardo R. González

Mientras las canciones de Silvio Rodríguez se escuchaban en la Plaza Ernesto Che Guevara, de Santa Clara, un aire de recibimiento circundaba por el recinto, y el hecho se corroboró con la llegada de los ómnibus que trasladaron a los 28 colaboradores de la Salud conformantes del octavo vuelo procedente de Brasil.

Nada mejor que «La era está pariendo un corazón» para matizar el reencuentro con los villaclareños que ayudaron a mitigar las dolencias de los más pobres en sitios y comunidades alejadas de las populosas urbes sin ver cumplidos sus objetivos por decisiones del presidente electo de la República Federativa brasileña.

Con la comitiva suman 102 los que ya están en el terruño, en tanto se espera el arribo del resto en los próximos días.

Para darles la bienvenida acudieron Yudí Rodríguez Hernández y Lien Duardo Castellón, integrantes del Buró Provincial del Partido, Osnay Miguel Colina Rodríguez, máximo dirigente partidista en la capital provincial, y Yaritza Moya Caballero, presidenta del Gobierno en Santa Clara, junto a otros directivos de Salud e instituciones invitadas, quienes se unieron a los familiares de los recién llegados.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 2, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Homenaje a los trabajadores de la Salud

Por Ricardo R. González

La actividad central por el 3 de Diciembre, dedicado a la Medicina Latinoamericana, será en la mañana del propio día en la Plaza Ernesto Che Guevara de Santa Clara.

Está prevista la entrega de medallas a trabajadores internacionalistas y la «Piti» Fajardo, representativa del sector, para quienes han mantenido una trayectoria destacada e ininterrumpida en los diferentes perfiles de la Salud.

La Dra. Moraima Claro, secretaria general del Sindicato Nacional del ramo en la provincia, subrayó el reconocimiento a los trabajadores por perfiles: médicos, estomatólogos, personal de enfermería, tecnólogos, economistas, trabajadores de servicios, operarios vinculados a la Lucha Antivectorial, entre otros.

Al concluir el acto se inaugurarán centros y dependencias de Salud en la cabecera provincial. El programa incluye la Sala de Hemodiálisis y la de Terapia Intermedia en el hospital universitario clínico quirúrgico Arnaldo Milián Castro, determinados servicios en el pediátrico José Luis Miranda, y la Casa de Abuelos número 4, próxima al boulevard de Santa Clara.

Habrá agasajos en instituciones de Salud, iniciados el 30 de noviembre y que proseguirán hasta el 6 de diciembre debido a que la Jornada de Homenaje consta de tres etapas: una que comenzó el pasado 3 de octubre con el Día de la Estomatología, sin descartar el recordatorio a los ocho estudiantes de Medicina fusilados por el colonialismo español el 27 de noviembre de 1871.

A partir del día 4 se estimularán a los docentes y profesores consultantes y concluirá, el 22 de Diciembre, con el Día del Educador.

La tercera etapa inicia por el aniversario 60 de la Batalla de Santa Clara, para continuar, el 5 de enero, con la celebración de los 35 años de instaurado el Programa de la Medicina Familiar, y concluir, el 15 de Enero, con el Día de la Ciencia Cubana.

La celebración del Día de la Medicina Latinoamericana coincide con el natalicio del sabio cubano Carlos Juan Finlay y Barrés, quien descubrió del agente transmisor de la fiebre amarilla.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 2, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Otro grupo de galenos de Brasil en su Patria

La pequeña Anabel ya está con su tía luego de su arribo, el sábado, a la capital villaclareña.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Con los dos vuelos que arribaron este sábado están en la provincia 43 de los más de 500 coterráneos del Programa Más Médicos

Tiene nueve años y su nerviosismo resulta espontáneo. Al parecer no está acostumbrada a las largas esperas, mas la de hoy sábado es muy especial para Anabel de la Caridad Pérez Nasal porque desea el reencuentro con su tía que arribará a la provincia en el cuarto grupo de villaclareños pertenecientes al Programa Más Médicos en Brasil.

Al fin el ómnibus aparece y el rostro de la pequeña que cursa el cuarto grado en el seminternado Ramón Pando Ferrer, de Santa Clara, se transforma. Una sonrisa la ilumina, y se abraza con Anamery Fleites Pérez apenas desciende de la guagua que la condujo desde La Habana.

A su llegada cada colaborador recibe un certificado de Reconocimiento en nombre del pueblo villaclareño.

Con ella arribaron 10 cooperantes, aunque en las primeras horas de la mañana sabatina se les dio la bienvenida a otro grupo en el Complejo Monumentario Ernesto Che Guevara, de la capital provincial.

Al filo de la tarde sabatina llegó esta cuarta embajada luego de vencer las siete horas de travesía desde el coloso sudamericano hasta La Habana para luego trasladarse hacia el centro de Cuba.

Para los integrantes del equipo de Colaboración Médica, encabezado por la licenciada Arelys Tejeda Márquez, han sido jornadas en las que imperan cambios imprevistos en el horario de los vuelos, entre otras decisiones propias derivadas de las contingencias, pero ya están en la provincia 43 de los más de 500 coterráneos que permanecen en tierras brasileñas.

Ya Anabel está en casa junto a su tía. Hablaran mucho y contarán las historias de este mundo y lo que hacen los cubanos por el bienestar de la humanidad.

Quizás la pequeña le confirme a Anamery sus aspiraciones de ser pediatra o médico general integral para velar, como ella, por la siempre esperanza del mundo.

Alegría familiar por el reencuentro.

Lien Duardo Castellón, integrante del Buró Provincial del Partido, Osnay Miguel Colina Rodríguez, máximo dirigente del Partido en Santa Clara, y dirigentes sindicales, de las organizaciones de masas y de Salud acudieron al recibimiento de los galenos.

El traslado de los galenos y sus pertenencias a los respectivos municipios está garantizado por la empresa Cubataxi.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

noviembre 24, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Ya está en Villa Clara un grupo de colaboradores del Programa Más Médicos de Brasil

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Edilio Martín Cruz quiso abandonar rápido el ómnibus que lo condujo desde La Habana para pisar tierra villaclareña como integrante del primer grupo de colaboradores cubanos que regresa al país luego de las decisiones arbitrarias adoptadas por el gobierno brasileño.

En medio de las emociones por el reencuentro con su familia y tras vencer largas horas de cansancio impuestas por la travesía se dirigió al podio del Complejo Escultórico Ernesto Che Guevara para, en nombre de todos, expresar las alegrías y tristezas compartidas.

«Lo triste, por tener que dejar a gran parte de la población sin asistencia médica, y contentos porque retornamos con la frente en alto, sin perder en ningún momento nuestra dignidad como quedó claro en el encuentro sostenido con nuestro Presidente Miguel Díaz-Canel durante el diálogo que sostuvo con nosotros minutos después de arribar al país».

El galeno que presta servicios en el policlínico Santa Clara como médico general integral relató a la prensa que durante dos años laboró en el municipio de América Dorada, situado a unos 430 km de la capital donde residen más de 17 mil habitantes.

Su sitio de labor estuvo en Suarez, una comunidad semirural cuya población les resultó muy difícil entender las razones por la que los galenos cubanos debían marcharse.

«Tampoco comprendían el por qué dejábamos atrás a nuestras familias cuando ellos tienen la costumbre de permanecer junto a sus seres queridos», precisa Martín Cruz.

Entre sus anécdotas explica que durante los últimos días de estancia en el país sudamericano tuvo que asistir a una embarazada que parió en la casa. «Ello demostró que no tenemos que hacer ninguna reválida pues estamos preparados para enfrentar cualquier contingencia».

Una y otra vez refiere la aceptación demostrada por los nativos, «y no nos resultó difícil debido a que tenemos idiosincrasias muy parecidas».

En la ceremonia los cooperantes recibieron sus respectivos diplomas, mientras que en los próximos días tendrán el agasajo en sus instituciones de Salud y en las respectivas comunidades.

El Dr. Diovany Hernández Plasencia, director provincial de Salud, pronunció las palabras de bienvenida compartidas por Lien Duardo Castellon, integrante del Buró Provincial del Partido, Osnai Miguel Colina Rodríguez, primer secretario del Partido en Santa Clara, y

Esperanza González Barceló, vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, entre otros dirigentes.

En horas de la tarde del propio viernes arribó un segundo grupo de colaboradores a Villa Clara, y está previsto el traslado de los restantes antes del 15 de diciembre.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

noviembre 24, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Recibe Villa Clara a sus colaboradores de Brasil

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

La llegada comenzó a partir de este viernes y de manera escalonada.- Tendrán agasajos en días posteriores en sus municipios, centros de trabajo y comunidades.

Ya están en la provincia parte de los primeros 43 colaboradores villaclareños que cumplían misiones en Brasil con la llegada, desde horas tempranas de este viernes 23, al Complejo Escultórico Ernesto Che Guevara de la capital provincial.

La licenciada Arelys Tejeda Márquez, jefa del Dpto, de Colaboración Médica en Villa Clara, explicó que el arribo será de manera escalonada hasta completar el traslado de los 542 coterráneos, representantes de la totalidad de los municipios, antes del 15 de diciembre.

El calendario de esta etapa inicial abarca diferentes vuelos concebidos hasta el 25 de noviembre, y en días posteriores se procederá con actos de recibimientos en municipios, en las instituciones de Salud y en sus comunidades de residencia.

Por su parte el Dr. Arnaldo Meneses Oramas, vicedirector provincial de Salud, precisó que está organizado un sistema de transportación hasta los domicilios.

«Una vez concluido el recibimiento en la Plaza, los residentes en Santa Clara se trasladarán en ómnibus con sus pertenencias, en tanto para los restantes municipios existen coordinaciones con Cubataxi», subrayó Cada vehículo estará identificado con el nombre del cooperante para viabilizar la llegada a sus hogares.

Según previsiones los municipios procederán con bienvenidas populares a la entrada de los poblados.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

noviembre 24, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Abrazo a la dignidad

«Las últimas horas en Brasil fueron conmovedoras. La dirección de la misión ofreció una despedida que resultó sorpresa», destacan los galenos Emilio Candales Sánchez y Laudy Rodríguez Ruiz, ambos del policlínico santaclareño José R León Acosta, cuyas dos hijas siguen las sendas de la Medicina.

Ante el irrespeto al Programa Más Médicos por parte de la presidencia electa de la República Federativa de Brasil dos galenos villaclareños, recién llegados del coloso suramericano, ratifican su disposición de partir hacia otros lares del mundo.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Sao Paulo cautiva. Edificios que parecen tocar el cielo con la majestuosidad de su ingeniería en medio de un desarrollo económico gigantesco que lo convierte en la tercera zona metropolitana más grande del continente americano, solo precedida por Nueva York y Ciudad de México. Allí desarrollan su vida unos 11 millones de habitantes para quienes resulta natural el imponente diseño del Puente Octávio Frias de Oliveira, único del mundo dotado de dos pistas curvas sostenidas por un solo mástil de hormigón.

La urbe está marcada por el derroche de tecnologías y grandes lumínicos que impactaron a Emilio Candales Sánchez y Laudy Rodríguez Ruiz, dos galenos del policlínico santaclareño José R. León Acosta que llegaron a Brasil un día de agosto de 2016 para cumplir su cuarta misión por el mundo.

Bastó adentrarse en las comunidades para percibir el contraste entre lo sumamente opulento y la pobreza extrema. Por ello no dudan en afirmar que constituyó la experiencia más impactante en relación con las anteriores.

«Trabajamos durante dos años y cuatro meses en el municipio de Yanyira donde habían 36 médicos cubanos. Estábamos a media hora de Sao Paulo como centro económico principal de Brasil, sin embargo, era significativa marcada la pobreza de gran parte de sus pobladores. Algunos segmentos del entorno son muy parecidos a las clásicas favelas con un universo penetrado por la violencia junto al uso indiscriminado de drogas.

LA OTRA CARA DE LA LUNA

Varias veces Laudy y Emilio, unidos hace 22 años en la vida, se preguntaron el porqué de tan abismales contrastes. Les costaba trabajo adentrarse en ese mundo en que la mayoría de los pacientes portaban una violencia suprema, mientras muchas madres pedían que ayudaran a sus hijos a salir de las garras de la droga.

En medio de este cuadro el panorama de Salud es agravado por las enfermedades crónicas no trasmisibles, el parasitismo intestinal y los tumores malignos. Unos 20 mil colaboradores cubanos atendieron durante todo el período a 113 millones 359 mil pacientes, en más de 3 mil 600 municipios, en tanto 700 demarcaciones vieron, por primera vez, a un médico en toda su historia.

Para Laudy la desnutrición proteico calórica de la infancia se convirtió en especie de trauma. «Los menores están afectados por numerosas deficiencias óseas y mentales. Me llamaba la atención la cantidad de diagnósticos de autismo existentes… Muchos eran falsos. Cuando se suministraban solamente elementos nutricionales comenzaban a mejorar».

Los médicos cubanos hicieron el máximo en el nivel primario de Salud; sin embargo, la atención secundaria le resulta muy difícil al brasileño de a pie. La quimioterapia y radioterapia en el tratamiento del cáncer constituyen verdaderas utopías.

«Un examen complementario demora, aproximadamente, un mes para recibir los resultados, sea cual sea la enfermedad, lo que pudiera causar la muerte de un ser humano por no tener un tratamiento efectivo. Y qué decir de las embarazadas. A veces los estudios de laboratorio y ultrasonidos llegan cuando ya el parto fue realizado o se produjo un desenlace infeliz», subraya Emilio.

— Alguna vez sintieron el rechazo popular.

— La población estaba acostumbrada al Programa Más Médicos en las unidades básicas de Salud. Estaban felices con el personal de la isla y por el trato recibido en las consultas. Atendíamos a las gestantes, a los niños y a los adultos, Se veían 30 pacientes promedio al día, incluso por encima, y cada vez superábamos los asistentes. Argumentaban que el médico cubano miraba al paciente, conversaba con él ante la indiferencia de los profesionales locales, así lo expresaban luego de tomar confianza.

— Alguna anécdota

— El tiempo que se dedicaba a cada persona para examinar y estudiarla de manera integral no era costumbre. A veces les molestaba esas demoras y cuando comprobaban todos los procedimientos necesarios para el logro de una correcta atención cambiaban de opinión.

«O la historia de un colega que cumplía misión por primera vez y constató en la práctica las bondades del Programa de Atención Materno Infantil en Cuba que quisieran muchos países contar con esta experiencia».

Antes de regresar de vacaciones a la Patria tanto Laudy como Emilio notaban que algo extraño sucedía con la presencia de los médicos cubanos en Brasil.

La actitud irreverente del presidente, Jair Bolsonaro, resultó un golpe a todos los derechos humanos de quienes jamás habían sentido la presencia de un médico en localidades lejanas de su país, en las desgarradas favelas envueltas en la miseria, o entre los peligros existentes en plena Amazonía.

Se dudó de la preparación de los galenos cubanos, de condicionar la permanencia a la reválida del título, y de sugerir la contratación individual. Nadie hizo caso a los convenios establecidos con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), mientras se borró de un plumazo los resultados de la presencia cubana desde agosto de 2013.

No había que esperar más. Existían razones suficientes para que el Ministerio de Salud Pública de Cuba ofreciera su contundente respuesta.    

«Inaudito que Brasil nos exigiera realizar un examen de suficiencia. Nosotros nos debemos a los reglamentos cubanos. Creemos que Cuba adoptó esta medida en el momento exacto. Ya de vacaciones aquí escuchamos la Declaración del MINSAP por la radio, y nos dolió mucho por esa población».

— Cómo fueron los últimos momentos antes de la partida

— Nos preguntaban si regresábamos. La expectativa de lo que iba a pasar resultaba un cráter en el alma de los brasileños sin recursos, mas lo impactante fue que, en un estado tan opulento como Sao Paulo, la población reconociera el trabajo de nuestros profesionales y el deseo de que continuaran en cualquier sitio de ese país.

— Qué papel juegan en la vida de ustedes Sara y Odilia

Para mi (Laudy) serán inolvidables. Sara o Eliani, como a ella le gusta, es una enfermera jubilada que se robó mi corazón. En tanto Odilia Silva es la jefa del puesto donde trabajaba. Sumamente ética y profesional. Alguien que paga sus estudios de enfermería y quien acaba de comunicarse conmigo. Me preguntó si volvíamos o no, y al comunicarle la negativa argumentó; «No sé qué vamos a hacer sin ustedes. No me comunico más porque las lágrimas me ahogan».

En tanto Emilio porta en su móvil un documento entregado al Gobierno, por parte del Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud y el Frente Nacional de Prefectos de todo Brasil, que defiende a los médicos cubanos.

Habla de los 8 500 médicos que hay allá asistiendo a una población superior a los 20 millones en 3 200 municipios, y alertan al gobierno electo ante los inminentes perjuicios humanos.

En una de sus partes enfatiza: «Esto representará la pérdida cruel del derecho universal de Salud, especialmente para los más pobres».

Mientras tanto en Villa Eunice y Villa Gabriela donde prestaron servicios Laudy y Emilio. O por cualquier lugar donde se deslizaron en canoa o barcas improvisadas otros cooperantes cubanos por la intrincada Amazonía desafiando peligros, conviviendo con serpientes temibles y en medio de las añoranzas por su tierra y su familia estará la huella de quienes un día se lanzaron a curar las almas de la humanidad con el simple pasaporte de ser médicos. 

MERECIDO RECIBIMIENTO

El Dr. Arnaldo Meneses Oramas, vicedirector provincial de Salud, sustenta que ya existe todo un programa con los colaboradores que regresarán de Brasil. De momento se visitan los familiares para patentizarles el feliz cumplimiento por parte de sus seres queridos.

El arribo del primer grupo de villaclareños está previsto para los próximos días, de manera escalonada, e incluirá actos de recibimiento en los colectivos laborales y en las comunidades de residencia.

Será misión cumplida con todos los honores y distinciones que merecen.

Por su parte la licenciada Arelys Tejeda Márquez, jefa del Dpto, de Colaboración Médica en Villa Clara, informó que 1 145 coterráneos ofrecieron su aporte en Brasil durante todo el tiempo de misión.

Hasta este momento permanecen allá 542 colaboradores con representación de todos los municipios, aunque la mayor cifra recae sobre Santa Clara

En otro orden, una mirada a la presencia de villaclareños confirma estadísticas superiores a los 2 mil en 47 naciones.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

noviembre 24, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Salvan la vida a bayamés que ingirió 40 objetos extraños

Leosbani ha tenido una recuperación perfecta, pero debe ser bien observado por sus familiares para que no se repitan escenas similares. Foto: Osviel Castro Medel

Una asombrosa intervención quirúrgica, realizada en el hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, salvó a Leosbani Pino López, un bayamés de 32 años, a quien le extrajeron de su tubo digestivo 40 cuerpos extraños, incluyendo 32 objetos metálicos.

Dentro de la anatomía de este joven, que padece retraso mental severo, fueron encontrados un cortaúñas, una tijerilla casi completa, hebillas, fragmentos de acero, pedazos de pestillo, alambres, siete piedras pequeñas, un trozo de vidrio y distintos tipos de metal que miden hasta 11,5 centímetros.

En su conjunto, las “piezas” dentro del estómago y el duodeno de Leosbani pesaron una libra y tres onzas.

La doctora María Julia Ojeda Ojeda, especialista de segundo grado en Cirugía, quien encabezó el equipo encargado de la operación, explicó a JR que en sus casi cuatro décadas en los salones de incisión nunca enfrentó un caso similar.

“Hemos realizado intervenciones quirúrgicas a pacientes de distintas edades que han ingerido, accidental o intencionalmente, objetos de diversa índole, pero por lo general ha sido un solo cuerpo dentro del estómago”, refirió la destacada profesional, quien el próximo 27 de julio cumplirá 66 años.

“El acto quirúrgico duró dos horas y diez minutos y fue muy complejo porque el paciente tenía unos diez metales dentro del estómago y el resto de las materias en el duodeno; lo que implicó efectuar gastrotomía (abrir el estómago), y duodenotomía (abrir el duodeno), además de apertura de las vísceras con derivación interna para facilitar el drenaje, sin quitar ni un ápice del tubo digestivo”, acotó la especialista sobre la operación, en la que también participaron las doctoras Yolaisy López Abreu, Yurennys Rosales Aguilar y el estudiante de sexto año de Medicina verticalizado en Cirugía, Álvaro Jesús Estévez Pérez.

“Por las radiografías y otros estudios sabíamos que íbamos a extraer cuerpos extraños, pero jamás imaginamos encontrar tantos y con un tamaño tan sorprendente. Es difícil de explicar, por ejemplo, cómo pasaron una cabilla rectangular pesada o la tijerita sin ojos que se encontraba abierta dentro del estómago de Leosbani”, señaló María Julia, quien es Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Cirugía.

Aunque Leosbani egresó de las salas de terapia en noviembre de 2017, las primicias de su historia se conocieron a principios de esta semana, cuando fueron publicadas en internet por María Valerino San Pedro, periodista de La Demajagua, quien esperó la evolución satisfactoria del paciente.

Él dijo desde su modesta vivienda en el reparto la Unión que la doctora María Julia “es mi segunda mamá porque me salvó”.

Por su parte, Ivia López Tamayo, tía de Leosbani, narró que su sobrino probablemente haya ingerido los primeros cuerpos extraños unos cuatro meses antes de la intervención quirúrgica, porque había presentado los síntomas iniciales de malestar en junio de 2017.

Las molestias —contó ella— comenzaron cuando se pasó más de un mes en la casa de su padre, quien padece de alcoholismo. Luego, al retornar a vivir con su mamá y su abuela, que también tienen ligeros trastornos mentales, empleaba mucho tiempo haciendo bolas de fango. Tal vez muchos de los objetos los ingirió dentro del lodo. Poco a poco fue perdiendo peso, vinieron dolores, heces fecales oscuras y muchos vómitos.

También describió que luego de la intervención quirúrgica su familiar se recuperó rápidamente, empezó a alimentarse con apetito y sorprendió a sus allegados cuando expulsó en el baño otro fragmento de pestillo que no había podido ser extraído.

“Es muy raro que hayan pasado por el esófago tal cantidad de objetos sin perforarlo. Ese órgano no tiene un diámetro muy amplio y a veces se daña hasta con una espina de pescado”, dijo al diario de la juventud cubana el especialista en Gastroenterología Yoel Ricardo Serrano, del hospital Carlos Manuel de Céspedes.

“También impresiona que haya tenido esa cantidad de cuerpos dentro del duodeno, que es como el embudo del estómago”, subrayó.

En tanto, el siquiatra Dagoberto Pérez Suárez, del mismo centro hospitalario, argumentó que las personas con retraso mental sí son sensibles al dolor y que, aunque en la literatura médica se refieren casos de pacientes con ese trastorno que ingieren “no comida”, en sus 28 años como especialista nunca había encontrado una historia semejante.

Leosbani ya había sido salvado por los médicos hace 12 años, pues en 2006 estuvo muy grave tras ingerir una sobredosis de carbamazepina, un fármaco anticonvulsivo.

(Con información de Osviel Castro Medel. Juventud Rebelde)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

marzo 30, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Un arcoíris para Lisuán

Yudermis junto a sus dos pequeños Leroy (a la izquierda) y Lisuán. Una historia de amor con suma perseverancia.

Por Ricardo R. González

Fotos: cortesía familiar

Este pequeño cautiva. Se llama Lisuán Fernández Alonso y cuenta apenas con un año de vida. No tiene que ser un rostro conocido para que él le regalarle una sonrisa con la máxima espontaneidad de la infancia acompañada de esas palmitas a manera de saludo y gratitud.

Por el hogar aparecen todos los signos de armonía, los suficientes para que se crezca a plenitud como resultado de un embarazo planificado que devino también regalo a su hermanito Leroy quien añoraba esa compañía. Entre los dos median siete años y durante la gestación hubo un seguimiento sin contratiempos, incluso su progenitora no experimentó la diabetes gestacional ni las notorias cifras de tensión arterial registradas en la primera experiencia.

Lisuán llegó al mundo a la 1:00 de la tarde del 28 de diciembre de 2016 cuando estaba previsto que resultara una cesárea normal; sin embargo, la pérdida de líquido obligó a procederes urgentes.

En el salón se escuchó el primer llanto como símbolo de vida, mas no pasó mucho tiempo para que su mamá, Yudermis Alonso Morgan, se percatara que algo extraño ocurría. Miradas entrecruzadas, algunas pausas de silencio, hasta que ella, inquieta al fin, siguió indagando y encontró la realidad.

¿Quién puede resistirse ante la espontaneidad de este pequeño?

El niño venía con una calcificación hepática que era lo único reflejado en pruebas prenatales, pero una vez nacido había algo más: Traía un síndrome de Down y era portador de una cardiopatía.

TENSIÓN EN NEONATOLOGÍA      

Las primeras horas posteriores al alumbramiento transcurrieron bajo total normalidad. No obstante, a las 11:30 de la noche del propio 31 de diciembre cuando se valoraba cómo cerrarían los indicadores de mortalidad infantil para Villa Clara corrió la alarma en el servicio de Neonatología del hospital universitario ginecobstétrico Mariana Grajales.

¡Urgencia total!, exclamaron los expertos. Lisuán comenzó, repentinamente, un complejo deterioro con pérdida de signos vitales. Sus piernitas estaban cianóticas, y las doctoras Cenia Rivero Morales y   Odalys Aríz Milián, de guardia en aquella jornada, iniciaron la reanimación hasta sacarlo del shock.

¡Hay que salvarlo por sobre todas las cosas! Era la máxima que se escuchaba en la dependencia, recuerda el doctor Orlando Molina Hernández, jefe del servicio de Neonatología.

Nadie imaginó la gravedad repentina que estremeció al equipo en una sala que reportó en ese momento uno de los mayores ingresos recordados para un fin de año con 29 en total; de ellos, ocho en estado crítico.

«Yo estaba sola pues como se mantenía estable cada uno de los familiares regresó a casa. Llamé a todos pues se esperaba lo peor con un diagnóstico super reservado, mas la pericia de los médicos y el personal de enfermería sacó a mi niño del paro», comenta Yudermis.

Los procederes reclamaron la aplicación de múltiples medicamentos. Poco a poco el pequeño fue compensándose hasta que a los 23 días recibió el egreso. Quizás se pensaría que el capítulo quedaba cerrado, pero la estancia en hospitales no demoró en aparecer.

LA OTRA PARTE DE LA HISTORIA

El último día de enero de 2017 Lisuán ocupó una de las camas de la sección de Cardiopediatría en el área 4 del hospital José Luis Miranda. Sumaron 64 jornadas en las que el niño bajó de peso y presentó sepsis urinarias, diversas intolerancias y acidosis metabólica como trastorno en que prevalecen los ácidos en los líquidos corporales.

A partir de entonces el pequeño recorrió casi todas las secciones de la institución pediátrica: Terapia intensiva, Intermedia, Gastroenterología… pero comenzó a intensificarse una hipertensión pulmonar, por lo que el doctor Guillermo González Ojeda, jefe del servicio de Cardiología Pediátrica, y su colectivo determinaron que el niño requería una cirugía de urgencia.

La progenitora y el resto de la familia vivieron momentos difíciles. Hubo que esperar. A los nueve meses se practicó la operación que fue suspendida en dos ocasiones por desbalances en la presión, y el pasado 2 de octubre los cirujanos procedieron al acto.

«El apoyo de la familia constituye un eslabón principal antes estos casos», confirma Felipe Fernández Suárez, el papá de los niños, quien se encontraba trabajando en el momento de la visita.

«El propio profesor Eugenio Selman-Houssein Sosa, al frente del Cardiocentro pediátrico William Soler de la Habana tomó la decisión ante un caso verdaderamente riesgoso. Él siempre nos alertó que había que esperar los resultados, pues la intervención pudiera resultar la mejor del mundo, pero sin obviar posibles complicaciones posteriores».

En efecto, hubo múltiples contratiempos, aunque la mejoría resultó notoria al aplicarse antibióticos de primera generación. Luego de 23 días en el complejo pediátrico habanero regresaron a Santa Clara. Desde entonces Lisuán mantiene un seguimiento mensual en la referida institución y también en el servicio de Cardiopediatría de Villa Clara.

AMOR Y PERSEVERANCIA

Esta es una historia de verdadero amor. De esas que toca las fibras del alma y deviene clase magistral de perseverancia. Yudermis Alonso está acogida a los beneficios de una licencia para cuidar a su hijo. Trabaja como cajera en la Sucursal 4321 de Bandec, mientras su esposo, Felipe Fernández Suárez, padre de los dos niños, asume la jefatura de un turno en la dulcería El Capuchino de la capital provincial.

A ella no la vi llorar ni aun en los momentos más difíciles del relato. Mantiene su fe y deviene motor impulsor para continuar el camino.

«En cada momento crítico pensé en Dios. Siempre tuvimos un optimismo extraordinario. Cuando veía que a alguien de la familia se les salían las lágrimas decía: aquí no se puede llorar por el bienestar del niño y pronto se pondrá bien. Ese era el deseo de nosotros, de los vecinos, de los compañeros de trabajo… y lo logramos».

— ¿Cómo pudiste vencer el estar alejada tanto tiempo de tu otro hijo?

— Una prueba de fuego, lo que me consolidó a seguir con fuerzas. Sentía en extremo no verlo. Incluso un día me suplicó que viniera para la casa porque estaba enfermo. Aquello me caló hondo, y me encontraba entre dos difíciles aguas. Leroy tiene adoración con su hermano, y esa es la recompensa.

En este tiempo has comprobado la entrega de quienes un día escogieron el camino de la Medicina…

— Soy de las que puedo gritar la excelencia de nuestros médicos y del personal complementario. No puedo mencionarlos a cada uno porque resulta imposible, pero tanto los de aquí como los de la Habana en Terapia intensiva, intermedia, Cardiología, Neonatología del Materno, Gastroenterologia, Infestologia, Inmunología, Nutrición… merecen total admiración. El Día de la Medicina fui al acto que celebraron en el Hospital Pediátrico y di el agradecimiento eterno, es algo infinito, yo no tengo como expresarlo. Una madre con un hijo en estado de suma gravedad, con escasas posibilidades de salvación y que esté vivo es algo difícil de creer. Gracias a tantas personas tenemos a mi niño.

— Algunos dicen que los médicos llegan a deshumanizarse…

— Jamás. Puedo asegurarlo porque una parte de mi vida ha transcurrido en hospitales. He visto a galenos que delante de la madre no lloran y son enérgicos, pero después entre cuatro paredes y en privado aparecen escenas indescriptibles. Son niños convertidos en hijos de ellos también, y más los de larga estadía.

— ¿Supiste de cerca el verdadero valor de la amistad?

— Lo comprobé. De los compañeros de labores, de los vecinos, de los que conocieron el caso y bastó para hacerlo suyo, y hasta de quienes trabajaron conmigo anteriormente en TRD.

Lisuán a las pocas horas de nacido.

En la familia Fernández Alonso no existen antecedentes de síndrome de Down, ni tampoco de malformaciones, pero ante estas realidades el amor y la perseverancia resultan imprescindibles.

«A mí se me unían las tomas de leche en Neonatología. Estos pequeños sienten, hay que hablarles y atenderlos mucho para lograr la evolución. La fuerza que tuve la trasmití en el marco familiar, y aquí descansa una premisa vital».

Ahora quien escribe piensa en esa canción de Buena Fe que suscribe Todo el mundo cuenta. Y es así porque el pequeño está vivo y somos cómplices de sus sueños. Entonces que brille siempre el arco iris para la felicidad de Lisuán.

MEMORÁNDUM

— El síndrome de Down no es una enfermedad. Constituye un trastorno genético al aparecer tres cromosomas en el par 21 en lugar de los dos existentes en el resto.

— Los afectados presentan algunas características comunes, mas los estudios demuestran que cada individuo es singular con personalidad y habilidades únicas.

— Según estimados aparece en uno por cada 650 nacidos vivos, aunque la probabilidad se incrementa de manera notable cuando la embarazada rebasa los 35 años.

— Entre el 40% y el 50% nace con una cardiopatía congénita.

— La incidencia estimada del síndrome a nivel mundial oscila entre uno de cada 1.000 y uno de cada 1.100 recién nacidos.

CONTRASTES

Yudermis Alonso puede asumir este segmento. Conoce casos que han rechazado la presencia de una criatura con síndrome de Down. Incluso que les ha costado trabajo interiorizarlo a nivel familiar.

No lo concibe, y está dispuesta a educar y conversar con quienes manifiestan dicha actitud. También los testimonios de Karin Schröder son conmovedores. Una educadora chilena que hace 21 años tuvo su primera hija afectada y declara que, a partir de entonces, nacieron en ella dos misiones: «Por un lado, sacar adelante a Caterina junto a mi marido, y por otro generar cambios sociales».

Así inició una cruzada para demostrar que las personas con este trastorno pueden entregarse al aprendizaje desde múltiples aristas siempre que exista estimulación y oportunidades.

En sus vivencias cuenta lo importante de la lectura porque a la vez fomenta y mejora el habla, pero no olvida cómo la pintura, el baile o el teatro han demostrado suma utilidad para vencer el grado de discapacidad intelectual presente con el síndrome.

Una conclusión se deriva de todo esto. El aprendizaje no acaba. Abrir nuevos horizontes a quienes se consideran más vulnerables es el camino que da al traste con mentes aferradas a los imposibles, sin descartar la enseñanza especial y el apoyo de la familia. Yudermis y Karin, cada una en su contexto, bien lo saben y lo practican.

¿Tenemos o no nuestras Razones?   

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

enero 8, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , , , | Deja un comentario

¡Fuerza, Ecuador! (+Fotos)

Testimonios de dos villaclareños que han vivido los momentos más dramáticos de sus vidas ante los efectos de un fenómeno natural despiadado e indetenible

Por Ricardo R. González

Fotos: Varias agencias

Dos minutos faltaban para que el reloj marcara las 7:00 de la noche del sábado 16 de abril cuando el galeno villaclareño Yoel Sanabria González disfrutaba de la tranquilidad en su apartamento de Babahoyo, capital de la provincia ecuatoriana de Los Ríos.

Una ciudad marcada por el tiempo, pero lejos de presagiar infortunios, menos durante el último fin de semana en el que sus habitantes compartían la plenitud del día o se entregaban a las oraciones cristianas dentro de un pueblo signado por la fe. De pronto la calma rompió. Algo extraño se apoderaba del pueblo. Una especie de mareo leve, al principio, e incrementado, después, hasta desatar el infierno.

FOTO 1

Así quedó un edificio en Manta. El primer sismo que sacudió a Ecuador tuvo una magnitud de 7,8 grados. Se registró a las 18.58 (hora local) del sábado 16 de abril (23.58 GMT), y declaró estado de excepción para todo el país. Desde entonces no ha dejado de temblar la tierra al registrarse unas 541 réplicas.

«Todo temblaba —afirma el galeno—Imaginé viajar en un tren con movimientos incontenibles hacia los lados… Uno quiere que pare, mas resulta imposible. Aquellos 90 segundos aproximados parecían una eternidad. No podré sacarlos de mi mente… Se fue la corriente, los cables eléctricos jugaban como en cuerda floja, y la gente le pedía a Dios y al mundo».

Son las primeras instantáneas recordadas por este médico internista que labora en la segunda ciudad más poblada de una demarcación rodeada de ríos. Un punto al que llegó en agosto de 2014 como integrante de una brigada cubana a fin de llenar de bonanzas a los pobladores del sitio. 

«Desde plena calle llamé a mi mamá para evitar preocupaciones. Somos tres compatriotas más. Todos sin daños físicos, apenas veíamos nada, pero sabíamos que algo muy feo (como dicen aquí) ocurría».

El pueblo está situado a unas 6 u 8 horas de Quito, la capital ecuatoriana, y a cuatro horas de Manabí; sin embargo, ni Yoel ni sus compañeros sabían que estaban cerca del epicentro de la tragedia.

«Nos quedamos en exteriores por miedo a réplicas… Ya sin teléfonos, sin internet, y con la incertidumbre de todo lo malo que se cernía sobre esta tierra. El domingo caminamos por las calles. Había personas con rostros aterrorizados, muchas viviendas devastadas, signos de desastre por doquier… Tan pronto se activó el teléfono nos llamamos todos, cubanos y ecuatorianos, era como una bola de nieve rodante. Queríamos saber de unos y otros».

FOTO 2

Una imagen que desgarra. Dos niños lloran la muerte de su hermanita en una catástrofe que hasta el miércoles en la noche totalizaba 580 fallecidos, 8340 heridos, y cientos de desaparecidos, según El Comercio.

 Hasta ese momento todavía el clínico, que trabaja para el Instinto Ecuatoriano del Seguro Social (IESS) atendiendo a pacientes ingresados en el Hospital, no tenía ni remota idea del fenómeno.

«Cuando vi la realidad comprobé que era algo catastrófico. Las cifras de fallecidos y heridos se incrementaban en las áreas afectadas. Aquí donde vivo una casa de tres pisos se hundió, quedó la terraza a nivel del suelo, y por ahí entró un vecino para salvar a tres niños en una acción titánica».    

Este pasaje resulta para Sanabria González el más desgarrador de quien se ha convertido en un lugareño más. Al Hospital siguen llegando damnificados, a pesar de que la instalación sufrió daños leves en su piso y en parte del techo. 

«Los temblores de tierra no han cesado. Yo trabajo en un quinto nivel. Subo y bajo por escaleras a manera de precaución. Por suerte el pueblo carece de fastuosas edificaciones, lo que contribuyó a la ausencia de fallecidos, pero sí tenemos heridos».

¿Otro de los momentos difíciles?

«Al enterarnos de la muerte de tres galenos nuestros en Pedernales, incluso residentes en Villa Clara. Ello te llega al alma, y más cuando estás lejos. Los conocía de Santa Clara y coincidimos aquí en un encuentro en la capital del país ¿Quién iba a imaginar que sería la última vez?

«Mi Patria les ha dado los honores merecidos. Ya se les rindió tributo en Cuba y en la provincia. Sus compañeros de labores viajaron junto a los féretros pues ellos forman parte de la historia por su digna misión»

¿Cómo se siente el rasgo solidario cuando la vida golpea?

«Hay cosas que no expresan las palabras. Deben experimentarse para conocerlas a fondo. Diría que ser cubanos eleva las cualidades humanas, y en estos duros momentos he recibido llamadas de colegas desde Angola, Argelia, Guatemala, El Salvador, y hasta del lejano barrio de Cuba que tanto se extraña.

«Que pasen estas cosas y nadie repare en gastos constituye un regocijo. Tal vez lo único positivo que queda del dolor es la unidad, y estamos dispuestos a proseguir nuestro aporte. El sitio donde estoy aparece declarado provincia en emergencia, por ello no me han movilizado hacia lugares de mayores daños. Una realidad nunca vivida, y lo único que pedimos es que no ocurra más.

FOTO 3

Parte de los integrantes de la brigada cubana durante el vuelo que los conduce a tierras ecuatorianas pocas horas después de ocurrida la tragedia. Más de 50 expertos entre médicos, paramédicos y rescatistas que llevaron material gastable y medicamentos que se suman a profesionales en salvamento de ocho naciones.

En medio de las coyunturas hay espacio para sentirse orgulloso de ser cubano. «Emociona el trabajo de la brigada Henry Réeve, de conjunto con expertos en Rescate y Salvamento. Ellos emprenden la búsqueda incesante bajo la mole de escombros, y un escalofrío sacude cuando se escucha a los residentes en demarcaciones sumamente dañadas agradecer la ayuda de Cuba junto a la de otros países. Hombres fornidos lloran y valoran el gesto. Entonces creces y te levantas para seguir», concluye las respuestas, vía correo electrónico, el doctor Yoel Sanabria González quien las ofreció con una prontitud incalculable.

Babahoyo sigue en oraciones por la vida dentro de una ciudad dibujada entre asombros y pánicos. Un punto donde 170 casas dejaron de existir, y otras permanecen bajo esas aguas de los ríos que abandonaron su curso para hundirlas sin clemencia en la eternidad.

MANTA SOBRE MANTA

Una espléndida bahía concede a San Pablo de Manta la condición de puerto internacional en la costa del Pacífico. La cuarta urbe más importante de Ecuador, y su primera dársena atunera.

Bello paisaje de Manabí que cautivo desde hace años a la villaclareña Lissette Tanquero García, la directora de ventas, marketing, y relacionista pública del hotel Balandra.

No por gusto llaman al punto la Puerta del Pacífico, la misma que se abrió, esta vez, para que penetraran desgracias.

FOTO 5Prosigue la búsqueda de sobrevivientes a pesar de agotadoras jornadas en lo que ha sido la mayor tragedia ecuatoriana de los últimos 67 años desde el terremoto de Ambato del 5 de agosto de 1949. A la vez el movimiento telúrico más intenso en el país a partir de 1979.

Todavía Lissette no se recupera de una sorpresa inimaginable. «Terrible desastre. Estaba en Jipijapa, y todo temblaba y traqueaba. Ya en Manta veo una ciudad destruida. El hotel solo sufrió impacto en las paredes, pero sin marcados contratiempos en un fin de semana repleto de turistas y de personas que buscaban cobija».

Aun así existen dificultades con las comunicaciones, el fluido eléctrico, y en el suministro de agua que ha requerido el apoyo de comunidades cercanas de acuerdo con las posibilidades.

«Tengo vivencias increíbles como las del hotel Lun Fu. La propietaria era la presidenta de la Cámara de Turismo en Manta y también mi amiga. Dicha instalación tenía seis pisos, y en el momento de la tragedia ella permanecía en la planta baja, donde radicaba el restaurant. Con la sacudida el hotel comenzó a hundirse…Tres de sus niveles quedaron bajo tierra, y mi amiga fue encontrada sin vida entre las ruinas. Muchas personas hallaron la muerte bajo esa carga de escombros de los pisos desplomados».

FOTO 4

Sin palabras…El epicentro del temblor se localizó entre Cojimíes y Pedernales (esta última área de desastre), en la zona norte de la provincia de Manabí, donde están las comunidades más afectadas. Manta y Portoviejo también sufrieron severos daños, mientras las provincias situadas en la costa resultaron las de mayores secuelas.

 Aquella acogedora infraestructura turística es historia pasada en las  playas de Manta que acoge a más de 248.400 habitantes. La jornada sabatina dejó una urbe a oscuras, apenas iluminada por las luces de las ambulancias y de los carros de bomberos.

«La tierra no ha dejado de temblar —ratifica Lissette— Poco después del estremecimiento inicial siguen las réplicas. Otra severa fue la del miércoles en la madrugada, y nos mantuvimos fuera del hogar por razones de precaución y seguridad».

Ella recibió con gratitud la llegada del primer avión procedente de la Mayor de Las Antillas con cargamento humanitario y el aliento humano depositado en la brigada médica e integrantes del comando de Salvamento y Rescate.

«Ese es mi país, y por algo fuimos de los primeros en llegar. Me emocionó ver el avión de Cubana en la pista de un aeropuerto dañado pero que no se detiene en recibir vuelos. Los rescatistas están exhaustos, pero siguen en la búsqueda de sobrevivientes, mientras el presidente Rafael Correa y otros funcionarios de su gabinete recorren las locaciones más perjudicadas e insisten en salvar vidas».

FOTO 6

Los daños provocados ascienden a unos 3 mil millones de dólares en lo que también se ha considerado el séptimo terremoto más potente ocurrido en América Latina en los últimos 20 años. En orden de afectaciones: Haití (enero 2010), Colombia (enero 1999), El Salvador (enero 2001), Perú (agosto 2007), Chile (febrero 2010), El Salvador (febrero 2001), Ecuador (enero 2016), Bolivia (mayo 1998), Perú (junio 2001), y Venezuela, en julio de 1997.

Así vive Ecuador en estos últimos días, con el pavor de sus habitantes que no habían experimentado circunstancias similares desde décadas. Casas y edificaciones ya inexistentes, paredes de viviendas, de entidades públicas o de edificios cuarteadas, grietas por aquí y por allá, sin menospreciar la falta de insumos, de agua y de electricidad en los puntos más críticos y expresiones multiplicadas de: «necesito ayuda» o «me he quedado sin nada», Un panorama que muestra a Playa Canoa devastada en un 90 %, a media cuidad de Bahía colapsada, a una criaturita de 8 años aplastada junto a sus padres, al profesor que dio su última lección en la escuela a la que no volverá, y a un pueblo que vive en las encrucijadas de una tierra indomable ante próximos episodios…Heridas reales y otras que se llevan en el alma, pero con la voluntad de levantar a Ecuador a pesar de las lágrimas.

Mientras tanto Yoel, Lissette, otros cubanos y nativos, tienen derecho a mirar las estrellas que distantes albergan esperanzas, a pesar de que no olvidarán jamás a aquella madre sin consuelo que entre una multitud apesadumbrada preguntaba en desespero ¿dónde está mi bebé?

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

abril 24, 2016 Posted by | Enlaces | , , , , | 4 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: