ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

El “Regreso” de Blanca Rosa Blanco a la pantalla grande

La noticia de “la primera mujer cubana en dirigir, escribir y protagonizar un largometraje retumba en los medios cubanos y extranjeros. Unido a eso, que su directora se aventure, en ópera prima, a poner sobre la mesa el género policíaco en el cine parece ofrecerle mayor singularidad al tema.

La protagonista de la noticia es la popular actriz Blanca Rosa Blanco, quien estrenó El Regreso el pasado diciembre en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y luego ha presentado la cinta en varias salas del país.

Tras una exitosa carrera en la interpretación, Blanca busca nuevos horizontes y se aventura a dirigir y escribir la historia de muchas mujeres, en un solo caso policial. Con la asistencia en el guion y la dirección de Alberto Luberta, el filme habla de violencia de género, del silencio de las mujeres abusadas, de impunidad y de condenas injustas.

¿Por qué un tema tan delicado como el abuso sexual para su primer filme? ¿Cuánta realidad hay en lo que cuenta?

Es ficción, pero tiene un pretexto social. Lo que hay real son los testimonios de las mujeres violadas, en boca de actrices que interpretan víctimas de maltrato sexual, pero con testimonios cercanos a los reales de mujeres que conocí, que pude investigar y que tuve cerca. Estamos hablando de que si las mujeres no hacen la denuncia no existe el caso, puedes tener el hecho más insólito o el más connotado, pero si no hace una declaración no hay caso y eso es una realidad.

Otro dato importante es que yo conocía y tenía elementos de muchas personas que cumplían por una causa que le tocaba cumplir. Todo esto era un pretexto para tener esa denuncia en un policíaco, unido a la condena por el silencio que somete a las mujeres debido al prejuicio de que nunca les creen o que su condición ante la vida no les permite que las personas crean en ellas.

– Son pocas las mujeres que hacen cine en Cuba, y cuando lo hacen y tocan estos temas algunos las tildan de feministas, ¿se definiría usted como una mujer feminista?

No, para nada. Yo no tengo una posición, no soy para nada partidaria porque creo que en ese momento estamos condenados a ser parte de una sola cosa, sería traicionar mi manera de ser ante la vida, tengo una mente súper amplia con relación al ser humano y a todo. También creo que hay violencia contra los hombres, ¿y eso qué me haría entonces? Yo defiendo el género humano y defiendo la no violencia contra el género, pero de ahí a mantener un concepto feminista, no.

Las personas están marcadas por una estructura y un concepto en el cual yo no creo. Creo que cada quien vale por lo que piensa, por la obra que hace, no creo en etiquetas. Me parece que la gente debe ser feliz como quiere ser, que si quieren vivir hombres juntos o mujeres juntas lo hagan y creo en esa diversidad, por eso es que no le doy espacio a las etiquetas, aunque respeto a las personas que lo hacen.

– ¿Cree que el tema es poco visible en Cuba?

Pienso que lo poco visible es el género, igual sí se ha tocado de manera superficial, de hecho, yo creo que en la película podía haber profundizado más en la parte más dolorosa del silencio de la mujer, pero esa es otra película que debería hacer, definitivamente.

– ¿Por qué escogió el género policíaco para debutar como directora de cine?

Es obvio que es un género que tengo muy cerca, estuve diez años interpretando un personaje con acceso a mucha información y tenía deseos de sacarlo un poco del marco de lo que te permite el audiovisual en la televisión, que tiene otros códigos. Haber tenido la oportunidad de tocar muy de cerca el género en un formato tan diferente como el cine nos está abriendo también un camino a darnos cuentas de que hay que quitarse un poco el prejuicio de que sea el cine de género un cine menor, que por ser popular pueda ser menos acogido o diferente, yo creo que hay que abrir el abanico.

Me gusta mucho el género, conozco su literatura, me gusta el policíaco cubano y creo que merece un espacio, si pudiese seguir en él creo que sería interesante, me encantaría poder seguir haciéndolo en el cine, en la televisión no creo que corra el riesgo.

En una entrevista Yadier Fernández decía que era fácil ponerse el uniforme de policía, pero lo difícil era humanizarlo. ¿Cómo hicieron para humanizar a estos personajes?

Siempre tuve la idea de que los personajes no fueran prototipos, queríamos romper con los códigos, tal vez no en el extremo, pero sí saber que las personas en medio de esas circunstancias eran capaces también de retomar un romance, de sensibilizarse con la música, que tuvieran sus propios complejos.

– ¿No sintió miedo al emprender un proyecto con un perfil parecido al que interpretaba en Tras la Huella?

No, realmente no porque como este personaje de la mayor Mónica siempre estaba preestablecido, ya todo el mundo sabía lo que iba a hacer, cómo iba a reaccionar, cómo era su vida, lo que queríamos era desprendernos de eso y hacer un personaje nuevo, diferente. Sí había referencias, por supuesto, no las puedes borrar, pero no creo que Mónica tenga mucho que ver con Patricia. Es inevitable la comparación.

No es menos cierto que nosotros pensamos hacer una película a partir de lo que ya conocíamos y aunque era lo más cómodo, ¿por qué tenemos que darle vida a un personaje que ya existe? Podemos sencillamente replantearnos todo, cambiarle el nombre y buscarnos la vida con un nuevo proyecto. Aunque era realmente lo primero que tenía en la mente: sabes que este personaje funciona, sabes que el género funciona, entonces lo más cómodo es ir por ese camino, y realmente hubiera sido fallido hacerlo. Referentes puede haber porque yo soy la misma persona, el mismo ser humano y fue mucho tiempo.

Alberto Luberta fue un pilar fundamental de El Regreso, pues este reconocido guionista tiene amplio conocimiento del género, ya que acompañó a Blanca durante buena parte de su estancia en Tras la Huella. “Yo necesitaba alguien que me cubriera las espaldas, que tuviera cierto conocimiento del género, que fuera también inquieto, que fuera dispuesto a someterse a una obra a cuatro manos, que mucha gente no está dispuesta por millones de razones”, comenta la actriz, y asegura que todo fluye si ambas partes ponen la obra como lo más importante.

– ¿Cómo se complica el trabajo cuando tiene que dirigir y actuar a la vez?

Fue un reto para mí y para el equipo, que tenía conciencia de que era algo complejo, de que delante tenían a la actriz y también todo el tiempo a la directora.

Creo que tuve un equipo dispuesto a correr ese riesgo, que sabía que estábamos expuestos al error, que también podíamos tener aciertos y desaciertos, que estaban experimentando junto conmigo un proceso.

Ensayamos mucho y eso nos permitió tener un rodaje tranquilo de siete semanas como estaba previsto. Además, estamos hablando de una película con muy pocos participantes, muy precisos y concentrados; todo el mundo conocía su rol.

La directora asistente, Tania Ceballos, fue imprescindible en este proceso desde el principio hasta el final, lo tenía todo organizado. También gracias a la producción de Carlos de la Huerta, que la vida nos unió y ahora somos pareja. Realmente fue una experiencia difícil, en la que sufrí mucho, en la que las satisfacciones eran pocas, porque sentía que no tenía el control de todo lo que podía estar sucediendo.

El público había notado la ausencia de Blanca de la pequeña pantalla, luego de su salida del espacio Tras la Huella, hasta que apareciera en los capítulos finales de la recién concluida tele serie Conciencia, de Rudy Mora.

¿Por qué escoge este momento de su carrera para empezar a dirigir?

Justamente porque es este momento de mi carrera. Porque hace aproximadamente dos años desde que salí de Tras la huella que no he trabajado como actriz, porque las oportunidades ahora mismo y mis exigencias no están en el mismo lugar, las cosas que quiero hacer no se corresponden con lo que está sucediendo exactamente. Creo que la televisión está en un momento complejo en cuanto a producción y uno va cambiando sus necesidades. El trabajo en Tras la Huella fue demasiado tiempo y ya no era yo. Llegó un momento en que no había proceso de creación, sino de repetición. También los directores no me daban oportunidad de hacer otra cosa y fue muy difícil. Eso fue una de las cosas por las que tomé la decisión de replantearme todo, me fui dos años, me desintoxiqué y me atreví con lo que quise siempre que era dirigir y por eso fue que surgió este proyecto.

Durante las primeras presentaciones del filme a partir del pasado 26 de diciembre, Blanca no se ha mostrado como la directora y actriz de la trama que se exhibe en pantalla, sino como el ser humano que se emociona y agradece ver que su obra ha causado algo en el público.

“Me gusta estar en contacto con la gente, tomarle la temperatura, tocar con la mano lo que está pasando, ver si reaccionan en los mismos momentos, realmente las primeras presentaciones fueron así. Me emociona ver que las personas reaccionan, que hay aplausos al final, lo que uno espera que ocurra ha ido sucediendo espontáneamente.”

Un detalle que distingue esta cinta es que su escenario sale del acostumbrado ámbito habanero del cine nacional, algo que encontraría fácil justificación si Blanca no hubiese nacido en La Habana. Sin embargo, es la ciudad de Matanzas el escenario de la trama.

– ¿Por qué la ciudad de Matanzas?

Primero porque considero que el cine en los últimos tiempos está muy saturado del escenario habanero y Matanzas es un lugar que he conocido durante mucho tiempo, estuve un año trabajando allí, viajando semanalmente y me entusiasmaba mucho lo que sucedía con las luces en Matanzas, es una urbe muy cinematográfica.

Es una ciudad que tiene una historia particular y a mí me gusta mucho recrear esos mitos a título personal. Ahí también hay personas que necesitan ser protagonistas de algo, creo que era importante darle a la ciudad un protagonismo. Es otro escenario y lo nuevo siempre es atractivo por supuesto, las personas se involucran, te quieren ayudar, quieren ser parte de eso.

A pesar del protagonismo de la ciudad de los puentes en la ópera prima de Blanca Rosa Banco como realizadora, los matanceros aún no han podido disfrutar del filme en su ciudad, algo que la actriz devenida directora lamenta mucho. “Matanzas no ha visto la película, no hemos tenido respuesta de ningún directivo, ni de la cultura ni del gobierno de Matanzas. Es una pena que realmente esté sucediendo todo lo contrario en el resto del país, que nos han solicitado que llevemos la película, y eso es lo que hemos hecho nosotros”.

El Regreso está cosechando mucho éxito en Cuba y parece tener oportunidades fuera de fronteras, con una propuesta de llevarla al Festival de Cine cubano en Minnesota, “eso es como la primera oportunidad de llevarlo a un público de otra cultura, en otro contexto”.

Próximamente volveremos a disfrutar de sus habilidades como actriz en la más reciente producción de Jorge Luis Sánchez sobre la vida del poeta cubano Julián del Casal y tal vez, más adelante, de sus capacidades como directora en un documental que está en su fase inicial como proyecto.

Mientras tanto, Blanca disfruta el proceso de estreno de su ópera prima, y piensa en otra oportunidad que tal vez no es exactamente un policíaco, quizá un drama. “De lo que sí estoy convencida es de que realmente sí quiero seguir intentándolo, y que no me voy a divorciar de la actuación tampoco, pero sí quiero intentar tener una segunda oportunidad”.

(Con información de L. Eduardo Domínguez y Patricia Hernández Acevedo. Cubadebate)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

enero 25, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , , | Deja un comentario

Ivette Cepeda: “No estoy entregada al éxito”

“Llevo 25 años de vida artística, cantando y dando lo mejor de mí desde el escenario. Pero no estoy entregada al éxito. No es eso lo que me interesa. Cuando investigas te das cuenta de que ninguno de los grandes artistas del mundo quiso eso. Todos anhelaron tener integridad y se entregaban en cuerpo y alma a lo que hacían para dar lo más puro de su corazón. Van Gogh no vendió ni un cuadro, y eso es lo que quiero que entiendan quienes me conocen, quienes me aplauden en un concierto, quienes me ven en la calle. Yo soy una artista entregada a mi pueblo”.

En Cuba se te quiere mucho…

Me alegra saberlo. Y quiero pensar que en gran medida es por eso. Quiero ser una artista que sea un ejemplo en el escenario y fuera de él. Quiero ser íntegra, una buena persona, limpia, que sea capaz de relacionarme con cualquiera y hacer mío cualquier dolor, cualquier expresión de amor. Quiero seguir teniendo ganas de ir hacia adelante y créeme, ahora siento que tengo más ganas que cuando empecé.

Yo quiero entregarle a Cuba el ejemplo de una artista que no se ha contaminado con la necesidad de ser un éxito, un boom. No me interesa. Cada día voy a subsistir como lo hace nuestro pueblo, todos los días voy a salir a flote. Y además, todos los días quiero sacar de mí todo lo que no es compatible con ser un ejemplo. Que haya llegado a esta profesión por casualidad no quiere decir que ahora la siga defendiendo de la misma manera.  Ahora estoy con fuerzas, con ganas, con emociones, para seguir dando lo mejor”.

Por estos 25 años de vida artística y por la década que llevas trabajando con el grupo Reflexión, sé que quieres hacerte un regalo muy especial…

Sí, para mí y para todos. Llevo cinco años seleccionando canciones que han tocado mi corazón de una manera diferente y que en este momento de mi vida son las idóneas para expresar lo que quiero decir. Muchas de ellas han estado olvidadas, otras pintan con colores bellos el amor, otras cierran heridas… Descubrí que había obras que visité en un momento de mi vida y que ahora no significaban lo mismo. Este pueblo demanda más amor, más pureza, algo más contundente, algo más especial.

Cuando estuve en el funeral de Santiago Feliú supe que quería empezar el disco con una canción de él, para reverenciar a su generación. Escogí también una de Jhosvany Palma, trovador de Rodas, y otras de Carlos Varela, Augusto Blanca, Pedro Luis Ferrer, Polito Ibáñez y Eduardo Aute, el único extranjero que incluí. Así, hasta completar doce.

William Rivero, Lino Lores y José Luis Beltrán hicieron arreglos maravillosos y les agradezco mucho, al igual que a unos pastores de Estados Unidos que quisieron escuchar lo que hacían y a los tres meses me dijeron que me regalarían el disco.

Ha sido difícil. Pero un día recordé cuando mi profesora de Botánica nos mostró en el aula un poco de hierba, casi seca, y dijo que nos podía impresionar mucho. La puso en un plato con agua y vimos revivir aquella planta. Ahí conocí por primera vez a la rosa de Jericó. Puede estar hasta 600 años muerta y revivir con unas pocas gotas de agua. Es como el abrazo de un amigo que te hace renacer cuando peor te sientes.

Yo me sentía así, seca, porque no encontraba las canciones precisas. Al final, ya las tengo, y aunque algunas fueron incomprendidas e inaceptables en su tiempo, hoy las pude entender y aceptar en mi corazón y espero que se escuchen de una manera diferente ahora, porque todos hemos crecido.

El disco, después de grabar la música en los estudios de la Egrem, se mezcla en estos días en Estados Unidos. Participaron además los jóvenes de la Orquesta Sinfónica del ISA. Tengo previsto presentarlo en noviembre en el teatro Karl Marx. Ese día propongo recordar Estaciones, mi primer concierto, con los mismos que estuvieron en aquella ocasión. Al otro día, quiero recorrer mi camino musical de todos estos años y presentar La rosa de Jericó.

¿Qué es lo más difícil para ti, ahora, al cabo de 25 años de vida artística?

Pienso que no hay un momento más difícil para un cantante que cuando el concierto termina, y aunque te duelen los pies y sudas y quieres quitarte ese vestido, sabes que la gente te espera, y quiere una foto, abrazarte, expresarte lo que sintió. Y ese momento que pudiera significar el extra, es muy difícil, pero ahora lo asimilo como algo diferente. Es el momento en el que te das cuenta de que asumes un compromiso que a la vez te da fuerzas. El 95 % de mis amigos hoy son personas que he encontrado en conciertos, así que disfruto ese instante como si fuera el primero.

Todavía sigue siendo difícil para mí mirar atrás y darme cuenta de que tuve que tomar decisiones muy fuertes. Tenía 30 años cuando cambié el rumbo de mi vida, y los dos años anteriores probé y no me sentía cómoda. Entonces era profesora, y no podía ser cantante y profesora a la vez. No puede salir agua salada y dulce de la misma fuente. Mi forma de vestir, de actuar, la forma de organizar mi vida como profesora no tenía nada que ver con la vida nocturna de una cantante que entonces debía levantarse a las cinco de la mañana para ir a diferentes lugares de Artemisa a dar clases. Eso era imposible.

Primero decidí que no iba a cantar porque mi responsabilidad primera estaba en el magisterio. Hasta que un día tuve una pequeña decepción que me hizo sentir que ya no era tan útil, que ya había dado todo lo que humanamente podía dar como profesora. Había empleado todas mis energías para ser profesora desde el nivel primario hasta en la Escuela Pedagógica José Martí y en el Instituto Enrique José Varona, impartiendo clases de la metodología de la enseñanza de Matemática. Era el periodo especial y sentí que necesitaba descansar. Un día me llama un amigo, me dijo que necesitaba una cantante, yo ya había hecho algo como profesora aficionada con ellos, en otros lugares, intentando probar y aquí estoy.

Otro de los momentos más difíciles que he vivido fue aquella primera vez que me dieron una propina en divisas y la pusieron por dentro de mi blusa. Por poco me muero, empecé a llorar. Yo decía: Esto no es para mí, porque yo había construido mi vida como lo que era, una profesora de la Universidad de La Habana.

La década de trabajo con el grupo Reflexión también ha sido un regalo…

Sí, es cierto. Se me ha ido el tiempo en un pestañazo, como sucede con todas las buenas cosas. Con el grupo todo ha sido intenso, fructífero, tan grande como para echar raíces. No somos como un bonsái ni como una planta que fructifica en cada disco. Somos como un gran cedro que crece y echa raíces. Ya somos una familia. La sonoridad que alcanzo con ellos es única. Me siento feliz entre ellos y ha sido una gran escuela.

Estaciones fue tu primer concierto. ¿Cuánto has cambiado?

Estaciones fue mi primer concierto. Entendí que el cantante no es quien canta lo que otros quieren, sino que es alguien que quiere dar mensajes a través de otras personas. Es un intermediario entre su corazón y el de las otras personas. Cuando ese concierto terminó yo estuve en una silla preguntándome: ¿Qué voy a hacer a partir de ahora? Tuve que tomar las riendas de mi carrera hasta el día de hoy y comprendí desde entonces que quería ser cantora de mi pueblo, dondequiera que esté, sin obnubilarme por la fama.

(Con información de Ana María Domínguez Cruz)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

agosto 22, 2018 Posted by | Enlaces | , , , | Deja un comentario

Cepeda comenzará la Serie Nacional con Sancti Spíritus

Al momento de conformarse el equipo de Sancti Spiritus para la Serie Nacional, la máxima dirección del béisbol en Cuba anunciaba una posible contratación de Frederich Cepeda Cruz para el equipo Toros de Tijuana de México.

Mas en las últimas horas, Cepeda cambió de maletines y se puso el mismo traje que viste hace 20 campañas con Sancti Spiritus. También cambiaron sus perspectivas personales y colectivas. Tiene cercanos los 300 jonrones de por vida, los dos mil hits y el sueño de clasificación de los Gallos.

“Comienzo a jugar la Serie Nacional con mi equipo de Sancti Spiritus. Lo del contrato se conversó conmigo y con la Federación Cubana, pero no se hizo nada oficial con la parte mexicana, me informaron que antes del seis de agosto tenía que firmar el contrato, vine de los Centroamericanos y no se me hizo ninguna notificación.”

¿Cómo enfrentas entonces esta serie con este cambio?

“Siempre estoy pensando en lo que me toca acá en Cuba, porque los contratos puede que se den y puede que no, hay muchos caminos que se tienen que recorrer para lograr una contratación y esas cosas no están en mis manos. Lo mío es solo jugar. Ahora lo primero es tratar de ayudar al equipo para que salga adelante, tratar de clasificar, este es un deporte colectivo y mientras el equipo ande bien, todo lo demás anda bien, tengo marcas que puedo llegar: los 300 jonrones, los dos mil hits, pero son cosas que no se piensan ahora porque el camino es largo.”

Con la ausencia de Eriel todo el peso del liderazgo te cae encima

“Es lamentable, Eriel decidió retirarse y el equipo perdió a un gran bateador, un gran jugador, pero los muchachos nuevos tienen que meterse en la mente que pueden hacerlo, que un día tampoco va a estar Cepeda, Mendoza o Peña y ellos son los que tienen que llevar las cosas hacia delante, si mañana me fuera para una contratación, como otras veces, tiene que seguir el equipo, es decir el peso cae cuando eres capaz de llevar un liderazgo, de hacer una carrera y tener resultados, es que sientes el peso, pero no me preocupa, lo mío es hacer el trabajo y mantenerme saludable para salir adelante.”

Vuelves a empatar una campaña con otra. ¿No sientes ese peso?

“Siempre digo que cuando hay trabajo es bueno, a mí me gusta entrenar y jugar el béisbol y realmente de como tú lo enfrentes, como lo enfoques es de la manera en que lo vas a llevar, no veo como un peso, ni la Serie que pasó, ni los Centroamericanos, ni los juegos extras con diferentes equipos.

¿Y cómo lo sobrellevas con 38 años?

“Está en la mente, mientras tengas el mismo deseo del principio y yo tengo los mismos deseos de cuando tenía 15-18 años, por eso siempre hay porqué luchar.”

¿Hablamos de Barranquilla donde otra vez no cumplieron?

“No diría que no se cumplió, sucede que siempre se hace un compromiso, se hacen pronósticos para coger el oro, eso es bueno, pero tienes que pensar que todos los equipos se preparan, fue un campeonato diferente, atípico, la Serie del Caribe que se ganó llegamos con tres derrotas, ganamos el juego que hacía falta y sacamos a Puerto Rico de la competencia en la semifinal, ahora simplemente no ganamos los juegos que hacían falta en un torneo de todos contra todos, no hubo buen destaque ofensivo, y realmente cuando hizo falta lograr la clasificación para los Panamericanos, nos concentramos y nos salieron las cosas un poco mejor. Ese es el béisbol, sabemos que el pueblo siempre espera el oro, pero se debe apoyar siempre que te aplaudan cuando estés arriba y que te ayuden cuando estés debajo.”

Demasiadas derrotas ¿cansancio tras la Serie Especial?

“Respetamos todos los criterios, pero solo los atletas y la dirección sabemos lo que hicimos, lo que entrenamos y nos preparamos, pero el resultado cambia todo, si se llega a ganar quizás ni se habla de la serie, hay cosas que se pueden mejorar, pero no me toca a mí, soy una atleta que esta para jugar.”

Tú mismo no tuviste un buen torneo

“No tuve un buen torneo ofensivo como uno siempre espera, tuvimos un entrenamiento largo, un campeonato largo, con altas y, bajas y en ese momento me toco una baja, no justifico nada, pero me sentía bien, comencé conectando buenos batazos, quizás el estadio no me acompañó por la manera en que salieron los batazos, pero tuve la oportunidad de mantenerme jugando y dar un batazo en un momento que hacía falta. Se comentó que hicieron un estadio nuevo, pero viraron la dirección del terreno para buscar un poco menos de bateo por la brisa como brota, realmente lo lograron, la bola camina para un solo lado para el jardín derecho y hay que darle de línea como salió el batazo mío.”

Pero el nivel del torneo no era el más alto…

“Los equipos se prepararon bien, asistieron excelentes peloteros, ya te expliqué lo del sistema, perdido el oro, al menos luchamos la plata y le dimos un poco de colorido, al menos para quienes aman el béisbol se pierda o se gane.”

¿Hacia dónde miras ahora? ¿Tu mirada llega hasta Japón 2020?

“Lo inmediato es hacer lo mejor que pueda con los Gallos, si voy a México trataré de hacer también lo mejor, siempre pensando que soy espirituano y que mi carrera ha sido aquí en Cuba. Y claro que miro a Japón. Desde el Segundo Clásico algunos me han dicho: ya tú no juegas más, ni harás equipo nacional, lo mismo cuando regresé de Japón, siempre les dije: están equivocados. Ya no soy miembro de la escuela nacional de béisbol, pero voy a seguir esforzándome y a seguir jugando, mientras me sienta saludable y hasta que logre convencer a alguien más de que puedo estar en el equipo nacional”.

(Con información de Radio Sancti Spíritus)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

agosto 10, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

Gilberto Santa Rosa ya está en Cuba

A pocas horas de su llegada a Cuba, el cantante portorriqueño Gilberto Santa Rosa ofreció declaraciones a la prensa nacional y extranjera sobre sus presentaciones en los escenarios cubanos, programadas para este sábado 14 en el parque Josone de Varadero y el lunes 16, a las 9 de la noche en el Malecón habanero.

Sobre los dos conciertos que ofrecerá y su visita a Cuba, el también conocido como “El Caballero de la Salsa”, dijo a Cubadebate:

“Mi mayor expectativa es no defraudar a la gente porque ellos son los que me han dado tanto cariño desde que bajé de ese avión; esto me hace sentir una gran responsabilidad. Espero que lo que le hemos preparado al público de Cuba sea algo que la gente disfrute y que todo ese cariño que me han dado lo sepa devolver”.

“El repertorio será un poco de todo lo que he venido haciendo durante estos 40 años de vida artística”.

¿Cómo llega a concretarse su visita a Cuba?

“Mi amigo y cantante cubano Isaac Delgado viene desde hace un tiempo invitándome a diferentes cosas, pero en esta ocasión sentí en mi corazón que era el momento idóneo para venir como invitado al primer Festival “Josone Jazz y Son. Todo fluyó perfectamente, es que las cosas cuando están para darse se consiguen sin contratiempos”.

¿Tiene pensado hacerse acompañar de artistas cubanos en el escenario?

“Bueno esas son cosas que me voy a guardar porque siempre hay sorpresas y es algo que surge también de forma espontánea en el mismo escenario. Me acuerdo una vez cuando “invadí” a la Orquesta Aragón en Panamá y en Puerto Rico hice lo mismo con Adalberto Álvarez y su Son;, con Isaac ya hemos cantado varias veces juntos, los Van Van…en fin, que es algo que sucederá de una forma muy natural y sin planificaciones”.

¿Qué referentes de la música cubana tiene Gilberto Santa Rosa a la hora de concebir sus temas?

“Yo tengo referencias de la música cubana desde hace mucho tiempo. Debo admitir que esta es la raíz de la música que yo hago, entonces los referentes están ahí, de todas las épocas. Siempre la música cubana y portorriqueña ha tenido nexos y una gran comunicación.

“Me place mucho haber podido colaborar con artistas cubanos (Elito Revé, Tony Ávila, Isaac Delgado, el Micha), que primero nos hemos conocido musicalmente y luego en persona…y es tal la conexión que parecíamos haber convivido juntos de toda la vida.

“Esa es la magia que tiene la música”.

Uno de los géneros que también domina es el bolero y el público cubano es un gran amante de éste…

“A veces cuando se hacen este tipo de conciertos en lugares muy abiertos me pongo un poco nervioso con los boleros porque como caribeños de sangre caliente que somos, hay que sentirse en otro estado para escuchar un bolero. Sin embargo, creo que la música bonita siempre es bien recibida.

Mi curiosidad mayor por Cuba es la música y la cultura y estoy seguro que con esta visita podré llevarme gratas y muy positivas experiencias al respecto”.

(Con información de Beatriz Albert Pino. CubaDebate)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

julio 13, 2018 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

Entregan premios colaterales del 39 Festival de Cine de La Habana

Entrega de los premios colaterales del 39 Festival de Cine de La Habana. Foto: Habana Film Festival

El filme colombiano Matar a Jesús se alzó con dos lauros en la entrega de los Premios Colaterales del 39 Festival de Cine de La Habana, otorgados este viernes en la Sala Taganana del Hotel Nacional de Cuba.

-Federación de CineClubes de Cuba entrega el Premio El Mégano: Gloria City (Cuba)

-Federación Internacional de Cineclubes entrega el premio Don Quijote: Plaza París (Brasil)

-Emisora Radio Habana Cuba entrega el Premio Roque Dalton: La cordillera (Argentina)

-Matanzas como subsede del Festival entrega Premio Vigía: Yo soy Malú(Cuba)

-Casa de las Américas: Matar a Jesús (Colombia)

-Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano otorga el Premio Cibervoto a partir de las votaciones realizadas por los cibernautas en el Portal del Cine Latinoamericano y Caribeño: Largo: La cordillera (Argentina); Ópera Prima: La novia del desierto (Argentina); Documental: Dedo na ferida (Brasil); Cortometraje: M.A.M.O.N (México)

-Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF): Temporada de caza(Argentina)

Premio Únete: Una mujer fantástica ( Chile)

-Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba: Atrapado (Cuba)

-Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica: Los Perros (Chile)

Premio del Círculo de Cultura de la Unión de Periodistas de Cuba: Gloria City ( Cuba)

Premio Vitral de la Asociación Cubana del Audiovisual (ACAV): Sergio&Serguéi (Cuba); Mención Especial: Por qué lloran mis amigas(Cuba)

Premio Glauber Rocha Prensa Latina: Matar a Jesús (Colombia); Mención: La película de mi vida (Brasil)

-FEISAL: El pacto de Adriana (Chile)

-Centro Memorial Martin Luther King entrega Premio de la Editorial Caminos: Mala Junta (Chile)

-Centro Cultural Pablo de la Torriente, Premio Memoria: Pizarro (Colombia);El Pacto de Adriana (Chile); El color del camaleón (Chile); Premio Especial del Jurado: El proyecto (Cuba).

(Con información de Habana Film Festival)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 15, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: