ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Mascherano se quita la camiseta del Barcelona

Tras ocho temporadas de azulgrana, el central argentino ha recibido el permiso del club para fichar por el Hebei Fortune chino en invierno.

Javier Mascherano dejará el Barcelona en esta ventana de invierno. No hay vuelta atrás y así se lo comunicó hace unos días a la dirección deportiva azulgrana, que intentó sin éxito que recapacitara y acabara al menos este curso para no tener que hacer un esfuerzo económico extra para traer a su relevo. No hubo roces ni malos modos, sino que el club aceptó los argumentos del futbolista, que tiene el Mundial a la vuelta de la esquina y quiere acumular minutos —lo que en el Barça le resultará complicado por el buen desempeño de Piqué y Umtiti, también últimamente de Vermaelen— para coger el tono antes del torneo. Su nuevo destino será el Hebei Fortune chino, equipo que dirige Manuel Pellegrini, técnico que le hizo debutar en el fútbol profesional con la elástica de River Plate en 2003.

“Los jugadores que se van del Barça lo hacen por dos motivos”, explican desde las oficinas de la ciudad deportiva; “uno es por dinero y el otro porque no juegan. Y en el caso de Mascherano es por los dos”. Así, El Jefecito cobrará en la Liga china alrededor de siete millones anuales, algo más de lo que percibe en el Barça.

  • El club azulgrana, en cualquier caso, recibirá un pago por el jugador, que se presupone que rondará los seis millones de euros. “Es un futbolista que se ha desvivido por el Barcelona desde el día que llegó, siendo muy importante para todos los técnicos y sobre todo para el grupo, además de que ha mostrado respeto por la entidad con las botas puestas y en cada ocasión que se ha puesto delante de un micro”, intervienen desde el Camp Nou; “así que le ayudaremos como él nos ha ayudado durante ocho años a nosotros”. O, lo que es lo mismo, desde el Barça entienden que se ha ganado decidir su futuro y que tiene 33 años, por lo que poco dinero más sacarían en verano.

Ante la impaciencia del Hebei Fortune, que solicita garantías de que se materializará el traspaso, el Barça ha dado su palabra al jugador y ha trasladado un mensaje de tranquilidad al club chino, aunque quede algún fleco contractual por resolver y se defina la fecha de la partida, porque el mercado asiático se abre en febrero. El central prefiere irse antes porque ya no tiene la cabeza en el Barça, por más que nadie dude de su profesionalidad hasta el día que se quite la casaca azulgrana, que será pronto. “No habrá problemas”, insisten desde el club. Aunque amplían: “Su adiós significa que nos deja un magnífico profesional, de los que hacen equipo por su carisma y entrega”. Y otra fuente agrega: “Ha sido un capitán del vestuario desde el día que llegó”.

No es la primera vez que Mascherano trata de dejar el Barcelona. Negoció en 2014 con Benítez para ir al Nápoles, que le ofrecía jugar de mediocentro —que era su demarcación preferida— aunque reculó a última hora, convencido por un Luis Enrique que volvió a retenerlo hace dos veranos, cuando se comprometió verbalmente con la Juve. Ahora, Valverde no ha puesto reparos, aunque quiere a un central como refuerzo, todavía por decidir. Lo único claro, pues, es que Mascherano se va. “Quiero que en mí currículo salga que he jugado en el Barça”, dijo el argentino cuando le ofrecieron militar en el Barcelona, a pesar de cobrar menos que en el Liverpool, allá en 2010. Ya lo tiene. Pero dentro de poco será pasado.

EL CLUB VALORA INCORPORAR A YERRY MINA ANTES DE LO PREVISTO

El Barcelona tiene atado por unos nueve millones de euros a Yerry Mina, central del Palmeiras, y llegará al club el próximo verano. Ese era el mensaje que se siseaba por los pasillos del Camp Nou hasta que Mascherano expresó su disgusto por no jugar y su ambición por fichar por el club chino. Ahora, ya no se sabe cuándo llegará Mina.

En el club valoran la posibilidad de anticipar la incorporación del central colombiano para tapar el agujero que dejará El Jefecito. Los hay que piensan que, ya que está fichado, cuesta poco —“un pequeño sobrecoste”, admiten desde el Barça— adelantar el traspaso y así solucionar el entuerto. Pero también los hay que prefieren retrasar su llegada porque un fichaje de invierno requiere rendimiento inmediato y con Mina lo más probable es que necesite un tiempo de adaptación para conocer a sus compañeros, las exigencias tácticas de uno de los puestos más complicados en el planeta fútbol (por las demandas tácticas y técnicas que obliga el estilo de juego culer) y también a la competición. Y en esas anda la dirección deportiva del Barcelona, que discute qué opción es mejor y sobre todo qué alternativas le ofrece el mercado, sabedores de que el esfuerzo económico se debe hacer por Coutinho, el jugador escogido desde el verano pasado como el medio a traer.

Los informes que tiene el Barça de Mina son extensos y favorables, que por algo le contrataron para la próxima temporada. Aunque también hay un pequeño recelo sobre su altura y movilidad, ya que le cuesta arrancar y eso es un pecado capital en el Barça, que siempre juega con la zaga adelantada y con muchos metros a la espalda que, en caso de un fallo, solo las piernas alcanzan a corregir. Pero se elogia su salida de balón, su fortaleza en el choque y su cabeza bien amueblada.

Mientras se debate en la ciudad deportiva si al futbolista le falta un tiempo de cocción o se debe incorporar ya porque por algo se le ha fichado, también se abre la posibilidad de contratar a un central más veterano, curtido en la competición y con características compatibles con el estilo azulgrana. Aunque desde que llegó Robert Fernández al área deportiva —así lo explican sus fichajes— el club parece más decidido a fichar jóvenes con proyección porque si salen mal siempre se pueden vender. Así que Mina será del Barcelona, pero falta saber cuándo.

(Con información de El País)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 14, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Las vidas de Isabel Santos

De pequeña descubrió el cine y entonces el mundo —su mundo— comenzó a hacerse inmenso. Hoy la conocemos como una actriz, una gran actriz que ha logrado traspasar la frontera de lo real y convertirse en un referente de actuaciones cuidadosas y sentidas.

Podría tener cualquier nombre cuando la vemos llorar, sufrir, desgarrarse, reír o vivir en la pantalla, pero el verdadero es Isabel Santos, una de las mejores intérpretes del cine y la televisión cubana.

Isabel es un rostro muy fácil de distinguir en películas como ClandestinosLa vida es silbarMiel pa­ra Oshún o más recientemente Vestido de no­via, y La pared de las palabras. Ha incursionado en la televisión pero es una mujer de cine, una actriz sincera, perseverante, que construye sus personajes como si en ello le fuera “otra” vida.

Perseverancia

Creo que siempre el mundo de poder actuar me interesó, lo que no conocía la palabra actriz, no estaba en mi cabeza, quizá no está en la cabeza de ningún niño. Me despertó mucho interés el carrito del cine móvil. Yo tenía muy poca edad, pero recuerdo que era un camioncito que tenía un proyector, iba por todos esos bateyes para llevar el cine. Entonces, todo el mundo sacaba su taburete y cuando llegaba el carrito móvil era una fiesta porque te ponían un documental, un noticiero y una película y a veces las películas se repetían, pero la gente volvía a verla.

Ver las proyecciones en aquella pantalla en la pared de un almacén donde había abono, fue fascinante para mí. Mi pasión por el cine después se hizo muy consciente pero tiene su raíz en mi niñez.

Llegar hasta aquí ha sido un camino difícil, primero por el lugar donde crecí. Nací el 4 de septiembre de 1961 en la provincia de Camagüey, pero nos mudamos a un batey de pocas casas, don­de no había luz eléctrica y la escuela era una casita de guano con niños de varios grados. Ya en cuarto grado pasé a la escuela del pueblo del central, que quedaba a dos kilómetros de mi casa y tenía que hacer ese recorrido todos los días. Des­pués la secundaria me quedaba en otro pueblo que se llama Minas y en noveno grado se hizo la captación para la Escuela Nacional de Arte (ENA), tuve mucha suerte, me hicieron la prueba y aprobé… en fin, pasé mucho trabajo pero eso es querer lo que uno se propone en la vida… He sido muy perseverante y también se lo debo mucho a mi madre.

En la ENA teníamos excelentes profesores, que nos hacían sentir orgullosos. El profesor era como un espejo, no solamente impartía la clase, nos enseñaba lo que era la disciplina y el rigor en esta carrera, que es muy difícil.

La formación en las escuelas de arte es algo que, en este momento, me preocupa muchísimo. Claro, cada generación es diferente, la mía fue muy luchadora y soñadora. Queríamos de verdad ser mejores, no había una competencia agresiva ni envidiosa, ni se sacaba la parte mala del ser humano. Los años 90 acabaron con eso, fue un momento muy duro para el país y la pirámide se invirtió.

Ahora, a esos profesores que son ancianos y están en sus casas, yo les tocaría la puerta y le diría “usted tiene este salario y quiero que forme nuevas generaciones”. No solamente de sueños vive el hombre, pe­ro creo que hay que tocar las puertas, no me canso de de­­cirlo, hay que atender a los artistas que nos quedan.

Actuar es robar vidas

A un actor lo define la verdad absoluta, la sinceridad, el no traicionarse. Vivimos muchas vidas y tienes que ser muy observador, ver lo que te rodea porque entras en la piel de otro personaje. Yo actúo de mis vivencias, soy una robadora de vida, lo hago inconsciente.

Puedo estar en una reunión, en una fiesta o en un velorio y empiezo a guardar información en un disco duro y un buen día cuando tengo un personaje hay un bombillo que me hace ¡tac! y ahí lo tengo. Además, cada vez que construyo un personaje tiene una música diferente. Son ejercicios que te enseñan en la escuela y que, cuando los practicas mucho, los haces sin darte cuenta, pero hay que estudiar mucho, no es pararte delante de una cámara y ser siempre el mismo.

Salir en una pantalla no te define como un actor ni bueno ni malo. Ser actor no es un juego, los medios no son un juego, hay quien dice “el que tenga los medios tiene el poder”, pero cuánto daño hacemos con las personas que no se saben dirigir a la población, en la música que ponemos, en cómo se visten… eso marca tendencias.

Yo siempre tengo buenas relaciones con todos los actores que trabajo y si no la tengo la busco, muchas veces lo logro, otras no. Pero los actores cu­banos, por lo menos los de mi generación somos muy solidarios y nos apoyamoscuando estamos en una película y cada uno se va contando su historia para que una maquinaria pueda engranar en otra.

Personajes

Isabel Santos y Jorge Perugorría en La Pared de las Palabras.

Con los personajes puedes sufrir mucho o no, porque estás haciendo otra vida, que quizá tiene puntos de contacto contigo. A mí hay personajes como el de La pared de las palabras que me tuvo casi dos meses en un estado de silencio y no porque yo me lo propusiera, sino porque para una madre perder un hijo es terrible y en la película desde que comienza se dice que Elena va a perder a su hijo. Yo creo que nunca me propongo ese estado de ánimo pero me lacera.

Todos los personajes me han marcado. Una vez una amiga me dijo que maltrataba mucho mi físico y es que cada personaje te exige cosas diferentes. Pa­ra la película que acabo de filmar con Lester Hamlet, Ya no es antes (título provisional), basada en la obra de Alberto Pedro Weekend en Bahía, donde comparto rol con Luis Alberto García, yo quería tener una gestualidad diferente que no es la mía, sino la de una mujer que todo el tiempo se toca la cabeza y por eso me corté el pelo.

Engordar para una película, bajar para otra, po­nerte lentes que son tan agresivos para los ojos…sí, yo creo que me he agredido mucho físicamente, pero pa­ra mí eso es un disfrute porque yo trato —no siempre lo logro— que cada personaje tenga su mundo.

Tengo una edad difícil, ya no soy la protagonista, pude protagonizar muchas películas cuando era jo­ven pero ahora los personajes son otros y ese mo­mento que me dan tengo que aprovecharlo al máximo. El personaje secundario lo tengo que hacer como si fuera el protagónico porque no sé si lo van a cortar, tengo que entregar mucho para lograr que mi escena no se la lleve el director.

He disfrutado todos mis personajes. A partir de que termino, el personaje ya no es mío. El último día cuando dicen corten, yo me estoy quitando la imagen del personaje, porque quiero que para el espectador sea una sorpresa. Inmediatamente cambio y llego a mi casa muy feliz por haber hecho otra vida, por vivir otro proceso y por saber que estoy haciendo lo que me gusta y no por un premio, sino por el aplauso.

Premios… Aplausos

El público cubano es muy inteligente y siempre eres por lo que ese público que te ha aplaudido, para muchos sigo siendo la muchacha de Clan­destinos y voy a cumplir 55 años, eso no se paga con nada, ese es mi aplauso, ese es mi público natural. Podré tener premios de otras partes, pero mis dos corales son muy importantes y los aplausos del público cubano.

Cuando se hizo la premier de Vestido de novia, en el Chaplin, en un momento de la proyección la gente empezó a aplaudir, eso sí fue un premio, te das cuenta que el cine vibra aunque la gente no ha­ble.

Los premios los tengo en un tablón, algunos están más descabezados, otros menos, pero cada uno tiene un valor sentimental. Eso sí, a veces vienen cuando menos lo esperas.

Actriz y documentalista

La figura del director es fundamental. Yo creo en el director que es capaz de decir qué hará Isabel Santos con este personaje que no tiene nada que ver con ella. Ahí están los grandes directores. Me gustan que me dirijan, que me pidan cosas difíciles, yo siempre lo comparo con la plastilina, el actor tiene que ser dúctil, ser un material moldeable y tratar de hacer cosas diferentes para que el director tenga varias opciones.

El vínculo entre el actor-director es mágico. Creo que de todos los directores con los que he trabajado he aprendido.

El fotógrafo también es fundamental para mí en una película y los grandes fotógrafos te enseñan mucho. Eso me ha llevado a veces a querer contar historias pequeñas en un documental.

Yo sé que soy actriz, no realizadora porque el intrusismo como lo critico me cuesta trabajo y cuando aparece una historia me digo: la tengo que contar. Pero una mujer documentalista andaría todo el tiempo buscando historias, yo no, un día aparece una y la cuento.

Hasta ahora he realizado tres documentales: San Ernesto nace en la Higuera; luego pasaron diez años para que se me ocurriera Viaje al país que ya no existe con Iván Nápoles en Vietnam; y ahora acabo de terminar uno que se llama El camino de la vida, que se trata de la vida de Isabel Álvarez Morán, una sobreviviente del Cerco de Le­ningrado que vive en Cuba con 93 años; se es­trena ahora en marzo.

Es una historia de 35 minutos pero muy conmovedora sobre una mujer que, además, me ha enseñado muchísimo. Ha sido una vida que sé que me voy a robar porque es una mujer que lo ha perdido todo y sin embargo, la vida es muy importante.

Isabel

Con esta edad, hay cosas que yo daría la vida por te­nerlas y sé que no las voy a tener nunca… Quisiera regresar a mi padre, desearía volver a sentarme con todos los amigos que no están, lo necesito. A veces levanto el teléfono y digo ¿qué número mar­co? … ¡Si yo tuviera la capacidad de volver a empezar y lograr que mis sueños se hicieran realidad! pero esa es la vida, te da y te quita.

Mi vida ha sido trabajo, creo que he sido muy consecuente con lo que pienso. Eso sí, me ha costado mucho, me ha costado pérdidas tremendas, en todo sentido.

Tuve un sueño y lo he cumplido. Cuando pasan los años te das cuenta que hay una obra consagrada con sacrificio y un aplauso que te ha dado el público, ya con eso te digo que mañana me puedo morir.

Creo que cumplí y que logré el sueño más grande que tuve siendo niña que era verme en esa pantalla como en el carrito de cine móvil. Yo lo logré y eso me hace ser una mujer feliz.

(Con información de Granma)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 14, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , | Deja un comentario

Chucho Valdés y Patricia Sosa en Concierto para Dos

El multipremiado jazzista cubano Chucho Valdés y la cantautora argentina Patricia Sosa promueven con gran regocijo en las redes sociales el estreno de la producción discográfica Once (Concierto para dos), “un bello disco”, según reconoce el pianista en reciente publicación en su Facebook oficial.

Tras el lanzamiento de Media Music, ya se encuentra disponible en todas las plataformas digitales la obra compilatoria de boleros y baladas como: “Allí”, “Envidia”, “Distancia”, “Ningún amor es perfecto”, “Vela Encendida”, “Días de Otoño”, “Me Has Echado al Olvido”, “Marcada a Fuego”, “Ya No me dueles”, “De aquí a la eternidad” y “Concierto para dos”.

Este disco fue grabado en los estudios de Chucho Valdés en Málaga, con la participación de los artistas: Dany Leis, Daniel Casares, Esperanza García de Soria y Miguel Poveda. “Allí”, el primer sencillo del álbum, cuenta con un videoclip oficial dirigido por Pablo Sofovich.

Al anunciar la salida de Once, Patricia Sosa comentó en sus redes sociales: “¡Estoy muy feliz! Acaba de salir este discazo en todas las plataformas digitales. Lo estoy escuchando por Spotify. Emocionada es poco. Lo espere mucho tiempo”.

(Con información de Suena cubano)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 14, 2017 Posted by | Enlaces | , , | Deja un comentario

Walt Disney avanza sobre Century Fox

El comprador asume una deuda de la Fox de 13.700 millones de dólares, lo que eleva la operación a unos 66.100 millones dólares. Foto: Diario de Atlantis.

La Compañía Walt Disney continúa extendiendo su imperio, y este jueves anunció la compra de varios activos del grupo 21st  Century Fox, con lo que, entre otras cosas, se hará cargo de series como “The Simpsons”, informaron fuentes locales.

Se trata de activos que están valorados en unos 52.400 millones de dólares.

De esta manera, la compañía de Mickey Mouse se hará cargo de los estudios de cine y televisión de la Fox, así como de otros sectores de su negocio internacional de cable y televisión.

Además, el comprador asume una deuda de la Fox de 13.700 millones de dólares, lo que eleva la operación a unos 66.100 millones dólares.

La noticia, esperada y largamente rumoreada en los últimos tiempos, se oficializó esta mañana.

Pero la pregunta que muchos se hacen por estas horas es ¿qué ha comprado realmente Disney?

La adquisición representa que The Walt Disney Co. adquiere tanto al estudio como otra serie de activos de entretenimiento y deportes del imperio de Rupert Murdoch.

The New York Times destacó que el acuerdo marca “un antes y un después” con una “unión histórica de dos pesos pesados de Hollywood”.

Para la compañía fundada por Walt Disney representa la posibilidad reforzar sus negocios de televisión, además del cine, y algunos mencionan la posibilidad de lanzar un próximo formato al estilo Netflix.

Además, Disney se hará cargo de franquicias populares como X-Men, Avatar, Fantastic Four, Deadpool, The Grand Budapest Hotel, Hidden Figures, Gone Girl, The Shape of Water, Planet of the Apes, Ice Ageo The Martian, entre otras.

En cuanto a los canales, la compañía de Burbank sumará Twentieth Century Fox Television, FX Productions y Fox21, espacios que crearon series tan
famosas como “The Americans”, “American Horror Story”, “Homeland”,”This Is Us”, “Modern Family” y hasta “The Simpsons”.

Disney también adquiere FX Networks, National Geographic Partners, Fox Sports Regional Networks, Fox Networks Group International, Star India y los intereses de Fox en Hulu, Sky, Tata Sky y Endemol Shine Group.

(Con información de ANSA)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

diciembre 14, 2017 Posted by | Enlaces | , , , , , | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: