ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Como hace 59 agostos

Osnay Miguel Colina Rodríguez, miembro del Buró Provincial del Partido, reconoce a Yipsy Morales González, secretaria general de la Fmc en Encrucijada, por sus años de labor en la organización femenina.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Ya vivimos el 23 de Agosto, y en la mañana de este día un grupo de federadas villaclareñas que le han entregado a la organización toda su  energía recibieron la Distinción, instituida por la fecha, como estímulo que la Federación de Mujeres Cubanas (Fmc) confiere a mujeres y hombres por sus aportes a la sociedad.

A nombre de las galardonadas Romelia Contreras Campillo expresó su agradecimiento y el compromiso de continuar aquella obra iniciada por Fidel y Vilma hace 59 años.

Osnay Miguel Colina Rodríguez, miembro del Buró Provincial del Partido, Alberto López Díaz, presidente de la Asamblea del Poder Popular en Villa Clara, y Mayelín Díaz Rodríguez, secretaria general de la Fmc en el territorio, impusieron el distintivo a las galardonadas.

Para aquellas que se han mantenido al frente de la organización por varios años consecutivos y en distintas esferas también hubo un momento especial con la entrega de diplomas de reconocimiento por vencer los tiempos difíciles y aportarles siempre a su organización.

Romelia Contreras Campillo expresó su agradecimiento en nombre de quienes recibieron el máximo estímulo femenino.

El agasajo fue compartido, a la vez, por Carlos Manuel Ruíz Cepero, máximo dirigente partidista en la capital villaclareña.

Como regalo para todos llegó la presentación de Samuel Rodríguez, un joven valor de la canción, quien pasea sus registros por cualquier género del pentagrama cubano.

LAS RAZONES DE YIPSY

Yipsy Morales González es la máxima dirigente femenina en Encrucijada y resultó una de las galardonadas por su trayectoria al frente de la Fmc.

Ese territorio, y en especial el Consejo Popular de Calabazar de Sagua, resultaron los anfitriones de las celebraciones provinciales por el aniversario 59 de la organización femenina.

Cinco años lleva el municipio en la vanguardia de la emulación en el país, junto a sus homólogas de Camajuaní, gracias a la firmeza y el entusiasmo a la hora de desplegar las actividades, según Morales González.  .

— Aun así ¿cuáles son los retos que deben profundizar en el accionar cotidiano?

— Insistir con los bloques más rezagados, y para ello trabajamos a fin de renovar el funcionamiento con las nuevas generaciones, sin descartar la experiencia inigualable que puede aportar el resto de las mujeres.

La Distinción 23 de Agosto fue entregada a un grupo de féminas. Mayelín Díaz Rodríguez, al frente de las mujeres villaclareñas, condecora a una de las galardonadas.

— Se dice en algunos casos que la Fmc no funciona…

— Yo no lo puedo afirmar. El municipio tiene un variado programa no solo para fechas conmemorativas, si no en otros perfiles vinculados con la mujer y su familia. Aprovechamos mucho las posibilidades brindadas por la Casa de Orientación con sus diversos cursos de masaje, peluquería e inglés, por citar algunos, y tratamos de balancear el resto de las acciones a fin de no convertir a la Fmc en una organización pasiva.

Encrucijada cuenta con más de 13 mil federadas y logra insertar al resto de la familia en cada uno de los programas.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

agosto 23, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Isela y Esther, condecoradas en Congreso de la FMC

La camajuanense María Isela Águila Fernández recibe la Orden Mariana Grajales por parte de José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido. (Foto: ACN)

José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, condecoró a las cinco mujeres que recibieron la Orden Mariana Grajales en el marco del X Congreso de la FMC.

Entre las galardonadas figura la camajuanense María Isela Águila Fernández con un amplio historial al servicio de la patria.

Por su parte Esther Castillo Rodríguez, de Corralillo, recibió la Orden Ana Betancourt entre las 20 seleccionadas a propuesta del secretariado nacional de la organización femenina al Consejo de Estado.

Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y máxima dirigente femenina en Cuba, junto a Olga Lidia Tapia Iglesias, integrante del secretariado del Comité Central del Partido, impuso este último distintivo a sus merecedoras.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

marzo 8, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Joven villaclareña interviene en sesiones del Congreso FMC

Por Ricardo R. González

Rosalba Águila Fernández, una villaclareña que será estimulada como Joven X Congreso, intervino, este miércoles, en la sesiones de la décima edición del Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) que se desarrolla hasta el 8 de marzo en La Habana.

Sobre la necesaria prevención y el trabajo consecuente con la juventud para evitar que caigan en hechos denigrantes como la prostitución, las indisciplinas sociales, y otras irregularidades que afectan a nuestra sociedad, intervino la joven en la comisión que evalúa los aspectos concernientes a la atención y prevención social.

Águila Fernández se refirió al papel de las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) con todas sus aristas preventivas y de reinserción a la vida social, así como a la responsabilidad familiar y comunitaria en favor de evitar a tiempo conductas impropias.      .

Al X Congreso de la organización femenina asisten 360 delegadas y 40 invitadas que debatirán, además, la igualdad de género en familia y sociedad, el potencial juvenil como garantía de la continuidad de la FMC, y las cuestiones de orden interno.

Entre las féminas que serán condecoradas figuran las villaclareñas Gisela Águila Fernández, del municipio de Camajuaní, y Esther Castillo Rodríguez, de Corralillo, que recibirán las órdenes Mariana Grajales y Ana Betancourt, respectivamente.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

marzo 7, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Reconocerán a villaclareñas en el X Congreso de la FMC

Por Ricardo R. González

Dos villaclareñas destacadas y fundadoras de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) recibirán máximas distinciones en las sesiones del X Congreso de la organización por la trayectoria mantenida durante décadas a favor del pleno ejercicio e igualdad de la mujer.

Gisela Águila Fernández, del municipio de Camajuaní, y Esther Castillo Rodríguez, de Corralillo, recibirán las órdenes Mariana Grajales y Ana Betancourt, respectivamente, mientras la joven Rosalba Águila Fernández será estimulada como Joven X Congreso.

Las villaclareñas llegan a la cita con destacado trabajo en las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) y con acciones sostenidas en la atención y prevención social.

Retos en saludo al evento también fueron cumplidos como el de lograr el 91 % de integración a las filas de las mujeres mayores de 14 años y el crecimiento en el sector obrero campesino.

Según Mayelín Díaz Rodríguez, secretaria general de la FMC en Villa Clara, habrá que insistir en el fortalecimiento del trabajo en la base de la organización que las representa.

Previo a la partida de la delegación hacia La Habana está previsto, los días 27 y 28, un programa que incluye el recorrido por centros de interés del territorio

Las 26 delegadas y cinco invitadas tendrán sus homenajes en los bloques y delegaciones donde residen, al tiempo que ellas realizarán tributos a Marta Abreu, al Che, a Tania y al Destacamento de Refuerzo.

Una actividad singular se hará el 2 de marzo con el reconocimiento a las abuelas bajo el lema: «Y tú que me enseñaste a crecer» como gratitud a todos los valores que inculcaron en las nuevas generaciones y por haber contribuido a la formación como federadas.

Cada territorio realizará sus actos a fin de gratificar los bloques que sobresalen con la condición X Congreso, y no faltarán los encuentros con mujeres de diferentes sectores, otros entre jóvenes y fundadoras, así como la declaración de patios de la agricultura familiar.

El X Congreso de la FMC sesionará en la capital cubana del 6 al 8 de Marzo.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

febrero 26, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Con la campiña en el alma

«Las plantas ornamentales se retoman entre nuestras producciones, al igual que el cultivo de la malanga», afirma quien ha dirigido delegaciones de base de la FMC y participa en sus actividades.

Por Ricardo R. González

Fotos: SMB

Sabe de soles fuertes, de aguaceros caprichosos y de descargas eléctricas inesperadas que estremecen la anatomía cuando se está en pleno surco, pero a pesar de las rudezas campestres María Caridad González Suárez no pierde la femineidad ni esa nobleza que distingue a su persona.

Quizás por su nombre casi resulte imposible encontrarla, mas si se dice «Cachita», la presidenta de organización de base en la CCS Orlando Hernández o la residente en la comunidad Julián Grimau en el área del Yabú, se llega al lugar sin la acción de la mejor de las brújulas.

«Lo del sobrenombre se lo debo a mi abuela, y prácticamente constituye mi identificativo pues desde los cuatro años vivo en estas tierras que conocen mi vida».

— Entonces, ¿campesina de pura cepa?

— Así es. Pertenezco a una familia que conoce cada rincón de estos parajes, a tal punto que fuimos de las primeras en fundar la comunidad. No importa que estemos a más de dos Km hacia adentro de la carretera que conduce a Sagua la Grande ni que ya no existan las famosas segundarias básicas y el preuniversitario que en décadas atrás resultaron un importante polo educacional para la provincia.

— ¿Qué recuerdos te trae la entonces Yabú 2 Carlos Liebknecht?   

— Figuraba entre las mejores del país. Había que estudiar bastante para mantener un alto promedio, y siempre existía el reto emulativo con la Yabú I Primero de Mayo.

— Pero me refiero a otro tipo de «promedio» que influyó en tu vida

— Allí conocí a mi esposo Fermín González Beltrán. Él cursaba duodécimo grado y yo décimo. Llevamos 35 años de casados y además de compartir las cuestiones hogareñas lo tengo como directivo en el trabajo porque asume la presidencia de la CCS donde está enclavada nuestra casa compartida también por nuestros dos hijos: Carlos Alberto, de 25 años, y José Ángel, de 17 años.

— ¿Cómo es un día en la vida de «Cachita»?

— Ninguno se parece al otro por la diversidad de encomiendas. A veces me levanto con el cantío de los gallos y otras un poquito más tarde. Comienzan los preparativos del desayuno y luego a tratar de cumplir las tareas previstas que pueden culminar de noche. Muchos me dicen que cómo puedo con tanto y ni yo misma lo sé.

— Es cierto que resultaste la primera presidenta de organización de base en una cooperativa en el municipio cabecera?

— Laboro en la CCS desde 2003, y en 2016 se realizó un proceso para establecer esa responsabilidad dentro de las asociaciones campesinas. Aquí se hizo la asamblea piloto de Santa Clara entre las 22 estructuras existentes en la ANAP. Desde entonces asumo el reto que va más allá del papeleo de oficinas porque incluye, además, los indicadores productivos y el quehacer directo en el surco, sin descartar los destinos productivos para Acopio, AGROTUR y otras entidades.

— ¿Cuál es el objeto social del colectivo?

— Tenemos 288 hectáreas en las que intervienen 167 socios; de ellos, 36 mujeres, y si bien nos dedicamos a cultivos varios, y entre ellos a las hortalizas, nuestro principal renglón es el tomate admirado por la dirección del país al lograrse 75 y 80 t por hectárea a sol abierto.

«En el pepino también disponemos de excelentes resultados bajo la asesoría del Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT) y en este rubro hemos sobrepasado las 19 t por ha. Y también cultivamos remolacha, zanahoria, limón, aguacate, mamey, y col a pesar de que resulta difícil la cosecha de esta última».

— Y qué hay con el plátano vianda guantanamero?

— Tiene magníficos resultados. Durante junio y julio vendimos a AGROTUR más de 90 t con buenos dividendos para el productor, y si de reciente incorporación se trata ya incursionamos con el pimiento.

AGOSTO CON COLORES DE MUJER

Cada 23 de Agosto la FMC celebra su aniversario. En esta ocasión arriba a su cumpleaños 58, y ya la CCS Orlando Hernández tiene constituida su brigada femenina de conjunto con la ANAP. La integran 58 mujeres, y ha resultado Vanguardia Provincial durante varios años, junto a una delegación declarada X Congreso, evento a celebrarse el venidero año.

«Disponemos de un movimiento de mujeres creadoras para la confección de platos típicos y objetos artesanales; sin embargo, insertamos en esta brigada a la promotora cultural, a la delegada del Poder Popular que a la vez es diputada a la Asamblea Nacional y a las trabajadoras de la farmacia, el Coopelita y la bodega», comenta González Suárez.

— Dejando a un lado la modestia ¿qué otros méritos distinguen el día a día de tu labor?

— Soy Vanguardia Nacional de la ANAP, integrante del Buró no profesional de esta asociación. Tengo la Distinción Antero Regalado que la recibí en un Congreso anapista, además del Sello 55 Aniversario de esa organización, y múltiples diplomas, reconocimientos y distintivos.

Integro la nómina como Activista de Seguro en la cooperativa tanto en la protección a la rama agropecuaria como el de vida para cubrir los hechos que puedan afectar la existencia, integridad o salud de las personas. Ya suman más de 200 personas acogidas, y no oculto que al fallecer el primero de ellos me ocasionó un trauma que demoré en superar».

«Si bien los reconocimientos individuales forman parte de mi vida no puedo minimizar los alcanzados por la cooperativa que faltaría espacio para relacionarlos. Si de escoger se trata diría que es el único colectivo de su tipo en Santa Clara que cuenta con el Sello 55 Aniversario de la ANAP conferido por una sola vez».

«Desplegamos un trabajo especial de Ciencia y Técnica a fin de evitar daños al entorno, y no faltan los talleres de agroecología, y aquellos trabajos de género de los que soy activista en Villa Clara.

— En medio de una sociedad marcada aún por el machismo has sentido su efecto en la membresía?

— A mí me parece mentira la realidad que tenemos al contar con campesinos muy fuertes, de esos que no conciben el menor rasgo de debilidad, que, increíblemente, resultaron los primeros en aceptar que sus mujeres trabajen e integren las brigadas FMC-ANAP. Ellos también participan en los intercambios de regalos que convocamos, lo que demuestra con creces que la sociedad está, poco a poco, cambiando.

—Si de días alegres se trata ¿cuáles no dejarías de mencionar?

— Los cumpleaños de mi familia, la afinidad por mi trabajo, el hecho de sentirme querida por los demás, aunque a veces he pensado dejar la cooperativa pero me resulta imposible porque la siento como si fuera otro hijo más.

—¿Y aquellos que desearías borrar?

— La pérdida de mi abuela que sin dudas me marcó. La cuidé durante varios años hasta que llegó el final. Tampoco excluyo aquellos embarazos complicados que estuvieron a punto de impedirme el regocijo de ser madre.

«El primero de ellos con riesgo por antecedentes anteriores y contratiempos que demandaron nueve meses de reposo. Ocho años después salí embarazada de nuevo y resultó mejor todo el proceso de gestación.

— ¿Virtudes y defectos?

Me gusta la interacción con los asociados, comunicarme con ellos. Son una especie de prolongación de la familia. Utilizo la persuasión y considero que soy una persona noble. Producto de ello me han pasado algunas cosas.

«Por demás a veces saco fuerzas y venzo los avatares, a la vez que reconozco que por momentos resulto impulsiva.

— Si tuvieras la potestad de cambiar tu mundo sobre qué situaciones actuarías?

— Quisiera tener en la CCS un vivero con su casita de posturas, además de una minindustria, y varias oportunidades laborales a fin de insertar a las personas al trabajo, sobre todo al potencial femenino.

«Desde el punto de vista comunitario desearía mejorar la transportación y el estado de los viales que aun sin llover muestran la cara fea».

Así es esta mujer que siente devoción por la costura y quien no teme tomar una guataca en la mano, o recibir a una delegación de extranjeros que en reiteradas ocasiones se alojan y comparten en su CCS. La que está propuesta para integrar el Comité Provincial de la FMC y resulta un personaje típico en su área. «Cachita» es Cachita, la campesina sencilla que siente la campiña en el alma.

SIN MACHISMO   

Junto a su esposo Fermín González Beltrán, presidente de la CCS Orlando Hernández, quien valora los dotes femeninos para desarrollar cada tarea.

Fermín González Beltrán considera que no resulta la persona idónea para hablar de su compañera, a pesar de ser el presidente de la CCS y a la vez esposo de «Cachita».

Aun así fue sincero. Sostiene que al principio dudó de que ella pudiera vencer todo el trabajo, y la vida le demostró lo equivocado que estaba.

«Se ha convertido en la persona más integral que tiene la cooperativa. No por complacencia familiar ni nada por el estilo, si no por todo lo que demuestra en la práctica.

«Ella ha reforzado las organizaciones de base para multiplicar el resultado de las producciones, sin menospreciar al resto de las compañeras que resultan fundamentales. A veces preguntan más por ella que por mí, y lejos de molestarme me satisface porque cada uno cuenta con su aval, y no hay dudas de la laboriosidad de la mujer, a tal punto que el 90 % del ejecutivo de nuestra organización es femenino.

«En ocasiones a las 12:00 de la noche estamos hablando de trabajo en la casa, y hasta los propios hijos intervienen en esas cuestiones que nos compete a todos».

Y colorín colorado. Esta historia queda terminada.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

agosto 22, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Por esa edad de oro

Con solo cuatro años Kely Hernández se apresta a consumir el menú para ese día. La imagen encierra toda la ternura infantil.

Imperdonable concebir la vida sin el aporte de la mujer. Bajo este prisma, desde el círculo infantil Meñíque, de Corralillo, se abren constantes alamedas a favor de la infancia.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Nadie verdaderamente sensible mostraría indiferencia ante la ternura que experimenta la carita de esta pequeña. Se llama Kely Hernández Rivera, tiene 4 años, y comienza a descubrir el mundo desde las tantas ventanas abiertas en el círculo infantil Meñique de Corralillo.

Como ella 190 infantes llenan de vida el sitio que muestra una edificación muy bien conservada, con esa cultura del detalle que tanto necesitamos y limpia hasta por sus áreas exteriores. En el encuentro con la esperanza algunos infantes indican con sus deditos los años cumplidos, otros desarrollan la destreza de las manos, y poco a poco comienzan a identificar el reino animal bajo las constantes interrogantes de los porqués de acuerdo con la edad.

Ello no se logra por arte de magia. Se necesita mucha paciencia, sobre todo vocación para cuidar y enseñar a los pequeños. Pregúntele a Belkis Rodríguez Beovides, quien es fundadora de la institución, con 27 años de experiencia, y cuatro de ellos en el ejercicio de la dirección general del único centro de su tipo existente en el municipio.

Ahora recuerda el primer día que llegó al plantel e inició su camino como maestra de prescolar. Luego rotó por la totalidad de los salones, y comprendió la necesidad de superarse. «Me hice licenciada y máster a fin de enfrentar a plenitud las complejidades de la infancia».

Un día le propusieron quedar al frente del colectivo. Confiesa que cierto escalofrío le recorrió el cuerpo y sintió mucho respeto. «A mí me gustan los niños —enfatiza— pero tenía que prepararme. Era un gran reto, y lo sigue siendo porque todos los días aprendo algo».

A su modo no oculta lo difícil que resulta dirigir en estos tiempos. Considera que es linda la tarea, pero compleja ante tantas diferencias presentes en los infantes y trabajadores. Por ello piensa en la variabilidad de los comportamientos humanos y sabe que para dirigir no puede perder la diferenciación en el tratamiento a los trabajadores.

El papel de las educadoras resulta un eslabón esencial en el desarrollo de habilidades, y se impone mantener la ecuanimidad ante las travesuras que experimentan los pequeños debido a su edad.

«Son 48 obreros, con 31 docentes, y del total solo tenemos dos hombres en tanto un abuelito nos atiende el huerto. En la matrícula priman las niñas, y todos comienzan desde el primer año de vida hasta preescolar».

En medio de su ir y venir por cada rincón del centro o del tiempo que le consume el trabajo de oficina Belkis Rodríguez está muy consciente que quien no sienta amor por la profesión no puede trabajar aquí. Y no busca rodeos ni justificaciones. Simplemente porque «los niños son el tesoro más preciado que tenemos, y el compromiso radica en educar desde edades tempranas».

UN DÍA EN EL MEÑIQUE    

Cuando el sol aún ni asoma en el litoral comienza el día a día en el Meñique. Los pequeños entran a partir de las 6:00 de la mañana y permanecen hasta las 6:00 de la tarde. Ello hace que un grupo de trabajadoras inicien sus funciones desde mucho antes.

A la llegada de los menores aguarda la actividad motora previa al proceso docente educativo complementada por la gimnasia matutina, las actividades programadas en los diferentes salones, y aquellas que permitan desarrollar las destrezas individuales.

Como parte de la jornada se les enseña los encantos de la lengua materna, reciben conocimientos del mundo de los objetos, sin descartar la educación musical apoyada en las peculiaridades de los instrumentos y su identificación, así como el complemento de la Naturaleza habitada por sus animales y plantas.

En este universo resulta vital inculcarles el amor a las diferentes especies y la necesidad de protegerlas. De ahí los sólidos basamentos de que al «tití» no se le maltrata, que debe brindársele amor, o que las maticas requieren de agua para sobrevivir y compensar al Planeta.

Según los oficios hay trabajadoras que deben entrar con los claros del alba como quienes conforman la nómina de servicios cuyo horario inicia a las 5:50 de la mañana.

Algunos abren un libro y observan las imágenes, aunque todavía no puedan descifrar el texto impreso; sin embargo, crean las fábulas a su manera y dan rienda suelta a la imaginación, en tanto para hacer realidad el proverbio de mente sana en cuerpo sano no se excluyen aquellas acciones vinculadas con la educación física y los mecanismos que desarrollan el control muscular.

A partir de las 11:00 a.m. el apetito despierta. En bandejas flamantes por su brillo llega el menú habilitado a partir de un cronograma que se organiza por años de vida. De forma organizada van entrando al salón para después disfrutar de la siesta hasta las 2:30 o 3:00 de la tarde. Algunos remolonean para dormir y manifiestan cierta resistencia en su catre, pero otros emprenden sus sueños con las fantasías quizás aprendidas durante el día.

Por supuesto que están incluidos los minutos del baño, el aseo al término del almuerzo, y el análisis fónico o la enseñanza de la preescritura como parte de la integralidad educativa.

Luego en la noche los quehaceres hogareños aguardan para estas mujeres compartidos con las responsabilidades en la comunidad o en las organizaciones de masas, entre ellas la Fmc que arribó el 23 de Agosto a su aniversario 57.

Vale recordar que, también, con el aporte y seguimiento de la agrupación femenina los círculos infantiles fueron dirigidos por el Instituto de la Infancia hasta inicios de los años 80. Posteriormente los asumió el Ministerio de Educación (Mined) como parte del subsistema de la enseñanza primaria.

Una etapa caracterizada por el fortalecimiento de la atención a este segmento y a las vías no formales en la rama preescolar mediante el Programa Educa a tu Hijo, sin apartarlos de la formación de un personal debidamente capacitado.

BELKIS, EN NOMBRE DE UN COLECTIVO

Sería imposible esta obra sin el sólido sostén femenino, aunque no se aparta la contribución de los hombres que conforman la nómina del círculo infantil más integral de la provincia.

«Tengo la dicha de contar con una fuerza laboral completa, y eso es un logro. El colectivo responde como condición principal que garantiza el éxito, tanto en organización, limpieza, y en los aspectos formativos», sustenta Belkis Rodríguez que muchas veces se siente entre los Meñiques.

«Somos 48 obreros y del total solo tenemos dos hombres, por lo que el aporte de la mujer resulta vital en una profesión que demanda mucho amor», sustenta Belkis Rodríguez Beovides, directora del círculo infantil Meñique de Corralillo.

— ¿Nunca has tenido quejas?

— Ninguna marcada. Alguna que otra insatisfacción por falta de agua en determinado momento. En cuanto a medidas disciplinarias aplicamos algunas por ausencias injustificadas pero ajenas al personal docente.

— Luego que los círculos infantiles brindan determinados beneficios para el incremento de la natalidad ¿Ha tocado las puertas a algunas de tus trabajadoras?

— Puedo decir que ya tengo tres que aguardan por la supuesta cigüeña.

Así transcurre la historia en este sitio corralillense donde la infancia aprende a amar y a crear valores para transitar por los caminos del bien. Por sus anchos y limpios pasillos está el legado martiano con sus múltiples enseñanzas, y desde allí harán historia los nuevos Meñiques que, sin llegar a ser reyes, se nutrirán de las bondades del legendario personaje para transitar por esa edad de oro.

¿Alguien duda de la felicidad que experimentan estos pequeños?  Ellos representan una parte de los 190 matriculados en esta institución del noroeste villaclareño.

REMEMBRANZAS

La creación de los círculos infantiles fue un regalo de la Fmc, a iniciativa de su Presidenta Vilma Espín Guillois, para favorecer la integración femenina a la sociedad y contribuir a la formación de la infancia.

El 10 de abril de 1961 vieron la luz las tres primeras instituciones de este tipo aledañas a barrios pobres de la capital cubana. Estos iniciaron sus labores con mujeres que hasta entonces ejercían como domésticas, amas de casa, o jóvenes que estudiaban en La Habana caracterizadas por el amor a los niños.

Al principio solo los cuidaban; sin embargo, las aspiraciones eran mayores en la búsqueda de un camino que tratara de educarlos. A fin de edificar estos círculos se emplearon múltiples iniciativas recaudadoras de fondos a partir de ferias, actividades recreativas, y la emisión de sellos de correos e impresión de postales.

En la actualidad Cuba sobrepasa los 1 130 colectivos que acogen a más de 154 mil infantes. Aún resultan insuficientes ante la demanda de féminas trabajadoras, mientras el 70 % de la población preescolar está acogida al Programa Educa a tu hijo.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

agosto 24, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: