ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

COVID-19 Las calles llenas y el peligro acecha

Por Ricardo R. González

El hecho de tener algunos días sin reportes de casos no significa el adiós al peligro porque este sigue acechando, y al término del martes Villa Clara sumaba otras dos personas a la lista positiva de COVID-19 para acumular 196 pacientes.

Mientras ello ocurre gran parte de las calles, al menos de la capital provincial, dan la impresión de que ocurre una verbena popular ilimitada en la que nadie piensa en el riesgo que corren.

Vale asistir al segmento de la calle Colón, en los alrededores del Correo Central, la tienda La Reina y el hotel América para apreciar el tumulto que no escapa de la nueva dulcería ni de otros puntos de la urbe.

Esta tarde la prensa tuvo la oportunidad de dialogar con expertos de primera línea como el profesor Armando Caballero López, reconocida personalidad de la medicina villaclareña y cubana, y el Dr. Jorge Eduardo Berrio Águila, director general del hospital Manuel Fajardo Rivero, en cuyas declaraciones se aprecia un fenómeno nunca visto por ellos ni en pandemias anteriores.

Jóvenes galenos como Joan Pérez Ojeda, jefe del servicio de Medicina Interna en una sala destinada al tratamiento y manejo de los pacientes con sospecha de COVID-19, y Jorge Manuel Pérez, especialista en Medicina Interna y quien desarrolla sus funciones en el Cuerpo de Guardia del referido centro, también brindaron sus opiniones al estar —y sentir— tan de cerca la muerte de las personas e imaginar que a cualquiera nos puede tocar porque el coronavirus no tiene rostro ni domicilio.

«Si la gente viviera esta situación de cerca, las conductas serían otras», precisaron.

La situación en la provincia no está controlada, el riesgo de transmisión sigue vigente con lugares sin condiciones higiénico-sanitarias favorables, a lo que se une el movimiento de personas de un lugar a otro, ajenas a que existe una situación emergente desde el punto de vista epidemiológico.

Aunque las cifras de casos en Cuba tienden a la disminución y, en parte, resulta estimulante, estamos distante del triunfo, Villa Clara pasa por momentos de contagio en una enfermedad que transita en poco tiempo desde los síntomas más leves hasta aquellos lamentables que ponen fin a la vida de una persona.

En el orden particular los casos positivos del martes 5 de mayo corresponden a un joven, procedente de La Habana, que vino de visita a casa de familiares y fue detectado pocos días después, y el otro el de un anciano que vive solo y sus vecinos informaron al área de salud XX Aniversario la presencia de síntomas que, presuntamente, eran típicos de la afección.

Santa Clara, Camajuaní y Cifuentes prosiguen con el mayor número de casos y de incidencia, y de los dos eventos de transmisión ocurridos en Camajuaní presentan situación favorable al no reportarse nuevas notificaciones.

Algo similar a lo que ocurre en el Hogar de Ancianos número 3, de la urbe santaclareña, con 31 de los abuelos ya recuperados.

El próximo domingo será el Día de las Madres, una jornada diferente porque habrá que cambiar conductas y modificar la expresión de los sentimientos.

Los cementerios de la provincia no estarán abiertos, solo para inhumaciones y exhumaciones con la asistencia de familiares muy allegados. Tampoco habrá venta de flores en los alrededores de estos sitios sagrados, y será indispensable el comportamiento individual y esa responsabilidad ciudadana que llama a cumplirse en respeto a los que están y por los que no. Regalemos este día la mejor de las flores con el color de la conciencia.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

mayo 6, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: