ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Intoxicaciones alimentarias, duro reto en este verano

Estudios confirman que el 60 % o más de las IA ocurren durante el verano.

Por Ricardo R. González

Ahora que el verano se hace intenso, con temperaturas y sensaciones térmicas increíbles, la aparición de brotes de intoxicaciones alimentarias (IA) acecha como peligro a tener muy en cuenta.

Hasta la mañana dominical 14 infantes de los municipios de Santa Clara y Manicaragua requirieron asistencia médica en el hospital pediátrico José Luis Miranda por el consumo de alimentos no aptos ingeridos en cumpleaños.

De acuerdo con criterios de los expertos los causantes de estas situaciones recaen, mayoritariamente, en ahumados, embutidos, cakes, pastas de bocadito, mayonesas, y ensaladas frías de producción casera, a lo que se suma los incorrectos procederes de refrigeración.

Si bien las ensaladas frías llaman la atención y apetecen al estar acompañadas de piñas y otros recursos resulta uno de los productos que abren las puertas a la rápida descomposición. El germen fundamental es la Salmonella alojado en las aves de corral y recibidos en el organismo mediante el huevo. En pocas horas prolifera, y de no aplicarse la conducta a tiempo provoca consecuencias severas que no escapan de lo lamentable como ha ocurrido en años anteriores en Villa Clara.

Aun refrigerada no debe exceder las seis horas desde su preparación hasta el consumo, y si es posible degustarlas antes de ese tiempo, al estar elaboradas con mayonesas caseras que no reúnen calidad.

También el pescado, las carnes y jamones demandan un adecuado nivel de conservación. Algunos necesitan congelación, mas no todos los cárnicos pueden almacenarse en idéntico espacio. Las especies marinas reclaman un aparte respecto al resto de las carnes debido a que un simple descuido provoca secuelas nefastas.

Tanto el pescado como el pollo merecen el sitio más frío del refrigerador. La leche y los jugos destinados a niños no deben ocupar los planos bajos ni colocarlos en los aditamentos habilitados en la puerta del equipo.

Vale recordar que los síntomas comunes de las IA, al margen de su tipo, se concentran en vómitos, diarreas, deshidratación, debilidad muscular, fatigas… Aparecen de tres a cuatro horas posteriores a la ingestión del agente causante, como tampoco es posible minimizar los efectos de las enfermedades de trasmisión hídrica en este tiempo.

Todo ello llama a extremar las precauciones en unidades de elaboración, hogares, puntos destinados al expendio de alimentos y a su comercialización porque con mucha frecuencia se violan los requerimientos establecidos para lograr la necesaria inocuidad de los alimentos.

A la par de la etapa estival los meses de julio y agosto traen las celebraciones populares. Con ellas se muestra la carne de cerdo, destinada a bocaditos o a la propia venta, expuesta al sol. Ojo con esto, y un alerta a la población que adquiere productos de dudosa procedencia a partir de personas inescrupulosas que ocultan su origen.

Todo lo que se capture en las presas Arroyo Grande I y II está contaminado porque a estas van a parar la mayor cantidad de residuales de Santa Clara.

En otro orden, será imprescindible aplicar el Hipoclorito de Sodio a razón de cuatro o cinco gotas por litro de agua, y mucho cuidado con las verduras ya que requieren un meticuloso cuidado y abundante agua a fin de lavarlas.

A tenor del momento y las circunstancias será vital redoblar esfuerzos en la inspección sanitaria. No siempre se logra y las coyunturas actuales de proliferación de microvertederos y deterioros sanitarios piden el mayor grado de alerta.

Cuidado con el exceso de sal de nitro en jamones y los agentes químicos utilizados para la rápida maduración de frutas debido a que el nitrito en exceso y esos supuestos maduradores conducen a una intoxicación severa.

Son tiempos en que la prevención y la precaución deben ir de la mano, sin olvidar el lavado de estas antes de manipular alimentos y luego de acudir al baño.

Muchas instituciones —estatales o no— violan lo establecido en cuanto a normas sanitarias, y muy importante, además, la transportación de las fuentes alimenticias, pues en múltiples ocasiones se utilizan carretones de tracción animal lo que constituye un foco abierto a la contaminación.

Nunca olvide el tapado de los productos, sobre todo en lugares de continuo flujo de venta, y en el caso de los cobradores-manipuladores —algo que es indebido— tendría que entregar el alimento sujeto por una pinza a la hora del despacho.

Sin dudas las IA aparecen como duro reto en este verano. Evitar que proliferen compete a todos.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

Anuncios

junio 24, 2019 Posted by | Enlaces | , , , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: