Con las manos del alma

foto-1Laura Linet moldea el barro y despliega sus habilidades manuales como parte de una historia apoyada en la perseverancia familiar y el aporte de muchos que engrandecen la obra.

Cuando la sensibilidad multiplicada entre muchos y la perseverancia familiar se abrazan no existen barreras que limiten la vida aunque un Síndrome de Down afecte a la protagonista de esta historia.

Por Ricardo R. González

Fotos: Rogelio Mora Rojas

Las estribaciones del Escambray villaclareño conocen esta historia. La han visto crecer y empinarse con ella, como lo hace el sol de cada día desde Las Calabazas, un punto situado justamente a nueve kilómetros del poblado de Güinía de Miranda, donde Laura Linet Soto Ramos pasea sus sueños por la vida.

Ahora moldea el barro hasta lograr la figura deseada. Poco a poco configura la jarrita y una vez terminada escoge los colores a fin de vestir su obra. Nadie la presiona ni tampoco le sugieren aquellas tonalidades a utilizar, y ante la acuarela se decide por el azul, blanco y rojo como los de su bandera cubana. Así desarrolla el mundo creativo bajo los instintos que mueven el timonel de la imaginación.

Laura ya tiene 15 años y celebró su anhelada fiesta. Lindas fotografías le acompañan y a través del tiempo ha vencido los derroteros impuestos por el destino. De sus manos surgen macramés e infinidades de objetos artesanales confeccionados a base de materiales desechables.

Tampoco es extraño que recorte o mueva las agujetas para lograr un esmerado tejido, y que guste de la danza o del baile con apreciables aptitudes.

Una historia común que pudiera resultar intrascendente; sin embargo, Laurita es de esos casos que llegan al universo con una alteración en un par de cromosomas y marcan a las criaturas bajo el Síndrome de Down.

EN BUSCA DEL ARCO IRIS

La perseverancia familiar y el aporte de muchos devienen piedras angulares en el día a día de la joven que sigue siendo para todos una niña mimada. Bien lo sabe Yaimara Martínez Sarduy, quien además de ser su tía funge como instructora de Artes Plásticas y ha desarrollado el proyecto Un diamante en la montaña como joya que pule su brillo.

foto-2

Junto a su mamá Ania Ramos quien 15 años después del nacimiento de su primogénita trajo al mundo a Leandy.

Ella pone en práctica esa paciencia necesaria ante casos que no todos los días manifiestan idéntica disposición.

«Para lograr las motivaciones utilizo el juego y las adivinanzas sin forzar comportamientos. Es increíble sus preferencias hacia la pintura, la elaboración de objetos o las acciones apoyadas en barro y papel maché», subraya Yaimara.

Y dentro de ese mundo van en busca del arco iris, con el aporte de otros instructores como Yuneski Martínez Fuentes, especialista en música, que no deja de reconocer el rápido aprendizaje de su alumna, o de Ismary Valera Ibargollín, la promotora de la comunidad Las Calabazas, empeñada en la búsqueda de nuevos escenarios para continuar descubriendo el universo.

La complicidad de Yaimara, Yuneski e Ismary va más allá. Todos unidos buscan un proyecto integral en el que se den la mano el teatro, la danza, y la música en perfecta fusión.

Por sus propias características Laura habla poco, solo la entiende su familia, pero resulta muy cariñosa y su comportamiento no es nada agresivo. Quizás extraña mucho la escuelita José Galindez donde comenzó a transitar por esos laberintos inagotables del conocimiento gracias al sacerdocio de su maestra Margarita Bravo Rodríguez y de sus profesores de Educación Física y de Ajedrez.

Desde allí la menor limpiaba el entorno, izaba la bandera, y mostraba todo su interés en descubrir el universo hasta que un día el plantel cesó debido a la reestructuración educacional.

Ahora recibe los conocimientos mediante Daisy Toscano, una maestra ambulatoria que reside muy distante de la vivienda y quien no puede llegar a diario hasta la modesta casita ubicada en Las Calabazas.

foto-3

Laura domina al alazán sin contratiempos. En realidad es también parte de su vida que no conoce de temores.

Parece un sueño pero es real. Por eso se recuerda al poeta al reafirmar que «solo el amor engendra la maravilla». Coincide en ello Félix Marín Correa, el presidente del Consejo Popular de Güinía de Miranda, quien no deja de reiterar su gratitud por estas acciones dirigidas a la reinserción de Laura a la vida social. Incluso el proyecto cultural que la convierte en protagonista lo presentan en cuantos espacios sean posible y hasta sale de los marcos de la localidad. No por gusto suma tantas distinciones y reconocimientos.

En sus 27 años de ejercicio gubernamental considera que constituye una excelente motivación para que casos similares sepan que existen ventanas abiertas porque también tienen ganado el derecho a la vida, y para demostrarlo mensualmente programan una actividad organizada por la familia, los instructores y el consejo popular en la medida de las posibilidades.

«Gracias a todos, y a una Revolución que permite dignificar la existencia lo rural crece y se viste de gala en pleno lomerío del Escambray», puntualiza Marín Correa.

LAS CONFESIONES DE ANIA

Los instintos maternales despiertan el caudal de las emociones en Ania Ramos Sarduy. A veces su voz se ahoga invadida por el sentimiento, a tal punto que no puede olvidar el instante en que le confirmaron el diagnóstico de su hija. A partir de entonces creó las herramientas para enfrentar la realidad contra vientos y mareas.

Confiesa que pasó meses pensando en los 15 de su hija, en cómo sería la fiesta, y sobre todo en el futuro, mas se impuso, y disfrutó a plenitud aquellos momentos en que Laura aprendió las vocales y pronunció las primeras sílabas en su escuela.

«Yo trabajo — precisa— en la sala de Vídeo próxima a lo que fue su centro de enseñanza. Desde allí la miraba y apreciaba su adelanto a diario. Nunca tuve ilusiones en volver a parir porque mi niña no constituía un estorbo, pero hace poco lo decidí mirando hacia el futuro».

Pasaron 15 años. Ania Ramos no ocultó su temor de enfrentar otro embarazo, «pero gracias a este país me hicieron múltiples exámenes y sabía de antemano que mi segunda descendencia venía sin problemas».

foto-4También el baile constituye otra diversión gracias a las nociones de los instructores de arte.

 Desde hace seis meses Leandy es el nuevo inquilino de Las Calabazas muy bien recibido por Laurita quien comparte con sus padres la atención a su hermanito.

La vida en el hogar sigue su ajetreo con las vivencias de Ernani Soto Bravo, el jefe de familia orgulloso de cada integrante de su núcleo y delegado de la circunscripción por más de dos décadas, y por Enidia Sarduy Gómez, la abuela joven de Laura que desde el propio corazón de Güinia abraza la esperanza.

Mientras tanto Laura Linet no deja de practicar la equitación como el mejor de los jinetes, domina la bestia sin temores, y de vez en cuando descuelga el teléfono para conocer de sus abuelos paternos residentes allá por las lejanas vegas de Vueltabajo.

«Nunca me he sentido sola. Tengo el apoyo de la familia, de los vecinos y de todos los que se han sumado a este proyecto para nutrirlo con sus buenas intenciones», precisa Ania.

La vida sigue haciendo historia. Entre capítulos sorprendentes y protagonistas anónimos se impregnan valores a esas realidades que reclaman de múltiples colores. Instructores de arte que piensan en grande para que los nobles proyectos traspasen puertas y toquen corazones.

Y si dedicaciones comunes se trata las hay para un Fidel que también vibra en Las Calabazas y constituye el inspirador de nuevas contiendas labradas, sobre todo, con las manos del alma.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91

Concluyó restauración de la Estación Ferroviaria de Santa Clara

20170127_142407Ernesto Simonó Torrandell, director de Inversiones de la Empresa de Ferrocarriles del Centro, informó a Vanguardia que el inmueble fue sometido a una reparación capital, que incluyó la restauración de figuras arquitectónicas, tanto en interiores y como exteriores.

Precisó que a partir de ahora la edificación contará con servicio de cafetería, baños públicos, dos taquillas para reservaciones, un compartimento para la dirección de la entidad y otro destinado a la tripulación que abordará el tren. También incorporó un local para el despacho del equipaje.

Dijo que el salón de espera tendrá capacidad para más de 200 personas sentadas, al ser habilitado con confortables asientos que ofrecen mayor comodidad a los pasajeros.

Los trabajos de restauración contemplaron los andenes, así como el túnel que facilita el traslado de los viajeros sin tener que transitar por la vía férrea, y evita la incidencia de posibles accidentes.

Según reporta la colega Idalia Vázquez Zerquera debido al grado de deterioro en que se encontraba la instalación, fue necesario sanear las paredes mediante tratamientos novedosos con estos fines.

A un costo superior a los 2 millones de pesos, la inversión incluyó una cisterna y ocho tanques elevados para asegurar el agua al edificio. Solo falta la realización de pruebas a las redes hidráulicas internas para su apertura final.

La Estación Ferroviaria de Santa Clara es la tercera más grande de Cuba, al ocupar un área instalada de 2 000 m² —que incluye el inmueble, los andenes y la vía—, y una de las más importantes del país por donde fluyen viajeros para tomar o dejar trenes nacionales en su recorrido por toda la Isla.

Las labores de reanimación estuvieron a cargo de la Empresa Constructora del Centro y el Fondo de Bienes Culturales en coordinación con el Centro Provincial de Patrimonio, en su misión de velar por la conservación de los valores patrimoniales y la calidad de los trabajos.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91

Sismo sacude madrugada en diversos puntos del oriente cubano

1701-santiago-sismoUn temblor de magnitud 5,8 sacudió hoy en la madrugada diversos puntos de esta ciudad y de otras provincias orientales, justamente a un año de iniciarse una serie sísmica anómala que mantuvo en vilo a la población.

La red de estaciones del Servicio Sismológico Nacional (SSN) informó que los reportes de perceptibilidad abarcan a las cinco provincias del este cubano y el movimiento telúrico ocurrió a las 04:08, hora local, en las coordenadas 19,6 de latitud norte y 76,6 de longitud oeste, a 10 kilómetros de profundidad.

El segundo sismo perceptible del año fue ubicado a 85 kilómetros al suroeste de Chivirico, en el municipio costero y montañoso de Guamá, que se extiende junto al mar Caribe y la Sierra Maestra.

Como sucede habitualmente en estos casos, numerosas familias salieron del amodorramiento de esas horas y aquellas personas que no percibieron directamente el temblor se enteraron de inmediato por teléfono o la comunicación directa con vecinos, amigos y parientes.

Hay circunstancias a las que nadie se acostumbra por más que estén con relativa frecuencia en la vida cotidiana y los terremotos son una de ellas, máxime si ocurren en medio de la oscuridad de la noche.

Aunque no tiene por qué repetirse la historia, aquel domingo 17 fueron en total ocho los temblores que atormentaron a los santiagueros, desde que comenzara el primero, a la 01:47, hora local, seguido por otro, un minuto después, mientras que ese comportamiento irregular se extendió hasta el día 26 de ese primer mes del 2016.

Hasta el momento, el terremoto de este martes no ha ocasionado daños humanos ni materiales y los sismólogos mantienen su estrecha vigilancia hacia esas señales de las entrañas de la tierra, que envió la primera de este año el último día 4, con una magnitud de tres en la escala de Richter.

(Con información de Prensa Latina)

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Desde el surco de la ternura

Una de las investigaciones propuestas para Premio Nacional de Innovación Tecnológica vio la luz en el Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit) apoyada por quienes contribuyeron a generalizarla en el país. Un regalo al Día de la Ciencia Cubana bienvenido en Villa Clara.

foto-1

«El empleo de semilla de este cultivar representa un ahorro por sustitución de importaciones equivalente a 3 414 026 USD, mientras permite obtener una efectividad económica de 7885,78 pesos por ha, con una ganancia para Cuba de 55 200 400, 00 pesos en moneda nacional», precisa el ingeniero agrónomo José Antonio Cruz Alfonso, líder del proyecto.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés y cortesía del entrevistado

Cuentan los expertos que las plantas trasmiten a simple vista sus «estados de ánimo». Ellas hablan a su manera, y advierten al cuidador si hay déficit de agua o en cambio existe una iluminación inadecuada. Si aparecen manchas extrañas o si las hojas toman un color negruzco que dejan un punto rojo ante posibles enfermedades. Para ello hay que andar por los campos, desbrozar los surcos, y sobre todo amar a la Naturaleza como lo ha hecho el ingeniero agrónomo José Antonio Cruz Alfonso quien se considera un hombre feliz.

Poco a poco ha escrito su historia. Le sabe muchos secretos a la calabaza, el pepino, la lechuga, el quimbombó, así como a la siembra intercalada de calabaza con maíz a fin de propiciar un uso racional de la tierra. Y si bien disfruta la intensidad de cada momento también ha sufrido las consecuencias de una hipótesis que no tuvo un final feliz, de un insomnio repentino, o de las horas robadas al sueño para llegar a conclusiones.

Hoy es uno de los villaclareños que aguarda por la decisión de un jurado ante la propuesta a Premio Nacional de Innovación Tecnológica a partir de la Generalización del pepino (Cucumis sativus L.) INIVIT P – 2007 en Cuba.

EL RETO DE JOSÉ ANTONIO

Todo inicia en el año 2003 cuando comenzó un proyecto con el Instituto de Investigaciones Hortícolas Liliana Dimitrova, de Quivicán en La Habana, encaminado al mejoramiento genético del pepino en lo que sería un proceso muy largo porque la vida ha demostrado que una variedad no se obtiene de manera vertiginosa.

foto-2

La modalidad está generalizada en el país. Ocupa unas 7000 ha aproximadamente, y se caracteriza por la obtención de frutos verdes, con piel lisa, y excelente calidad gustativa.

«Además de lograrla hay que recurrir a comparaciones con las precedentes, analizar su tolerancia en torno a las plagas y enfermedades, sin descuidar la fase gustativa, la estabilidad a las distintas regiones climáticas, la inscripción en el Centro Nacional de Derecho de Autor (CENDA) hasta llegar al contacto con los productores que resulta determinante», precisa el científico.

A partir de este momento se avaló un proceso más intenso; sin embargo, se hacía necesario recopilar la información de los resultados en cada territorio.

Para el investigador, que ya suma cinco décadas de vida, todo marchaba por sendas prometedoras. Cada año se incrementaba la producción de semilla básica gracias a un colectivo de autores de Holguín, apoyado en el extensionismo, junto al Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA) y otras entidades.

«Sobre los productores recae un gran reto, ese de lograr la capacitación integral, pero se impone la búsqueda de líderes a fin de impulsar la generalización, y si bien dimos los primeros pasos en 2003 no fue hasta cuatro años después en que se consolidó el proyecto. Faltaba entonces llevar el resultado a todo el país».

Aquello cautivó al capital humano del Inivit. Se requirió de una fuerza extraordinaria para abrir los pepinos y extraer las semillas de manera artesanal con el propósito de entregarle 400 gramos de semillas producidas en el complejo dominicano a cada provincia y al municipio especial Isla de la Juventud.

foto-3

A pesar de no ser una variedad concebida para sistemas tapados hay productores que han logrado novedosos resultados. La UBPC Ceiba Mocha, de Matanzas, es un ejemplo.

Luego de las pruebas correspondientes José Antonio y sus colaboradores vieron los cielos abiertos al demostrarse que el nuevo cultivar de pepino reportaba alto potencial de rendimiento, con 32,8 t por ha, respecto a otras variedades nacionales e incluso a las de importación, a la vez que manifestó mayor tolerancia a las dos especies de mildiu o enfermedades y plagas fundamentales que atacan a las hojas, el tallo o los frutos debido a la acción de los hongos.

«A ello hay que agregar las pruebas gustativas de los consumidores que evidenciaron mayor satisfacción ante una variedad con posibilidades de extender su presencia a todos los meses del año, y en este sentido hablamos de existencia, no de comercialización porque constituye un eslabón aparte».

foto-4

Una fuerza extraordinaria requirió la extracción de semillas de pepino de manera artesanal a fin de entregarle una muestra a cada provincia y al municipio especial Isla de la Juventud.

Acreedora del Premio Provincial de Innovación y de varios reconocimientos científicos este cultivar no ha estado exento de contratiempos y preocupaciones. Al decir de José Antonio son los propios de cualquier proceso. Hay que enfrentar las limitantes de riego, el desigual seguimiento e interés de los productores a la hora de sembrar las semillas, y las incongruencias que pudieran presentarse según las zonas del país.

— Dicen que para Ud. lo más complejo fue escribir toda la metodología del cultivar.

— No niego que a la hora de escribir nos falta habilidad. Estuve un mes y medio redactando bajo una presión intensa, y reconozco las motivaciones de varios compañeros, entre ellos José de la Caridad Ventura Martín, quien nos impulsó a dar este paso, así como a Sergio Rodríguez Morales, otro de sus autores.

— Aunque el 63 % corresponde a su autoría nunca habla de este en primera persona…

— Sería muy injusto si lo hiciera. El éxito obedece a múltiples colaboradores que contribuyeron a darle vida en medio de un trabajo de mejoramiento genético que nunca termina, y ya tenemos nuevos cultivares de pepino y de calabaza sometidos a estudios.

Fuera del universo investigativo este hombre complementa su vida en el entorno familiar, con sus hijos Eileen y José Antonio, en la atención al autoconsumo familiar y a los animales, y asiduo a los informativos televisivos, sobre todo a TeleSur como iniciativa que vio nacer.

—Imagine que está frente a un aula. ¿Qué le diría a un auditorio en espera de novedades?

— Que no solamente es investigar pues debe insistirse en obtener el ciclo cerrado. Lo más hermoso que hay es ir a un campo y contemplar una buena siembra y que los resultados sean positivos porque el amor con que se hacen las cosas es el mayor secreto presente en la agricultura.

 

foto-5Ejemplares logrados. Tolerante a plagas y enfermedades, y con aceptación al paladar.

DOSSIER

José Antonio Cruz Alfonso confiesa que sus sueños profesionales estaban alejados de los senderos agrícolas, más bien transitaban por el mundo de la mecánica y la electrónica.

Sin embargo, en un periplo estudiantil por Hungría —truncado por cuenta del idioma— conoció al doctor Adolfo Rodríguez Nodal, hoy jefe del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana y uno de los directores que tuvo el Inivit, quien le habló de las potencialidades ofrecidas por la Agronomía, pero todo quedó en simples teorías.

A La Habana retornó en 1982, y cuál sería su sorpresa al constatar que entre las carreras ofertadas aparecía aquella que formó parte de una conversación inconclusa en tierras húngaras.

Cinco años más tarde José Antonio recibía su título de ingeniero agrónomo conferido por la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, a cuyo claustro agradece lo que es.

Ahora está convencido que para apreciar los resultados de una investigación hay que dejar correr el tiempo, y si le preguntaran por algún distintivo en este compás de espera sin pensarlo demasiado respondería que la paciencia.

A ella ha tenido que recurrir durante los 24 años de trabajo continuado por los campos del Inivit como investigador dedicado a la rama de las hortalizas, a pesar de que sus primeros contactos laborales corren por la plantilla de la Empresa Cultivos Varios de Manacas. Sin embargo, la difícil década de los 90 y la visita de Fidel al Inivit en la que solicitó ampliar el espectro de trabajo hacia otras variedades lo acercaron a esta entidad dominicana.

Un día el doctor Sergio Rodríguez Morales, director del importante complejo productivo e investigativo villaclareño, le propuso formar parte del colectivo donde se hizo máster en Ciencias y le abrió las puertas de participación en un proyecto internacional en Venezuela.

Hombre que prefiere hablar de resultados y no de premios pues, martiano al fin, está convencido de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

para-recuadroBONDADES DEL PEPINO

  • Además de formar parte de las ensaladas se le adjudican propiedades medicinales relacionadas con la piel, mientras resulta un efectivo tónico para prevenir granos, espinillas, y evitar la resequedad cutánea.

  • Combate las ojeras, y según los expertos el consumo del jugo de pepino mezclado con el de zanahoria favorece el crecimiento del cabello.

  • Elimina las manchas aparecidas en la epidermis, sobre todo las causadas por mosquitos o por las picaduras de otros insectos.

  • Recomendable ante el dolor de garganta a partir de gárgaras con su jugo aplicadas varias veces al día.

  • Su néctar presenta propiedades laxantes, diuréticas y antiácidas al limpiar los intestinos y mejorar el flujo urinario.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Para colorear la esperanza

foto-1

Uno de los servicios de primer orden en la maternidad santaclareña y también de la provincia resulta su Sala de Neonatología que contribuyó al logro de una tasa de mortalidad hospitalaria de 1,8 por cada 1000 nacidos vivos considerada de excelencia ante unos 6000 partos.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

El sonido de los monitores es ya habitual en el servicio de Neonatología del hospital ginecobstétrico universitario Mariana Grajales. Médicos y personal de enfermería recorren los pasillos con sus clásicos atuendos verdes mientras hacen apuntes, chequean signos vitales, y establecen comparaciones que marcan el dictamen evolutivo del infante en una sección donde se desconoce el descanso.

Las historias resultan incontables en este universo santaclareño en el que se ignora si el sol dio paso a la luna o si llueve desmesuradamente, pero sus hombres y mujeres las conocen… Que lo digan el jefe de la unidad, doctor Orlando Molina Hernández y el resto de su equipo al vivir el día a día entre niños con un peso corporal de apenas 700 gramos para resultar minúsculos en las dimensiones de una incubadora, o de esas tensiones experimentadas 30 minutos antes de que 2016 diera su adiós.

Nadie imaginó aquella gravedad repentina que estremeció a toda la unidad. Eran las 11:30 de la noche cuando un menor con síndrome de Down aquejado, además, por irregularidades cardíacas, comenzó a deteriorar sus parámetros vitales.

La rápida acción y la profesionalidad demostrada por el equipo logró estabilizar el caso en una sala que tuvo uno de los mayores ingresos que se recuerde para un fin de año con 29 en total; de ellos, ocho en estado crítico.

A pesar de las coyunturas difíciles no puede temblar el pulso, y por ello el doctor Alexander Miguel Martínez Pérez, al frente de la entidad materna, suscribe que nada puede rendir los empeños de luchar mientras existan esperanzas. Un médico general integral, graduado hace 16 años, que sabe de los secretos del monte al ejercer como galeno rural y de lo que ocurre en los consultorios de la familia hasta que un día, luego de cumplir con otras responsabilidades, le confiaron la dirección de la principal maternidad de la provincia por un mes y ya lleva casi dos años.

Una reliquia acompaña siempre, y son las demandas exigidas por la profesión. De enfermeras que ante una extrema gravedad permanecen durante 12 horas al lado de la incubadora, que en múltiples ocasiones hay que olvidar si es sábado o domingo… Como médico está consciente de que si bien existen indicadores que requieren de tecnologías para lograr resultados, hay otros en que se suplen por la calidad de los recursos humanos, el talento, la dedicación, y la entrega.

«En el transcurso del pasado año la maternidad solo tuvo 11 fallecidos, pero solamente nueve relacionados con la perinatología inherente al hospital, pues al ser una institución provincial asume la totalidad de los casos críticos procedentes de Sagua la Grande, Remedios y Placetas. «Asistimos unos 6000 partos para lograr una tasa de mortalidad infantil de 1,8 por cada mil nacidos vivos considerada de excelencia».

foto-3

Con sus funciones específicas los hogares maternos están presentes en la casi totalidad de los municipios villaclareños para lograr el incremento de los partos institucionales, entre otros perfiles.

Si existe algo que el doctor Martínez Pérez no descarta es el trabajo en equipo de manera integrada en busca de una atención satisfactoria y de calidad. Las estrategias se cambian escuchando a los demás, de esas recomendaciones que aportan los más experimentados para valorar, a la postre, cuál constituye la mejor solución.

«El hospital no cierra telones. Hay uno de día y otro de noche que demanda mucho control y disciplina por parte del colectivo. Somos 1056 trabajadores en las diferentes categorías ocupacionales cuya premisa fundamental es la atención a la madre y al niño, pues no se trata de ir a la búsqueda de un indicador si no de insistir en los detalles cualitativos que determinen ese indicador».

Consciente de que tan importante son las auxiliares de limpieza como el único hombre encargado de recolectar los desechos sólidos en un hospital tributante de 3 a 5 kg de basura diaria por cada paciente no evade las insuficiencias que pudieran sugerir un mayor apoyo de todos los eslabones del PAMI, así como la calidad de los procesos asistenciales y la acreditación de los servicios.

«Hay puntos relacionados con la comida, la presencia de vectores, los horarios de visita, y otros que en algunos casos no están en las manos de la institución y que no escapan de las indisciplinas sociales», precisa el galeno.

Y dentro del universo de la maternidad que dispone de una Sala de Cuidados Perinatales para mujeres que requieren de seguimiento especializado, en la que no ha faltado la pericia del doctor Alexis Corrales, asesor del servicio de Obstetricia y del PAMI, y presidente de la Sociedad Cubana de dicha rama en Villa Clara, quien subraya que el «Mariana Grajales» concluyó el año con uno de los mejores saldos en la historia.

Su criterio profesional le permite asegurar que la inmensa mayoría de los menores que llegan al mundo con escaso peso y en pretérmino son debido, en muchos casos, a la hipertensión en el embarazo, por lo que se necesita trabajar más en el riesgo preconcepcional como tarea que no se logra de manera óptima.

«No es decirle a la mujer que no puede embarazarse, es advertirle cuando es el momento adecuado para la gestación».

VILLA CLARA ENTRE LAS PUNTERAS DEL PAÍS

Ahora puede hacerse el brindis por la salud de los infantes, y luego de los 12 meses transcurridos Villa Clara ocupa uno de los lugares cimeros en el país con tasa de mortalidad infantil de 3,1 por cada 1000 nacidos vivos, además de cumplir el propósito de concluir por debajo de 4,0.

Por su parte Sagua la Grande, Cifuentes, Caibarién, Ranchuelo, y la zona del Plan Turquino manicaraguense despidieron la etapa con cero decesos en menores de un año.

El bajo peso al nacer mostró favorables resultados al igual que la mortalidad preescolar (1-5 años) y la escolar (5-14 años), aunque en esta última radica el grupo más afectado debido a las lesiones del sistema nervioso central y los accidentes, tanto del tránsito como por sumersión.

La mortalidad materna también experimentó una significativa reducción respecto al año precedente; sin embargo, la natalidad decreció de manera considerable al registrarse unos 500 nacimientos menos.

foto-2

Los aportes del Banco Provincial de Sangre, declarado Colectivo Moral recientemente, son inestimables para la atención de gestantes y recién nacidos que por sus características demandan de componentes sanguíneos.

Si de contribuyentes se trata el doctor Gilberto Sevilla Bermúdez, al frente del PAMI en el territorio, aludió al tesón, la entrega y profesionalidad de quienes hacen por la vida sin escatimar esfuerzos, y tuvo en cuenta la intersectorialidad entre múltiples organismos e instituciones junto al aporte de la atención primaria con participación fundamental de los médicos y enfermeras de la familia.

No menos trascendente la labor de los cuerpos de guardia, las unidades de cuidados intensivos del pediátrico José Luis Miranda, el ginecobstétrico Mariana Grajales, y la del «Arnaldo Milián Castro» que reserva su espacio para la atención a la gestante grave.

Figuran, además, las salas especializadas de Neonatología, de cuidados perinatales, la labor del Centro Provincial de Genética y las consultas especializadas en el Cardiocentro villaclareño para la detección precoz de aquellas malformaciones visibles en las futuras criaturas de gestantes con riesgo, las acciones de los hogares maternos, el Banco Provincial de Sangre, y el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM).

Concluye otro año y la dedicación volverá a superar barreras a fin de lograr la plenitud de la infancia, y junto a ella la alegría de la familia para, entre todos, colorear la esperanza.

MEMORÁNDUM

— Las acciones de las maternidades de Santa Clara, Sagua la Grande, Placetas y Remedios resultaron decisivas en los logros villaclareños.

— El trabajo sistemático en torno al PAMI ha posibilitado que algunas de las causas que inducen a los decesos infantiles vayan desapareciendo, mas aún se mantienen las afecciones perinatales y las malformaciones congénitas.

— Cuba concluyó 2016 entre las primeras 20 naciones del mundo con registros más bajos en su tasa de mortalidad, y junto a Canadá encabeza la región de las Américas.

— Durante el último decenio la provincia acumuló los siguientes registros de defunciones en menores de un año: 2006 (4,6), 2007 (5,5), 2008 (3,3), 2009 (4,4), 2010 (2,5), 2011 (5,7), 2012 (4,8), 2013 (3,9,) 2014 (3,2) y 2015 (4,1).

CONTRASTES

Una mirada a los datos ofrecidos por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierten un futuro incierto al estimar que 69 millones de niños menores de 5 años morirán por diversas causas hasta 2030.

Lo más significativo resulta que desde 1990 se siguen registrando marcadas inequidades entre países ricos y pobres en cuanto a la supervivencia infantil, con énfasis entre África subsahariana y Asia meridional y las naciones de altos ingresos.

Un pequeño nacido en Sierra Leona posee 30 veces más posibilidades de morir que uno llegado al Reino Unido, en tanto una de cada 36 mujeres residentes en el llamado continente negro está condenada a desaparecer por factores atribuibles a la maternidad comparado con las naciones industrializadas donde la proporción es de una por cada 3300 féminas.

Y si de pobreza se trata los infantes más limitados poseen 1,9 veces más posibilidades de fallecer antes del primer lustro de vida que aquellos nacidos en opulenta cuna.

Sin embargo Cuba, asediada por trabas económicas e impedida de lograr tecnologías sofisticadas en gran parte de los casos, mantiene una tasa de mortalidad infantil menor a cinco por cada 1 000 nacidos vivos durante nueve años consecutivos.

¿Tenemos o no nuestras Razones?

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

A %d blogueros les gusta esto: