Tocororo: El emperador de La Yaya

FOTO 1El ave es conocida también como tocoloro, en tanto en algunos sitios de la porción oriental la denominan guatiníproveniente de un vocablo taíno. Por lo débil del pico no abren cavidades en los troncos de los árboles, por lo que utilizan aquellos orificios abiertos por los carpinteros para sus puestas.

Las acciones de una familia villaclareña para preservar las especies y dirigir su entorno hacia el desarrollo sostenible se miran con beneplácito en lo que constituye un paraíso terrenal.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

El ave más bella de la fauna cubana está próxima. No emprende vuelo ante intrusos, y permanece casi inmóvil en acto de exhibir sus atributos.Tampoco necesita de sobredimensionados pavoneos porque, verdaderamente, impacta. De vez en cuando lanza su canto desde la rama con sonidos reiterados que asemejan un to-co-ro-ro del que adquiere su nombre.

Mas su cantinela se mezcla entre ecosque pudieran simular códigos de avisos.En esos instantes la cola tiembla, mueve su cabeza, y los ojos rojizos mirandesde la altura ese panorama apacible que ofrece la finca integral La Yaya, un punto de la Sabana Santa Clara convertido en un paraíso terrenal donde las virtudes humanas calan profundo en los visitantes.

FOTO 4«La tranquilidad del lugar rodeado de frutales, insectos, y amplia vegetación garantizan la permanencia de la especie en la zona al encontrar los nutrientes principales», considera José Ramón Ortega Caraballoso, al frente de la finca integral La Yaya.

Que lo diga José Ramón Ortega Caraballoso, máximo inspirador del sitio, al relatar que, en tiempos atrás, el tocororo (Priotelus temnurus) no era muy común en su patio hasta que comenzó la reproducción en viejos troncos de árboles motivada, quizás, por la tranquilidad de un paisaje rodeado de frutales, algunos insectos, y amplia vegetación que garantizanlos nutrientes.

Múltiples incógnitas le surgieron a Ramón al ver que la presencia de las aves se incrementaba, entre ellas la de cómo enfrentar una supuesta «explosión demográfica»sin que abandonaran el lugar. La incertidumbre prevaleció hasta que en una jornada despertó y experimentó la alegría de encontrar la primera reproducción.

«Se logró en el tronco de un almacigo, afectado por un rayo, que secó a la postre. Allí los carpinteros hicieron primero la cavidad para un nido, y lo abandonaron a partir de la llegada de la pareja de tocororos. Dos años seguidos estos últimos lo establecieron como su guarida, y entonces nos percatamos que la competencia era marcada e imperabala búsqueda de soluciones».

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Mientras un integrante de la pareja permanece en el nido o sale por escasos minutos, el otro se mantiene muy próximo y atento ante cualquier peligro o intruso. La flecha lo indica.

Luego de varias hipótesis este defensor de la Natura pensó en crear nidos artificiales que propiciaran confort a las aves. En realidad desconocía si serían aceptados, pues un cambio de hábitat pudiera derivar una catástrofe para la biodiversidad.

Con el apoyo de     Elvey de la Paz Fernández y Loreta Francisco Ramírez, del taller de alfarería perteneciente al vivero El Tamarindo de la capital provincial, pasaron del sueño a la realidad.

De la laboriosidad cotidiana surgió una decena de nidos elaborados con barro quellegaron a la finca para distribuirlospor el área donde los tocororos se reproducen cada año. Son lindas casitas, similares a un pequeño conuco o bohío, con su soporte a la entrada del orificio, mas como objetos extraños al principio los animales mostraron temor, y luego de una pasiva exploración, extendida durante días, aceptaron el nuevo dispositivo que resulta en extremoconfortable y hasta más refrescante.

Y cuál sería la sorpresa al constatarse que las «nuevas moradas» también eran preferidas por sus rivales carpinteros, por lo que Ramón no minimiza el deseo de ampliarlas para la venidera etapa de nidificación a fin de que no quede en una fase experimental.

Así este hombre de sabios conocimientos defiende su máxima de que toda ave que utilice huecos de árboles para anidar encuentre el espacio encaminado aprocrear.

COSTUMBRES Y CAPRICHOS DEL TOCORORO

Según las historias habita en la campiña cubana desde hace miles de años, y se concentran en determinadas partes de la geografía cubana. Las elevaciones orientales albergan millares de ejemplares, mientras en la Ciénaga de Zapata, las cordilleras pinareñas, y en el centro y occidente del archipiélago abundan en manadas.

Reproducen en la etapa idónea de marzo a junio, y ponen de dos a cuatro huevos incubados de 17 a 21 días.

Apoyado en su experiencia Ramón considera que «el tocororo es muy celoso. Mientras la hembra permanece en el nido el macho se mantiene muy cerca pendiente de cada detalle o peligro en la zona, pero luego alternanel período de incubación, y buscan el alimento de los pichones entre los dos».

Como toda especie existen signos que marcan el género, y uno de los distingos recae en el pecho.

FOTO 3El de los machos es blanco con vientre rojo; sin embargo, la hembra une pecho y vientre con tonalidad rojiza. Por demás en cada caso las alas y la cola comparten el azul y el verde, en tanto otras bandas alternan entre blanco y negro.

Vale señalar que los adultos utilizan idéntico nido de un año a otro durante el período reproductivo, y cuando no existía la modalidad de barro José Ramón Ortega veía que empleaban el tronco de árbol que acogió el nacimiento en etapas pasadas.

Desde su finca este villaclareño es feliz. Se declara enemigo de exterminar cualquier tipo de animal, y tampoco forma parte de sus códigos. En cambio siente un regocijo interno cuando aprecia en ellos una vitalidad incuestionable como la mostrada por el tocororo en aquellos parajes, en vuelo libre, y convertido en el emperador de La Yaya.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El sitio suma ya unos 10 dispositivos de barro dispersos por el área donde se reproducen cada año. Al principio los tocororos mostraron temor, y luego de una pasiva exploración lo aceptaron.

PARA RECUADRO POR QUÉ ES EL AVE...¿POR QUÉ ES EL AVE NACIONAL?

Quiso la Naturaleza que estas aves portaran los colores de la enseña patria. Las plumas blancas de su pecho, el plumaje rojo del vientre, y la tonalidad azul presente en su cabeza son los colores de nuestra bandera, al tiempo que el verde se identifica con la campiña cubana.

Está considerada el ave más hermosa del país, pero a ello se suma la intolerancia para vivir en cautiverio como defensores plenos de la libertad.Sin esta sobrevive muy poco, y llega a perder todo su plumaje.

Vale aclarar que su caza o captura está prohibida según consta en la Resolución No. 81 de 1982 del Ministerio de la Agricultura, mientras existe un documento legal para sancionar a sus depredadores mediante el Decreto—Ley 200, del 22 de diciembre de 1999, que establece las Contravenciones respecto al Medio Ambiente.

CURIOSIDADES

— El tocororo es un ave endémica (*) de Cuba con dos variedades; una de ellas habita en la Isla de la Juventud (P. temnurusvescus). El macho tiene una longitud de 28 cm, mientras la cola mide de 14, 3 a 14,8 cm, aunque las hembras aventajan a los machos por escasas proporciones.

— Un detalle peculiar es que permanecen en reposo por largo tiempo con el pescuezo encogido, y solo abandona dicha posición para la búsqueda de alimentos con movimientos ágiles, pero a corta distancia.

— Aparecen con facilidad en bosques dotados de árboles mixtos, entre estos el almácigo, las yagrumas y los pinares. Anida en orificios recién abandonados y construidos por pájaros carpinteros.

(*) Especie o grupo restringido a una región. Propio, exclusivamente, de determinado país.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Anuncios

Un villaclareño de 108 años protagoniza esta historia: Sin tiempo para ocasos

FOTO 1Rodeado de afecto familiar Bernardino comparte con su esposa e hija.

Por Ricardo R. González

Fotos: Manuel de Feria y Ramón Barreras Valdés

Las manos de Bernardino Pino Pereira delatan los años, pero no tiemblan. Quizás como para demostrar la vitalidad de un roble desafiante de calendarios que se impone a los retos de la vida. Todo le resulta común, y en una plática ausente de lagunas abre las puertas para abordar recuerdos que lo marcan como el cariño dispensado por aquellos emigrantes que un día desembarcaron en Cuba procedentes de Canarias.

Eran sus padres. Personas que le inculcaron a ser un hombre de bien, y por ello no oculta las preocupaciones por ese gato sin nombre al que le da de comer porque «el animalito tiene derecho», o por el minihuerto en el que aparecen lechugas, ajíes, coles y otras hortalizas a fin de compartirlas con los vecinos.

Es una de las tantas maneras de entretenimiento de este hombre que, el pasado 20 de mayo, apagó las velitas puestas en un cake representativas de sus 108 años a los que llega muy feliz porque cuenta con una extraordinaria armonía familiar.

Si algo lamenta es que no pudo nunca interiorizar lo que dicen los escritos porque el nivel de instrucción se lo impide, al tiempo que le desagradan alguna que otra «flojera en las piernas y matungueras sencillas, pero nada de presión alta, ni azúcar en la sangre», declara el activo centenario.FOTO 2

Con esta vitalidad ¿puede hablarse de pesares?

Con las debidas precauciones, sube y baja las escaleras del apartamento ubicado en el segundo piso de un edificio multifamiliar en el batey del ingenio Panchito Gómez Toro, de Quemado de Güines.Desde ahí siente el pito del central en tiempos de zafra, aunque la audición y su agudeza visual son los únicos sistemas que, de vez en cuando, juegan una mala pasada, a pesar de que todavía confiesa que ve bien.

Entre risas y unos ojitos azules algo picarones no oculta que tuvo una vida intensa debido a las forjas del trabajo iniciado a los 16 años.«Fui barbero, gallero por 15 años, desmochador de palmas, y creo que pasaron más de miles por las que trepé. A veces me preguntaba: ¿y podré llegar allá arriba? Y luego las bajaba como si nada. A este oficio dediqué casi toda mi vida, y en cuanto a los gallos… Uff como me gustaban, pero siempre fui legal sin hacer trampas. Ya no los prefiero porque lleva mucho trabajo cuidar a esos finos»…y remarca con una carcajada que brota sincera.

Poco a poco Bernardino descorre sus cortinas. Lleva 67 años de casado con Aracelia Rodríguez Chávez, y es ella quien declara no conocerle resabios, aunque como todo matrimonio han tenidoaltas y bajas, pero sin pleitos ni desavenencias.

«Que yo sepa nunca se me escapó para hacer trastadas, y de esta unión nacieron nuestros hijos Coralia y Osvaldo que no pueden ser mejores con nosotros. La hembra vive en el cuarto piso, y no sé cuántas veces baja para estar con nosotros. Fíjese lo limpiecitos que estamos, y la visita no fue anunciada, a la vez que tenemos nuestras comidas en hora, junto a cuidados extremos».

Como hija Coralia Pino Rodríguez está muy contenta. Sabe que es la forma de retribuir y hacer por sus padres, pues no concibe a quienes dan la espalda y, teniendo posibilidades, prefieren dejar a los viejos en un Hogar de Ancianos.

«A mi papá le gusta salir. Se orienta muy bien y puede hacerlo solo, mas yo me preocupo y prefiero acompañarlo. Vamos al pueblo, a casa de mi hermano, a Santa Clara, incluso a La Habana, porque siento una satisfacción interna convertida en respeto hacia ellos».

Con cuatro nietos y seis biznietos se complementa la comunión familiar, y entre los vecinos y amigos compartieron el festín de Bernardino cargado de felicitaciones.

Mientras tanto, el anciano centenario escucha con detenimiento, y por las expresiones del rostro aprueba lo dicho. «A veces me preguntan por fórmulas o recetas para llegar a tantos años, y no hay ninguna. Solo llevarse bien con todo el mundo, estar siempre alegre, y jamás hacer el mal. En mi vida fumé y tomé muy poco, solo me inclino por un poquito de café. Tampoco hice demasiadas malas noches, eso sí hay que alimentarse y tener buen estómago».

— ¿Y piensa llegar a los 120?

— (Una risa prolongada lo lleva a decir)… Bueno, veremos…yo espero que sí. Te aviso si llego.

LOS CANTOS DEL GUAJIRIGALLO

Nadie mejor que la licenciada Regla Gutiérrez Pérez, especialista de trabajo social y jefa del Programa de Adulto Mayor en Quemado de Güines y de su equipo, para conocer cada detalle respecto al envejecimiento.

FOTO 3

Un equipo de multidisciplinas garantizan la atención al Adulto Mayor en un municipio que dispone de una Casa de Abuelos con sus 20 capacidades seminternas cubiertas, mientras se implementa el curso para cuidadores en las áreas de salud que deben llegar a los cinco populares del territorio, explica Regla Gutiérrez Pérez, al centro de la foto.

A ellos corresponde la garantía de los exámenes de salud una vez al año, de conjunto con la aplicación de las guías terapéuticas para la atención especializada a este grupo de edad rodeado de situaciones geriátricas que afectan como son las caídas, las incontinencias urinarias, el deterioro cognitivo y la demencia.

«La implementación de cada estrategia posibilita la disminución de la mortalidad en el adulto mayor. Durante el primer trimestre del actual año solo se reportaron tres fallecidos para una tasa de 8,7 x 10 mil habitantes, y si se compara con igual etapa del año precedente registramos nueve decesos, representativo de 26,1 % en igual proporción de habitantes».

En busca de buenos hábitos de vida más del 41 % de quienes rebasan la sexta década realizan ejercicios físicos, sin apartarse de los resultados en los exámenes bucales encaminados a la detección de lesiones malignas y premalignas, o del incremento en la vacunación contra la influenza como una de las afecciones que constituyen antesala a las complicadas neumonías.

Para Regla resultan vitales los cursos destinados a cuidadores formales e informales a nivel comunitario. «En nuestro municipio las respectivas familias atienden a estos adultos. No llega ni a cinco las personas pagadas por el Estado para ejercer dichas funciones».

A pesar de ello dichas instalaciones no pueden verse como el destino final para los ancianos. La responsabilidad filial debe jugar su rol. Por suerte es baja la lista de espera para los necesitados, y los quemadensessolo reportan cinco casos, aunque aquellos ancianos solos o con determinadas problemáticas se les tramitan el ingreso en instituciones de municipios cercanos de acuerdo con sus capacidades

FOTO 4

Por su parte el doctor Yobani Contino Sosa, especialista en Medicina General Integral y director en funciones de la sectorial de Salud, sabe que es necesario insistir sobre los diversos factores de riesgo, y sobre todo evitar las caídas.

Con tal fin se preparan los cursos en las escuelas de cuidadores para adiestrar a la población sobre los requerimientos en estas edades.

Entre las principales causas de deceso figuran las enfermedades del corazón asociadas a los factores predisponentes (aumento de colesterol y triglicéridos), así como los accidentes vasculares encefálicos, las caídas y sus complicaciones, bronconeumonías, dietas inadecuadas y el peso de los propios años.

«Un personal especializado imparte las nociones, y pretendemos llegar a los cinco consejos populares del territorio como retribución social y familiar hacia quienes le debemos lo que fuimos, somos y seremos», enfatiza Contino Sosa.

Vale entonces la ternura hacia Bernardino al constatarse por su familia que la vejez no es una carga. Constituye un proceso biológico con ojos para ver la maravilla y corazones que irriguen un privilegio sin tiempos para ocasos.

FOTO 5EL VECINO DEL CENTENARIO

Nadie mejor que un vecino que convive el día a día con Bienvenido para expresar su satisfacción por este centenario al que ve bajar las escaleras con las facilidades de un mozalbete o tributar una frase alegre a las personas.

Por ello Humberto Alexis Piñeiro Rodríguez considera que llegar a esa edad con extraordinaria lucidez deviene maravilla. «Una bendición de Dios por alguien al que jamás he visto bravo o tirante. Resulta una persona muy bien llevada con todos, no coge lucha, y dispone de una armonía familiar extraordinaria».

A este tornero de oficio que labora en la empresa azucarera Panchito Gómez Toro le sorprende tanta vitalidad. «Él me ha visto crecer, y en varias oportunidades le he preguntado sobre los misterios para durar tanto. Y con la mayor naturalidad me ha respondido: «averígualo tú».

— Entonces ¿un reto llegar a 108 años?

— Ea hazaña ante las tensiones de la vida contemporánea, y pido también que la vida me conceda esa dicha.

ENVEJECEMOS…

Cuba constituye uno de los países más envejecidos del continente, y la tendencia crece entre sus 11 238 317 habitantes. Las menores cifras pertenecen a Guantánamo, con un 16, 3 % de su población por encima de los 60 años, mientras Villa Clara acumula el máximo al registrar 22, 6 %.

Siete territorios resultan los más envejecidos:Placetas, Santa Clara, Camajuaní, Sagua la Grande, Cifuentes, Encrucijada y Quemado de Güines.

Este último, con 21 679 habitantes, y 5 001 en el rango de adultos mayores que totalizan el 23 % de la población.

Dispone, además, de 107 nonagenarios, para el 2 % de los adultos mayores, y con cinco centenarios; de ellos cuatro mujeres y un hombre.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

Delicias marinas de Villa Clara (Con múltiples fotos)l

FOTO 1 Para la entrada de al páginaJunto a los delfines o toninas también conviven en el Delfinario diversas variedades de peces, pequeños tiburones, tortugas, y hasta pelícanos pardos (Pelecanusoccidentalis)que refrescan de manera transitoria en viaje desde o hacia La Florida. Allí también está Julio, el león marino que llegó en diciembre de 2011 procedente de Holguín, y que espera pronto a su compañera. Su espectáculo figura entre las atracciones de la instalación.

La vida en el Acuario—Delfinario Cayo Santa María demuestra el cuidado extremo del entorno sin afectar el hábitat de las especies. Allí laboran hombres y mujeres que logran una feliz comunión para preservarlas

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Nicky y Ángel constituyen una pareja. Al parecer son felices. Ella tiene cinco años mientras él la supera en uno. Bailan al compás de un mambo o de un rock and roll, pero también del ritmo trepidante de una salsa, de la movida macarena o con un reposado bolero. Todo pudiera resultar normal, mas lo peculiar en esta historia trasciende a tenor de que el binomio no pertenece a la especie humana porque son delfines protagonistas del show en el Acuario—Delfinario Cayo Santa María.

FOTO 2El show con delfines no excluye el matiz educativo porque en inglés y en español llega el llamado a convertirnos en protectores ambientales ante una Natura cargada de heridas. La afluencia de público oscila según la temporada: en períodos altos registrade 500 a 600 visitantes diarios, y en la baja entre 200 y 300.

Una y otra vez Nicky y Ángel tocan balones a gran altura, saltan entre aros de manera espectacular, o sorprenden con sus acrobacias a fin de demostrar lo científicamente corroborado: La inteligencia de estos mamíferos es tan grande que se sitúan en segundo lugar después del hombre y por encima de los simios, en tanto sus facultades para el aprendizaje figuran entre las más impactantes del Planeta.

Hace apenas dos meses y medio una bióloga de profesión graduadadirectora de los cursos de Gaviota de Gerencia y Gestión Turística asume la directiva del centro. Nunca lo imaginó, pues prefería la biología criminalística ejercida antes en La Habana durante cuatro años. Al llegar a esta porción del noreste villaclareño la vida de Aniusky Navarro Broche cambió, Ahora siente como suyo ese universo que protege junto a su avezado colectivo.

ENTRE PASARELAS Y PISCINAS

La institución, perteneciente al Grupo Marina Gaviota Cayo Santa María, abrió sus puertas en 2011 cuando solo disponían de cuatro delfines trasladados desde Varadero en viaje de unas seis horas que transcurrió sin dificultades como rememora Mario Toledo Legón, director general del Grupo. Una travesía que trataba de evitar sufrimientos a los ejemplares y lograr la rápida adaptación al nuevo hábitat.

Poco a poco llegaron otros inquilinos, entre ellos Isaac y Lucas nacidos en esos predios y convertidos en las pequeñas mascotas de la institución.

Para Aniusky no existen preferencias. Todos los animales tienen su función, y participan en la diversidad de programas habilitados que incluyen, además del show con delfines y el león marino, interacción grupal, baños en las piscinas, junto a otras acciones según las cualidades demostradas por cada uno. A partir de ello planifican lo que se quiere lograr para satisfacer, también, las exigencias de las excusiones insignias del Grupo Marina que arriban en catamarán.

FOTO 3Una representación de los 48 trabajadores de la instalación en sus diferentes categorías. Por su labor ostentan el Premio a la Excelencia concedido por la TripAdvisor, la web de viajes más grande del mundo por dos años consecutivos, en tanto la Global Piret considera que de todos los delfinarios visitados en Cuba es este el de más alto nivel.

Entre los versados entrenadores aparece Daniel San Pedro Rodríguez, uno de los amigos de Julio, el único león marino existente, por ahora, en el lugar. Él sabe de similitudes entre delfines y leones como mamíferos marinos y de semejanzas a la hora del aprendizaje, pero también de marcadas diferencias en las plataformas de entrenamiento pues en el caso de los lobos marinos admiten tanto el medio acuático como la tierra; sin embargo, los delfines solo pueden hacerlo en el agua.

«Estos —precisa— no responden a los nombres, trabajan con señales visuales; en cambio los lobos o leones del mar admiten familiarizaciones con sonidos y reconocen su identificativo».

Ya el establecimiento villaclareño dispone de 15 delfines con sorprendentes comportamientos. Desde el punto de vista sexual son los únicos que realizan el acto por placer en el medio acuático. «Son bastantes promiscuos. Pueden tener sexo macho con macho y hembra con su similar, y una característica de los masculinos es que pasan todo el año en estas prácticas para cuando la hembra esté en celo realizar el coito», explica San Pedro Rodríguez.

entrenador con delfínAmaestrar delfines es un arte cargado de paciencia y encantos. Hay que sentir extraordinario amor hacia ellos y vocación por lo realizado. En más de una ocasión impera el cambio de estrategia, de acuerdo con las características del animal.

Cada jornada implica el reporte del estado anímico y de salud de los ejemplares que cuentan con una pormenorizada historia clínica individual, sin descartar el suministro de medicamentos y vitaminas orientadas. Tampoco se descuidan los exámenes sanguíneos, y la dieta suministrada con los componentes básicos a base de jurel, calamares y pescados de plataforma.

Un complejo universo que trata de evitarles el estrés, al tiempo que se analiza el estado de las aguas con el nivel de oxígeno requerido y certificado por GeoCuba. Una vez concluidas las actividades cotidianas los entrenadores se introducen en las piscinas para interrelacionarse con los ejemplares como parte indispensable del enriquecimiento ambiental.

CON VIENTOS Y MAREAS

entrada al delfinarioEl Delfinario de Cayo Santa María no ha sufrido embates por fenómenos naturales, aunque dispone de las medidas y planes contra catástrofes u otras contingencias. Tiene la dicha de que

ningún ejemplar ha dado muestras de inadaptación, y solo lamenta la pérdida de Juana, una loba marina que llegó al término de su vida debido a la marcada edad.

Si de acciones conservadoras se trata no pueden olvidar aquellos agónicos días en que una delfina se debatía entre la vida y la muerte. Al ejemplar se le vio durante un recalo en Ensenacho. Una mordida considerable de un tiburón en mar afuera marcaba el fin de su existencia. De inmediato llamaron a la instalación para consultar su posible salvación.

«Ello nos puso en tensión. El colectivo de veterinarios y entrenadores se esmeraron con las curas prolongadas. La evolución era notoria, la salvamos, y Valentina nos dio la maternidad con nuestro primogénito Lucas, que ya tiene tres años, y fue el primer ejemplar logrado aquí en condiciones de semicautiverio», enfatiza Aniesky.

entrenadoraElla muestra sus cualidades con garbo, y aparece entre los artífices relevantes en los programas de interacción, aunque no oculte su enorme cicatriz visible en el dorso.

Como animales al fin quizás en determinados momentos exterioricen caprichos y se tornen majaderos; sin embargo, nunca han dado motivos para suspender un show. Quizás la moraleja de este mundo la aporta Wiliam León Naranjo, un joven entrenador con 11 años de experiencia, quien sustenta que el éxito con los delfines radica en la efectiva comunicación.

FOTO 4El delfinario abre a las 9:00 a.m. de lunes a domingo. Inicia con los programas de nado, show del lobo marino, espectáculo con delfines, interacción con los animales, sin descartar las excursiones que salen de la Marina en catamarán para contemplar las peripecias de los animales.

«En la medida que se profundiza este vínculo ellos saben discernirentrenador entre lo correcto e incorrecto. Los delfines no admiten castigos. Sería el método más frustrante para un guía, e induce a conductas agresivas. En lo individual, los animales me han enseñado la manera de comprender mejor al resto de los seres humanos porque ellos también constituyen una escuela».

FOTO 5Los delfines no duermen, solo reposan porque tienen que subir a respirar y vuelven a descender. En las noches se manifiestan dinámicos, sin experimentar una pasividad total.

Entonces vale la pena confraternizar en este entorno que entrelaza la magia y la paciencia gracias a seres humanos que, sin distingo de oficios, se convierten en excelentes protectores de sus delicias marinas.

MEMORÁNDUM

— Por su sociabilidad e inteligencia el delfín mular o nariz de botella (Tursiopstruncatus) resulta la especie más común y reconocida entre las más de 30 variedades existentes en la familia Delphinidae.

— Según estudios el animal vive de 35 a 40 años. Nadan a una velocidad de 5 a 11 km/h, mientras que en tiempos cortos pudieran alcanzar un rango máximo de 35 km/h.

— Las aletas dorsales varían en cada ejemplar. Tienen una sola descendencia cada dos o tres años con períodos de gestación entre 11 y 12 meses, en tanto poseen cerca de 30 sonidos que, unido a los movimientos corporales, permiten su comunicación aunque cada animal presenta uno característico con el cual se identifica.

— Esta variedad puede entrenarse para fines diversos. La propia marina estadounidense los utiliza en la detección de minas, protección de las instalaciones, y ataque a enemigos, entre otros.

para contrastesCONTRASTES

La imagen resulta elocuente. Cada año los habitantes de la aldea japonesa de Taiji sacrifican 20.000 delfines, ballenas, y otros pequeños cetáceos con los métodos más horrendos.

La masacre arranca en alta mar para conducir a los animales hacia la bahía. Una vez allí son arrastrados a las aguas poco profundas a fin de realizar la matanza en medio de terribles agonías, sin importarles la gestación de algunas ballenas o delfines ni la existencia de pequeñas criaturas.

También en las Islas Feroe, situadas entre el mar de Noruega y el océano Atlántico Norte, existen espectáculos denigrantes que toman la etiqueta de tradiciones «por diversión».

Muchos lugareños afirman que para iniciar la vida adulta, un adolescente debe matar a un delfín o una ballena.     

Sin embargo, en un punto norte de Villa Clara viven apacibles gracias a las bondades humanas que engrandecen la vida.

¿Tenemos o no nuestras Razones?

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

página 1 ra.

león marino con su entrenador

cantinero