ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

La otra cara del surco

Desde este Laboratorio hacen su historia las Dras, Maryluz Folgueras Montiel,y Lilian Morales Romero, junto a los Msc Rosa Elena González Vázquez y Amaurys Dávila Martínez. Una de las satisfacciones es que hacen programas fitosanitarios que sustituyen las aplicaciones químicas por biológicas.

Defensor a ultranza del medio ambiente el Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT) enfrenta desde las más disimiles plagas hasta la búsqueda de soluciones derivadas de las carencias de productos ausentes en el país. Una academia siempre pensante en favor de la agricultura cubana.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres y cortesía INIVIT

Imagine un campo de yuca desfollado en solo una noche. Larvas que pueden sobrepasar las 50 sobre una planta resultan las causantes, y si bien no ocurre todos los años tampoco constituye ciencia ficción ni historias fantásticas contada por los campesinos.

Dos doctoras, Maryluz Folgueras Montiel y Lilian Morales Romero, y una master, Rosa Elena González Vázquez, pertenecientes al Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales, del municipio villaclareño de Santo Domingo, explican las amargas experiencias vividas.

Como expertas en el manejo de plagas, —una de las cuatro direcciones científicas existentes en lo que constituye academia de conocimientos— hablan de un ácaro incluido entre los principales enemigos del tubérculo capaz de reportar daños considerables, incluso en las raíces frescas.

Ellas también han sentido las carencias de muchos insumos que encuentran su paliativo en las potencialidades de los medios biológicos, y si de peligros se trata abren los ojos ante la persistente sigatoka negra, causada por el hongo Mycosphaerella fijiensis, y su incursión devoradora sobre plátanos y bananos. A nivel internacional está calificada como la principal problemática que reduce la fotosíntesis, y limita el crecimiento de las plantas con pérdidas superiores al 50 % en el rendimiento.

¿Y qué decir del tetuán del boniato? Sin dudas el de mayores afectaciones, no solo por la plaga, si no por la falta de riego que limita en muchos lugares junto a la ausencia de feromonas, como detalles que reclaman otras alternativas.

Por ello —a criterio de Maryluz— hay que ofrecerles a los productores ciclos de capacitación con la forma correcta de manejar las tecnologías, sin restar la importancia de combinar agentes químicos y biológicos de manera que los primeros contaminen lo menos posible el ambiente y se utilicen en casos muy necesarios».

Para nadie es un secreto las limitantes con los plaguicidas. y en este año internacional de la Sanidad Vegetal se incentiva el uso de los bioproductos, entre ellos el extraído del raquis del plátano como novedad en el INIVIT y para Cuba destinado al combate de organismos patógenos.

LAS FORTALEZAS DEL RAQUIS

Resulta curioso que de algo totalmente inservible surja una especie de inventiva casi «mágica» que ofrezca enormes bondades. Se trata del raquis de los racimos de plátanos (Musa paradisiaca) considerado un residuo de cosecha sin ninguna utilidad ni siquiera en la alimentación animal; sin embargo, ojo con el porque pudiera convertirse en un contaminante del medio ambiente de no ofrecerle un tratamiento de manera racional.

Observe el recipiente que acumula el lixiviado, por lo que el INIVIT también aporta a la reducción de contaminaciones del medio ambiente y el mejoramiento de la salud humana sin el uso continuado de los plaguicidas.

Quizás resulte una de las pasiones de la Dra. Lilian Morales Romero debido a que el estudio ha corroborado la presencia de una carga microbiológica suficiente ante determinadas bacterias para resultar un biocontrolador biológico por excelencia.

Con los raquis cortados se logra un lixiviado o líquido oscuro obtenido luego de colocar los desechos en un sitio específico. Poco a poco va goteando y se acumula el producto en tanques.

A este líquido no se le agrega agua, se obtiene a los 16 días de tener depositado el raquis en su correspondiente sitio, y al mes y medio se dispone de más de 200 litros.

«Aparece como portador de nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, y silicio, lográndose un equilibrio entre ellos», precisa la Dra. Lilian Morales, quien argumenta que el cultivo de plátanos y bananos es muy exigente ante los parámetros de nutrición, riego y al manejo adecuado de la sigatoke negra.

La práctica demuestra que incrementa, incluso, el crecimiento de las plantas, el número de hojas, y el peso de las raíces en el caso de las vitroplantas. El INIVIT se beneficia con el aporte de los productores de Quemado de Güines al resultar un polo platanero y disponer de una empresa agrícola integral para el beneficio del plátano que los convierte en los que más desechan esos raquis.

Vale decir que Cuba produce, aproximadamente, 64 mil t de plátanos y bananos, pero de este peso fresco un 11% corresponde al raquis como desecho orgánico, por lo que unas 74 mil t compete, exclusivamente, a este residuo.

«La investigación unió a todos los científicos a partir de un sistema integrador, y contamos con la participación de expertos del Centro de Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, sin descartar los aportes de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas y la dirección de Sanidad Vegetal».

Hoy el INIVIT tiene más de 500 litros de ese lixiviado y se hacen pruebas en varios cultivos que incluye también a la papaya (Carica papaya), a tenor de que una planta bien nutrida resiste los embates de las plaga.

MALANGA COLOCASIA, BLANCO DIRECTO

Algo muy extraño ocurrió en la Empresa Agropecuaria cienfueguera de Horquita allá por 2014 sobre la malanga del tipo Colocasia (Colocasia esculenta).El hecho sorprendió a todos, y luego de las investigaciones pertinentes se concluyó que el agente causante de aquel panorama devastador era el Tarophagus colocasiae (M.) considerado un nuevo reporte para la fauna entomológica cubana,

Plaga que incide sobre las plantaciones de malanga, el cultivo más indicado para mitigar los impactos de los huracanes.

Ha pasado el tiempo, pero no los efectos de la plaga, y entre varios ensayos se determinó que era la tabaquina la que ha propiciado los mejores resultados para su enfrentamiento, tanto en los laboratorios como en el campo.

La Msc Rosa Elena González Vázquez enfatiza que este bioproducto se logra a partir de los desechos de la industria tabacalera al utilizar un kg de palillo de tabaco en 100 litros de agua, se deja macerar durante 24 horas para colocarse, posteriormente, con una malla fina. Treinta minutos antes de aplicarlo a las plantaciones se le adiciona un kg de cal a fin de provocar el efecto tóxico a las poblaciones de insectos.    .

Mas cuál sería la sorpresa del equipo al constatar el 80 % de efectividad en el campo, y sobre todo la presencia de insectos benéficos en los cultivos después de varios días de suministrada la alternativa.

Al decir de Rosa Elena González estos insectos tienden a desaparecer bajo el empleo de productos químicos; sin embargo, con la tabaquina se mantiene el equilibrio ecológico con buenos resultados palpables entre los productores de Santo Domingo.

LA MIRA AMPLIA DEL INIVIT

 No hay plaga que ponga en tela de juicio la profesionalidad del colectivo dominicano. Está demostrada a través de los años desde que en 1987 comenzaron su trayectoria. Un defensor de los bioproductos aplicados en los más diversos cultivos, frutales y hortalizas, pero con una misión más abarcadora que no se circunscribe al manejo de plagas.

Sepa que no ha faltado el trabajo con la papa en cuyo jardín de la institución existían 90 variedades y para el control se hicieron aplicaciones de trichoderma, un género de hongo presente en la mayoría de los suelos cultivables con menor desarrollo de agentes patógenos, y así se reduce el empleo de químicos.

En medio de todo tampoco puede minimizarse el trabajo sistemático con los productores, las visitas a los municipios del país dirigidas a compartir conocimientos y enseñar métodos que permitan el manejo integrado de plagas con alternativas viables y sostenibles.

Plátano afectado por la sigatoka negra.

Allí están los estudios con la sábila (Aloe vera) y el limoncillo (Cymbopogon citratus) para acciones antifúngicas, sin obviar el uso de la caña santa, considerada por algunos una bendición de la Naturaleza, unida al aceite de nim, un insecticida en la agricultura ecológica, como forma de mejorar la penetración de esta en las hojas del plátano.

Y no falta la previsión con miras al futuro. Cuba se prepara en un plan de contingencia a fin de impedir la entrada de la raza cuatro de Fusarium que exterminaría las plantaciones de plátano.

Ya en agosto pasado se localizaba en regiones colombianas, y está considerada entre las diez enfermedades más importantes en la historia de la agricultura.

Adelantarse a las condiciones extremas derivadas, también, de los impactos del cambio climático aparece en la agenda de hombres y mujeres que no descuidan, entre muchos detalles, aquellos que propician la otra cara del surco.

— La dirección del manejo de plagas de la institución prosigue sus alternativas con el uso de extractos de plantas u otras opciones saludables ante la presencia de insectos, hongos, virus o lo que en un momento determinado afecte un cultivo de importancia económica.

— Alrededor de un 80 % de las aplicaciones realizadas en las áreas agrícolas son a base de bioproductos, para el manejo de las plagas, o de biofertilizantes que ayudan al proceso de nutrición biológica de las plantas.

— No han faltado las acciones con el Trip de la flor del frijol, un huésped indeseado que aprovecha las condiciones climáticas favorables, la siembra tardía y dificultades con el paquete tecnológico, para hacer sus efectos sobre la leguminosa y a otros cultivos en el país. Ya en enero de 2020 estaba presente en todas las provincias, excepto en la parte más oriental. Se corroboró que el Megalurothrips usitatus era el insecto causante.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

junio 6, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , , , , | Deja un comentario

Prosigue el Inivit como cantera en el programa de viandas, hortalizas y frutales

Por Ricardo R. González

Foto: Página de Facebook Inivit

Las valoraciones de los integrantes del Polo Científico Productivo (PCP) de Villa Clara reafirman al Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit) como potencia consolidada en los programas de viandas, hortalizas y frutales.

Sobresale la transferencia de tecnologías en la nueva introducción de cultivares de plátano (INIVIT PV -2011), de calabaza (INIVIT 2010) y en la generalización de los correspondientes al boniato (INIVIT BS – 16 e INIVIT B – 27), y la malanga Xanthosoma (INIVIT MX – 2008 e INIVIT MX – 2010).

El colectivo, ubicado en el municipio de Santo Domingo, resalta, además en la metodología de multiplicación del cultivar de plátano INIVIT PB – 2012 mediante la embriogénesis somática o formación de embriones a partir de una célula, sin recurrir a la fusión de gametos.

No apartan su labor del manejo fitosanitario de las pudriciones secas de malanga causadas por hongos existentes en el suelo al atacar los rizomas de estas, así como en el estudio de nematodos fotoparásitos y enfermedades virales en el cultivo del ñame, entre otras variantes.

Es destacable la transferencia de 24 tecnologías en 11 cultivos relacionados con el boniato, la yuca, la malanga, el plátano, el pepino y el frijol, por citar algunos.

La institución prosigue la capacitación gerencial y empresarial, sin olvidar las estructuras de dirección de las unidades productivas, y los productores agropecuarios.

Incluye, también, a los obreros y técnicos vinculados a la obtención de viandas tropicales y el empleo de la urea para disminuir la multiplicación del patógeno o agente causante de la sigatoka negra que destruye los plátanos y bananos de manera acelerada.

La distribución de medios didácticos en diversos formatos figura entre las líneas del Inivit con vistas a la difusión de los resultados científicos y su introducción directa.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

mayo 22, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

Celebra el Inivit medio siglo de aciertos agrícolas

 Por Ricardo R. González

Los trabajadores del Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit) jamás imaginaron que un día contaran con el principal banco de germoplasma de plátanos y bananos existente en América, y mucho menos que contribuirían a la sostenibilidad productiva en múltiples renglones agrícolas como fundamento principal para celebrar las cinco décadas de existencia.

Su colectivo protagoniza esta historia como garantía de la disponibilidad de semillas de alto valor genético a través de cultivares de raíces, rizomas y tubérculos de yuca, boniato, malanga y ñame, entre otros, que superan los clones comerciales anteriores, sin apartarlos de los concernientes a plátanos y bananos, calabaza, fruta bomba, hortalizas y granos.

Aun así reina la inconformidad, y su director, el doctor Sergio Rodríguez Morales, considera que solo logran el 50 % de lo que pudieran hacer en una institución cuyos resultados son frutos de un trabajo integrado, de un colectivo consagrado a la Ciencia.

Para compartir con los obreros asistieron Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la CTC, Julio Ramiro Lima Corzo, integrante del Comité Central y primer secretario del Partido en el territorio, Alberto López Díaz, presidente del órgano de Gobierno en la provincia, Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, el viceministro primero del Citma, doctor Fernando González Bermúdez; y otros funcionarios.

La mirada de los investigadores se sitúa a tenor de los tiempos en el logro de variedades de viandas según las especificidades de cada región del país y de acuerdo con el propósito de hacerlas más resistentes ante los retos impuestos por el cambio climático.

También defienden el precepto de que la mitad del incremento de los rendimientos depende de la calidad de las semillas y de su variedad, mientras la otra parte obedece a los insumos.

El amplio perfil los lleva a definir aquellas tecnologías dirigidas al manejo integrado de plagas y enfermedades, así como al saneamiento necesario para evitar mayores daños; sin embargo sienten como suyo la imposibilidad de que los renglones alimenticios no se vean con prontitud en la mesa del cubano.

En ello influye una larga cadena que incluye la comercialización y los programas de autoabastecimiento municipales, por lo que impera que cada territorio elabore proyectos a partir de sus particularidades.

El consorcio productivo, ubicado en el municipio villaclareño de Santo Domingo, se traslada a los territorios cubanos. Ya suman 62 recorridos de instrucción con vistas a sugerir un cambio de mentalidad de campesinos y productores que ya prefieren las ofertas logradas en el establecimiento, a la vez que constituye un aprendizaje de esos secretos del surco por parte de los científicos.

Durante la jornada de agasajo se reconoció el esfuerzo de los 99 trabajadores con más de dos décadas en el colectivo, otros 29 superan los 25 años, y unos 30 fluctúan entre los 30 y los 40 años de labor. Cinco pilares sobrepasan las cuatro décadas y fueron estimulados de manera especial. Son ellos: Rubén Marichal García, Fermín García Rodríguez, Inocente Marañón Dueñas, Sergio Rodríguez Morales y Alfredo Morales Tejón.

También recibieron distingos los investigadores consagrados, y la nueva cantera de jóvenes, así como aquellos fundadores que convirtieron este sueño en realidad, en especial Miguel Ángel García Rodríguez, quien ya jubilado prosigue con la fuerza de un trabajador activo.

La Medalla Marcos Martí, representativa del Sindicato de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacalero, llegó para 34 obreros con más de 20 y 25 años en el sector, en tanto múltiples galardones de diferentes organizaciones y entidades de la provincia y del municipio dominicano confirieron honores a un colectivo con medio siglo de ciencia e innovación al servicio de la agricultura cubana.

Al resumir la celebración Ulises Guilarte reconoció la meritoria trayectoria de quienes también influyen en el desarrollo y transformaciones tecnológicas de los principales colectivos de esa rama en el país.

El Inivit mantiene por más de 20 años la condición de Vanguardia Nacional entre los múltiples distintivos nacionales y foráneos que no excluye en estos últimos el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 29, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , , , , | Deja un comentario

Obtiene villaclareño Premio Nacional Anual de Innovación Tecnológica 2016

El Doctor en Ciencias José Antonio Cruz Alfonso, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales, se alzó con el Premio de Innovación Tecnológica 2016.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

El doctor villaclareño José Antonio Cruz Alfonso obtuvo el Premio Nacional Anual de Innovación Tecnológica 2016 que cada año confiere el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en reconocimiento a resultados novedosos en las esferas económica, social y medioambiental.

El distintivo llega por el trabajo «Impacto de la generalización del pepino (Cucumis sativus L.) cuyo cultivar está generalizado en todo el país y ocupa el 60 % de la superficie sembrada en un aproximado de 7000 ha.

El aporte de este investigador del Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales, de Santo Domingo, permite obtener una efectividad de 7885,78 pesos por ha debido a la calidad de las semillas, con una ganancia nacional ascendente a 55 200 400, 00 pesos en moneda nacional, sin descartar el ahorro por sustitución de importaciones equivalente a 3 414 026 en moneda convertible.

A ello se suma la probada tolerancia a dos especies de mildiu o enfermedades y plagas fundamentales que atacan a las hojas, el tallo o los frutos producto de la acción de hongos, en tanto las pruebas gustativas evidenciaron mayor satisfacción ante una variedad con posibilidades de extender su presencia en todos los meses del año.

En esta oportunidad el jurado evaluó 17 trabajos relacionados con las temáticas agroalimentarias, salud, industrias y energía, Medioambiente, y el MINFAR, entre otras.

De estos quedaron solo 4 entre los finalistas hasta que se decidió el veredicto a favor de Cruz Alfonso.

Estos pepinos demuestran resistencia a las enfermedades y mayor satisfacción al gusto del paladar.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

abril 10, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , , , , | Deja un comentario

Desde el surco de la ternura

Una de las investigaciones propuestas para Premio Nacional de Innovación Tecnológica vio la luz en el Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit) apoyada por quienes contribuyeron a generalizarla en el país. Un regalo al Día de la Ciencia Cubana bienvenido en Villa Clara.

foto-1

«El empleo de semilla de este cultivar representa un ahorro por sustitución de importaciones equivalente a 3 414 026 USD, mientras permite obtener una efectividad económica de 7885,78 pesos por ha, con una ganancia para Cuba de 55 200 400, 00 pesos en moneda nacional», precisa el ingeniero agrónomo José Antonio Cruz Alfonso, líder del proyecto.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés y cortesía del entrevistado

Cuentan los expertos que las plantas trasmiten a simple vista sus «estados de ánimo». Ellas hablan a su manera, y advierten al cuidador si hay déficit de agua o en cambio existe una iluminación inadecuada. Si aparecen manchas extrañas o si las hojas toman un color negruzco que dejan un punto rojo ante posibles enfermedades. Para ello hay que andar por los campos, desbrozar los surcos, y sobre todo amar a la Naturaleza como lo ha hecho el ingeniero agrónomo José Antonio Cruz Alfonso quien se considera un hombre feliz.

Poco a poco ha escrito su historia. Le sabe muchos secretos a la calabaza, el pepino, la lechuga, el quimbombó, así como a la siembra intercalada de calabaza con maíz a fin de propiciar un uso racional de la tierra. Y si bien disfruta la intensidad de cada momento también ha sufrido las consecuencias de una hipótesis que no tuvo un final feliz, de un insomnio repentino, o de las horas robadas al sueño para llegar a conclusiones.

Hoy es uno de los villaclareños que aguarda por la decisión de un jurado ante la propuesta a Premio Nacional de Innovación Tecnológica a partir de la Generalización del pepino (Cucumis sativus L.) INIVIT P – 2007 en Cuba.

EL RETO DE JOSÉ ANTONIO

Todo inicia en el año 2003 cuando comenzó un proyecto con el Instituto de Investigaciones Hortícolas Liliana Dimitrova, de Quivicán en La Habana, encaminado al mejoramiento genético del pepino en lo que sería un proceso muy largo porque la vida ha demostrado que una variedad no se obtiene de manera vertiginosa.

foto-2

La modalidad está generalizada en el país. Ocupa unas 7000 ha aproximadamente, y se caracteriza por la obtención de frutos verdes, con piel lisa, y excelente calidad gustativa.

«Además de lograrla hay que recurrir a comparaciones con las precedentes, analizar su tolerancia en torno a las plagas y enfermedades, sin descuidar la fase gustativa, la estabilidad a las distintas regiones climáticas, la inscripción en el Centro Nacional de Derecho de Autor (CENDA) hasta llegar al contacto con los productores que resulta determinante», precisa el científico.

A partir de este momento se avaló un proceso más intenso; sin embargo, se hacía necesario recopilar la información de los resultados en cada territorio.

Para el investigador, que ya suma cinco décadas de vida, todo marchaba por sendas prometedoras. Cada año se incrementaba la producción de semilla básica gracias a un colectivo de autores de Holguín, apoyado en el extensionismo, junto al Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA) y otras entidades.

«Sobre los productores recae un gran reto, ese de lograr la capacitación integral, pero se impone la búsqueda de líderes a fin de impulsar la generalización, y si bien dimos los primeros pasos en 2003 no fue hasta cuatro años después en que se consolidó el proyecto. Faltaba entonces llevar el resultado a todo el país».

Aquello cautivó al capital humano del Inivit. Se requirió de una fuerza extraordinaria para abrir los pepinos y extraer las semillas de manera artesanal con el propósito de entregarle 400 gramos de semillas producidas en el complejo dominicano a cada provincia y al municipio especial Isla de la Juventud.

foto-3

A pesar de no ser una variedad concebida para sistemas tapados hay productores que han logrado novedosos resultados. La UBPC Ceiba Mocha, de Matanzas, es un ejemplo.

Luego de las pruebas correspondientes José Antonio y sus colaboradores vieron los cielos abiertos al demostrarse que el nuevo cultivar de pepino reportaba alto potencial de rendimiento, con 32,8 t por ha, respecto a otras variedades nacionales e incluso a las de importación, a la vez que manifestó mayor tolerancia a las dos especies de mildiu o enfermedades y plagas fundamentales que atacan a las hojas, el tallo o los frutos debido a la acción de los hongos.

«A ello hay que agregar las pruebas gustativas de los consumidores que evidenciaron mayor satisfacción ante una variedad con posibilidades de extender su presencia a todos los meses del año, y en este sentido hablamos de existencia, no de comercialización porque constituye un eslabón aparte».

foto-4

Una fuerza extraordinaria requirió la extracción de semillas de pepino de manera artesanal a fin de entregarle una muestra a cada provincia y al municipio especial Isla de la Juventud.

Acreedora del Premio Provincial de Innovación y de varios reconocimientos científicos este cultivar no ha estado exento de contratiempos y preocupaciones. Al decir de José Antonio son los propios de cualquier proceso. Hay que enfrentar las limitantes de riego, el desigual seguimiento e interés de los productores a la hora de sembrar las semillas, y las incongruencias que pudieran presentarse según las zonas del país.

— Dicen que para Ud. lo más complejo fue escribir toda la metodología del cultivar.

— No niego que a la hora de escribir nos falta habilidad. Estuve un mes y medio redactando bajo una presión intensa, y reconozco las motivaciones de varios compañeros, entre ellos José de la Caridad Ventura Martín, quien nos impulsó a dar este paso, así como a Sergio Rodríguez Morales, otro de sus autores.

— Aunque el 63 % corresponde a su autoría nunca habla de este en primera persona…

— Sería muy injusto si lo hiciera. El éxito obedece a múltiples colaboradores que contribuyeron a darle vida en medio de un trabajo de mejoramiento genético que nunca termina, y ya tenemos nuevos cultivares de pepino y de calabaza sometidos a estudios.

Fuera del universo investigativo este hombre complementa su vida en el entorno familiar, con sus hijos Eileen y José Antonio, en la atención al autoconsumo familiar y a los animales, y asiduo a los informativos televisivos, sobre todo a TeleSur como iniciativa que vio nacer.

—Imagine que está frente a un aula. ¿Qué le diría a un auditorio en espera de novedades?

— Que no solamente es investigar pues debe insistirse en obtener el ciclo cerrado. Lo más hermoso que hay es ir a un campo y contemplar una buena siembra y que los resultados sean positivos porque el amor con que se hacen las cosas es el mayor secreto presente en la agricultura.

 

foto-5Ejemplares logrados. Tolerante a plagas y enfermedades, y con aceptación al paladar.

DOSSIER

José Antonio Cruz Alfonso confiesa que sus sueños profesionales estaban alejados de los senderos agrícolas, más bien transitaban por el mundo de la mecánica y la electrónica.

Sin embargo, en un periplo estudiantil por Hungría —truncado por cuenta del idioma— conoció al doctor Adolfo Rodríguez Nodal, hoy jefe del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana y uno de los directores que tuvo el Inivit, quien le habló de las potencialidades ofrecidas por la Agronomía, pero todo quedó en simples teorías.

A La Habana retornó en 1982, y cuál sería su sorpresa al constatar que entre las carreras ofertadas aparecía aquella que formó parte de una conversación inconclusa en tierras húngaras.

Cinco años más tarde José Antonio recibía su título de ingeniero agrónomo conferido por la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, a cuyo claustro agradece lo que es.

Ahora está convencido que para apreciar los resultados de una investigación hay que dejar correr el tiempo, y si le preguntaran por algún distintivo en este compás de espera sin pensarlo demasiado respondería que la paciencia.

A ella ha tenido que recurrir durante los 24 años de trabajo continuado por los campos del Inivit como investigador dedicado a la rama de las hortalizas, a pesar de que sus primeros contactos laborales corren por la plantilla de la Empresa Cultivos Varios de Manacas. Sin embargo, la difícil década de los 90 y la visita de Fidel al Inivit en la que solicitó ampliar el espectro de trabajo hacia otras variedades lo acercaron a esta entidad dominicana.

Un día el doctor Sergio Rodríguez Morales, director del importante complejo productivo e investigativo villaclareño, le propuso formar parte del colectivo donde se hizo máster en Ciencias y le abrió las puertas de participación en un proyecto internacional en Venezuela.

Hombre que prefiere hablar de resultados y no de premios pues, martiano al fin, está convencido de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

para-recuadroBONDADES DEL PEPINO

  • Además de formar parte de las ensaladas se le adjudican propiedades medicinales relacionadas con la piel, mientras resulta un efectivo tónico para prevenir granos, espinillas, y evitar la resequedad cutánea.

  • Combate las ojeras, y según los expertos el consumo del jugo de pepino mezclado con el de zanahoria favorece el crecimiento del cabello.

  • Elimina las manchas aparecidas en la epidermis, sobre todo las causadas por mosquitos o por las picaduras de otros insectos.

  • Recomendable ante el dolor de garganta a partir de gárgaras con su jugo aplicadas varias veces al día.

  • Su néctar presenta propiedades laxantes, diuréticas y antiácidas al limpiar los intestinos y mejorar el flujo urinario.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

enero 17, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: