ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

El martirio del ruido

Por Ricardo R. González

¿Quién no lo sufre de manera cotidiana? No importa si de día, de noche e incluso en altas horas de la madrugada cuando los indolentes no piensan ni en ese ser humano que necesita descanso.

El ruido parece reinar como dueño del ambiente, y dígame cuántas veces usted ha escuchado una mexicanada de las buenas, de esas que se resuelven en el corrido con tragos y tiros al máximo volumen, o las desilusiones amorosas de El Buki, (Marco Antonio Solís), compartida con gran parte de la vecindad debido a un audio descomunal que entorpece.

Mire hacia el otro lado. Está el individuo de potentes chiflidos que despierta en instante al pequeño en su sueño y que, a lo mejor, costó mucho trabajo que se entregara al beneplácito de Morfeo, o de las personas que ya no saben conversar y gritan para hacerse sentir en el auditorio en medio de un claxon que suena sin la menor compasión posible.

Son solo pequeñas estampas de lo vivido a diario, pero sepa que el ruido, en sus amplias variantes, constituye un contaminante físico y la exposición de los individuos, lejos de adaptarse, provoca efectos nocivos sobre la salud que inducen a una pérdida auditiva irreversible ya sea parcial o total.

Para algunos expertos existen otros efectos generados por los ruidos con la categoría de extra auditivos que al resultar de origen fisiológicos o psíquicos pudieran causar daños sociales severos, y se incluyen la pérdida de la calidad del sueño, caída del rendimiento en las tareas, estrés, dolor de cabeza, interferencia en la comunicación, alteraciones cardiovasculares, complicaciones gastrointestinales, cambios endocrinos, modificación del ritmo respiratorio y fatiga corporal, entre otros.

Debe quedar claro que la lucha contra estos desniveles acústicos tiene un componente individual y otro colectivo, a tenor de que el ruido no lo hacen solo los demás, sino que lo hacemos cada uno de nosotros en mayor o menor medida.

Ello requiere de un buen autoexamen para delimitar responsabilidades, si se tiene en cuenta que el enfrentamiento a estos fenómenos demanda concientización y el accionar por parte de cada ciudadano.

Si a un especialista se le preguntara cómo podemos reducir el ruido y a la vez protegernos sugeriría prestar atención a los disturbios sonoros que hacemos y respetar del derecho de los demás de disfrutar un ambiente sonoro confortable.

Recomendaría, además, la no utilización de las bocinas de los vehículos a manera de saludo o por pura comodidad del chofer para no tener que bajarse a tocar el timbre de la casa de la persona que busca.

Deben suprimirse las aceleraciones bruscas, y si utiliza alarmas en motos y automóviles procurar que sean de corta duración para evitar un fatigoso «concierto» que altera, mientras es aconsejable escuchar música o la televisión sin que interfiera la tranquilidad de los demás.

En una era de tantos adelantos modere el tono del identificativo de su celular, y converse con voz moderada. Nadie tiene que saber el contenido de su conversación ni es necesario gritar para constituir el centro de atención.

Y a la hora de mover sillas, mesas u otro tipo de muebles sea prudente, sobre todo si existen vecinos en pisos inferiores, y nunca cierre las puertas con los típicos tirones que a veces sentimos.

Para padres y familiares existe una recomendación especial: no le grite a los niños ni le enseñe a ello. Los patrones se van creando y quedan establecidos aunque en un inicio resultara una diversión.

Cuando se retorne a la normalidad mucho ojo en centros nocturnos, discotecas y otros centros recreativos con esos decibeles exagerados que dañan, impiden el flujo de la audición, y molestan, sobremanera, al vecino.

Y en cuanto a la modernidad de los audífonos utilícelos de manera razonable y que la moda no incida en provocarle daños considerables.

El último miércoles de abril está declarado como Día internacional de concientización sobre el ruido con el fin de llamar la atención a los ciudadanos sobre este contaminante ambiental. La campaña fue creada en 1996 por el Center of Hearing and Communication (CHC), aunque a mi modo de ver no se ha ganado todo lo verdaderamente deseado.

Ojalá que en los próximos minutos no suframos el llamado nada afinado de una señora que advierte: «Cucaaaaaaa llegó la dieta a la casillaaaaa» O que desde el interior de una vivienda se produzca una ensalada musical tan diversa que vaya desde el reguetón, la balada, el mambo y concluya con el ritmo indiscutible de Van Van, pero a todo lo que da.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

abril 23, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Tarea Vida (19) Su majestad, la Tierra

Por Ricardo R. González

Otro 22 de Abril, otra vuelta al mundo en 365 días sobre esa plataforma que sustenta la vida y merece infinitas acciones para preservarla en un universo que, lejos de mimarla, atenta contra ella y la hiere sin clemencia.

Entonces vale repasar cómo se llega a la jornada en que de acuerdo con datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) unos 2 400 millones de personas carecen de acceso a servicios vitales como los destinados al saneamiento del agua.

Puede hablarse de feliz día cuando el déficit del líquido entorpece la vida de más del 40 % de la población mundial con cifras que pueden aumentar en el transcurso del tiempo.

O qué decir de los mil 800 millones de personas que consumen aguas contaminadas y más del 80 % son vertidas a ríos y mares sin que se eliminen los contaminantes.

¿Se necesita algún comentario?

Ello resulta uno de los problemas capitales; sin embargo, una mirada a la contaminación medioambiental trasluce que es la gestora de más de 12,6 millones de humanos afectados al año, y tristemente supera el 25 % de los menores de apenas rebasan el lustro de vida.

Por otra parte, una cifra nada despreciable de los habitantes del mundo reside en sitios en que los niveles de partículas de contaminación en suspensión resultan más elevados que los aceptados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Como si todo fuera poco el panorama se ensombrece con las guerras y conflictos en etapas de contiendas bélicas y armamentismos desenfrenados. Según informes aportados por organismos internacionales «cuando una bomba explota genera temperaturas superiores a los 1000 oC». Lo más que suficiente para destruir la flora, la fauna y la composición interna de los suelos, por lo que se deduce que estos fenómenos constituyen no solo un peligro o enfrentamiento para los habitantes del Planeta, si no también un ataque directo al Medio Ambiente en el sitio de los combates, pero también en lugares o países próximos.

En otro orden, parte de la belleza del universo la proporcionan los árboles. Ellos absorben gases de efecto invernadero, provocantes del calentamiento global, mas quizás pocos se han preocupado en que la tala indiscriminada unido a los efectos de la propia deforestación atentan sobremanera, por lo que al existir menos bosques se abren las puertas para la emisión de más cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera y mayor velocidad y gravedad del cambio climático.

Entre los detalles significativos aparece la pérdida del hábitat de millones de especies, a tenor de que el 70 % de los animales y plantas residen en sus bosques, y muchos no pueden sobrevivir a la deforestación que destruye su medio.

Llevémoslo a un plano personalizado ¿Qué haría usted si saliera de su hogar y al regresar no encontrara el lecho de cada día? Las respuestas y meditaciones deben darla quienes atentan contra el patrimonio sin que remuerda la conciencia.

Y en aniversario de la Tierra siguen llegando las malas noticias como la que indica que las selvas tropicales y los bosques pluviales pudieran desaparecer dentro de un centenar de años si continúa el ritmo actual de deforestación.

La caza indiscriminada de especies.

Nada descartable el vertimiento de petróleo provocantes de daños en humanos, plantas y animales por la fuerte contaminación. Recordemos el ocasionado por el buque petrolero Exxon Valdez, con una carga de 11 millones de galones, vertiendo 37 mil t. de hidrocarburo, al encallarse en una porción de Alaska, o la explosión de la plataforma de gasolina en el golfo de México, en 2010. que provocó la fuga de 651 millones de litros de crudo al mar.

Ahora bien, ¿está ajena Cuba a los fenómenos que hieren a la Tierra? ¿Acaso la contaminación ambiental, la pérdida de la biodiversidad nos resultan ajenas?

Lejos estamos de ello. La tala indiscriminada de árboles, los incendios forestales, la caza furtiva e indiscriminada de especies, la pérdida de tierra firme por inundaciones permanentes, las fuentes de abasto de agua, entre otras, provocan el desequilibrio del medio ambiente y resultan factores a considerar.

Sobre las acciones descabelladas de los hombres y las mentes cerradas al desarrollo recae el deterioro de nuestro panorama. He visto jornadas intensas de saneamiento de los ríos y en breve lapso aparecer de nuevo las jabas de desperdicios y los recipientes inservibles que, por pura comodidad, retornan al entorno.

Están las trampas situadas en nuestros bosques para coartar la libertad de las aves y de otros animales que son dueños de este. No son pocos los cosecheros que desvían acometidas de agua sin saber de peligros que pudieran acarrear, y están aquellos que «desconocen» que Cuba tiene muy bien trazada su política ambiental y las regulaciones al respecto.

Lo cierto es que las principales problemáticas ambientales enfrentadas hoy por el archipiélago están relacionadas con los métodos inadecuados que, a través del tiempo, explotaron sus recursos naturales, sin descartar las insuficiencias del proceso industrial, la inadecuada y muchas veces incorrecta producción agrícola y pecuaria dejando marcados impactos sobre el medio ambiente.

Deforestación, problema capital.

Y sobre qué inciden estos descalabros? ¿Habrá que pensar mucho para saber que es sobre la madre Tierra?

En múltiples oportunidades he escuchado la necesidad de reforzar las acciones de educación ambiental. Cierto, pero de nada vale el desgaste de los expertos si la ciudadanía, los que hacen el día a día en su pedacito no interiorizan que todo ello revierte en el bienestar personal y en el de la colectividad. Que cada quien asuma su responsabilidad ciudadana, incluso a favor de las generaciones que están por venir Brillante fue la idea del senador estadounidense, Gaylord Nelson, de instaurar cada 22 de Abril como tributo a su majestad, la Tierra, pero de nada vale un solo día en el calendario ni si le damos la espalda para agredirla más.

Ojalá esas pretensiones de crear una conciencia sobre los problemas de superpoblación, contaminación, conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales, encuentren seguidores responsables ante el medio que sustenta la existencia. Ella estará agradecida.

DATOS CURIOSOS

— El Día Mundial de la Tierra se celebra desde 1970, y a partir de su repercusión mediática de manifestaciones en los Estados Unidos a favor de un ambiente saludable y sustentable se creó la Agencia de Protección al Medio Ambiente en ese país y que la ONU reconociera el 22 de Abril como el «Día internacional de la madre tierra».

— La tierra surgió hace más de 4500 millones de años, junto con los demás planetas del sistema solar.

— Mide 12713 km de diámetro de polo a polo, y 12756 por el Ecuador. Por ello tiene forma esférica, ligeramente achatada en los polos y ensanchada en el Ecuador.

— El volumen total de agua de la tierra se estima en 1420 millones de kilómetros cúbicos, incluyendo la contenida en ríos, lagos, hielo, océanos, atmósfera y el subsuelo.

— Su punto más alto es el Monte Everest con 8.848 m, y la mayor depresión es el Mar Muerto, un mar interior cuya superficie está a 399 m bajo el nivel del mar.

— Da un giro completo alrededor del sol en 365 días, 6 horas, 9 minutos y 9 segundos (aproximadamente un año).

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

abril 22, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Tarea Vida (13) Ay… plásticos

Una playa cubana.

Por Ricardo R. González

Fotos: internet

Informes recientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llaman a profundas reflexiones, pero más que a la suma de pensamientos transitorios diría que estamos convocados a interiorizarlos por cada uno de los habitantes del Planeta.

Lea bien: «Actualmente el 80 por ciento de la contaminación en los océanos es causada por los seres humanos, 8 millones de t. de plástico al año acaban en ellos y causan estragos en la vida silvestre, la pesca y el turismo, lo que representa la pérdida de un millón de aves marinas y de 100 mil mamíferos acuáticos al año», precisa la fuente.

Los escenarios se repiten por todo el mundo. Las zonas costeras y el mar en general están inundados de microplásticos, partículas que han comenzado a encontrarse en los tractos digestivos de peces y en el plancton, a tenor de que cualquier miga de plástico, con tamaño menor o igual a cinco milímetros ya constituye un microplástico.

Cuba no escapa de estos fenómenos. Hay que recorrer nuestras playas y otros sitios de esparcimiento para ver cómo quedan al término de un fin de semana o de las jornadas intensas de un período estival, máxime cuando se conoce que los desechos plásticos y la basura marina tienen efectos peligrosos para las naciones insulares que no excluye a la mayor de Las Antillas.

Daños a los peces, al resto de las criaturas marinas y al ecosistema están bien determinados, así como el impacto marcado sobre la economía y el turismo.

Tampoco puede olvidarse que la contaminación marina procede de diversas fuentes ante barcos que lanzan sus desperdicios directamente por la borda, en tanto los ríos trasladan hacia el mar elementos químicos, como insecticidas y fertilizantes, procedentes de la agricultura.

El universo rebasa los 150 millones de t. residuos plásticos en los océanos, y según expertos se calcula que, a ese ritmo, pudieran superar al número de peces cuando se llegue a 2050; sin embargo, a escala internacional se recicla menos del 10 % de todos los plásticos.

En este sentido prima un tema vital. No basta con limpiar y sanear, con mejorar el ambiente, sus playas y el barrio, si no se reduce la cantidad de residuos que van al vertedero y omitimos su reincorporación al ciclo productivo.

El documental Mujeres… de la basura al bienestar, perteneciente a la realizadora cubana Lizette Vila, deja claro su llamado sobre los desechos a partir de tres R (reducir, reutilizar, reciclar) y advierte que si bien en el país existen numerosas leyes, resoluciones y decretos sobre el tema es preciso utilizar también otras tres R que, a su consideración, deben ser revisarlas, reutilizarlas y reimpulsarlas.

Muy acertada esta visión. Recordemos que el vertido de plástico en los mares deja secuelas para la fauna incluyendo los seres vivos más pequeños. Los microcrustáceos alimentados de microalgas consumen esos microplásticos al confundirlas con las pequeñas partículas de plástico.

Si a ello se suma que el zooplancton resulta el alimento de muchas especies de peces de interés comercial lo que se produce es una transferencia de esos microplásticos en la cadena alimentaria.

Se sabe que el plástico aparece como uno de los materiales más contaminantes para los océanos al tardar hasta 1.000 años en biodegradarse, mas aún los científicos desconocen dónde está la gran mayoría de los residuos que llegan al océano.

De acuerdo con las hipótesis estaría hundida en el fondo de mar y otra parte flotando entre los remolinos de las corrientes oceánicas, a lo que se agrega el viento, las radiaciones solares y la acción del oleaje que provocan el agrietamiento de las botellas de plástico y de otros residuos en fragmentos cada vez menores.

Así los microplásticos son muy difíciles de cuantificar y de eliminar, por lo que al ser ingeridos incide directamente en la mortalidad de animales marinos y su repercusión en quienes lo consumen.

Respecto a la salud humana los plásticos causan también enfermedades. Infinidad de tipos de cáncer aparecen en la lista, tanto para mujeres como para hombres, además de provocar infertilidad, abortos espontáneos, quistes uterinos y la pubertad precoz en niñas.

Son varias las campañas encaminadas a la concientización, pero aún falta mucho por recorrer y, sobre todo, por lograr. Fomentar el reciclaje, gestionar de forma racional los residuos, cuidar al máximo nuestras playas, y realizar una pesca sostenible son algunos de los buenos propósitos a poner en práctica. Cúmplalos y no los olvide.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

noviembre 2, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Científicos estudian en ríos de Europa fuentes y peligros de los microplásticos

Una cifra sobre los residuos plásticos, un tema que ha aparecido en los titulares este año en repetidas ocasiones, fue nombrada la estadística del año 2018. Foto: Getty Images.

Las investigaciones sobre la contaminación de plásticos son recientes y durante bastante tiempo los científicos creían que las botellas y bolsas de plástico se degradaban en el mar bajo el efecto de las olas y los rayos del sol, pero se ha descubierto que los microplásticos están también en los ríos. Los expertos insisten en que la solución está en tierra firme.

Desde el océano Pacífico hasta el océano Ártico, los investigadores a borde del barco científico Tara han constatado la omnipresencia -en todos los mares del mundo- de micropartículas de plástico, no más grandes que un grano de arroz. La embarcación se ha trasladado luego a 10 de los 15 mayores ríos europeos, del Támesis al Tíber, pasando por el Rin, el Sena o el Tajo.

“Vemos cosas totalmente diferentes de lo que vemos en el mar; por ejemplo, estas diminutas microesferas” provenientes de cosméticos, dice el líder científico de la expedición, inclinado sobre una lupa en el laboratorio del Tara, amarrado en un puerto de Londres.

Unos ocho millones de toneladas de plástico terminan cada año en los océanos, 600 000 de ellas en Europa.

La misión más reciente de la tripulación del barco científico tiene como fin “entender de dónde vienen los microplásticos”, dice Romain Troublé, director ejecutivo de la Fundación Tara.

El marino y científico sostiene que el problema “está a nuestras puertas. El desafío del plástico en el mar está principalmente en tierra firme”, y recalca que es posible detener la filtración comenzando ya por eliminar todo el “embalaje superfluo”, para lo que es también importante, añadió, encontrar los orígenes precisos de esa “hemorragia” de microplásticos.

Como parte de esa búsqueda, los científicos del Tara arrastrarán las redes con malla ultrafina en diez ríos con diferentes niveles de salinidad, aguas arriba y aguas abajo de las principales ciudades en sus desembocaduras.

En el laboratorio, entre tanto, cada pieza de plástico de 1 a 5 mm es aislada con pinzas, cortada por la mitad y colocada individualmente en tubos diferentes.

La mitad de los miles de tubos almacenados hasta el mes de noviembre se usarán para identificar los tipos de plástico y, por lo tanto, para rastrear su origen.

Los otros tubos enumeran las especies que colonizan el hábitat artificial de plástico que sirve como “balsa” para muchos microorganismos acuáticos.

El objetivo es identificar a “bacterias patógenas, capaces de transmitir enfermedades de un animal a otro”, explica otro miembro del equipo, Jean-François Ghiglione.

En tierra, los investigadores revisan cuidadosamente las playas en busca de residuos de cucharas o envases depositados por la marea creciente, mientras que la bióloga marina Leïla Meistertsheim busca una de las nasas llenas de mejillones colocadas en el agua un mes antes.

“Los mejillones son bocas abiertas, bioacumulan todo, así que la idea es usarlos como bioindicadores”, contando en el laboratorio los microplásticos que contienen en sus tejidos, explica.

Los científicos del Tara, que ahora irá a Hamburgo, han hallado aguas abajo del Tamésis, durante la marea baja, una alfombra de microplásticos… Cepillos de dientes, bolígrafos y muchas cosas que no se pueden identificar a simple vista”, contó Meistertsheim.

La situación es más compleja cuando eso sucede en sitios de pesca. En esos casos, la investigación del Tara permitiría a las personas saber “si es mejor no comer” lo que se capture en esos lugares, dijo la investigadora.

Un reciente informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) estima que una persona podría ingerir de promedio hasta 5 gramos de plástico por semana, el peso de una tarjeta de crédito. Pero los peligros de estos plásticos y sus aditivos químicos para los seres vivos son todavía poco conocidos.

Por eso el estudio del equipo del Tara se propone analizar cada plástico en términos de “composición, los contaminantes, las especies que viven en ellos y el efecto que tendrán en los organismos”, precisó Ghiglione. Las conclusiones globales de los 40 científicos y 12 laboratorios asociados en el estudio no se conocerán hasta de aquí a varios años.

El G20 cerca de un acuerdo marco para reducir plásticos en el mar

El Grupo de las 20 primeras economías mundiales está a punto de llegar al primer acuerdo marco para reducir los plásticos del mar, en un encuentro este domingo en el que Japón propuso “un marco viable” sobre desechos de plásticos marinos que involucra a países emergentes y menos desarrollados, y fue bien recibido por los países miembros.

El ministro de Medio Ambiente Yoshiaki Harada, que asiste a la reunión de ministros de Medio Ambiente y Energía del G20, con sede en el país asiático, dijo a los periodistas el sábado a última hora que el reciclaje del 9% de los plásticos que se producen es insuficiente para terminar con la contaminación.

Por su parte, los activistas sostienen que la única solución a largo plazo es reducir la utilización y, por tanto, la fabricación.

La contaminación plástica se ha convertido en una preocupación internacional cada vez mayor, en particular tras las prohibiciones impuestas por China y otros países a la importación de residuos plásticos procedentes del extranjero.

Muchos países, entre ellos Japón, han visto cómo se acumulaban los residuos plásticos a raíz de la prohibición.

Entre las muchas preocupaciones está la cuestión de los microplásticos, los pequeños trozos de residuos degradados que son difíciles de recoger una vez que entran en el agua.

Los microplásticos tienden a absorber productos químicos nocivos y se acumulan en el interior de peces, aves y otros animales.

La propuesta presentada en la reunión del G20, sería el primer acuerdo marco para reducir la contaminación plástica en el océano, y se espera que sea incluida en un comunicado conjunto de los ministros del G20.

(Con información de AFP)

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

junio 17, 2019 Posted by | Enlaces | , , , | Deja un comentario

Vivir sin aire

Para el Dr. Vladimir Nuñez Caraballo las cuestiones medioambientales no constituyen un etcétera en la agenda de los directivos. «Considero que se puede revertir la situación si se trabaja de manera organizada y al unísono. No podemos esperar para aplicar posibles soluciones. Mañana puede ser demasiado tarde.

El universo dedicó este Día Mundial del Medio Ambiente a la lucha contra la contaminación del aire causante de que unos 7 millones de personas mueran prematuramente por los altos riesgos al exponerse a un entorno peligroso. No es un capricho, constituye una necesidad que todos hagamos algo para aliviar nuestra atmósfera.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres y cortesía CMP

Imagine ciudades donde los pequeños no puedan salir a jugar o de lo contrario portan máscaras. Piense en los habitantes de este Planeta que viven todo el año bajo una espesa bruma sin poder identificar el color del cielo. Nada efectista ni irreal. Ocurre en puntos de Irán, la India y Arabia Saudita que aportan las cinco ciudades más contaminadas del universo.

El aire es divino patrimonio de todos. Sufrimos cuando es agredido y se impone actuar. Aun sin alcanzar las magnitudes de una mega ciudad con un ambiente enrarecido las experiencias del Dr. en Ciencias Vladimir Núñez Caraballo, especialista principal en contaminación atmosférica del Centro Meteorológico Provincial (CMP), son suficientes para aseverar que Villa Clara no escapa del deterioro cualitativo del aire, sin resultar algo generalizado porque acontece en zonas cercanas a las fuentes emisoras de contaminantes.

Si de aportes se trata llegamos a este 5 de Junio con un 10% de disminución en la contaminación durante el último año gracias a un grupo de acciones implementadas, principalmente, en calderas de los hospitales santaclareños, de Caibarién, Remedios, Sagua la Grande, así como en las fundiciones de aluminio de Placetas, lo que ha contribuido a la reducción del área con deterioro de la calidad del aire.

En las industrias y el transporte se concentran los mayores contaminantes del aire. En Villa Clara el 86% de las entidades más complicadas disponen de un programa de mejoras.

Los 15 años dedicados a estos estudios le permiten al titular definir que los principales contaminantes en el territorio se concentran en las industrias y el transporte.

«Principalmente la generación de energía eléctrica en la rama azucarera, las fundiciones de aluminio y hierro, las pasteurizadoras y fábricas de conservas, torrefactoras, tenerías, recapadoras de gomas, plantas de asfalto, los vehículos en marcha por las principales vías de las urbes, y la industria textil debido a los elevados consumos de combustibles en sus procesos productivos, entre otras».

Pero hay más. Existe el llamado material particulado o mezcla de partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas, que se encuentran en suspensión en el aire, y en este caso figuran los 11 centrales azucareros como responsables.

Observe la cantidad de fuentes contaminantes del aire existentes en cada municipio villaclareño.

Visible para todos es el humo desprendido por las chimeneas o el de los automóviles que nublan con sus escapes el segmento por donde transitan, mas, ¿pudiera hablase de partículas invisibles en esta contaminación?

«Existen, pero no serían las de mayor riesgo para las personas, si no aquellas específicas (Pm 10, Pm 2,5, Pm 1) según su tamaño aerodinámico y son las que burlan el sistema defensivo presente en el organismo para pasar al tracto respiratorio. Estas no se ven ni se notan, y exponen a un grado de contaminación silencioso», advierte Nuñez Caraballo.

— ¿Cuáles serían sus emisores principales?

— Las fuentes industriales además del transporte automotriz. En el caso de nuestro territorio los que transitan por la carretera central y los diferentes municipios, en las calles de mayor flujo en Santa Clara, y en los que conducen a Caibarién.

APORTES A LA VIDA

El quehacer de los científicos en la provincia posibilita logros que no se registran en el país ni tampoco ocupan la bibliografía internacional en lo concerniente a la clasificación de las fuentes fijas relacionadas con el deterioro de ese aire que respiramos.

¿Qué decir de este panorama? Sin comentarios.

Para el Dr. Vladimir Núñez existen tres categorías. Una vinculada con las fuentes fijas bien ubicadas, otras definidas como parcialmente bien ubicadas, y aquellas mal situadas. Cada una emite determinada cantidad de carga contaminante y deterioran, en mayor o menor medida, el aire en su entorno.

— ¿Acaso medibles?

— Disponemos de instrumental a fin de evaluar el comportamiento. Son tecnologías que toman muestras de aire con los intervalos de tiempo establecidos por las normas cubanas. Después analizamos la composición química de los principales contaminantes (dióxido de azufre, de óxidos de nitrógeno y del material particulado existente, y se hacen mediciones directas en los conductos de salida de las chimeneas, entre otras que ofrecen cálculos precisos de las emisiones teniendo en cuenta el comportamiento de las variables meteorológicas.

— ¿Cómo puede un representante de una empresa conocer hasta qué punto su entidad afecta o no el medio ambiente?

— Cualquier directivo o funcionario de las entidades consumidoras de combustibles fósiles, ya sea petróleo o sus derivados, tienen puertas abiertas en el Centro Meteorológico Provincial para recibir el servicio científico—técnico de calidad del aire. Medimos en la zona donde está enclavada la entidad, y se le hace un plan de acciones para que la empresa suba la chimenea, reduzca tecnológicamente los puntos donde hay más humo e incorpore algunas mejoras al proceso productivo.

— En algunos casos se habla de islas. ¿Pudieran traducirse como las áreas más propensas de contaminación?

— Sin dudas. Existe un grupo de acciones en el trabajo en función de reducir no solo las emisiones de contaminantes, si no que sean favorecidas, también, aquellas provocadas por el transporte y las fuentes fijas (hornos, calderas, fábricas, fundiciones de hierro o aluminio), entre otras.

«Estas islas presentan características medioambientales desfavorables para tener un aire limpio y es donde se concentra la contaminación debido al número de fuentes ubicadas en ellas, por la incorrecta circulación del aire o su entorno constructivo.

— Si tuviera la potestad de rediseñar la situación villaclareña a fin de lograr un aire más puro ¿Qué haría?

— Las primeras acciones irían dirigidas a que cada directivo y funcionario tenga sensibilidad ante el medio ambiente. Todos nos debemos a este, pero también todos estamos en la obligación de cuidarlo, aun cuando las emisiones resulten pequeñas.

«Lo otro sería no olvidar las fuentes renovables de energía, y lograr procesos óptimos, ordenados y eficientes sin obviar el desarrollo científico—técnico en función de erradicar la problemática ambiental existente.

«En mi caso suprimiría el crecimiento incorrecto de los asentamientos poblacionales, en tanto las nuevas industrias se ubicarían en zonas industriales fuera del área urbana con el propósito de que la dispersión de los contaminantes no vayan a la ciudad».

IMPACTOS SOBRE LA SALUD

Si algo resulta notorio es que los riesgos y efectos de la contaminación del aire vinculados a la salud no aparecen distribuidos de manera equitativa. Sobre las personas portadoras de determinadas enfermedades de base, los niños menores de cinco años, y aquellos adultos comprendidos entre la quinta y la séptima décadas de vida recaen las mayores afectaciones.

Los daños aparecen a corto o largo plazo en dependencia de los agentes causantes, entre los que no se excluyen determinadas formas de cocción. Por ello este Día Mundial del Medio Ambiente instó a gobiernos, comunidades y habitantes del Planeta a unirse a fin de buscar soluciones razonables mediante energías renovables y tecnologías sostenibles.

No es secreto que la contaminación atmosférica urbana incrementa los riesgos de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y otras de índole más severo ejemplificados en el cáncer del pulmón y los padecimientos cardiovasculares.

Tampoco resultan descartables estados alérgicos, fatiga, ansiedad, irritación en los ojos y en las mucosas como refuerzan nuestros especialistas, al tiempo que el propio estado físico y psíquico de las personas puede afectarse por el tipo de contaminación atmosférica al que está expuesto.

Vale señalar que la Ley 81 sobre Medio Ambiente refuerza la voluntad del Estado cubano de velar por el cuidado de la atmósfera y reducir las emisiones de contaminantes generadas a partir de fuentes fijas o móviles, pero no basta solo con expresarlo, será cada vez más necesario el chequeo de lo establecido y que se apliquen las disposiciones pertinentes a los violadores.

Y mucho más cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló hace algunos meses que al menos nueve de cada diez personas en el Orbe respiran aire enrarecido.

—El grupo mexicano Maná plantea en una de sus canciones que quisiera vivir sin aire. ¿Qué opina el Dr. Vladimir Núñez?

— Imposible, pero si podemos mejorar su calidad y los humanos somos los máximos responsables de dicha contaminación.

MEMORÁNDUM 

— Según estudios recientes el 92 % de los habitantes del Planeta no respira aire puro, y constituye la contaminación ambiental el principal riesgo para la salud en el área de América.

— Cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que una de cada nueve muertes en todo el mundo es provocada por causas inherentes a la contaminación de la atmósfera, atribuible, en su mayoría a la quema de combustibles fósiles.

— Solamente el aire contaminado le cuesta a la economía global unos cinco billones de dólares anuales debido a los gastos de asistencia social.

— El rendimiento de los cultivos básicos se reducirá en un 26 % para 2030 ocasionado por la contaminación del ozono a nivel del suelo.

CONTRASTES 

Los informes hablan, y resulta inadmisible que cuestiones vinculadas directamente con la vida se minimicen. La aplicación y el control de las regulaciones inherentes a la calidad del aire son limitadas.

Solo 19 de los países de nuestro continente ofrecen información sobre las mediciones del aire, pero a ello agregue que el 84 % de las urbes con puntos de monitoreo de su calidad están ubicados en países de altos ingresos.

¿Acaso nadie ha pensado en que la mayoría de los decesos atribuibles a la contaminación atmosférica en la población en general guardan relación con las enfermedades no trasmisibles?

Y es triste que en este mundo más de la mitad de las muertes de infantes menores de 5 años son causadas por infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores ocasionadas por partículas inhaladas producto del uso de combustibles sólidos.

Entonces, nos quedaremos con los brazos cruzados. La humanidad exige cambios a favor de la existencia.

¿Tenemos o no nuestras Razones

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

junio 8, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

Celebra Villa Clara el Día Mundial del Medio Ambiente

La doctora Zenaida Rodríguez Negrín, directora del Centro de Bioactivos Químicos, recibe el Reconocimiento Ambiental Territorial.

Una grata noticia se hizo pública durante las celebraciones villaclareñas por el Día Mundial del Medio Ambiente al ser acreedora la Empresa de Proyectos de Arquitectura (EMPROY) del Premio Nacional a quienes se destacan por preservar el entorno.

Un aliciente que llega cuando naciones poderosas dan la espalda a los protocolos y tratados internacionales sobre el abismal cambio climático (CC), y ante ello, desde el centro de Cuba, se aboga por hacer el máximo a favor de la protección humana y su entorno.

Con este precepto se abrieron las puertas de Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV) para ponderar los resultados del territorio por este 5 de Junio, y darnos cuenta de cuánto le debemos aún al Planeta en materia medioambiental.

Una vez más la provincia resultó Destacada a nivel de país, y escogió de anfitriona a la alta casa de estudios debido a sus saldos integrales en la preservación del entorno, junto al aporte de muchas de sus instituciones, entre ellas el Jardín Botánico, el Centro de Bioactivos Químicos (CBQ) y el Centro de Estudios de Química Aplicada (CEQA).

Un consagrado en la protección del Medio Ambiente, como lo es el doctor Ismael Santos Abreu, fue galardonado con la Distinción Juan Tomás Roy de carácter excepcional.

Bajo el lema Conéctate con la vida más de diez instituciones y organismos destacados en estas acciones recibieron sus estímulos, mientras otras siete personalidades también resultaron distinguidas por la actitud responsable y consagración en el quehacer ambiental.

Son ellos los doctores Abel Goya Valdivia y Elena Rosa Domínguez; las masters Yamila Suárez Aguiar, Lourdes Castelo Valdés, y Jorge Yeras Díaz—Veliz, así como el meteorólogo José Lamadrid Borrell y Osvaldo López Jiménez.

Con carácter excepcional el Sindicato de Trabajadores de la Ciencia impuso la Distinción Juan Tomás Roig al doctor Ismael Santos Abreu, multilaureado por sus contribuciones al cuidado del entorno y por su meritoria labor pedagógica, mientras el Centro de Bioactivos Químicos (CBQ) recibió el Reconocimiento Ambiental Territorial.

También se entregaron los Premios Provinciales de Medio Ambiente por el mejoramiento sistemático del desempeño ambiental en aras de reducir los impactos negativos. En esta oportunidad recayeron en la Empresa de Proyectos de Arquitectura de Villa Clara (EMPROY), la Ronera Central Agustín Rodríguez Mena, y la Empresa de Proyectos e Ingeniería UEB Villa Clara (ENPA), como colectivos.

En el caso de personas naturales se congratuló al doctor Alfredo Noa Monzón, del Jardín Botánico de la UCLV.

Si bien el territorio logra el incremento de su área boscosa respecto al año precedente, al tiempo que fortalece la labor de las áreas protegidas, y se implementan los estudios de peligro, vulnerabilidades y riesgo (PVR) enfilados también a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, no es menos cierto que la contaminación aparece como el principal problema ambiental del territorio.

A ello se refirió la doctora María del Carmen Velasco Gómez en sus reflexiones finales. En este sentido no puede descartarse los efectos de la deforestación, la degradación de los suelos, la calidad del agua y la presencia de 511 focos contaminantes.

Falta mucho por hacer en defensa de nuestros ecosistemas, de la biodiversidad y de la vida, sentenció.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

junio 5, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: