ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Para valientes, por Cuba

Representantes de los organismos e instituciones reconocidos por el Consejo de Defensa Provincial.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres

Han sido días muy intensos, plenos de tensiones, preocupaciones y sacrificios dentro de un pequeño espacio en el que nueve personas definen diagnósticos por la vida. Así catalogaría esta experiencia la Dra. María de Lourdes Sánchez Álvarez, al frente del Laboratorio de Biología Molecular, cuyo colectivo ha pasado infinidades de horas sin dormir hasta convertir a la dependencia en sus nuevos hogares.

No hay lamentos ni arrepentimientos. Ante todo prende la satisfacción al saber que se hace algo por la humanidad y por su existencia. «Fueron madrugadas, días y noches que vencíamos el cansancio porque se trataba de hacer una obra humana», subraya María de Lourdes.

Esa propia unidad colectiva y el compromiso de todos devino clave del éxito en un trabajo que no ha culminado porque siguen analizando muestras en sesiones cada vez más intensas en un grupo con una responsabilidad y un compromiso marcado por dimensiones incalculables.

Para ellos el momento más difícil fue el primer día que diagnosticaron al primer cubano en el país portador del virus, «No lo podíamos creer, pero los resultados estaban claros. Ni imaginamos que lo que tanto se hablaba del coronavirus, como realidad lejana, llegaba a la ciudad y a nuestra Cuba. Había que alertar a las autoridades de Salud y a los clínicos a fin de que pudieran aplicar un tratamiento sin pérdida de tiempo».

Muchos no conocen que detrás de esas tres letras: PCR hay episodios que implican meticulosidad exhaustiva, y hubo días de unir una jornada con otra, en la que el personal no venía preparado y había que mantenerse durante 24 horas.

«La unidad del colectivo y el compromiso de todos devino clave del éxito», afirma la Dra María de Lourdes Sánchez Álvarez.

Ya superan los 30 mil estudios procesados, mas si algún deseo experimenta la Dra. María de Lourdes Sánchez sería el de erradicar el virus a raíz de apreciarlo tan cerca, y también pediría que el mundo respirara nuevamente sin estos peligros sanitarios cambiantes de la vida en el Planeta.

Por las contribuciones para garantizar el más preciado tesoro humano junto a la valía de una entrega desmedida ante la COVID-19 el Laboratorio de Biología Molecular figuró entre los colectivos reconocidos por el Consejo de Defensa Provincial (CDP).

OTROS GALARDONADOS   

 Apenas asomaba el sol al Mausoleo del Frente de Las Villas, en este miércoles 22 de julio, confluyeron personalidades del universo de la Salud, la Educación, el Deporte, la Ciencia y los Servicios Comunales para reafirmar que seguirán entregando todas sus fuerzas por Cuba. Ellos desafiaron peligros para ponerse en función de los necesitados, de los que tenían su salud herida o contribuyeron a que no llegara nunca esa lesión. Otros aportaron a un entorno más saludable y a evitar el cese de tareas imprescindibles destinadas a la población.

De manera especial el CDP, encabezado por su presidenta Yudí Rodríguez Hernández, otorgó distingos a la dirección de Salud, a los hospitales Manuel Fajardo Rivero y al oncológico provincial Celestino Hernandez Robau, y al Laboratorio de Microbiología y Química Sanitaria (Biología Molecular).

De igual forma fue reconocida la labor educacional que resultó la provincia de mejores resultados en el país durante el curso 2019-2020, y al resto de las instituciones y organismos que dieron su sí por Cuba.

En nombre de todos la Dra. María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Citma en el territorio, destacó que no habrá barreras invencibles cuando de salvar a un pueblo se trata.

Marcando su cubanía, su raíz santaclareña, y el amor por la provincia, insistió en el compromiso de ser cada vez mejores y contribuir con las acciones e inteligencias al futuro de una nación definida.

En su intervención hubo espacio para cada uno. A los médicos, personal de enfermería y muchos que enfrentaron los peligros de la línea roja, a los que ocuparon desempeño en los centros de aislamiento y de viajeros, y a los estudiantes que se dedicaron a las pesquisas comunitarias.

Pero también a quienes dedicaron su tiempo a las investigaciones que respaldan programas vitales para el país, a deportistas, representantes de las ciencias sociales y humanísticas, a los científicos, y a esos trabajadores de Servicios Comunales imprescindibles para mantener la limpieza de parques, áreas urbanas y calles, sin descuidar los perfiles necrológicos.

El hospital Manuel Fajardo Rivero entre las instituciones de arduo trabajo en tiempos de pandemia. Recibe el reconocimiento el director del centro, Dr. Jorge Eduardo Berrio Águila por parte de Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del CDP, y Alberto López Díaz, su vicepresidente.

El mejor resumen de todos se aportó al destacar las contribuciones de la ciencia e innovación junto al potencial de un pueblo que demuestra su papel decisivo a pesar de los avatares de una pandemia cruel y despiadada.

«Se pensó como país en un ejercicio de gobierno colectivo, en el Moncada de este tiempo como lección de dignidad, de coraje y entrega», añadió la Dra. María del Carmen Velasco.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

julio 22, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: