ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Se despide Cardiovilla, queda su rigor científico

El Dr. Raimundo Carmona Puerta presentó dos interesantes carteles en representación del Cardiocentro villaclareño.

Por Ricardo R. González

Foto: Arelys María Echevarría

El profesor Eduardo Rivas Estany, presidente de la Sociedad Cubana de Cardiología, calificó de excelente la realización del Congreso Internacional Cardiovilla 2019 finalizado en la tarde del jueves en el hotel Meliá-Las Dunas, de Cayo Santa María.

En sus palabras de clausura del evento destacó el nivel científico considerado de excepcional y con la validez de resultar uno de los principales encuentros de las ciencias médicas cubanas.

Durante los tres días de sesiones se escucharon valiosas conferencias de delegados cubanos y foráneos en torno a los más disímiles aspectos de la cardiocirugía y sus ciencias afines compartidos por representantes de Suiza, Estados Unidos, España, Argentina e Italia entre otras naciones.

De igual valor los 92 carteles y 23 temas libres.

Una de las conferencias expuestas en las últimas horas correspondió al profesor Mathew Martínez, consultante de Cardiología en los Estados Unidos, quien ponderó el desarrollo de la especialidad en Cuba que queda al alcance de todos, no así en su país cuyas bondades se exhiben solo en populosas urbes.

En otro orden considera que no deben existir obstáculos para el intercambio científico entre la mayor de Las Antillas y los académicos norteamericanos porque la finalidad incide en beneficio del pueblo.

Dos de los carteles presentados correspondieron al Dr. Raimundo Carmona Puente, del Cardiocentro Ernesto Che Guevara, dedicados a lo que está considerado como una pandemia de la cardiología derivada de una arritmia específica (fibrilación auricular) que tiende al incremento durante el transcurso de los años.

Según declaraciones del especialista provoca invalidez, empeoramiento de enfermedades cardiológicas y de otros sistemas.

«En nuestro caso realizamos investigaciones con parámetros electrocardiográficos que predicen prematuramente la ocurrencia de esta arritmia en un futuro a través de la llamada Onda P de un electrocardiograma.

Interesante, además, el estudio de la enfermedad cardiovascular, presentado por otros autores, en mujeres diabéticas de edad mediana. Aborda la no influencia de la menopausia como proceso influyente para desarrollar este tipo de proceso y sí del tiempo de evolución de la hipertensión arterial cuando sobrepasa los 10 años, unido al tabaquismo entre otros factores.

A nombre del Comité Organizador del evento el Dr Jesús Satorre Ygualada agradeció el apoyo brindado a la cita y en función de director del Cardiocentro villaclareño, significó que la institución llega a este día con más de 10800 operaciones desde su apertura en 1986 con una supervivencia general del 95 % considerada la más elevada de América entre las instituciones de su tipo y a la par de los países desarrollados del mundo.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

octubre 10, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Lagomasino ausculta a Cardiovilla

El «profe» con parte de sus compañeros de Cardiocentro.

El «profe» con parte de sus compañeros de Cardiocentro.

Por Ricardo R. González
Fotos: Carlos Rodríguez Torres

El talento del profesor Álvaro Lagomasino Hidalgo y sus vivencias como observador consecuente de los eventos relacionados con Cardiovilla le permiten hacer valoraciones que reafirman el buen curso de este capítulo para Villa Clara.

Entonces se remonta a los inicios de los llamados talleres de cirugía cardiovascular impartidos, allá por 1988, por el Profesor Noel González Jiménez, quien fuera pionero de los trasplantes de órganos en Cuba.

«Si algo ha caracterizado a esta rama en la provincia es la continua superación, junto al deseo de investigar y estar a tono con la ciencia, y no podemos olvidar los eventos Ismael Alejo in Memóriam, entre las formas de rendir tributo a otro de los grandes y proseguir por esos caminos del saber».

A Lagomasino, quien acumula 48 años de graduado como médico y otro número considerable dedicado a los procederes quirúrgicos cardiovasculares, le asisten suficientes razones para afirmar que gracias a Cardiovilla y al esfuerzo de su Comité Organizador se ha logrado rescatar incluso la memoria histórica, con una combinación de casos que pudieran denominarse antológicos con otros que resultan sorprendentes novedades.

«El aporte científico de las cuatro ediciones de Cardiovilla ha sido grande ante la diversidad temática que remarca el avance por buenos caminos».

Dotado de un carisma peculiar y de una personalidad seguida por su pueblo, muchos se interesan por la salud del «profe».

«Estoy bien, ya no opero con la misma intensidad de antes, pero de vez en cuando tengo que entrar al quirófano porque el oficio y mi deber como médico me lo piden. Y si de algo estoy muy orgulloso, es del potencial existente en el Cardiocentro y del baluarte que encuentro entre mis alumnos. Entonces, ¿qué más puedo pedir?».

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

octubre 10, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: