ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Profundizar en la Propiedad Intelectual, un reto para Villa Clara

índicePor Ricardo R. González

Los empresarios y trabajadores no estatales tienen el reto de hacer de la Propiedad Intelectual y de su Registro un elemento necesario para proteger el patrimonio que genere beneficios económicos.

Todo lo que falta en este terreno quedó expuesto en la Jornada auspiciada por la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) en Villa Clara en saludo al Día de la Propiedad Intelectual, establecido cada 26 de Abril.

La master Anisley Negrín Ruiz, representante legal de la Universidad Central de Las Villas ante el Centro Nacional de Derechos de Autor y la OCPI, precisó que debe identificarse todo aquello que aporte a la economía como invenciones, modelos de utilidad, marcas, diseños industriales, y software, entre otros, para proceder a su debida protección a partir del Registro de la Propiedad Intelectual como herramienta que brinda identificación y seguridad jurídica.

Será vital explotar cada producto por el tiempo establecido en el contrato, sin abandonar la calidad e iniciativas a fin de promover las opciones.

Quedó claro que no se puede invadir el derecho ajeno con actos de competencia desleal que incurran en imitación, y denigración de otras entidades o firmas, lo que puede generar una respuesta jurídica con la aplicación de las leyes correspondientes.

Utilizar imágenes, símbolos, y nombres ya establecidos constituye un hecho de piratería o imitación sistemática que tiene consecuencias jurídicas y penales porque resultan ajenos.

«El Registro —dijo— se hace, en dependencia de la modalidad, ante el Centro Nacional de Derechos de Autor o la OCPI».

La especialista aclaró que ante la demora en el otorgamiento de las patentes de invención existen otras vías, previas a la solicitud, que protegen bajo confidencias toda la información que genera el proceso de innovación.

«A partir de esa fecha de solicitud es que se reconoce a la persona como titular de ese Registro, incluso para la protección en el extranjero».

La poca cultura en dicha materia le ha ocasionado a Cuba la pérdida de algunas marcas establecidas al no aparecer consignadas. «Eran famosas por su uso comercial, pero no estaban en el Registro, y otras personas las inscribieron».

Si bien este recurso tiene alcance territorial existen mecanismos para intervenir en mercados internacionales desde el país de origen, siempre que esos renglones se vayan a comercializar en otras naciones.

Será vital la capacitación en estos temas, y para mayor información los interesados pueden dirigirse a la sede de la OCPI en Villa Clara, cita en Rolando Pardo (Buen Viaje) número 18, entre Parque Vidal y Maceo, en la capital de la provincia.

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com
https://twitter.com/cibergonza

abril 27, 2013 - Posted by | Enlaces

No hay comentarios aún.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: