ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Cuando se define la vida

Dra. María de Lourdes Sánchez Álvarez

Texto y foto Ricardo R. González

No tengo que asistir al Laboratorio de Biología Molecular (LBM) para conocer lo que allí acontece, y es que en la estrecha dependencia del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) se viven las tensiones más agudas de estos tiempos.

Sobre la responsabilidad de su colectivo está el definir o no la positividad de una prueba de COVID-19. Entonces hay poco que decir para lo que ello significa.

Y entre todos aparece una diminuta mujer, distinguida por sus conocimientos, esa que no puede permanecer tranquila, quizás por la celebridad de sus neuronas puestas al servicio de la humanidad, Y este detalle no lo dice quien escribe, si no sus actuales compañeros y aquellos que, en décadas pasadas, compartieron el aula en los diferentes niveles del saber.

Hoy es la Dra. María de Lourdes Sánchez Álvarez, aquella muchacha que un día juró por su profesión y nunca le ha fallado al prójimo.

Ahora inmersa en el coronavirus.Cuentan que apenas duerme dos horas en la madrugada, y sigue junto a todos cada una de las muestras, pero con el reclamo de que el veredicto final tiene que pasar por sus manos.

Todavía le asisten miles de preocupaciones en su mundo profesional, como aquella que nos estamos quedando sin la efectividad de los antibióticos debido al mal uso e incorrecta prescripción.

El universo de la virología lo lleva entre sus pasiones, Sabe que resultan insensibles a todos los antibióticos conocidos y que se le están abriendo las puertas a la fármaco resistencia derivada del mal uso.

Recuerdo que en una conversación me habló de otro aspecto complejo como el de indicar antibióticos a la infancia a manera de «sedante», y lo que se engendra son otros fenómenos porque nunca funcionarán como antipiréticos para disminuir la fiebre.

Sin pensarlo mucho ilustraba con cifras en las que cada año 480 000 personas presentan tuberculosis (TB) multirresistente, y la cadena se extiende aun más al complicar la fármaco resistencia la necesaria e impostergable lucha contra el VIH y el paludismo en un universo donde la prolongación de la enfermedad, la necesidad de mayores pruebas, y la utilización de medicamentos más caros aumentan el costo de la atención sanitaria.

Y no hay nada de juego porque desde su visión la resistencia a los antimicrobianos (RAM) sitúa en posición crítica las acciones preventivas y el tratamiento de una serie de infecciones por virus, bacterias, hongos y parásitos, a tal punto que demanda medidas por parte de todos los sectores, del gobierno y la sociedad, a tenor de que el éxito de cirugías mayores y la quimioterapia, destinada a pacientes con afecciones oncológicas, se vería comprometido en ausencia de antibióticos eficaces.

En todos estos años el microscopio ha sido un complemento de la Dra. Sánchez Álvarez. No se extrañe si en algún momento le habla de bacterias «inteligentes» producto de que tanto los virus como las bacterias pudieran ocasionar enfermedades muy similares; sin embargo, delante del instrumento la realidad es diferente.

A pesar de su experiencia cada vez le sorprende que antibióticos de última generación encuentren ya resistencia, y es que las bacterias han demostrado su inteligencia —en el mejor sentido interpretativo— pues a medida que salen los antimicrobianos crean mecanismos de defensa, lo que ha derivado que muchas empresas farmacéuticas no estén elaborando gran parte de los antimicrobianos y prefieran hacerlo para enfermedades crónicas no trasmisibles.

Sobre esta cuerda floja se anda en lo que tiende a convertirse en una peligrosa amenaza que no escapa del LBM como tercera dependencia existente en el país dirigida al rápido diagnóstico de enfermedades ocasionadas por virus, bacterias y parásitos en toda la región central cubana que ha contado con el apoyo del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), de La Habana.

Zika, dengue y chikungunya también aparecen en la cartera de posibilidades diagnósticas del colectivo, entre muchas otras, aunque hoy la atención mayoritaria recae sobre una pandemia universal sin límites.

Mientras tanto seguirán las investigaciones con la profesionalidad de todo el equipo que siente y padece arribar a un dictamen positivo, y allí, entre ellos, una doctora a la que no he podido ver en todo este tiempo porque, entre paredes de cristales y atuendo verde, está inmersa en definir los senderos de la vida.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

abril 19, 2020 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: