ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Herberprot P beneficia a unos 3 mil villaclareños

HEBERPor Ricardo R. González

Desde su inicio en fase de ensayo clínico, en 2001, hasta la consolidación de los resultados en la actualidad, el Hebertprot P ha beneficiado a cerca de 3 mil diabéticos villaclareños, a la vez que desciende las tasas de amputaciones de las extremidades para demostrar su efectividad.

Las revelaciones pertenecen al doctor Eliud Rivero Aríz, jefe del Grupo Provincial de Angiología y del servicio de dicha especialidad en el hospital universitario Arnaldo Milián Castro, quien agrega que durante el primer trimestre del actual año se han adicionado 129 personas al tratamiento, con solo 0,1 % de amputaciones.

El Herberprot P resulta un medicamento exclusivo de Cuba, fruto del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnologia (CIGB),

destinado al tratamiento de las úlceras del pie diabético (UPD), y se apoya en el factor de crecimiento humano recombinante suministrado por infiltraciones directas en el sitio de la herida.

Además de la institución hospitalaria villaclareña el producto está disponible en la totalidad de los policlínicos a favor de que no avance las lesiones en los pies de los portadores de la enfermedad.

Durante el Taller realizado en los predios como preámbulo al Congreso Internacional sobre Pie Diabético, a celebrarse en Varadero en diciembre de 2014, el doctor Eduardo Álvarez Seijas, de la comisión técnico- asesora de diabetes mellitus (DM) del Ministerio de Salud Pública, subrayó que el padecimiento fue declarado verdadera pandemia en el Orbe a partir de 2009, y al término del año precedente cerró con 382 millones de enfermos, lo que alarma al duplicarse la población de afectados en el último decenio.

«En Cuba —dijo a la prensa— ya en 2001 existía un 2,5 % de prevalencia entre su población, y al despedir 2013 totalizaba el 5,7 %, a pesar de que, desde hace tres años, hay una tendencia a la disminución de la mortalidad directa de diabetes en el país, así como de los años potenciales de vida perdidos, y de la estadía hospitalaria».

Por su parte, el doctor Manuel Raíces Pérez-Castañeda, investigador del CIGB, confirmó que la mayor de Las Antillas ha aplicado las bondades del medicamento a más de 29 mil pacientes, sobre todo en los niveles de atención primaria.

«Fuera de las fronteras sobrepasan los 143 mil beneficiados, pues más de 20 países lo tienen registrado. Entre ellos: México, Venezuela, Argentina, Uruguay, Argelia, Ecuador, Rusia, y se estudian las posibilidades para aplicarlo en Brasil, una de las poblaciones con más alto índice de DM en el área, así como en otras partes de Europa y China antes de 2018».

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com (Sección Salud)

https://twitter.com/cibergonza

abril 5, 2014 Posted by | Enlaces | Deja un comentario

Monos verdes regresan al Zoológico Nacional tras 22 años de fuga

monos-verdes-foto-jose-m-correa-e1396591801329En el año 1992 escaparon de las instalaciones del Parque Zoológico Nacional, de Boyeros, una pareja de monos verdes hacia los bosques colindantes del Instituto de Ecología y Sistemática del CITMA (finca La Chata). En esos terrenos la especie se reprodujo libremente durante 22 años hasta conformar una manada perfectamente estructurada.

En septiembre del pasado año, Jorge Luis Herrera, pequeño agricultor de la CCSF Lino Álvarez de las Mercedes, del municipio de Boyeros, escribió a Granma alarmado ante los destrozos que la familia de primates le ocasionaba a los sembrados localizados en los alrededores del Zoológico Nacional y la finca La Chata. Pocos días después el actual director general del Zoológico Nacional, Miguel L. Abud Soto, respondió mediante la sección Cartas a la dirección “estar en la mejor disposición, de conjunto con el remitente, de ayudar para dar solución a esta vieja problemática”. El diario Juventud Rebelde publicó un reportaje, en octubre del 2013, donde se ofrecieron los pormenores del asunto.

Hoy se regresa sobre el tema ante el anuncio de la captura de los últimos ejemplares de los monos verdes y para ello dialogó con el responsable de la operación, Ángel Cordero Sánchez, especialista principal del Foso de los leones del Parque Zoológico Nacional y con el pequeño agricultor Jorge Luis Herrera, promovente de la queja.

¿CÓMO ATRAPAR A UN MONO VERDE?

Los monos “fugitivos” no tienen depredadores naturales en el archipiélago cubano, pero sí las condiciones ideales para su reproducción y alimentación, especialmente en los árboles de La Chata. Según el criterio de algunos especialistas del Zoológico Nacional, una supuesta caza furtiva — cuyos reportes se mencionan en la Respuesta de la institución publicada en septiembre del pasado año en este diario— podría haber ocasionado que la manada se disgregara y llegara hasta los cultivos vecinos. Otros opinan que al crecer en familia expandieran su territorio hasta los sembrados de los campesinos, ocasionándoles notables daños que impedían el logro de algunas cosechas y su entrega puntual a la cooperativa.

Pero Ángel Cordero (Pachi) recuerda que cuando la primera pareja escapó los terrenos de La Chata eran más extensos. “Hoy parte de esa propiedad ha pasado a manos de los campesinos. Al ver sus ‘dominios’ reducidos los primates bajaron de los árboles a buscar el sustento en los cultivos”.

Los monos verdes (chlorocebus aethiops) tienen una longitud cabeza-cuerpo de 41 a 62 cm y un largo de cola de 53-72 cm, el pelaje gris o amarillo-oliva claro con partes inferiores blanquecinas. Esta especie omnívora —que puede alimentarse de animales y plantas— está considerada como muy inteligente. En vida libre pueden vivir entre 6 y 10 años. En cautiverio entre 14 y 16.

Las direcciones anteriores del Parque trataron en algunos momentos de capturar a los monos, pero ante los esfuerzos infructuosos (o bien porque les robaron las trampas y el cebo, o porque no poseían los conocimientos necesarios para una captura de esa envergadura) no se le dio un seguimiento sistemático al tema, como se hizo en la actualidad, comenta Ángel Cordero.

“Me dieron la tarea de atraparlos debido a la experiencia laboral acumulada en el manejo de animales salvajes, a pesar de que soy el especialista principal del Foso de los leones, no de primates. La Dirección me ofreció todo el apoyo y me pidió que lo hiciera en el menor plazo posible para ayudar a los campesinos con la producción de sus cosechas.

“La encomienda no fue fácil, tuve que ir hasta el bosque a estudiar su conducta y movimientos. Lo primero que hice fue tratar de contarlos a todos. No había consenso en el número de la manada. En un principio se dio un estimado de hasta 50 animales sueltos, algo que considero erróneo, imposible de lograr biológicamente de una pareja. Contabilicé diez ejemplares.”

Como observación importante Pachi acota que no todas las pérdidas de los campesinos se les debe achacar a los animales, pues algunas personas inescrupulosas hurtaban en los sembrados con un modus operandi similar al de los primates para inculparles.

“Diseñé una jaula trampa de tres metros de largo, por 1,80 de alto y 1,60 de ancho, fabricada con cabillas y forrada con malla pirle. Desde Matanzas traje a un animal entrenado de la misma especie. Los monos son territoriales, estos ya conformaban una manada perfectamente estructurada de animales salvajes donde había un jefe, un vigía, crías y hembras dominantes. Cuando vieran al extraño se acercarían a desplazarlo.

“Y así ocurrió. En octubre pasado coloqué el mono entrenado en la trampa y algunos ejemplares se acercaron a él, a desalojarlo, y cayeron apresados tres de ellos. Al suceder esto con los primeros tuve que parar porque los demás comenzaron a mostrarle miedo a la trampa. Entonces regresé con el artefacto para el Parque por espacio de un mes y medio, luego volví al bosque para continuar sociabilizando con los animales.

“Por muy rápido que lo intentara no funcionaba, ese es un trabajo de iniciativas y mucha paciencia. Llegaron a conocerme, a esperarme cuando sentían el ruido de mi moto. Les llevaba diariamente alimentos —algunos que no conocían, como el maní y frutas que no se cultivaban por allí, les enseñé a comerlos—, todo eso aplicando los métodos aprendidos en el Parque, como el de no mirarlos de frente porque la vista fija puede ser interpretada como provocación, agresividad. Debía estar dentro de ellos como si yo no existiese. Los primeros días también trataron de desplazarme del grupo, después me aceptaron y esperaban mi llegada. Tuve que construir una segunda jaula porque conocieron el peligro que representaba la primera. En febrero de este año, aprovechando la cercanía creada los fui capturando, uno a uno. Ya apresados un disparo de cerbatana con un sedante los adormecía para hacer el proceso menos traumático.

“Capturé el último ejemplar el 15 de febrero. Atrapamos 10 monos verdes, cuatro machos y seis hembras. Durante todo ese tiempo no hubo muertes ni lesiones, aunque si encontramos al menos dos cadáveres de la especie. Debo señalar el apoyo brindado por el personal del Instituto de Ecología y Sistemática del CITMA en el proceso, a quienes agradezco su esfuerzo.

“Ahora todos están en la clínica, en cuarentena. Se les hacen chequeos médicos, antes de llevarlos a la colección”, finaliza Pachi.

DEL OTRO LADO DE LOS CULTIVOS

Desde su vivienda en el reparto Parajón, en Boyeros, Jorge Luis Herrera mostró su beneplácito ante la noticia de la captura de los transgresores a sus sembrados.

Antes de comenzar a trabajar los terrenos que me entregaron, que pertenecían al Instituto de Ecología y Sistemática, escuchamos comentarios de vecinos que en la zona existían monos sueltos, pero no los habíamos vistos aún, afirma. “Nos percatamos de la veracidad de los rumores cuando cosechamos la guayaba enana, que es una producción muy rápida y ellos comenzaron a afectarla. Las cosechas predilectas de estos primates eran las de mango, plátanos en vías de maduración, el maíz, tomates y habichuelas.

“Es real que ya no hemos vuelto a ver a ningún otro mono en la zona. Se acerca la etapa de las frutas, fundamentalmente el mango, y si hubiera quedado algún ejemplar suelto sería ahora cuando lo comprobaríamos. En estos momentos no tenemos sembrado ni maíz ni tomate y por eso no hemos visto nada”, acota.

Más de dos décadas después que una puerta, irresponsablemente abierta, dejara escapar a la pareja de primates precursora de la discordia, el largo capítulo de los monos verdes parece llegar a su fin. No obstante, Ángel Cordero, con paciencia y perseverancia ancestral, aún mantiene una de sus jaulas preparada en los bosques de La Chata. La última palabra la dirá el tiempo.

(Con información de René Castaño Salazar. Periódico Granma)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com (Sección Curiosidades)

https://twitter.com/cibergonza

abril 5, 2014 Posted by | Enlaces | Deja un comentario

La otra historia de Vivir del cuento

hqdefaultLuis Silva está acostado en el piso, Mario Sardiñas, sentado a su lado, con las piernas cruzadas, frente hay un televisor con la escena que acaban de filmar. Ignacio Hernández, Nachy, el director del estelar programa Vivir del cuento baja raudo las escaleras. Hay que repetir. Silva y Sardiñas, más Andy Vázquez que se les une, le dan la razón.

Se ponen de acuerdo para reiniciar desde un momento en el que la edición no se notará. Ese día la historia transcurre con niñas y niños que andan a su aire, frente a las cámaras y se preguntan por qué deben decir esto y no aquello, sin importarles que echan a perder una grabación. A los niños les inventan las preguntas según la característica de cada uno con el riesgo que tal acto implica pero buscando resultados verosímiles y cómicos.

Filman y repiten, hasta que Nachy dice que el resto se logrará con edición. Así es durante una semana seguida, realizando cuatro programas, y más: algunos pedazos se graban o repiten al día siguiente. El estudio lo tienen en cada oportunidad de diez de la mañana a seis de la tarde, ellos lo saben, es su camisa de fuerza.

Cuando se trata de exteriores los vecinos colaboran. Uno le brinda el portal, otro tira un cubo con agua, y  buscan  filmarlos o por lo menos retratarlos con actores y actrices, pero a veces les echan a perder una escena.

Luego llegará el largo proceso de edición, hasta que queden bien por lo menos cuatro propuestas. Antes de todo esto   los guiones de Jaime Fort, el escritor más sistemático del espacio, como el resto de los textos, son sometidos a la discusión y fertilización por parte de todo el equipo, especialmente por las asesoras Karenia Cintra y Mariana Blanco. Tal acción es una constante para enriquecer cada una de las historias que se cuentan. Esto sucede, a veces en el mismo momento que se filma.

A propósito si el personaje central es Pánfilo (Luis Silva) que aporta, critica, quita, e interactúa con los invitados, el Chequera (Mario Sardiñas) que una ve por la tv no tiene nada que ver con el que además de su torpe, irresponsable y gracioso personaje, funge como una suerte de asistente de dirección durante todo el proceso de grabación. Atrás no queda Facundo (Andy Vázquez) que ayuda mucho a Nachy a la hora de filmar. Este actor me confesó que desde que empezó ha hecho 21 personajes. Pánfilo, Chequera y Facundo son los protagónicos.

El resto de  de las figuras secundarias son: Aguaje y Bienvenido (Andy Vázquez); Chacón-El Carpintero (Wilber Gutiérrez), Cachita-Caché-(Irela Bravo), Evarista (Aris Teresa Bruzo), Proscopio (Lázaro Ramírez) y Leopoldino -el superior de Facundo, (Luis Manuel Iglesias).

Desde el 10 de marzo se transmite un nuevo “paquete” de programas. Nachy  explica sus objetivos: “abordar los temas que mayor vínculo posean con la familia cubana contemporánea, generando disímiles situaciones que diviertan y a su vez nos permitan reflexionar acerca de las problemáticas de nuestra actualidad; mantener  el desarrollo de las situaciones en  exteriores, como complemento necesario para imprimir variedad y simpatía al programa; y añadir un nuevo personaje (Ruperto) interpretado por Omar Franco, un amigo del barrio de Pánfilo y Chequera, que llevaba 28 años en coma y milagrosamente ha despertado, por lo tanto necesita “ponerse al día” de todo lo que ha dejado de vivir durante este periodo”

Nachy y su equipo pretenden además “Conservar la presencia de figuras invitadas, velando por la calidad interpretativa de las mismas y el nivel de espectáculo que puedan aportarle al programa; incorporar un director de arte -Amaury Ramírez Malberti-con vistas a perfeccionar algunos elementos relacionados con  la visualidad del programa (escenografía, ambientación, maquillaje) y como filosofía del programa  continuar atendiendo sistemáticamente a la relación que establezcan los públicos con el mismo, la cual se refleja a través de los índices de teleaudiencia y gusto que alcanza este”.

Le pregunto al director del programa con mayor aceptación de audiencia en Cuba, por qué no se graba con público y su respuesta me convence “Tú has venido aquí varias veces ¿crees que los asistentes aguantarían la repetición de una escena tras otra?.  ¿Renunciaríamos  a los exteriores por filmar con público en butacas?”.

Pienso que Nachy tiene razón: ese espacio por el alto nivel de gusto alcanzado debe mantener esa “naturalidad” que trasmite cada lunes: formamos parte del grupo de Panfilo, Chequera, Facundo y todos los demás. Ese “estado de gracia” en los hogares cubanos se logra por guion, actuación, dirección y filmar hasta que la escena quede bien. Cuando reímos ante un chiste de Pánfilo no sabemos el tiempo que demoró en concebirlo, maquillarse, y grabarlo para que quedara bien.

Vivir del cuento es de los espacios que merecen ser “protegidos” por la televisión. Desde el director hasta el más simple utilero, merecen devengar salarios al nivel de lo que lograrían si se dedicaran a presentar esos espectáculos en teatros o plazas. Porque como dice Pánfilo la realización de este programa es OTRA HISTORIA,  OTRA HISTORIA.

(Con información de Paquita Armas Fonseca)

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/cibergonza

abril 5, 2014 Posted by | Enlaces | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: