Mi Comentario: La «migraña» de los medicamentos

Por Ricardo R. González

Ilustración: Martirena

No voy a referirme al desabastecimiento de medicamentos por respeto al lector. Además ¿quién no lo sabe y lo sufre? Pero varios funcionarios han hablado en los últimos tiempos de posibles mejorías para tal o más cual trimestre. Pasan los días, transcurren los meses, y el panorama continua inamovible.

Busco y (re)busco respuestas sin encontrar aseveraciones que abriguen la esperanza pues los argumentos, a nivel de país, están circunscritos al déficit de materias primas, la falta de financiamiento para la producción, obsolescencia tecnológica, indisciplinas en los eslabones de la cadena, inexistencia de fiscalización en las unidades que comercializan los fármacos, alto costo de transportación, mercados lejanos como la India u otros que cierran las puertas a Cuba, por citar algunos.

Fármacos de primera línea como los hipotensores, reguladores de la diabetes y diuréticos, vitales para la salud, encabezan la lista de los muchos inmersos en el movimiento de un cachumbambé que no acaba de estabilizarse. Ello deriva inquietud entre los enfermos debido a que si bien las explicaciones no dejan de tener fundamento mantienen una cuerda floja de inseguridad al proseguir el déficit de medicinas en etapas que reaparecen las ya olvidadas, se «evaporan» otras, y vuelven a esconderse aquellas que manifestaron un destello fugaz durante algún período.

Eso lo saben quienes cada semana hacen las agobiantes colas en las farmacias. Desde las 2:00, las 3:00 de la madrugada o mucho antes, con la expectativa de que la suerte acompañe al llegar al mostrador.

Ahora bien, sí voy a referirme a situaciones creadas cuando las mareas traen déficits en cualquier renglón y abren el triste capítulo de las miserias humanas.

Ya está «instituido» el revendedor de cola en unidades farmacéuticas y aquellos que acaparan los primeros lugares. Las mismas caras, los mismos rostros. Esos que marcan, además, para fulanito, menganita y esperancero y se hacen habituales sin el menor escrúpulo.

Las estampas incluyen a los que acuden con casi un recetario en mano y fechas abiertas en las recetas. Si el fármaco está en existencia allí mismo le ponen día y mes a la vista de todos, y de no existir lo recetado el documento se guarda y sigue con plena vigencia hasta que le corresponda su momento.

En medio de esta contradictoria diversidad me pregunto si sacarán a la venta la totalidad de los productos recibidos en una farmacia o quedarán algunos entre estantes y gavetas interiores para satisfacer compromisos y amistades. En otras palabras, si pertenecen a esa reservita que queda detrás en espera del beneficiado.

Aclaro que no generalizo ni dudo de los deberes a cumplir por los farmacéuticos, pero señores hay de todo en la viña del señor, y existen casos que burlan las normativas.

Tampoco olvidemos que muchas veces se obvia la localización del producto en otra unidad, ni pueden minimizarse los rejuegos malabáricos entre lo prescrito en la receta y la cantidad despachada. Casi siempre los ancianos, las personas impedidas o los muchachos son los que reciben la estocada, aunque debe aclararse que en momentos de déficit existen resoluciones para regular las ventas, pero que esto no ampare las sendas de lo cotidiano.

La «migraña» causada por la falta de fármacos suma a Villa Clara y afecta al país. Lo cierto es que dentro de una sociedad que llama a la solidaridad y a compartir lo que se tiene existen insensibles ajenos a las necesidades de los semejantes y actos alejados por completo de esos buenos sentimientos.

Hay casos que prefieren el vencimiento de un medicamento antes de ofrecerlo a alguien necesitado. Y no todo ciudadano tiene la posibilidad de recibirlo desde el exterior.

Imperdonable ese acaparador de fármacos que en viviendas o en otros sitios los propone a precios desorbitantes sin pensar en el prójimo. Lo mismo una Duralgina, que un antibiótico, o una pomada destinada a la piel.

Y ni hablar de esos que se esfuman de las instituciones hospitalarias, con uso exclusivo en estas, pues de vez en cuando aparece un Rocephin entre la vecindad escapado de los muros de la entidad.

El cuadro básico de fármacos en este país totaliza unos 800 renglones; de ellos cerca de 400 son tributados a las farmacias comunitarias, pero los restantes tienen exclusividad hospitalaria, en tanto a los dispensarios llegan solo 76 productos importados, por lo que el peso mayoritario de disponibilidades recae sobre la industria nacional.

Los responsables tendrán que mantenerse bien atentos al mundo de las facturas para evitar gato por liebre. Y aquellos que se ríen del dolor y las penurias humanas para satisfacer el apetito nefasto de los billetes recuerden que la vida es una caja de sorpresas. Cierto que el dinero hace cada vez más falta, pero a esos despiadados les pregunto ¿qué harían si estuvieran del lado de los necesitados y un hijo, un nieto o un anciano de su familia pidiera a gritos alguno de esos renglones que están en manos de los deshumanizados?

Hay tela por donde cortar, mas ojalá que aquellos insensibles modifiquen conductas para que disfruten, algún día, de esa dignidad que muchas veces emprende la fuga.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Anuncios

El español es la segunda lengua más hablada en el mundo

El Instituto Cervantes anunció este lunes que el español se convirtió en la segunda lengua más hablada en el mundo – con 572 millones de hispanohablantes- solo superada por el chino mandarín (950 millones).

El anuario El español en el mundo 2017 del Instituto Cervantes recoge en 250 páginas datos importantes datos sobre el dominio que del español tienen al menos 477,6 millones de personas.

Los hispanohablantes crecieron significativamente este 2017, cinco millones más que hace un año, pues en la actualidad hay 572 millones de hablantes de español en el mundo, de los cuales 477,6 son hablantes originarios, según información del anuario del Instituto Cervantes.

El Instituto Cervantes, organismo encargado de promover la enseñanza, estudio y uso del español, reseñó que para mediados de siglo se espera que los hispanohablantes aumenten a 754 millones.

En la actualidad el 7,8 por ciento de la población mundial habla español, porcentaje que permanecerá intacto hasta al menos el 2050, mientras que los hablantes de chino e inglés tienen una tendencia a la baja.

Además, el español es la tercera lengua más utilizada en Internet: el 7,7% de los internautas se comunica en español.

(Con información de TeleSur)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Desde este lunes, circula el E12, primer ómnibus ecológico en Cuba

El primer ómnibus puramente eléctrico en Cuba comenzó a brindar servicios este lunes 27, en la ruta 18 de La Habana, según explicó su chofer Daniel Ríos Santos.

El funcionamiento en el país de un vehículo con tales prestaciones, ha generado cierta expectativa y polémica en la población, relativa a su factibilidad en el archipiélago, dada la situación del clima, el sistema vial y las indisciplinas sociales existentes.

Apunta el gerente de ventas de la sucursal de la empresa Yutong en Cuba, Jesús Zhou, que esa compañía China está presente en la Mayor de las Antillas desde el año 2005 y cubre casi la totalidad del transporte urbano e interprovincial, por lo que tienen una elevada experiencia y conocimiento acerca de la realidad cubana. Por ello, el ómnibus E12 fue preparado de acuerdo a las características y condiciones del país.

La guagua estará limitada a una velocidad de 69 km/h, suficiente para transitar por las calles habaneras. Posee neumáticos Michelín preparados para la circulación en la ciudad, pues carecen de cámara interna, hecho que garantiza que, en caso de pincharse, pueda recorrer hasta 30 kilómetros antes de perder completamente el aire, sin sacar el objeto cortante. En esa ruta de 22,5 kilómetros en total, el ómnibus pudiera salir ponchado del paradero y regresar perfectamente.

Además, la guagua trae incorporado el sistema ABS+EBD, el cual permite ajustar automáticamente la fuerza de freno de cada goma.

La carga es una de las prestaciones de avanzada, pues con un generador de 380 Voltios (adaptado en Cuba por especialistas chinos), se puede alimentar las baterías del vehículo mediante un cable de alta tensión. Las baterías tienen ocho años de garantía y, una vez cargadas completamente, posibilitan que pueda recorrerse entre 250 y 300 kilómetros. Subraya Daniel, que también tienen incorporado un sistema de auto recarga o recuperación de energía, pues mediante las acciones de desaceleración y frenado, convierten la energía cinética en eléctrica.

Respecto a las especificaciones técnicas, el ómnibus cuenta con un espejo retrovisor cubierto por una membrana calentadora eléctrica, que evita los efectos de la lluvia y resiste elevadas temperaturas.

El cubículo del chofer tiene un sistema que hace mucho más panorámica y sencilla la lectura del tablero de mando, a través de una pizarra eléctrica LCD que ofrece toda la información del vehículo.

a, tiene memoria del peso de la persona que se sienta, por lo que recuerda su altura y distancia cuando lo vuelv

Expresa Daniel que el volante se adapta a las necesidades y fisonomía del conductor, así como el asiento, el cual es ergonómico, o sea a utilizar.

Una de las principales atracciones es la cámara ubicada cerca de la puerta trasera, cuya imagen se divisa en la pantalla de la pizarra de la cabina de conducción, y tiene como objetivo fundamental indicarle al chofer acerca de la subida y bajada de los pasajeros.

Explica otra gerente de ventas de la sucursal de la empresa Yutong en Cuba, Sara Zheng, que la cámara tiene un sistema de visión que puede ajustar el nivel de luminosidad según el horario (día o noche), y también girar el ángulo de enfoque.

Las puertas tienen incorporado un sistema sensorial que les impide cerrar una vez que existe un objeto o una persona que las bloquee, de modo que no maltratan al personal.

El vehículo, de 12 metros de largo, 2,5 de ancho y 3,2 de altura, exhibe un mayor confort para los pasajeros, pues cuenta con 35 asientos, cinco de ellos para impedidos, y un pasillo más amplio que permite 70 pasajeros de pie.

Refiere Daniel Ríos Santos, el primer conductor “ecológico” cubano, que el ómnibus humaniza mucho más su trabajo y proporciona un viaje más cómodo y confortable para los pasajeros, quienes deben velar también por la disciplina y el cuidado en su interior. El aire acondicionado tratará de ponerse todo el tiempo, y se mantendrá a una temperatura de 21 grados, para evitar que cause molestias al personal que ingresa desde la calle.

Cuando entre en funcionamiento el venidero lunes, tendrá el mismo sistema de explotación de la Empresa de Transporte de La Habana, por lo que hará las mismas paradas y costará 40 centavos.

(Con información de Por: Reno Massola, Hitchman Powell Escalona Tribuna de La Habana)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Entrevista online: Lo que respondió el equipo de la telenovela En tiempos de amar

Maikel Amelia Reyes Fernández, José Alejandro y  Yia Caamaño son los actores que encarnan a Laura, Armando y Elena, respectivamente.

Una parte del equipo de la novela cubana En tiempos de amar, que actualmente trasmite la televisión cubana durante las noches de los lunes, miércoles y viernes, respondió las preguntas que dejaron en el sitio web de Juventud Rebelde los lectores de diario.

Desde las 10:00 a.m. hasta el mediodía también compartieron sus criterios a través de videos en vivo trasmitidos mediante nuestra página de Facebook, donde además postearemos un álbum con la tradicional sesión de fotos que tiene lugar en JR durante estos encuentros.

Los invitados fueron: Ernesto Fiallo, director, Yia Caamaño (Elena), José Alejandro (Armando), Roxana Broche (Alina), Justo César Valdés (Raulito), Maikel Amelia Reyes Fernández  (Laura)

Las respuestas de nuestros invitados

—Al personaje de Armando, ¿cómo has lidiado con los comentarios que puedan surgir en la calle porque eso de obsesionarse con la mujer del hermano…. debe ser bien feo?

José Alejandro: He recibido comentarios de todo tipo. Pero siempre desde el cariño. Porque la gente entiende que el personaje aunque les saque de quicio no es más que un personaje que el actor ha de interpretar. Pero los comentarios sean negativos o positivos los he disfrutado al máximo porque da la medida de que la gente está disfrutando la novela y eso a todo el elenco nos hace muy feliz.  La gente es muy cariñosa siempre.

—Creo que todos los problemas de tu personaje en esta novela y los conflictos con tu esposa están dados por la falta de privacidad que tienes en la casa. Creo que la solución es convencer a tu hija para que vaya a dormir de vez en cuando con la abuela. ¿Qué crees al respecto?

José Alejandro: Es que Raulito también está durmiendo de vez en cuando con la abuela. Y mi mujer no quiere eso y ella es la que manda aquí… jajaja. Claro que sería una posible solución pero recuerda que esto es una ficción y hay sucesos que aunque sean lógicos no sucede para que se puedan crear determinados conflictos. Es como el caso de Manolito. La gente se pregunta ¿HASTA CUÁNDO MANOLITO VA ESTAR EN COMA?… Este es el caso por ejemplo, si Manolito no estuviera en coma no hubiera permitido que pasaran las cosas que están pasando en la casa.

—¿Qué sustenta la relación entre Elena y Armando? Ya con las ilegalidades que ella comete se hubiera podido comprar un apartamento para irse a vivir con la hija sin el estorbo del marido.

José Alejandro: Como Armando te digo que yo no soy estorbo para Elena…jajaja. Al contrario, porque ella esta perdidamente enamorada de Armando solo que tiene ese mal carácter por naturaleza. Pero fíjate que ella, muy a pesar de lo mal que lo trata, en ningún momento le es infiel. Porque la relación que ella tiene con el licenciado es únicamente para aprovecharse de él. Y no se ha comprado el apartamento porque acaba de empezar a delinquir, no ha tenido tiempo de reunir el dinero porque además a ella le gusta la buena vida y las cosas caras…jajaja.

—¿En qué proyectos andan cada uno de los invitados, que todos son excelentes incluyendo su director?

Los proyectos de José Alejandro: Además de mantener mi programa Para leer mañana, que sale los jueves a las nueve de la noche por el Canal educativo, donde soy el presentador y cada programa propone un autor diferente cada jueves sea nacional o internacional. Además, acabo de terminar de rodar la película Inocencia, del director Alejandro Gil, donde interpreto a un soldado español. Es un personaje pequeñito que solo tiene dos secuencias, pero que he disfrutado mucho porque es mi primera experiencia en el cine. Aunque ya he tenido mis coqueteos con el cine en algunos trabajos que he realizado en la escuela internacional de cine y TV de San Antonio de los Baños. En este mismo instante estoy grabando un Tras la huella, que debe salir para los meses de julio y agosto y se titula Cuello blanco, también es una pequeña intervención, espero que les guste.

Ernesto Fiallo: En estos momentos estoy dirigiendo Somos Familia, El Selecto Club de la Neurona Intranquila y La liga Juvenil de la Neurona Intranquila, junto a Gustavo Fernández-Larrea. En cuanto a telenovelas, decidí no dirigir más ninguna.

Justo César: Soy parte del elenco de la película Inocencia sobre el fusilamiento de los ocho estudiantes, interpreto a Jose de Marcos y Medina, uno de los estudiantes fusilados, dirigida por Alejandro Gil y con guion de Amilcar Salati.

  Maykel Amelia

Maikel Amelia: Estoy en varios proyectos, sigo con Tras la Huella, comienzo con el teatro, una película donde interpretaré un personaje que me fascina y ya veremos…y el proyecto de mi familia que es el más grande e importante, créanme, mi niña ocupa bastantes espacios, felizmente.

—¿La idea de la novela partió de alguna vivencia personal de los guionistas?

Ernesto Fiallo: No, la telenovela surge a partir de una iniciativa de la Casa Productora de Telenovelas, con el objetivo de crear una producción en la que intervinieran un grupo de experimentados guionistas y realizaran una obra factible y de manera más expedita. Eliminando así los demoras de la escritura en solitario y el aporte de ideas colectivo como forma de enriquecer la obra.

Yia Caamaño: No tengo idea, el guion llega a mis manos y lo comencé a estudiar, pero deben de ser experiencias de los cuatro guionistas o al menos lo que estaba ocurriendo en ese momento.

Justo César Valdés: Al parecer no creo que haya sido una vivencia de los guionistas, es una vivencia o experiencia general del cubano de hoy, del de ayer o del mañana. Muchas personas me han comentado en la calle que bueno que tocan un tema de la vivienda porque se sienten muy identificados.

Maikel Amelia: Creo que cada escritor parte de sus propias vivencias y que la vida real es mucho más rica que la ficción, incluso la supera.

—¿Tuvo alguna inspiración específica la pareja de Yía y José Alejandro en la que él «se deja gobernar» todo el tiempo?

Yia Caamaño: Supongo que todos en el equipo tuvimos la pretensión de mostrar una pareja donde la mujer manipula totalmente a su marido y que no solo existe la tan nombrada violencia física y sicológica hacia las mujeres sino también hacia los hombres.

Justo César: No sé si en los guionistas hay una vivencia personal, o cercana, me pareció interesante aquí porque rompe con lo normal y lo antes visto, y es más interesante, y desde las perspectivas de los guionistas a la hora de escribir esto les pareció que fuera nuevo e interesante.

—En tiempos de amar pareciera un homenaje a El derecho de nacer ¿es así, o es pura casualidad?

Yia Caamaño: Y por qué no, no creo que haya sido la pretensión de sus directores pero si esa es una de las sensaciones podría ser creo que en la actualidad hay tantísimos referentes y obras universales que perfectamente se puede tomar de ellas, actualmente creo que todas las obras tienen algo en común con otras ya existentes. La originalidad forma parte de cualquier creación pero perfectamente puede tener algún parecido también forman parte de nuestra cultura.

—¿Qué está haciendo Yía?

Yia: Por el momento, teatro.

—¿El personaje de Carlos Solar se muere o se despierta?

Yia Camaaño

Yia: Me asesinan a mi si te lo digo, solo piensa que Manolito y Laura son los personajes, por llamarlos de alguna manera, héroes de la novela, son el ejemplo positivo, los que desde el principio llevan todo lo lindo de una historia de amor y son perfectamente funcionales, así que ahí te lo dejo, saque usted sus propias conclusiones.

Maikel Amelia: Ahora se enferma más.

—¿Cómo fue el proceso de la dirección de actores?

Yia: Fue muy bueno y didáctico, tuve la posibilidad de ser dirigida por tres excelentes directores, muy      diferentes cada uno pero que se complementaban entre sí.

Ernesto Fiallo: La dirección de actores estuvo en manos de Julio Cesar Ramírez, fue un proceso intenso, porque teníamos que trabajar el melodrama y resaltar de la manera más efectiva todos sus códigos, los actores se sintieron muy bien en este proceso de la obra.

Justo César: La dirección de actores fue de Julio Cesar Ramírez, director del grupo de teatro Teatro de Dos, fue un trabajo profundo, se ensayaron las escenas más importantes de cada personaje o cada situación de la novela, a la vez pensé que habían escenas que no eran de tanto peso y él me hizo cambiar la óptica a la hora del ensayo, nos ayudó desde la teoría en la «pre» de la novela, a encontrar una gestualidad o un comportamiento en particular en los personajes. A la hora de grabar en el set estaba pendiente del detalle de una terminación de un texto, de una mirada que dijera o no dijera con la trama, a mi en lo personal me ayudo mucho, y me hizo ir al detalle mínimo a la hora de interpretar mi personaje.

Maikel Amelia: Fue maravilloso compartir tantos momentos de creación en el periodo de ensayo y durante el rodaje a su lado. Su guía fue imprescindible todo el tiempo.

—¿Alguna vez debatieron en el equipo de producción que tan cercana debía ser esta novela a la realidad de Cuba? ¿Qué piensan de los límites entre la realidad y la ficción en una novela cubana?

Yia: Lo único que puedo responder a eso es que en mi opinión las telenovelas cubanas y nuestra programación ganarán mucho más si hubiese más ficción y fantasía en ellas, creo que necesitamos volar y despegarnos un poco de lo documental muchas veces visto en nuestros productos.

Maikel Amelia: El límite entre la realidad y la ficción está determinada por la percepción individual de cada ser humano y sus propias vivencias. Y sí, siempre estuvimos muy claros de la cercanía que existe entre los conflictos de la novela y los de nuestra sociedad actual. De hecho, los escritores no hicieron más que reflejar conflictos actuales.

—¿Cómo fue el proceso de concepción de los personajes, alguno de ellos está basado en un personaje real?

Ernesto Fiallo: Fue un proceso colectivo cuyo objetivo era acercar la vida real y sus conflictos a los personajes. Son problemas humanos universales, ubicados en la Cuba de hoy.

Justo César: Todos los personajes son ficción, pero si miramos a nuestro alrededor, en mi caso particular, siempre hay un muchacho adolescente que se le revira a su madre porque ella por más experiencia quiere que estudie algo que funcione, profesional o económicamente en el futuro, y el adolescente sencillamente no es de su interés, no es de su preferencia, ya que tiene un punto de vista diferente.

Maikel Amelia: Siempre está implícita la realidad, y de ella nos nutrimos todos los artistas para recrear cualquier obra de ficción, claro luego pasa esa realidad por el tamiz del artista, procurando en todo caso embellecer la obra.

                                                                                         Roxana Broche

Roxana Broche: Yo creo que la creatividad no es nata. Para la concepción de un personaje, un actor no solo debe poner sus propias vivencias, sino enriquecerse de su alrededor y de las concepciones de aquellos que sus vidas corresponden con las que el guión en mano plantea. Cada personaje de la telenovela, aun con sus particularidades, los encontramos día a día en las calles caminando a nuestro lado, en las paradas de ómnibus, en las escuelas, en las universidades, en todo tipo de ambiente social. La novela refleja un mundo que no es lejano a ninguno de los participantes de este proceso, ni a los espectadores ni a los responsable de su puesta en pantalla.

En mi caso, el personaje de Alina, fue concebido a mitad, a partir de mi propia vida y las vidas de aquellos jóvenes que me rodearon en el preuniversitario y secundaria básica, que sí vivieron la partida de sus padres a misiones y sus familias los vieron como una carga, los que fueron rechazados por su orientación sexual o por no ser muy agraciados o tal vez por no ser portadores de los signos de la moda en un tiempo determinado.

En todos los casos la soledad presenta un punto de partida, lo cual para ningún ser humano este sentimiento es ajeno. Esto unido a vivencias personales del Bullying escolar en las escuelas, convirtió a Alina en un personaje protesta para mí, ya que en su momento no pude o no tuve tal vez la inteligencia para reaccionar o defender, ahora por ser actriz, tenía la responsabilidad de llevar mi punto de vista acerca de esto. Solo después de algún tiempo entendí que la actuación no es solo vivir verdaderamente el momento, sino que cada actor es la voz de miles de voces que no tienen la oportunidad de hablar. Adoptando gestos, maneras de vestir, pensamiento, cadencia al hablar, posición corporal y manera de reaccionar, fui tejiendo un personaje con el cual el público rechazara la manera de tratar a aquellos que por algún motivo la sociedad sintiera que son anacrónicos.

Nunca quise que se me arreglara el cabello, se me quitaran los aparatos, se me maquillara demasiado, no por un motivo de acumulación o cliché sino por un proceso de  observación. Muchas personas en la calle cuando me reconocen se asombran y se preguntan por qué salgo tan desarreglada en la novela si en la realidad soy todo lo contrario y es que esa es la vida real. En la vida real no todos somos ni pensamos iguales y la tolerancia y aceptación debe abrirse paso. La belleza no es única, todo posee belleza y eso más que en otra cosa, debemos pensar los que ahora formamos parte de esta sociedad.

—¿Por qué el personaje que interpreta Carlos Solar fue diseñado para «estar acostado» tanto tiempo?

Ernesto Fiallo: Esa es una duda común en muchos espectadores, la trama transcurre en tres meses. Aunque la novela se transmite en 7 meses. Un capítulo no representa un día en la vida de los personajes.

Maikel Amelia: Porque si despierta acabaría el conflicto. Piensen en el personaje de Manolito y en su sicología y se darán cuenta de que representa la honestidad de la familia, la estabilidad, y la transparencia, si él hubiera despertado todo ya estaría solucionado y la novela habría acabado.

—¿Cuál es el objetivo en la novela del personaje de Carlos Solar?

Ernesto Fiallo: Ese personaje es un viejo recurso del género, un personaje, héroe o villano que esconde un secreto, en este caso la verdad que acabaría con la maldad de su antagónico.

Maikel Amelia: Hablando metafóricamente, Manolito es el símbolo de la verdad y la justicia en la familia, la lealtad y el amor, cuando todas esas cualidades se duermen en un ser humano, en una familia o sociedad se establece fácilmente el caos y se abre la caja de Pandora mostrando todas las bajezas humanas. En este caso todo lo bueno solo duerme, pero no desaparece, y al despertar se hace justicia.

 

Justo César

Justo César Valdés: Sin este personaje no existiera el ejemplo entre los demás hermanos de la casa el modelo de buen hijo, de buen esposo y buen hermano, todo el tiempo lo citan personajes.

—¿Estudiaron cómo son los procedimientos para entrar a trabajar al turismo? Aunque es ficción, no puede poner en pantalla hechos que no son reales, como que en un hotel del turismo entre a trabajar una persona que cumplió prisión, o que se lleve a trabajar allí a un desempleado que no ha estado en la bolsa de trabajo del sector ni se le ha hecho una rigurosa investigación.

Ernesto Fiallo: Desgraciadamente continuamos exigiéndole a la telenovela, lo que tendríamos que exigirle a otros espacios. Es ficción y tiene necesidades obvias que hacen que la realidad sea revalorada en función de la historia. Es una necesidad, por ejemplo, que el Licenciado entre a trabajar en el hotel, así que esa licencia debe ser tomada, para lograr un cambio en la vida de los personajes y la trama. Esta telenovela y otras, son comercializadas en el mundo, no creo que en Burundi entiendan lo de la bolsa de trabajo…

—¿Se asesoraron sobre los temas relacionados con el derecho y la vivienda?

Ernesto Fiallo: Sí, siempre existen asesores para estos temas. Aunque no están ajenos a que puedan sufrir lecturas diferentes en función de la obra.

—¿Quién es la persona que aparece en la presentación de la novela con un bebé en los brazos?

Ernesto Fiallo: La presentación de la telenovela fue realizada por Fernando Pérez, con la colaboración de Leandro de la Rosa y Paiffer. Ellos utilizaron fotos familiares y de amistades. Tendría que preguntar a ellos, solo sé que el niño que está en la apertura de la presentación es Fernando.

—¿Por qué en el ámbito laboral de esta novela no aparecen representados el Sindicato, el PCC, la UJC? ¿Será que no se quieren buscarse problemas los guionistas?

Ernesto Fiallo: No, ahí entramos otra vez en el debate entre ficción y realidad. Si nos aferramos a la realidad, la telenovela duraría un capítulo.

—Es verdad que tenemos profesionales corruptos, que puede que en la Ciudad de la Habana, suceda con mayor participación, pero no todos los notarios, ni los comerciales en los hoteles, son así. Eso un poco fuerte.

Ernesto Fiallo: Ese es otro tema delicado, entra la realidad, una vez más, si fueran doctores o economistas o músicos o periodistas, la pregunta sería la misma.

—¿Tiene algo que ver esta novela con serie de televisión española de Antena 3 titulada «Amar en tiempos revueltos»?

Ernesto Fiallo: No tengo referencia de esa obra.

—Una casa con cinco cuartos y sala grande para una familia de un matrimonio y cinco hijos alcanza perfectamente, solo hay que hacer un reordenamiento familiar para que no existan tantas discordias. Usted imagina ¿Qué pasaría si esa misma familia viviera en una casa de dos cuartos?

Ernesto Fiallo: La lucha en esa casa, no solo es por el espacio, es una lucha entre generaciones, valores, etc. En este caso es el pretexto para evidenciar valores perdidos, ambiciones desmedidas, celos…

—¿Qué hacen los actores para desintoxicarse de tanto conflicto cuanto terminan cada grabación y si tanta «maldad» les afecta de algún modo?

Justo César: En mi caso personal me resulta difícil alejarme de lo que pasó en el set. Ejemplo: con la escena de la muerte del abuelo a mi me sucedió algo similar, me afectó y me ayudó, porque me sirvió de resorte para la emoción de la escena. Las escenas con mi mamá, Beatriz Vina (Silvia), fueron dinámicas, y el terminar una escena con una galleta bien fuerte e inesperada, no se termina bien porque obvio te dolió la galleta y depende de cuántas veces se repita la escena, pero cuando la revisas y el resultado es bueno te sientes satisfecho al máximo.

Roxana: Un actor debe saber cuando deja de actuar y debe estar entrenado muy bien, tanto técnica como emocionalmente, para dejar a un lado lo que vive en el escenario e incorporarse a su realidad.

José Alejandro: En realidad es el oficio el que te va preparando mentalmente para ir aprendiendo a terminar un rodaje y dejar aparcado el personaje en el estudio de grabación. Aunque depende de la magnitud del mismo tienes más o menos tiempo para descansar de él. Porque en el caso de Armando después de 12 horas de trabajo llegas a casa y a las ocho de la noche, cuando llegas, el tiempo que te queda es para ducharte y empezar a estudiar el montón de escenas que te tocan al día siguiente. En realidad tienes muy poco tiempo para ti. En el caso que solo estés haciendo un trabajo. Si además estás ensayando una obra en el teatro, por ejemplo, y tienes otro personaje que no es ni remotamente parecido al otro, tiene otra manera de pensar, de decir, de sentir, en otro enredo que tienes en la cabeza y estás viviendo además de tu vida la de esos otros dos personajes… nada, para no alargar la historia, muchos de nosotros no nos hemos vuelto locos de milagro… jajajaj.

Maikel Amelia: De algún modo los actores nos pasamos la vida viviendo «otras vidas», que puede ser muy entretenido, pero también agotador porque requiere de mucha entrega emocional, de tiempo, de estudio individual y de violentar nuestro sistema nervioso central. Por esa razón cuando terminamos un trabajo largo con un personaje en el que casi nos convertimos, realmente necesitamos desintoxicarnos, también utilizamos técnicas de actuación diseñadas para eso y vivir como un período de duelo con respecto a ese personaje o vida que definitivamente dejamos ir. Yo busco actividades nuevas con mi familia y eso me retorna a mi propia esencia.

—Hay muchos actores jovencitos en la novela: ¿les resultó muy difícil asumir estos papeles? ¿Qué tan difícil fue para Alina enfrentar el papel de chica que sufre prejuicio por pensarse que es homosexual?

Roxana: Esto es muy común en las escuelas. Algunos productos han reflejado el tema ya, pero aún sigue muy guardado. Mi formación académica antes de la Universidad de las Artes fue con profesores que formaban parte de todo esto. Por suerte en la novela hablan del claro papel de un profesor como el de Elvira y su función a la hora de encaminar los adolescentes en cada uno de los casos. Yo creo que nadie está ajeno a este tema y al rechazo por cierta orientación sexual. No solo la sociedad cubana la experimenta en un preuniversitario donde tantos tipos de pensamiento están mezclados, sino en la propia calle. A veces para un actor la transferencia es muy funcional y el mismo sentimiento de rechazo o impotencia por un hecho o abuso en este ámbito te lleva a transmitirlo en otro proceso como actor. Realmente la dificultad estuvo en que para el momento de rodaje no estaba en el ISA aun y muy fue difícil al principio desentrañar el trabajo de un actor con un personaje como este.

—Al personaje de Laura ¿cómo enfrentas ese papel con Elena con lo fácil que saca de quicio a cualquiera?

Maikel Amelia: Créanme que a mí también me saca de quicio el personaje de Elena, pero recuerden que Laura está preparada para lidiar con cualquier situación desde la bondad, y su profesión lleva mucha diplomacia, es relacionista pública.

—¿Por qué decidieron que tres miembros de la misma familia trabajaran en el hotel si es sabido que en casi ningún centro, especialmente de la hotelería, se permiten familiares?

Maikel Amelia: La ficción filtra la realidad a su manera, permite que se haga palpable incluso lo que pudiera parecer increíble.

—¿Qué significó para Maikel Amelia interpretar ese personaje en el que la familia de su «esposo» prácticamente se olvida de él y pasa a ella toda la responsabilidad del enfermo, lo cual asume aun cuidando a su hija pequeña?

Maikel Amelia: Mira todo puede ocurrir en una familia, y es difícil aceptar que precisamente una familia tan unida se pueda desmembrar ante la muerte de uno de los que la forman, pero créanme que puede suceder. En el caso particular de Laura su amor incondicional y su fe en la vida la salvan y estaría feliz de que cualquier persona que se encuentre en una situación similar a la de Laura vea en ella un mensaje de confianza en la vida, en la fe que nos salva siempre y en el amor.

—¿Y la permuta se hace o no se hace?

Yia: ¿Qué crees? Dos capítulos atrás llego Felo a la casa, ¿no crees que eso obstaculice un poco las cosas?

—A Yia le pregunto ¿su personaje en ningún momento se endulza, o solo ella ve por los ojos de su hija, que lleva su mismo camino?

Yia: Como acabo de decir, no se endulza y sigue viendo por los ojos de su hija, ese es su ápice de bondad y su amor verdadero. Elena es una mujer dura y endurecida por las cosas que ocurren en su vida, por no tener privacidad se siente desplazada y opacada por Laura en la familia, como profesional y como mujer al ver que Armando la desea.

—¿Hasta cuándo vamos a estar criticando todas las novelas que nuestros escritores, directores y actores nos traen a la pequeña pantalla, es que acaso algún crítico se atreve a realizar una novela sin detalle alguno que la empañe?

Ernesto Fiallo, director.

Yia: Qué curioso, eso mismo digo yo, las justificantes no valen, pero no voy por ahí, nadie se imagina lo difícil que es hacer televisión, técnicamente, a modo productivo las carencias que sufren algunas producciones, las características de los estudios. Sin embargo aprecio la condescendencia que existe de nuestro público con las producciones extranjeras y como puede asumir las realidades inventadas y las realidades que todos sabemos que no son totalmente así y, sin embargo, nadie las cuestiona, se asume que es una novela y esas cosas solo pasan en las novelas, esa es la frase también. En ocasiones me resulta un poco triste la opinión de algunos críticos, los leo y me parecen distanciados de nuestra realidad, como si no supieran lo que ocurre y cómo se realizan las entregas televisivas. Agradezco todas las opiniones porque sé que zapatero a su zapato y que todos hacemos lo que podemos.

Maikel Amelia: Gracias!!!!!!

—Maikel Amelia: Capitana de la Policía en Tras la Huella y Subdirectora de Gerencia Hotelera en esta novela. ¿No crees que te    están enmarcado en determinado tipo de personaje? ¿No afecta esto tu carrera actoral?

Maikel Amelia: En la novela solo soy relacionista pública, Laura no dirige en el hotel. Y espero que me permitan interpretar muchos personajes, una malvada, una desquiciada emocionalmente, en fin muchos más.

— Una pregunta a Maikel Amelia: ¿le costó mucho trabajo dejar al personaje de Tras la Huella, dejar de ser policía para convertirse en la mujer común, que enfrenta una situación familiar tan grande?

Maikel Amelia: Todo lleva trabajo y esfuerzo, pero me encantó, y como en mi vida personal solo soy actriz, puedo asumir y debo asumir cualquier otro personaje con el que exprese a la gente el sentir de esta época o cualquiera. Siempre habrá una historia que contar y otras vidas que interpretar.

— ¿Se piensa hacer el lanzamiento del disco de Raúl Paz con los temas de la novela en un teatro como mismo pasó con la anterior novela en la que él hizo la música…?

Maikel Amelia: Sí en febrero, con un concierto en el Karl Marx.

(Con información de Juventud Rebelde. Fotos Roberto Suárez)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

“Adiós amor”: La despedida de la esposa de un tripulante del submarino argentino

Fernando Santilli es uno de las 44 personas que desaparecieron en el ARA San Juan.

El integrante del buque argentino desaparecido, Fernando Santilli, lleva 13 años junto a Jesica Gopar. La mujer, desesperada ante la última información de la Armada que incluye una fuerte explosión, se despidió de su esposo ante las pocas posibilidades de volver a verlo con vida.

Según consigna el portal TN, Gopar ha seguido incansablemente las últimas informaciones que la Armada de Argentina ha publicado respecto a la desaparición del submarino ARA San Juan, que están muy lejos de acabar con la incertidumbre de las familias de 44 tripulantes.

Hace algunas horas y en su cuenta de Twitter, la mujer y madre de un bebé de Santilli, se despidió de su esposo. “Adios amor”, escribió.

“Fernando es un padre maravilloso. Mi compañero de todo. Cuando caí, él me levantó. Siempre nos separó el trabajo. Fragata libertad, Francia por cinco meses y ahí siempre por 13 años juntos. Respiro por él. Que no se termine la búsqueda. Te necesito en casa“, difundió Jesica anteriormente en uno de sus posteos de Twitter.

Las últimas informaciones son lapidarias. “La explosión fue hace ocho días entre los 200 y los 1.000 metros de profundidad. No hay ser humano que sobreviva a eso. Ciento por ciento“, dijo Luis Tagliapietra, padre de Damián, otro tripulante del navío extraviado desde hace más de una semana.

(Con información de 24 Horas)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

¿Qué filmes competirán en el 39 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano?

La renovada página web del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano divulgó los 94 filmes que concursarán en el mayor evento cinematográfico de Cuba y uno de los más importantes de América Latina.

La lista la integran 19 largometrajes de ficción, 18 óperas primas,18 cortos de ficción, 19 largometrajes documentales, cuatro cortometrajes documentales, dos largometrajes de animación y 14 cortometrajes animados.

Esas serán las cintas que competirán durante 10 días de diciembre por los premios Corales. No obstante, el Festival se extiende mucho más y en total son más de 400 los filmes programados para exhibirse en La Habana desde la inauguración el 8 de diciembre en el teatro Karl Marx hasta la clausura el 17 del mismo mes en la sala Charles Chaplin.

Obras según nacionalidad

  • Cuba: 43

  • Resto de América Latina: 265

  • Estados Unidos: 25

  • España: 18

  • Francia: 12

  • Alemania: 8

  • Reino Unido: 7

Durante una conferencia de prensa celebrada el pasado lunes, el presidente del Festival, Iván Giroud, declaraba con orgullo que la venidera edición destaca por la cantidad de obras dirigidas por féminas: “El 34 por ciento de los filmes en concurso son dirigidos por mujeres. A algunos les parecerá todavía una cifra insuficiente, pero representa un aumento significativo con respecto a años anteriores”.

Dentro de los títulos presentados por cineastas mujeres, Giruod destacó que “este año coinciden directoras de varias generaciones como Lucia Murat de Brasil o Lucrecia Martel de Argentina”.

Un punto lamentable para el presidente del Festival es el bajo índice de inscripciones del dibujo animado (14 cortos y dos largometrajes).

En la sección principal del evento, Largometrajes de Ficción, destacan Argentina y Brasil con cinco obras presentadas, mientras que Cuba solo tendrá dos: Los buenos demonios, de Gerardo Chijona y Sergio & Serguéi, de Ernesto Daranas.

Largometrajes de ficción en competencia

Argentina (5):

  • Alanis/Anahí Berneri

  • Zama/ Lucrecia Martel

  • Una especie de familia/ Diego Lerman Sanchis

  • La cordillera/ Santiago Mitre

  • Invisible/ Pablo Giorgelli

Brasil (5):

  • Aos teus olhos/ Carolina Jabor

  • O filme da minha vida / Selton Mello

  • Joaquim/ Marcelo Gómes

  • Vazante/ Daniela Thomas

  • Praça Paris / Lúcia Murat

México (3):

  • Las hijas de Abril / Michel Ari Franco Maimon

  • Restos de viento/ Jimena Montemayor

  • Tesoros/ María Novaro

Chile (2): 

  • Una mujer fantástica / Sebastián Lelio

  • Los perros/ Marcela Said Cares

Cuba (2):

  • Los buenos demonios/ Gerardo Chijona Valdés

  • Sergio & Serguéi / Ernesto Daranas Serrano

Colombia (1):

  • Siete cabezas/ Jaime Osorio

República Dominicana (1):

  • Carpinteros/ José María Cabral

Cintas presentadas la pasada edición:

  • El pozo/ Hernán Garbarino/ Argentina

  • Fuera de temporada/ Sabrina Campos/ Argentina

  • Pequeño manifiesto en contra del cine solemne/ Roberto Porta/ Argentina

  • De tanto olhar o céu gastei meus olhos  / Nathália Tereza/ Brasil

  • Nada  / Gabriel Martins/ Brasil

  • La duda/ Juan Cáceres/ Chile

  • Lecciones de vuelo/ Patricio Pino/ Chile

  • Reo/ Mauricio Corco/ Chile

  • A la deriva/ Alexis Durán/ Colombia

  • Genaro/ Andrés Porras, Jesús Reyes/ Colombia

  • Río Muerto/ Manuel Ponce/ Colombia

  • La casa del árbol/ Juan Sebastián Quebrada/ Colombia, Francia

  • 25 horas/ Carlos Barba Salva/ Cuba, Estados Unidos

  • Hambre/ Alejandro Montalvo/ México

  • No pases por San Bernardino/ Hugo Magaña/ México

  • Nosotros y ellos/ Yordi Capó/ México

  • A.M.O.N. (Monitor Against Mexicans Over Nationwide)/ Alejandro Damiani/

  • México, Uruguay

  • Hijo por hijo/ Juan Avella/ Venezuela

Ópera Prima

  • El futuro que viene/ Constanza Novick/ Argentina

  • La educación del Rey/ Santiago Esteves/ Argentina

  • La novia del desierto/ Valeria Pivato, Ma. Cecilia Atán/ Argentina, Chile

  • Adiós entusiasmo/ Vladimir Durán/ Argentina, Colombia

  • Temporada de caza/ Natalia Garagiola/ Argentina, Estados Unidos, Francia, Alemania

  • Arábia/ Affonso Uchôa, João Paulo Dumans Guedes/ Brasil

  • As duas Irenes (Las dos Irenes)/ Fabio Meira/ Brasil

  • Pela janela (Por la ventana)/ Caroline Leone/ Brasil, Argentina

  • Mala junta/ Claudia Huaiquimilla/ Chile

  • La defensa del Dragón/ Natalia Santa Carrillo/ Colombia

  • Matar a Jesús/ Laura Mora/ Colombia, Argentina

  • Medea/ Alexandra Latishev/ Costa Rica, Argentina, Chile

  • El vigilante/ México

Documentales:

  • Cuatreros/ Albertina Carri/ Argentina

  • Cocaine Prison / Violeta Ayala/ Bolivia, Australia, Francia, Estados Unidos

  • Baronesa / Juliana Antunes/ Brasil

  • Dedo na ferida (Dedo en la herida)/ Silvio Tendler/ Brasil

  • Blanca oscuridad/ Juan Elgueta/ Chile

  • El pacto de Adriana/ Lissette Orozco Ortiz/ Chile

  • El color del camaleón / Andrés Pablo Lübbert / Chile, Bélgica

  • Los niños/ Maite Alberdi Soto/ Chile, Colombia, Francia, Holanda

  • Amazona/ Clare Weiskopf, Nicolás Van Hemelryck/ Colombia

  • Pizarro/ Simón Hernández/ Colombia

  • Señorita María, la falda de la montaña/ Rubén Mendoza/ Colombia

  • El silencio de los fusiles/ Natalia Orozco/ Colombia, Cuba, Francia

  • El Proyecto/ Alejandro Enmanuel Alonso Estrella/ Cuba

  • Gloria City/ Isabel de la Caridad Santos Téllez/ Cuba

  • Las mujeres deciden/ Xiana Yago/ Ecuador

  • Las Nubes/ Juan Pablo González/ Estados Unidos, México

  • La casa de Los Lúpulos/ Paula Hopf/ México

  • La libertad del diablo/ Everardo González/ México

  • La luz y la fuerza/ Alejandra Islas/ México

  • Los árboles no dejan ver el bosque/ Gastón Andrade / México

  • Omar y Gloria/ Jimmy Cohen/ México

  • Heredera del viento/ Gloria Carrión Fonseca / Nicaragua

  • El sitio de los sitios/ Natalia Cabral, Oriol Estrada/ República Dominicana

Animación

  • Cenizas/ Luciana Digiglio/ Argentina

  • La Tierra en mis manos. Sin agua/ Nicolás Conte/ Argentina

  • Oceano (Océano)/ Renato Duque/ Brasil

  • Vênus. Filó a fadinha lésbica (Filó, la hadita lésbica) / Sávio Leite/ Brasil

  • Cantar con sentido. Una biografía de Violeta Parra/ Leonardo Beltrán/ Chile

  • Lupus/ Carlos Alberto Gómez Salamanca/ Colombia, Francia

  • El libro de Lila/ Marcela Rincón/ Colombia, Uruguay

  • Los dos príncipes/ Yemelí Cruz Rivero, Adanoe Lima/ Cuba

  • Bzzz/ Guicho Núñez, Anna Cetti/ México

  • Cerulia/ Sofía Carrillo/ México

  • Nos faltan/ Lucía Gajá, Emilio Ramos/ México

  • Última estación/ Héctor Dávila Cabrera / México

  • Irma/ Alejo Schettini, Germán Tejeira/ Uruguay

  • Bákiro/ Miguel José New Gaviria/ Venezuela

  • La mora y el cocuyo/ Isaías Pérez/ Venezuela

  • Pequeños héroes/ Juan Pablo Buscarini/ Venezuela

Guion Inédito

  • 7:35 a.m./ Anahí Berneri, Javier Van de Couter/ Argentina

  • El Tiemblo/ Néstor Colombo/ Argentina

  • La hora mágica/ Natalia Moret, Victoria Galard/ Argentina i

  • La larga vida de los recuerdos/ Gustavo Cabaña/ Argentina

  • La verdad escondida/ Milva Scollo

  • Libre/ Pablo Schuff, Gabriel Claudio Los Santos

  • Perimetral/ Rodrigo Guerrero

  • Planta Permanente/ Ezequiel Radusky, Diego Lerman

  • Procuro Olvidarte/ Paula Markovitch

  • Quinquela/ Juan Bautista Stagnaro

  • Queen Bee/ Denisse Arancibia/ Bolivia

  • Adriana/ Nelson Pedrero/ Chile

  • Helena/ Camila Luna Toledo, María de la Luz Almeyda/ Chile

  • Taxímetros/ Iván Ávila, Sebastián Trujillo/ Chile, Ecuador

  • Barrio enjaulado/ Jaime Andrés Ballesteros/ Colombia

  • Cuarto Oscuro/ Federico Durán, Guillermo Escalona/ Colombia

  • Cuero duro/ Martín Máuregui, José Luis Rugeles/ Colombia

  • La casa del lago/ Orlando Culzat/ Colombia

  • Puentes en el mar/ Patricia Ayala/ Colombia

  • Kiribati/ Vladimir Cruz / Cuba

  • La zona muda/ José Luis Aparicio, Daniel Delgado/ Cuba

  • Manifiesto/ Fabián Suárez / Cuba

  • Del perdón y otros imposibles/ Ernesto Andrés Suárez/ Ecuador

  • Viejos Malditos/ Xavier Chávez/ Ecuador

  • Diógenes/ Leonardo Barbuy/ Perú

  • La pecera/ Glorimar Marrero/ Puerto Rico

Postproducción:

  • Caballo de mar/ Ignacio Busquier/ Argentina

  • Foto Estudio Luisita/ Sol Miraglia/ Argentina

  • Silvia/ María Silvia Esteve/ Argentina

  • La tonada del viento/ Yvette Paz/ Bolivia, Brasil

  • Frío en la montaña/ Edison Gómez/ Colombia

  • Bongó Itá/ Mayckell Pedrero / Cuba

  • Los Helechos/ Antolín Prieto/ Perú

  • Atacama/ Enrique Rodríguez Bencomo/ Venezuela, Chile

Los pasaportes para el 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano o Festival de Cine de La Habana están a la venta desde el pasado 20 de noviembre.

El pasaporte contiene siete entradas por un valor de 10 pesos en moneda nacional.

Según divulga el comité organizador de la cita, es posible adquirirlos de martes a domingo en los siguientes cines:

  • Multicine Infanta (10:00 a.m. a 8:00 p.m.)

  • La Rampa (10:00 a.m. a 8:00 p.m.)

  • Yara (10:00 a.m. a 8:00 p.m.)

  • Riviera (10:00 a.m. a 8:00 p.m.)

  • Chaplin (10:00 a.m. a 8:00 p.m.)

  • Acapulco (9:30 a.m. a 5:30 p.m.)

  • Alameda (9:30 a.m. a 5:30 p.m.)

  • Payret (9:30 a.m. a 5:30 p.m.)

  • Lido (9:30 a.m. a 5:30 p.m.)

  • Glauber Rocha (10:00 a.m. a 4:30 p.m.)

  • Teatro Miramar (2:00 p.m. a 6:00 p.m.)

  • Casa del Festival (9:00 a.m. a 6:00 p.m.)

Además, también será posible obtener -y esto constituye una novedad en la historia del Festival- el póster representativo de la actual edición por cinco pesos cubanos en la Casa del Festival (Calle 2, esquina 17 en el Vedado, La Habana), desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde.

(Con información de José Raúl Concepción, CubaDebate)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

Instituto de Biotecnología de las Plantas celebra sus 25 años

Si algo caracteriza al colectivo del Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) de Villa Clara es desplegar esas neuronas intranquilas más allá de los cultivares de papa, plátanos y bananos para que el destino de la investigaciones redunde en el desarrollo científico y productivo del país.

Quizás resulte la premisa básica del centro que transita por sus 25 años de fundado a partir de una idea de Fidel destinada al desarrollo de investigaciones encaminadas al mejoramiento genético de las plantas, sin apartarlo de la producción de semillas de alta calidad.

Hoy se mira la senda transitada en busca de una agricultura sostenible y para su director, el Doctor en Ciencias Osvaldo Fernández Martínez, se siente el orgullo de los resultados alcanzados por estudiantes, investigadores y profesores formados en el campo de la biotecnología vegetal.

Adscrito a la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV) el camino ha mostrado retos y obstáculos desde que un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agrícolas junto al primer director del IBP, el doctor Juan Nivaldo Pérez Ponce, delinearon esos sueños que ya permiten el crecimiento constante de la actividad científica y comercial, con ingresos significativos por concepto de ventas en el mercado nacional e internacional.

El IBP mantiene su mirada en la generación de productos competitivos de alto valor agregado que surgen del proceso de innovación tecnológica, mas las diversas líneas le permiten incursionar en el café, con el desarrollo y propagación de híbridos caracterizados por su alto potencial productivo, en las acciones con especies forestales que resultan difíciles de propagar, o de variantes de plantas ornamentales de alto costo en la palestra foránea.

Fernández Martínez subrayó que los perfiles fundamentales aparecen vinculados al impacto económico y a la vez ecológico, como detalle que no descuidan desde el punto de vista de la percepción ambiental, sin descuidar la embriogénesis somática en plátanos y bananos, como una opción eficiente de semillas de calidad superior, junto a otros cultivos de importancia agrícola.

Por esta vía ya se trabaja en la producción de posturas de café que influirá, sobremanera, en la recuperación de este cultivo a partir de los daños ocasionados por los huracanes. El inicio está previsto para el año venidero por la zona oriental del país.

Es de primer orden la cartera de fondos exportables y la sustitución de importaciones. Vale decir que durante los últimos tres años los ingresos superan los 100 mil dólares por concepto de exportaciones, a pesar de constituir un centro pequeño cuya plantilla oscila entre 100 y 104 trabajadores, de ellos una veintena de investigadores.

Durante la celebración se reconocieron a los fundadores, jubilados y a los que ya no están, mientras leyeron mensajes de varios integrantes que dejaron su capítulo a lo largo de la historia del IBP.

El doctor Andrés Castro Alegría, rector de la UCLV, significó en las palabras de elogio la tenacidad de un colectivo que vence adversidades para seguir adelante.

Representantes de organismos internacionales, de las principales instituciones afines del país, y de las organizaciones de la provincia se integraron al agasajo de una institución que no admite el descanso.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91

A %d blogueros les gusta esto: