ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Beneficio de la vida

La Dra. Amelia Betancourt Pérez procede a la terapéutica. El fármaco, administrado en varias dosis de forma subcutánea, consigue la reducción de la masa tumoral y cura algunas lesiones.

Un fármaco único en el mundo y con factura cubana ofrece resultados significativos sobre determinado tipo de cáncer cutáneo.

Texto y fotos Ricardo R. González

Miriam Ruiz Guzmán recuerda años atrás cuando apareció aquella manchita blanca por debajo del párpado. En los primeros momentos le restó importancia, las jornadas pasaron, y ante tanta insistencia de Noelia Cueto, su compañera de trabajo, acudió al hospital oncológico universitario Celestino Hernández Robau donde comenzaron los tratamientos luego de las investigaciones pertinentes.

«Me sometieron a 30 radiaciones con cobalto, las suficientes para que la lesión desapareciera durante algunos años», relata.

Pero al tiempo surgió de nuevo. «Fui al especialista en maxilofacial del «Arnaldo Milián Castro» y allí asistí al salón de operaciones como cinco veces. Entonces escuché sobre la existencia de una consulta especializada de Dermatología que aplica el dermatoscopio o instrumento destinado a observar detenidamente las lesiones de la piel».

Ello constituyó el preámbulo para que Miriam Ruiz iniciara otra terapéutica en 2017 bajo la guía de un equipo multidsciplinario.

«Ya es el tercer ciclo ante una lesión muy fuerte que implica varias sesiones. Cada ocho meses me realizan los procederes. Ha ido desapareciendo, mas al iniciar esta etapa no estaba nada bien».

Una vez realizada la práctica que, en su caso conlleva a 27 vacunas en nueve consultas, debe esperarse unos cuatro meses, entre un ciclo y otro, para valorar sus resultados; sin embargo, a Miriam le satisface el hecho de que tenía otra lesión en la frente que desapareció con el primer tratamiento.

«Vale la pena los pinchazos al apreciarse la mejoría. Ya en febrero me jubilé en la Empresa Militar Industrial de Manicaragua, y tengo muchas expectativas en que desaparezca la lesión parecida a un pequeño «nacido» que pierde su postilla y resurge de nuevo».

LO ACERTADO DE UN PLAN

Aunque existen otras modalidades terapéuticas en el mundo el HeberFERON® marca ventajas en el abordaje de un cáncer cutáneo no melanoma que ocupa el segundo lugar en la tabla general de tumores malignos con diagnóstico de unos mil casos anuales solo en Cuba.

La paciente Miriam Ruiz Guzmán a los pocos segundos de concluir la sesión de tratamiento. «Siempre tuve la expectativa de que iba a curar», precisa.

La Dra. Amelia Betancourt Pérez, jefa del Programa Provincial de Cáncer de Piel, subraya que la modalidad no sustituye la cirugía habilitada como la primera opción de tratamiento en estas lesiones, pero resulta una alternativa ante aquellas de carcinoma basocelular (CBC) en la llamada zona H o de alto riesgo (nariz, orejas, párpados y en la región periocular), ya sea en estadios avanzados o en el caso de que el paciente no desee operarse,

Según estudios las principales causales del carcinoma basal recaen en las personas de piel blanca junto a la exposición marcada a las radiaciones solares, sin descartar factores genéticos, virus, o el contacto con determinados agentes químicos.

A ello se suma el desfavorable incremento de las cifras de pacientes con estas afecciones, sobre todo en personas jóvenes entre 25 y 35 años.

Este carcinoma basocelular constituye el tumor cutáneo más frecuente en su fase precoz, Se caracteriza por un crecimiento lento pero localmente invasivo y compromete extensas áreas de tejido, cartílago e incluso huesos. Representa, aproximadamente, el 80 % de los tumores de piel no melanoma.

— ¿Cuál es la realidad villaclareña?

— Unos 66 casos fueron beneficiados con el HeberFERON® en el pasado año. De ellos, todos manifestaron saldos favorables pues aunque la lesión no cure completamente puede lograrse el propósito de manera parcial, así el procedimiento quirúrgico posterior resultará menos complejo en aquellas personas necesitadas.

«En lo que va de 2019 ya 44 pacientes han sido sometidos al tratamiento, muchos de ellos pendientes a respuestas porque debe esperarse 16 semanas después de administrado el fármaco a fin de apreciar los resultados.

«Una vez aplicado en algunos desaparece el tumor en su totalidad, y en un 30 % disminuye su diámetro al ser excesiva la lesión, lo que puede considerarse un logro».

La Dra. Betancourt Hernández aclaró que el medicamento ha extendido su uso a la atención primaria en instituciones de Sagua la Grande, Manicaragua, Camajuaní, Remedios y Encrucijada, además de los hospitales provinciales Manuel Fajardo Rivero, Oncológico Celestino Hernández Robau y Arnaldo Milián Castro como centro rector.

De acuerdo con las posibilidades llegará, paulatinamente, al resto de los municipios villaclareños.

Vale decir que el medicamento presenta ventajas curativas a distancia debido a que si bien se inyecta en una lesión específica las existentes en el entorno reducen su tamaño o llegan a desaparecer.

Parte del equipo de dermatólogos del hospital Arnaldo Milián Castro. Algunos hacen la residencia en la especialidad y proceden de otros países.

Con el HeberFERON® determinado cáncer de piel puede resultar curable en la mayoría de los casos, a pesar de que el CBC está considerado como afección de lento crecimiento y localmente agresiva.

El aporte de los científicos da en la diana a partir de un producto genuino como regalo para beneficio de la vida.

MEMORÁNDUM

— El HeberFERON® ofrece resultados significativos en el tratamiento del carcinoma basocelular o tumor de piel más frecuente y de alta incidencia en el mundo.

— Resulta uno de los productos líderes del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) sobre la base de la combinación de interferones, aunque no es aplicable a todo tipo de cáncer cutáneo. Depende de las características de cada paciente y de la determinación a la que arribe un grupo multidisciplinario.

— Entre las acciones del HeberFERON® figura la de disminuir, en unas ocho veces, la frecuencia de aparición de nuevos carcinomas mediante un tratamiento que cuesta al Estado cubano 8 100 pesos por paciente, y resulta de valía para quienes ya se han operado en alguna ocasión y les reaparece el tumor, o en aquellos con una lesión de determinado diámetro.

CONTRASTES

El carcinoma basal constituye un padecimiento que reporta el incremento en Cuba y en el mundo atribuido de manera directa a factores atmosféricos como el daño en la capa de ozono y las incidencias de los rayos ultravioletas que afectan más en países tropicales.

Si bien en el Orbe existen otras terapéuticas para el abordaje de la afección el medicamento cubano es único lo que trae innumerables beneficios para los pacientes en un país que registra unos 1000 casos de cáncer no melanoma para ubicarlo en la segunda posición de la tabla general de tumores malignos.

El talento de los especialistas cubanos y el desarrollo de la ciencia aportan otro logro para el bienestar humano.

¿Tenemos o no nuestras Razones?

También puede ver este material en:

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

Anuncios

agosto 14, 2019 - Posted by | Enlaces | , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: