JetBlue estrena ruta Boston-La Habana

La aerolínea conecta ahora a Cuba con cuatro ciudades de Estados Unidos

Pocos minutos antes de las 4:30 de tarde de este sábado, el vuelo inaugural de la ruta Boston-La Habana de la aerolínea estadounidense JetBlue arribó a la pista de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, en la capital cubana.

Unos 125 pasajeros fueron testigos y protagonistas del primer vuelo sin escala entre las dos ciudades, que con frecuencia semanal, será el único servicio de este tipo que une al estado de Nueva Inglaterra con Cuba.

Cada sábado, partirá una aeronave desde el Aeropuerto Internacional Boston Logan rumbo al Aeropuerto Internacional José Martí, y en la tarde hará el recorrido de regreso. Jetblue es la única aerolínea que realiza este itinerario directo, detalló Giselle Cortés, directora de JetBlue Internacional.

Ahora, prosiguió la directiva, conectamos a la capital de Cuba con cuatro ciudades estadounidense (Orlando, Fort Lauderdale, Nueva York y Boston) más que cualquier otra aerolínea del país norteño, lo cual reafirma —dijo— que «estamos comprometidos con esta bella isla a largo plazo».

En el 2016, JetBlue se convirtió en la primera aerolínea en operar servicio comercial entre los Estados Unidos y Cuba en más de cinco décadas.

Al respecto, amplió el director de la terminal 3 del Aeropuerto habanero, Omar Goslin: «Así se abrió un nuevo camino dentro del complejo escenario que el bloqueo económico, comercial y financiero que los Estados Unidos nos impone para que podamos implementar el restablecimiento de los lazos empresariales, en virtud del memorando de entendimiento firmado entre Washington y La Habana en abril de 2016».

Sobre la nueva ruta, Goslin valoró que «es ejemplo de las potencialidades que brinda el mercado cubano para las líneas aéreas estadounidenses en beneficio de ambos pueblos y un ejemplo elocuente de la apuesta de sectores, empresas e instituciones de Estados Unidos.

Los vuelos regulares han permitido hasta la fecha un movimiento más fluido de pasajeros entre los dos países y esta nueva ruta ratifica su sostenibilidad y conveniencia para ambas partes, concluyó.

El recién inaugurado itinerario no solo permite que residentes en Boston puedan viajar más fácilmente a la Mayor de las Antillas, sino también les brinda a los cubanos acceso a un mayor número de ciudades a las cuales JetBlue sirve desde dicha urbe.

«En los últimos dos años nuestra relación con la comunidad cubana ha continuado floreciendo, nuestro compromiso con esta nación ha sido fortalecido y no podemos estar más entusiasmado hoy en conecta a la gente de Boston con la rica historia y la vibrante cultura de Cuba», comentó Raúl Alcázar, gerente general de JetBlue en la Isla.

Además de la capital cubana, la aerolínea opera en Santa Clara, Camagüey y Holguín con servicio diario desde el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood.

(Con información de Marilyn Luis Grillo Foto: Abel Rojas Barallobre. Juventud Rebelde)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

La aerolínea conecta ahora a Cuba con cuatro ciudades de Estados Unidos

Anuncios

Pepe Hevia estrena en Cuba: “Ciudad de luz”

Ciudad de luz es la pieza que estrenará esta noche en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, el coreógrafo cubano Pepe Hevia, como parte del XXVI Festival Internacional de Ballet.

De una obra que se debía a sí mismo calificó el artista su nueva creación, pues según comentó en entrevista a la televisión nacional, se la dedica a los 500 años de fundación de La Habana, a conmemorarse en 2019, y de manera general a Cuba.

La cubanía es para mí algo muy emocional, dijo, mientras más vengo a mi país, más me enamoro de él, y eso es algo que lo traduzco a la danza.

Según explicó, se trata de un dueto muy pequeño interpretado por los bailarines Gretel Morejón y Arián León, del que resaltó sus excelentes dotes como artista y sus habilidades interpretativas.

Aunque Pepe Hevia se autovalora como una persona muy tímida, destaca dentro del competitivo mundo de la danza por la calidad de sus creaciones, algo que califica de lenguaje para expresar las palabras que no dice.

La coreografía, dijo, yo la tengo como ese instinto primario que me ofrece fluidamente la posibilidad de comunicarme, así construyo mi universo.

Ciudad de luz forma parte de un programa concierto que está integrado también por los pas de deux de Cascanueces y El Corsario, así como por las obras VértigoAnyaliLa BohemeLa reina muerta, y la escena final de La Cenicienta.

Bailarines del Ballet del Teatro Colón, de Buenos Aires en Argentina, y de las compañías estadounidense Arts Ballet Theatre y Ballet de Milwaukee, entre otras, serán los intérpretes de la noche.

Para este domingo como parte del XXVI Festival Internacional de Ballet de La Habana Alicia Alonso, se realizará un flashmob a cargo de la Fundación Antonio Gades, en la intersección de las calles San Rafael y el Paseo del Prado, así como un programa concierto en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba.

(Con información de Yanais Vega Bacallao. CubaDebate)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Vuelve el horario “normal”: Este domingo, atrase una hora su reloj

A la una de la madrugada de este domingo cuatro de noviembre, deben atrasarse una hora los relojes, con lo cual quedará restablecido el horario normal en el territorio nacional, en coincidencia con los países del hemisferio norte que lo utilizan.

La Oficina Nacional para el Control al Uso Racional de la Energía (ONURE) explicó a la  Agencia Cubana de Noticias que con la aplicación del horario habitual habrá un mayor uso de la luz artificial, lo que hace crecer el servicio de electricidad en el horario de superior demanda, que ocurre entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche.

Obviamente, sugirió, es imprescindible que tanto en los hogares como en los centros de trabajo se adopten medidas encaminadas a utilizar en ese horario sólo los equipos e iluminación necesarios para no forzar al sistema electro energético nacional.

El hecho es que su restitución implica que entre las 18:00 y las 19:00 horas exista una alta coincidencia del alumbrado con la cocción de alimentos, que incrementa considerablemente la máxima demanda.

Solo en el sector residencial, su requerimiento en este período puede llegar hasta el 80 por ciento del total, por lo que es imperioso incrementar las acciones de divulgación en los medios locales y nacionales, teniendo en cuenta la necesidad de reducir el consumo por población de 5:00 pm a 9:00 pm.

El cambio de hora trae nuevos desafíos a la generación de energía eléctrica en el país, sobre todo porque en esta época aumenta la demanda y se necesita más combustible fósil en aras de evitar afectaciones en la población.

De ahí la necesidad de concientizar a cada cubano sobre el uso racional de la energía eléctrica.

Respecto al sector estatal, es vital que tenga actualizados la totalidad de los estudios de acomodo de carga, lo cual figura en la Ley Eléctrica, y analizar con todos los centros la posibilidad de no consumir en el siguiente intervalo (entre las 6:00 pm y las 7:00 pm), además de dirigir las acciones de control a los mayores consumidores.

(Con información de ACN)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Liuba María Hevia: «El arte es el cómplice de mi vida»

Por Ricardo R. González

Aquella niña que le imploraba a su madre una guitarrita de madera como juguete anhelado creció. Tampoco es ya la principiante presentada en el programa Todo el mundo canta y quien cautivó desde su primera aparición. Ha pasado el tiempo dentro de un compás indetenible… Lo cierto es que Liuba María Hevia se ha impuesto, a base de talento y esfuerzos, para inscribirse entre las voces primordiales que engalanan la música y la cultura cubanas.

De nuevo enamora a Santa Clara arropada con motivaciones especiales. Una celebración en grande, el viernes en el teatro La Caridad, para dar continuidad a sus 35 años de quehacer artístico compartido con la Orquesta Sinfónica de Villa Clara, bajo la dirección del maestro Enrique Pérez Mesa, la Cantoría Infantil y el Coro Provincial. Algo que lleva varios ensayos, mas se asume como reto seductor en lo que la propia intérprete denomina: «un verdadero privilegio que forma parte de un sueño cumplido».

El concierto abarca todos los géneros por los que la cantautora ha incursionado. Desde el tango, la música campesina e infantil, el folklore latinoamericano hasta la habanera.

Trae, también, el tributo a otra de las imprescindibles: a nuestra Teresita Fernández, con la presentación, este jueves, del documental dedicado a su obra, básicamente para adultos, en la pantalla grande del cine teatro Camilo Cienfuegos, en la propia ciudad que acogió la niñez y juventud de la trovadora y a la vez alimentó a Vinagrito, el gato más famoso que conserva el pentagrama.

No se concibe a Liuba sin acercarse a la infancia. Apenas llegó a la urbe anduvo por el hospital pediátrico José Luis Miranda para regalar amor y esperanzas. Y entre profesionales, padres, familiares y los propios infantes hicieron esa ronda gigante de niños «que juegan el mundo a mirar»; en tanto, aguarda para su presentación dedicada a los infantes, en la mañana sabatina, acogida por el Complejo Vista Hermosa del Cabaret Cubanacán.

Ella es siempre un abanico de sorpresas, y entre tantos temas hablamos de Vidas Paralelas, la más reciente producción discográfica devenida detonante principal para conferirle el Premio Especial Cubadisco 2018, aunque «No soy muy partidaria de los premios. No creo en eso. La música, el arte y el sentimiento no se pueden medir», precisa.

El fonograma constituye una especie de resumen de su existencia y el que más trabajo le ha costado. Diríamos que resultó una descarga de adrenalina desmedida.

«Entraba al estudio a innovar como detalle que no suelo hacer, a cambiar muchos acordes una vez grabados porque esas crónicas desnudan bastantes aristas de mi vida y quedan recogidas en cuatro discos integrados por 68 canciones».

— ¿Una complicidad entre asombros y misterios compartidos?

— Una especie de deuda con la trova cubana, con mis amigos y nos apoyarnos en dúos. Compartí en el disco no solo una canción mía, sino que canté un tema de la propia autoría de colegas que admiro, de esos que escucho en mi casa y forman parte de mi banda sonora personal y familiar.

«Con Silvio Rodríguez hice Segunda cita y Puertas. Pablo Milanés aparece con Si me falta tu sonrisa y Ya se va aquella edad, con Raúl Torres (Se fue y Canción breve), Polito Ibañez (Se busca y Me muero de ganas), y con David Torrens (Llegó a mí y Los sueños), por citar algunos.

—Sin embargo, al revisar la lista de participantes observamos que existe un equilibrio entre intérpretes muy conocidos y otros que no lo son tanto.

— Hay cantantes fabulosos que invité porque son defensores de la canción y con ellos abordo uno o dos temas. Está la maravillosa Gema Corredera con quien grabé Algo y Tan solo un bolero, pieza que está incluida en el CD Ilumíname en vivo, pero figura también Ivette Cepeda con la magistral entrega de La Habana en febrero y Agosto bajo la piel, mientras Maridalia Hernández hace roles en Ausencia y Pasaba un ángel. Danny Rivera, por su parte, realiza otra versión de Ausencia y se crece en Si me falta tu sonrisa.  Beatriz Márquez interpreta Mi Vieja Habana, y Luna Manzanares recrea Ilumíname.

«Aparecen, además, los españoles Luis Pastor y Javier Ruibal, los dominicanos Pavel Núñez y José Antonio Rodríguez, la argentina Georgina Hassán, María Tejada, de Ecuador, María Marta (Brasil), y la venezolana Amaranta, entre otros».

— Incluyes a Mariadalia Hernández, la formidable exvocalista de Juan Luis Guerra y 4.40 ¿Cómo llega a esta producción?

— Nos conocimos en un evento en República Dominicana vinculado a la trova en el Caribe, y le comenté la idea de poder grabar con ella. No hubo ningún obstáculo y ahí está el resultado.

— Retomo los pormenores del tema Tristeza que interpretas junto a Ana Belén en tu disco Puertas. Ahora se incluye de nuevo. ¿Cómo fue el vínculo con la intérprete española?

— Ana es la voz femenina que más se ha escuchado en mi casa, fue mi ídolo en la juventud. Cuando recibí su grabación resultó fabuloso. Ella le puso voz en España.

«Quedé maravillada con el resultado. Fue un regalo para mi madre a quien dediqué el disco Puertas. Ella lo escuchó aun cuando yo no le había puesto voz. El timbre de Ana es incomparable. Aceptó grabar el tema y me envió varias preguntas. No conocía lo que era la yagruma mencionada en el texto, y no vaciló en dar el sí».   

— Estos últimos tiempos han sido de duro bregar en la discografía de Liuba María Hevia…

— Es un período, como lo definió Sara (González) en una de sus canciones, Con apuros y paciencia. El rescate y la perseverancia en la música infantil han sido constantes en mi trabajo. Primero salió el dedicado a la música de Teresita Fernández, después el homenaje a la argentina María Elena Walsh, y está en preparación el del mexicano Francisco Gabilondo Soler porque siempre digo que son los tres grandes en Latinoamérica que han escrito canciones para la infancia.

«Otro fonograma ya grabado y que no ha visto la luz es Hay quien precisa —Premio Especial de Cubadisco 2016— compartido con la excelente interprete venezolana Cecilia Todd. Con ella hicimos una gira nacional, acompañadas por el maestro José Maria Vitier, que resultó el colofón para echar a volar nuestros sueños y realizar el proyecto.

— Entre disco y disco surgen nuevos proyectos. ¿Es cierto que preparas uno con músicos, predominantemente, salseros?

— Son canciones de mi autoría que saldrán bajo el sello Unicornio con el título de Pasaba un ángel. Estaré solo como productora, y son colegas muy queridos que realizan versiones de mis canciones.

Puedo citar a Wil Campa, Mayito Rivera, Pancho Amat y su grupo, David Álvarez y Juego de Manos, por mencionar algunos.

—Pero habrá una gran sorpresa…

— Siempre admiré y admiro los aportes extraordinarios y el legado que nos dejó Juan Formell. Iba a su casa, conversaba con él y con Mirtha (Medina), y voy a tener el gran placer de que Samuelito y Los Van Van graben mi tema De monte y ciudad. Será el único dueto mío que aparezca en el fonograma. Eso me dio una felicidad incalculable porque es mi tributo al maestro Formell.

— Apartándonos ya de los discos, si bien te has ganado el corazón de los adultos hay un público especial que te adora y sigue tus canciones…

— Esos «locos bajitos» de los que habló Serrat. Yo me preparo con el mismo rigor a fin de enfrentar los conciertos para adultos que los dedicados a los niños. Ellos son los más sinceros, quienes te dicen sin hipocresías lo que les gusta y lo que no. Es la etapa más linda de la vida y hay que llenarlos de esperanzas.

«Me indignan aquellos que piensan que a la niñez le dedicas cuatro canciones y ya. Crasso error, se dan cuenta de todo y abrazo, como profunda martiana que soy, la máxima de nuestro Apóstol cuando dijo: «Los niños son los que saben querer».

«Para ellos todo mi empeño en los vídeos infantiles que tienen que salir con óptima factura, y siempre que voy a provincias o viajo al extranjero incluyo a los hospitales pediátricos, y sobre todo aquellas salas que acogen a criaturas con enfermedades de difícil pronóstico. Incluso me preguntan si yo no lloro o si me da lástima.

«A lo mejor después suelte alguna lágrima porque soy sensible, pero delante de ellos no puedo hacerlo porque tengo que irradiarles mucho aliento, porque llevo la fe inmensa de que van a curar, y un día se sumarán a mi ronda, y mi canto es el regalo para darles fuerzas, para compartir las alegrías de este mundo.

— ¿Cuál es tu mayor temor?

— Me aterra que un día se acabe el amor y las ganas de trabajar. Siento recelo porque en cualquier momento deje de ser útil, o por aferrarme a un escenario cuando las facultades estén vencidas. Espero que si algún día llega esta situación mis amigos me lo hagan saber pues el arte es el cómplice de mi vida, y entrego a los demás lo que sé hacer».

Mientras tanto Liuba, síguenos regalando tu Señor Arco Iris, que prosiga Ilumíname con esa luz que llene nuestros días, y que nunca falte tu sonrisa para seguir disfrutando del encanto de una mujer que vive la libertad de sus canciones y la comparte con su público.

OPINIONES AUTORIZADAS

Maestro Enrique Pérez Mesa, director de la Orquesta Sinfónica Nacional: «Liuba es una cantante muy auténtica y con una afinación extraordinaria, mientras la provincia tiene una Orquesta Sinfónica de excelencia con músicos respetables».

Irina Toledo Rocha, directora de la Orquesta Sinfónica de Villa Clara: « El concierto tiene mucha música para tocar con innumerables matices, lo que permite un trabajo excepcional».

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Juan Valentín Lorenzo Ginori: «Vivo con la intensidad de mi tiempo»

Declara el Dr. en Ciencias que en días recientes se sumó a los profesionales de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas con la Categoría Docente Especial de Profesor Emérito

Por Ricardo R. González

Fotos: SMB y colaboración familiar

Juan Valentín Lorenzo Ginori es un hombre realizado. Prefiere que lo vean inmerso en las bondades y tropiezos de la cotidianidad sin adjetivos sobredimensionados ni halagos grandilocuentes. De su padre aprendió las lecciones más honestas de la vida. Un técnico electricista que partió, definitivamente, en 1999, y quien lo motivara a seguir el camino del oficio.

A él le dedicó el mayor de los regalos cuando a los 21 años lo viera convertido en todo un ingeniero electricista durante la graduación universitaria de 1969. Desde entonces se traza el camino de este esperanceño que en días recientes recibió la Categoría Docente Especial de Profesor Emérito de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV).

No es un extraterrestre ni alguien encerrado en la burbuja exclusiva del magisterio. Marchó a alfabetizar con solo 13 años, y más allá de la docencia y la investigación se declara amante del deporte. El fútbol, el béisbol y el voleibol los disfruta como espectador; sin embargo, el atletismo le fascina para mantener el bienestar físico.

De la música prefiere varios géneros, y aunque confiesa no ser gran bailador tampoco constituye un cero a la izquierda.

Ya el almanaque le indica 70 años; de ellos, cinco décadas de ejercicio profesional, y dentro de su título de ingeniero electricista en telecomunicaciones y electrónica buscó los espacios más gustados porque no había tenido vocación para desempeñarse en otras esferas.

Un currículo de más de 30 páginas descubre a esta persona de bien, y entre tantas responsabilidades, méritos, participación internacional, tutorías… destaca que le ha quedado tiempo para vivir.

«Siempre he reservado una parte de este de una manera normal, pendiente de mi hijo y mi cónyuge. Quizás no les dediqué todo el que hubiera querido, pero llevé una vida familiar bastante estable también con mis padres, y no pudiera dedicarme a mis labores sin el apoyo de mi esposa».

— Durante la ceremonia de entrega de la Condición de Profesor Emérito el primer nombre que Ud. mencionó fue el de Maritza. ¿Qué representa en su trayectoria?

— Dentro de poco cumpliremos las bodas de oro. Ha compartido conmigo los buenos momentos y los no tan agradables. Y ahí está Maritza Pérez Fabelo como apoyo fundamental. Lo que he dicho es un acto de justicia, a lo mejor por ser graduada de Psicología, con 45 años de ejercicio, sabe llevar muy bien su profesión.

La rectora de la UCLV, Dra. Osana Molerio Pérez, concedió el diploma acreditativo y un cuadro de José Martí al condecorado.

— Dentro de todas las ramas ¿cuál ha sido el momento más difícil?

Cuando por necesidades de la UCLV me nombraron jefe del departamento de Física. Estuve seis años. Había sido profesor de la asignatura como alumno ayudante. Ello me enseñó que la Física tiene sus complejidades y guarda distancia con lo que uno aprende en las carreras de ingeniería.

— ¿Contratiempos?

— Quise dar una respuesta a fin de mejorar mi formación en Física y eso me apartó de la línea que llevaba. Cuando concluí la responsabilidad tuve que recuperar ese tiempo, y pase al Centro de Estudios de Electrónica y Tecnologías de la Información (CEETI), aunque nunca he abandonado la docencia, tanto de pregrado como de postgrado.

— ¿Un solo momento difícil?

— Hay otro. Asumí las funciones de decano en la Facultad de Ingeniería Eléctrica. Requería consagración y estuve dos años. Debido a la intensidad de las responsabilidades mi actividad como docente e investigador se deprimió.

— En tiempos complejos de periodo especial ¿cómo logró vencer obstáculos para llegar puntual y ejercer las responsabilidades profesionales?

— Aunque parezca paradójico fue una de mis mejores etapas. Fidel planteó que el desarrollo de las ciencias podían vencer todas las limitaciones y se le dio mucho auge a la investigación científica con nuevas dependencias dedicadas a ella. Me designaron director de lo que era el CEETI. Íbamos en bicicleta a diario a pesar de que la alimentación no era la mejor, y como soy de buen apetito algunos platos que no resultaban preferidos por mis colegas me lo cedían en el comedor de la Universidad. Increíblemente en esos años completé mi formación como científico.

— Ha tenido que ver con la ingeniería biomédica ¿De qué manera?  

— Constituye una rama importante de la tecnología. Realizamos aplicaciones en colaboración con el Centro de Neurociencias de Cuba para el almacenamiento de las señales dirigidas a electrocardiogramas, encefalogramas y otras variantes; sin descartar el estudio de pacientes con algoritmos novedosos cuyas experiencias se publicaron en revistas internacionales.

«Otros estudios recayeron en la variabilidad de la frecuencia cardíaca, y sobre el mejoramiento de la calidad en las imágenes médicas obtenidas mediante la tomografía axial computarizada (TAC), entre otros».

— La carrera de Ingeniería Biomédica quedó establecida en la UCLV. De pronto, desapareció…

— Luego de siete años de ejercicio decidieron dejarla solamente en la   Ciudad Universitaria José Antonio Echeverría de La Habana (CUJAE) y en la Universidad de Oriente. Llegamos a graduar de 150 a 170 profesionales, y en la actualidad impartimos postgrados para los diplomados en esa carrera que laboran en las provincias centrales.

— Si tuviera la posibilidad de modificar aspectos de la docencia actual ¿cuáles cambiaría?

— Los programas están siempre en cambio y actualización según los tiempos. Hay que impregnar la dialéctica, y un componente fundamental del trabajo del profesor es la concepción adecuada de los contenidos de cada modalidad de estudio.

— Desde su punto de vista ¿qué requisitos consolidan a un buen profesor?

— Un dominio profundo de las disciplinas que imparte, un caudal de actualización, conocimientos de los principios pedagógicos básicos, y mucho respeto hacia los alumnos. Nunca puede considerarse que una pregunta es insulsa. Y tengo la satisfacción de contar con un estímulo creado por la FEU, consistente en la Tiza de Oro, según la visión que poseen los estudiantes sobre sus docentes.

— Con toda sinceridad ¿Ha ocurrido que los alumnos le hagan preguntas que no ha sabido responder?

— Afirmativo. Me encanta que suceda. Del estudiantado he aprendido mucho. Es también un aula dentro de otra. Cuando enfrento una asignatura trato de resolver la mayor cantidad de dificultades del libro de texto. Hay algunas muy difíciles y voy dejando la solución para después. Da la casualidad que en un curso de maestría un alumno muy bueno se refirió a un problema que él no había resuelto y yo tampoco. Eso me costó casi dos noches sin dormir hasta que le llevé la respuesta.

Una vez en casa el laureado comparte el diploma con Maritza Pérez Fabelo, su esposa, y colaboradora en todo lo alcanzado.

— Entre la Matemática y la Física ¿cuál prefiere?

— Tengo más vínculo con la primera y sustenta más las asignaturas que he impartido, aunque la Física es la ciencia madre del método científico. En el Dpto. de Física crearon un diploma para reconocer a los físicos por Naturaleza y tengo el honor de que haya llegado a mí. Admiro la Física, aunque no soy especialista.

— ¿Y entre la docencia y la investigación?

— La docencia tiene un papel fundamental en la formación del investigador universitario. Al impartir asignaturas se adquiere una disciplina universal. Abrazo más la investigación, a pesar de que la docencia tiene un rol importante, y me gusta mucho la tutoría.

— ¿Es cierto que Ud. le pronosticó un buen futuro a Miguel Díaz—Canel Bermúdez sin resultar un previsor?

— Lo tuve en mi aula en la época en que yo fungía como jefe de la carrera de Electrónica. Era estudiante destacado y lo vinculé como alumno ayudante. Tenemos incluso un artículo conjunto escrito para una revista. Él terminó su tesis en el Instituto Técnico Militar José Martí (ITM), mantuvimos el vínculo, y lo animé a que trabajara en la UCLV. Así lo hizo como profesor durante tres años.

«Por sus características integrales en cierta oportunidad le dije que llegaría muy lejos. No me equivoqué. Nos hemos reencontrado varias veces y siempre recuerda ese detalle».

— ¿Qué le ocurrió a Lorenzo Ginori con un brazo enyesado?

— Tuve un accidente durante un corte de caña y me enyesaron el brazo. Soy normalmente derecho, y los alumnos pensaron que se suspenderían las clases. Cuál fue la sorpresa al ver que utilizaba la mano izquierda sobre el pizarrón. No había escapatoria.

— ¿Y en los Juegos Criollos de 2003?

— Era, cuando aquello, decano de la Facultad de Ingeniería Eléctrica y convocaron a un maratón masivo. Yo corría unos 5 km tres veces a la semana, y el trayecto competitivo estaba previsto desde la zona de El Gigante hasta la Universidad. Cuando llegué al punto de partida solo encontré a tres profesores de Educación Física y unos diez estudiantes del equipo de Atletismo. Nadie más. No me quedaba otro remedio que participar, y ni hablar de resultados. No fui el último en llegar porque uno de los estudiantes se lesionó durante la carrera y concluí en la penúltima posición.

— Entre tantos distintivos ¿cuáles no dejaría de mencionar?

— Las ordenes Frank País de I y II grados, y la Orden Carlos J. Finlay, conferidas por el Consejo de Estado, la Categoría Docente Especial de Profesor Emérito de la UCLV, y la de Académico de Mérito de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC).

— ¿Cómo ve Lorenzo Ginori a Lorenzo Ginori?

Alguien que ama su profesión, que trata de darlo todo sobre la base de ser cada día mejor persona, y el que desea años de lucidez para formar a las nuevas generaciones y científicos.

«Un cubano que comparte las realidades de su país y vive con la intensidad de mi tiempo. Quien ve en el futuro un reto y compromiso de entregarle las mejores formas para contribuir a que resulte exitoso. Ah…, y quien seguirá viendo al Tren Universitario como el medio disponible para llegar a mi primer y único centro de trabajo: la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas».

PEQUEÑO DOSSIER

Se graduó en 1969 en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas y obtuvo su doctorado en Ciencias Técnicas en 1982, con 34 años, y sin estar liberado de sus funciones. Master en Ingeniería de Telecomunicaciones en el Instituto Superior Politécnico José A. Echeverría, La Habana, 1975. Profesor Titular Consultante de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la UCLV, e Investigador Titular.

En el centro de estudios superiores ha sido Jefe del Dpto. de Electrónica (1974-84), Vicedecano (1985-86), Director del Centro de Estudios de Informática (1986), Jefe del Dpto. de Física (1986-1991), Director del Centro de Estudios de Electrónica y Tecnologías de la Información (CEETI, 1992-2001 y desde 2004 hasta 2009), y Decano (2002-2003).

Tiene más de 160 ponencias, siete libros, 12 Premios CITMA. Ha impartido diversos cursos y seminarios de postgrado, sin descartar el asesoramiento a catorce tesis de maestría, diez tesis doctorales, y es miembro de los Comités Académicos de los programas de Maestría en Señales y Sistemas y del Comité Científico de Doctorado en Informática.

Resaltan sus conferencias en universidades de México, Canadá, así como sus estancias investigativas en instituciones de España, Bélgica, Brasil e Italia, entre otros méritos.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Tarea Vida (3): A un año de «Irma»

Por Ricardo R. González

Fotos: archivo

Ha pasado, justamente, un año de que la fuerza despiadada de «Irma» tratara de borrar varios puntos de la costa norte cubana. Para muchos resultarán inolvidables aquellas vivencias que no escapan de la mente e inscritas, también, entre las pesadillas más agobiantes vividas por el director del Centro de Estudios y Servicios Ambientales (Cesam) de Villa Clara, Edelkis Rodríguez Moya.

Junto a parte de su equipo, intentó entrar en Isabela de Sagua acabando de pasar el huracán a fin de constatar la magnitud del fenómeno y medir la penetración y alturas de las aguas.

Fue imposible hasta que dieron la orden para hacerlo al unísono con los pobladores. Las escenas él no quisiera recordarlas, y por ello insiste en la necesidad de interiorizar las prioridades delineadas en el plan de enfrentamiento al cambio climático denominado Tarea Vida.

Nadie duda que las circunstancias imponen retos, y constituye muy difícil de asimilar para quienes han desarrollado su vida cerca del mar apartarse de su medio. Allí están sus barcos, sus historias, las alegrías y tristezas, los cuartos crecientes y menguantes, y ese olor a salitre que prende en la piel curtida por el sol.

Ahora bien, las miras científicas avizoran que la tendencia a la desaparición de algunas playas y el peligro de penetraciones del mar se incrementarán con el paso del tiempo y la percepción del riesgo no alcanza los niveles necesarios.

Las escalas a corto, mediano y largo plazo, establecen que el mar se eleve y de acuerdo con los cálculos para 2030 existe un estimado de penetración de 27 cm más en la zona costera, por lo que impera reubicar las comunidades instaladas en esas áreas hacia tierra adentro y elevar el relieve.

Si bien las prioridades nacionales incluyen la cayería del noreste, las playas arenosas de Cayo Las Brujas y Santa María, y la ciudad de Caibarién como corredor turístico habrá que adaptarse y pensar en la preservación de la vida y de los bienes económicos.

Cuando se habla de mitigaciones no es solo pensar en las penetraciones del mar y las inundaciones. Será imprescindible que los habitantes conviertan los malos recuerdos en lecciones aprendidas y que, por esas propias vivencias, apliquen las estrategias de adaptación.

Habrá que dedicar espacio a analizar la intensidad de los vientos, en autoevaluarnos hasta donde hemos sido culpables de dañar el entorno para convertirnos en cómplices del cambio climático.

Los expertos no están de brazos cruzados. Desde hace mucho tiempo trabajan en la rehabilitación de las playas, pero la perspectiva va más allá porque el primer concepto para lograr la mitigación es reforestar, sin obviar la disminución de contaminantes.

Mas no resulta excluible el aporte de la población que también es culpable de las agresiones naturales. Se dice que el suministro artificial de arena resulta la solución de mayor peso a fin de contrarrestar la erosión de las playas. De paso se ha hecho en Villa Clara, pero si se tiene en cuenta que los manglares constituyen la tercera barrera de protección costera ¿cuántas veces se ha atentado contra ellas?

Los especialistas consideran que es marcada la disminución de la cobertura en Cuba atribuible también a la tala indiscriminada y el incorrecto manejo de los recursos.

¿Y cómo responderán los propios manglares al aumento del nivel medio del mar? Baste decir que hace unos 100 000 años la masa de agua aparecía 130 m por debajo del nivel actual, y las irresponsabilidades humanas sobre los entornos costeros harán que resulten críticas en los próximos años.

Otro tanto sucede con los arrecifes devenidos máximos protectores del oleaje ante fenómenos meteorológicos extremos. De encontrarse en buen estado disiparían hasta el 97 % de la energía del oleaje.

Según estudios la plataforma cubana pierde el 10 % anual de la cobertura de coral vivo, por lo que en los próximos 30 años las crestas perderán su máxima capacidad de contener la fuerza incalculable de las olas.

A un año del paso de «Irma» todavía quedan secuelas a pesar de un proceso de recuperación incalculable que sumó a todo un pueblo. Aun así persisten daños materiales y, sobre todo, en el alma.

Meditemos en esto para estar prevenidos y no tener que vivir pesadillas como las dejadas por el temible huracán a pesar de llevar un dulce nombre de mujer.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Olga Tañón filma un nuevo vídeo musical en Cuba

La cantante boricua Olga Tañón está en Cuba para grabar imágenes de un próximo video clip, acompañada por el cantautor y productor Gabriel E. Ramírez Pagán, conocido como la nueva promesa del merengue dominicano.

“La Tañón”, como la conocen en Cuba, ha colaborado antes con el joven artista, quien promociona actualmente su producción discográfica “Contra Corriente”, donde combina el género tropical y urbano.

Gabriel, en la última edición de los Premios Soberano, obtuvo las más importantes estatuillas en las categorías de Merengue y Video del Año por su canción “Pa’ Nosotros Dos”.

No es la primera vez que Olga Tañón viaja a Cuba, donde es muy querida y tiene numerosos fanáticos. La exitosa intérprete de merengue y otros géneros tropicales formó parte del  concierto Paz sin fronteras (2009), junto a Juanes, Orishas, Miguel Bosé y otras estrellas latinas, y desde entonces ha estado muy relacionada con la “Mayor de las Antillas”.

En aquel espectáculo desde la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana, anunció a los cubanos que regresaría para ofrecer un segundo concierto gratuito. En 2015 se presentó frente a un público multitudinario en las ciudades de La Habana y Santiago de Cuba, además visitó disimiles sedes culturales y centros educativos.

Tañón, ganadora del Premio Grammy en dos ocasiones y tres veces del Latin Grammy, ha grabado en Cuba dos de sus videos clips: “Vivo la vida”, dirigido por el músico y realizador X Alfonso, y “Tú eres la razón”, junto a los cubanos Qva Libre y Descemer Bueno.

Esta vez, “La Mujer de Fuego”, hará una estancia corta en la Isla, pues prepara el concierto “The One & Only Concert”, previsto para el próximo día 29 de septiembre en el Lehmam Center de New York. Olga se presentará también el cinco de octubre por primera vez junto al cantante y compositor colombiano de vallenato Jorge Celedón, en el Hard Rock Live at The Event Center en Hollywood.

(Con información de El Nuevo Día)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

A %d blogueros les gusta esto: