ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Siempre, Albertico

Dr. Alberto Morales Salinas

Por Ricardo R. González

Por mucho que tratamos de evadir la noticia y de hacerla increíble esta llegó. El Dr. Alberto Morales Salinas emprendió su viaje hacia la eternidad luego de enfrentar una lucha titánica por la vida.

Lamentablemente el cáncer pudo más, y aunque guarde un minuto de silencio por su memoria prefiero verlo como aquel profesional que subía, una y otra vez, las escaleras del Cardiocentro para tratar de descubrirle secretos al corazón e investigar sobre múltiples afecciones causantes de males irremediables.

Prefiero recordarlo como el ponente laureado en diferentes eventos nacionales o del mundo, defendiendo sus trabajos científicos aun cuando la enfermedad desgastaba su organismo, pero la fuerza del alma lo hacía imponerse porque tenía el compromiso con el prójimo, ese que juró el día en que se hizo médico, y sabía que no había un segundo que perder si se trataba de la salud de sus semejantes.

Quisiera recordarlo siempre por su ética, por el afán de plasmar los conocimientos en importantes publicaciones universales, aunque en ocasiones resultara controvertido, pero de las divergencias también se aprende.

Lo seguiré viendo con su impecable bata blanca, y una vez en el hogar dedicarse a la pasión por el pequeño hijo a quien nunca le faltó la orientación precisa, la palabra oportuna, las preocupaciones de padre, y el amor filial que supo entregarle.

Junto a él recordó las insuperables lecciones que deja la lectura de El Principito, le enseñó los colores y tropiezos de la vida, y jugó a la par del infante procurando siempre que en cada jornada primara ese matiz humano que arropa a los futuros hombres de bien.

Me pregunto, una y otra vez, el por qué de estos desenlaces. Alguien pudiera decirme… «es la ley de la vida» y no deja de tener sentido.

Aún así, no encuentro respuesta convincente. Quizás algún día la tenga.

Y si algo merece la mayor presea es el cuidado que le brindó su familia y la esperanza de resistir los embates. Ahí está Elisa, quien venció esos instantes en que las fuerzas fallaban para superarlos con el instinto maternal, a pesar de encontrarse herida por dentro.

No hablo de despedidas Albertico. Simplemente es un alto en el camino porque hay luces que iluminan para siempre, y por tu entrega a la vida, en el relativo corto tiempo vivido, tienes tu olimpo reservado en lo alto del universo.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

octubre 11, 2019 Posted by | Enlaces | , , , | Deja un comentario

Muere Maggie, el perro más viejo del mundo

maggie_el_perro_mas_viejo_del_mundoUn granjero de Australia acaba de perder a Maggie, una perra pastor considerada el can más viejo del mundo con 30 años de edad.

Su edad equivaldría a 210 años para un ser humano, y murió mientras dormía.

“Todavía se le veía bien la semana anterior, caminaba de la lechería a la oficina y les gruñía a los gatos y ese tipo de cosas”, dijo su dueño, Briam McLaren, en declaraciones al semanario australiano The Weekly Times.

“Estoy triste, pero al mismo tiempo contento por la manera en que se fue”.

The Weekly Times ayudó a convertir a Maggie en una celebridad cuando en noviembre pasado publicó un artículo sobre ella y McLaren. Usando la manera más popular de calcular la edad de un perro en años humanos, Maggie tenía 210 años.

La mascota nunca fue declarada, oficialmente, como el perro más viejo del mundo porque McLaren perdió los papeles de su nacimiento. Sabía la edad que tenía pues la familia la obtuvo cuando su hijo, que ahora tiene 34 años, tenía cuatro.

El Libro de Récords de Guinness reconoce a otro perro australiano llamado Bluey como el perro más viejo, Tenía 29 años y cinco meses cuando murió en noviembre de 1939.

(Con información de agencias)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

abril 26, 2016 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: