Malena Burke: con Cuba en la distancia

MALENAHija de Elena Burke, una de las más importantes voces de la cancionística, Malena Burke regresó a los escenarios cubanos 20 años después y lo hizo por la puerta ancha: a rendirle tributo a su mamá.

Se fue de Cuba a principios de los 90, cuando la caída del Campo Socialista y el comienzo del Período Especial le cambiaron la vida a millones de cubanos.

Como ella, muchos vieron la solución a sus problemas fuera de la Isla, pero siempre mantuvo vivo su deseo de volver a cantar en la tierra que la vio nacer.

Hija de Elena Burke, una de las más importantes voces de la cancionística, Malena Burke regresó a los escenarios cubanos 20 años después y lo hizo por la puerta ancha: a rendirle tributo a su mamá, que hubiera cumplido 85 años.

Dueña de una voz única, la ausencia de Malena se ha sentido en la música cubana, su estirpe, que se mantiene viva a través de sus hijas, también cantantes, roza ya lo mítico al heredar las anécdotas de las noches habaneras amenizadas por su madre y los grandes shows del Cabaret Tropicana a los que Malena dio más colorido con su excelente voz.

Comenzó sus estudios musicales a los ocho años, y se graduó en el Conservatorio Amadeo Roldán en las especialidades de violín, guitarra y escritura musical, pero terminó dedicada por completo a la canción, que tiene en ella a una de sus más dotadas defensoras.

Sobre su trabajo actual, sueños, y deudas con la música y la vida, Malena nos comenta.

Dijo Gardel que 20 años no son nada, pero ¿qué representa este tiempo alejada de Cuba para Malena?

Tras 20 años fuera de Cuba volver a cantar en esta isla maravillosa es algo muy grande, y más en un homenaje a mi madre. Todas las fricciones que existen entre los cubanos de ambos lados del Estrecho de la Florida han afectado mucho el intercambio cultural, aunque hay que decir que ahora se respiran nuevos aires en ese sentido. Yo, que vivo de cantar, siempre he estado muy tranquila porque nunca he perdido la esperanza de volver a cantar acá. Estoy tan feliz de que las autoridades culturales cubanas hubieran permitido que este sueño se hiciera realidad, que este es un recuerdo que atesoraré por siempre.

Lena, mi hija, quería venir también, pero compromisos de trabajo en Houston, Texas, se lo impidieron.

Pienso que esta visita fue un punto de partida para muchas otras que están por venir, ver cómo me recordaba fue algo muy bonito para mí como artista y como persona.

Luego de dos décadas fuera de los escenarios de la Isla hay toda una generación que no me conoce y enfrentarlos fue muy difícil porque el patrón es mi mamá y cantar para ellos es someterte a una evaluación, algo así como ¿vamos a ver qué hace la hija de Elena?

Celebrar en Cuba la vida y obra de mi madre fue toda una bendición, tanto que me atrevería a decir que su mano estuvo de por medio por la manera en que se sucedieron las cosas, todo fue muy rápido y llegué al concierto casi directo del aeropuerto.

¿Cómo se sintió al llegar?

Entré en shock, yo vine en el 2002 a enterrar a mi madre y desde que me fui, en febrero de 1993, no subía a un escenario cubano. Se me quebró el alma y en varias ocasiones se me rajó la voz, pero la más grande de las emociones fue el rencuentro con el público. Es muy bonito saber que todavía el recuerdo de Elena Burke es capaz de llenar un teatro y que le cantan los viejos amigos y las nuevas generaciones.

Con el inevitable referente de Elena, Omara y otras grandes, ¿qué te parecen las nuevas voces cubanas que defienden la canción como género?

Sobre eso estoy muy al tanto, busco mucha información y sigo a todos los nuevos cantantes que se levantan sobre el escenario, aunque también a los viejos amigos los escucho. En Cuba se han desarrollado con mucha fuerza expresiones musicales contemporáneas, sobre todo para el público más joven con cantantes con mucha calidad. Los encontramos en el pop, el rock, incluso en el hip hop, pero la cantera indiscutible sigue siendo la música autóctona, con un gran empuje de la orquestas de música popular bailable. Me gusta mucho el trabajo en ese sentido de Manolito Simonet y su Trabuco, Pupy y los que Son Son, Ng la Banda, Bamboleo, la Charanga Habanera, La Revé, los Van Van por supuesto. Hoy hay cantantes muy valiosos como, por ejemplo, Vania Borges, Haila, Sory, Yaima Sáenz y Coco Freeman, a quien hace tiempo le dije que quería cantar con él, deseo que se ha hecho realidad en esta oportunidad.

¿Qué ha sido de Malena en estas dos décadas, y cuánto hay de Cuba en su trabajo actual?

Yo nunca he dejado de cantar, le doy gracias a Dios y a mi madre todos los días por darme la oportunidad de hacer lo que hago con mi voz. Siempre digo que la vida da muchas vueltas y mi carrera ha sido así. Cuando me fui los de allá no me conocían porque se habían ido hacia mucho tiempo, y mi carrera, que comenzó en 1980, no me permitía ser muy conocida. Yo mas bien me desempeñé en cabarets, desde donde es muy difícil pegar un hit como lo hicieron Annia Linares o Mirtha Medina. Yo me movía en el ambiente del Cabaret Tropicana, donde canté cinco años como figura principal y viajé gran parte del mundo con sus espectáculos. De aquellos años guardo gratos recuerdos, pero sobre todo aprendí a cantar varios géneros, con bailarines y a ser parte activa de un espectáculo.

Gracias a Tropicana he podido trabajar una amplia línea musical. También está la influencia de mi mamá y su trabajo, por eso me siento tan cómoda con géneros como el feeling, el son tradicional y el más actual, y además monto temas de las agrupaciones de música popular bailable del momento.

Durante estos años he grabado casi una decena de discos, uno con Lena, mi hija, solo acompañadas de piano; dos volúmenes con Luis García y Meme Solís, fue un gran éxito a tres de voces en lo que fue una especie de homenaje a un programa radial que salió al aire durante varios años titulado A solas contigo.

Luego grabé una placa con composiciones de un joven llamado Lázaro González, le decían el Trombón de Guanabacoa, y formó parte de las nóminas de los Van Van y Adalberto Álvarez. También hice un disco a dos voces con mi mamá, Contigo en la distancia, que incluye varios temas que cantamos juntas y que guardé durante años.

Ahora me las estoy ingeniando para producir un show en vivo, hace poco canté con la Sinfónica de Canadá invitada por un grupo que se llama Tiempo Libre
que fusiona la música sinfónica con ritmos bien cubanos como el cha cha chá y el bolero, y queremos repetir la experiencia en otros escenarios.

Cuán viva está la música cubana y el legado de Elena Burke en Estados Unidos?

La música cubana y la obra de mi mamá están muy vivas, se respeta y consume mucho lo que se hace acá. Hace unos años viví una experiencia muy bonita en un homenaje que se le realizó en el Auditorio del Condado Miami-Dade, un escenario tan grande como la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, con más de
dos mil personas. Al principio teníamos miedo, temíamos que no se llenara, un repudio o algo por el estilo, pero sin embargo fue una cosa fenomenal.

Se dieron cita aquella noche artistas procedentes de Miami, Nueva York, México y Venezuela, fue algo inigualable por la asistencia y la calidez con que los asistentes celebraron la vida y obra de Elena Burke, incluso quedó público fuera.

La gente quiso mucho a mi mamá, guardan muy buenos recuerdos de ella, y todos los que fueron a cantar, Oscar de León, Angélica María, Albita Rodríguez, lo hicieron gratis para con el dinero recaudado crear una beca con el nombre de Elena Burke para estudiantes de música de pocos recursos, ya llevamos 15 años brindando esa ayuda de conjunto con la universidad Miami Dade College.

Espero que mi visita a Cuba ayude a abrir una puerta, y, para decirlo en buen cubano, que salga el sol por donde salga.

(Con información de Olivia Pérez /Oncuba)

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com
https://twitter.com/cibergonza

Anuncios

Real Madrid gana pero se queda fuera de la Champions

FUTBOLLos jugadores del Real Madrid se lamentan de una ocasión fallida. Foto: EFE.

El club español Real Madrid superó hoy 2-0 al Borussia Dortmund alemán, pero se quedó corto y los teutones consiguieron el boleto a la final de la Liga de Campeones de fútbol de Europa.

El francés Karim Benzema a los 83 minutos y el español Sergio Ramos a los 88 anotaron los goles del anfitrión y despertaron los sueños de los 68 mil espectadores que acudieron al estadio Santiago Bernabéu, de la capital española.

Pero a los madridistas les faltó el tercer gol para conseguir el anhelado pase a la final de la Champions, pues cayeron 1-4 en la ida, disputada en Alemania.

De esta forma el Dortmund se clasificó para la final con un global de 4-3 y espera por su rival que se conocerá mañana cuando se enfrente el FC Barcelona y Bayern Munich.

Desde los primeros minutos el Real Madrid se lanzó al asalto de la portería defendida por Weindefeller, presionando arriba la salida del balón de los germanos, que apostaron por esperar y salir al contraataque.

El delantero argentino Gonzalo Higuaín fue el primero en avisar con un disparo que despejó a córner el portero del Dortmund y al cuarto de hora el portugués Cristiano Ronaldo controló un balón en el área, pero lo estrelló contra el portero.

En la segunda parte, el técnico blanco, el portugués José Mourinho, puso al brasileño Ricardo Kaká y al francés Benzema y la apuesta ofensiva se tradujo en el gol del francés.

La anotación dio alas a los blancos, que volvieron a soñar con la clasificación cuando Ramos en otro disparo a bocajarro puso números definitivos en el marcador.

Sin embargo, el 2-0 no fue suficiente para dar la vuelta a la eliminatoria y el Borussia se clasificó para la final de Liga de Campeones en el mítico estadio londinense de Wembley.

(Con información de PL)

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com
https://twitter.com/cibergonza

Aumenta uso del Heberprot-p en atención primaria de salud

HEBERPROTA más del 50 por ciento de los pacientes cubanos, que padecen úlceras de pie diabético, se ha extendido el uso del Heberprot-P en la Atención Primaria de Salud (APS), anunció un experto en esta capital.

En conversación con la AIN, el Doctor en Ciencias Manuel Raíces, especialista del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, institución que desarrolló el fármaco junto al Instituto de Angiología y Cirugía Vascular, destacó que anteriormente solo era utilizado en los hospitales.

Sobresalen en la APS Las Tunas y Camagüey, donde en los policlínicos se atienden a alrededor del 80 por ciento de quienes requieran el medicamento, precisó.

Refirió el especialista que a nivel de país al 50.5 por ciento de los pacientes se lo aplican en esos centros asistenciales, y al 49.5 en instituciones secundarias y terciarias.

Desde 2007 Cuba comenzó a emplear el Heberprot-P en la APS y hasta la fecha, suman 18 mil 717 beneficiados de forma totalmente gratuita con el producto, extendido a 197 policlínicos, enfatizó Raíces.

Único de su tipo en el mundo para esa dolencia, está registrado en 17 naciones, entre ellas, Venezuela, Argentina, Argelia, Ecuador y México, aseveró.

El galeno reiteró la importancia de que los médicos de la familia revisen los pies a todos los que padecen diabetes para detectar tempranamente las lesiones y disminuir el riesgo.

Ante cualquier anomalía deben remitirlos a los policlínicos donde hay angiólogos y está el Heberprot-P disponible, dijo.

Alertó que en el mundo existen 366 millones de diabéticos, y en Cuba, con 570 mil personas con ese padecimiento, la mortalidad por esa causa ha disminuido.

En el planeta han sido favorecidos con el producto de la biotecnología nacional más de 100 mil pacientes, incluido cubanos, con notables resultados.

(Con información de Iris de Armas Padrino, AIN)

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com (Sección Salud)
https://twitter.com/cibergonza

Armando Capiró… Con efigie de Titán

CAPIROAprendí a admirarlo en la adversidad. Antes me había sucedido con Marquetti, desde la cabina de un camión del Primer Llamado del Servicio Militar Obligatorio, cerca de Bauta, cuyo estadio se había convertido en refugio de los vueltabajeros en su arranque por las Series Nacionales. Pero eran diferentes. El zurdo arrostraba un siglo de quehacer beisbolístico en su patria, tras otros como Cristóbal Torriente, Alejandro Oms y Lázaro Salazar; más cerca en el tiempo, Hilario Valdespino y Julio Bécquer. Ya remontaba la leyenda Tony Oliva.

De Armando Capiró Laferté, se me antoja, quedará por siempre la impronta de una efigie, desde la punta de los spikes hasta la gorra adornada en azul y la blanca letra I. Color que un día inmortalizaran los ALACRANES DEL ALMENDARES, y por más de cinco décadas ha logrado afianzar en las entrañas de millones los INDUSTRIALES, que adoptaron la fiereza del león rojo del HABANA, en una suerte de sincretismo no visto en otros tiempos. Entre todos, él lucía imponente.

Con un juego mesurado y preciso, supo echarse a todos en los bolsillos. Por entonces se transmitían los juegos con la cámara principal detrás de home. Y veíamos desplazarse su espada a la velocidad de la luz, en recuerdo de Ramón Fonst, ¡qué digo!, del florete de D’Artagnan o el machete de Quintín. Pero la realidad nos traía a la certeza de un swing abarcador e impresionante, con sus largas y abiertas piernas sobre home. A ninguno temí tanto, ni hubo otro slugger más admirado con el traje de las cuatro letras.

Todo lo hacía bien. Entre los brazos más potentes, efectivo a la defensa en las cuatro distancias, dinámico en el ejercicio, atractivo por los pasos agigantados que rompían los empujes del viento y las aguas del mar. En las bases no era segundo de nadie, si se hubiese dedicado a estafar, encabezaría con otros ese departamento. Jamás alardeó del brazo ni tiró a bases ganadas por los corredores, otra de sus virtudes menos aclamadas.

Es difícil sumar tanto. Y no para sublimar virtudes que algunos pudieran no recordar por aquello del tiempo, que nos envuelve y desmemoria. Se trata de recordar a quien nunca quisimos en contra, como vueltabajeros con sangre verde de campiña húmeda, y que, no obstante, logramos admirarlo. Jamás nos hemos cruzado una palabra, aunque hayamos compartido premios, homenajes, presentaciones de libros, Juegos de Estrellas, y esas cosas donde suelen converger los players, con quienes tratamos de inmortalizarlos en papeles, o simplemente el éter.

En la XI Serie Nacional desfilamos casi juntos. Me sentí grande entre gigantes. Él saludaba a Valido, Felipe, los Salgado (Emilio y el Gallego), y a otros pocos. El novato, que aquella vez fui, lo había visto supremo -no sé si lo advirtió. A la sombra de Michael Jordan debió sucederle a otros basketbolistas en Barcelona 1992. Con él seguí el desfile de un Alarcón vencido por las adversidades, el Isasi de cualquier tiempo que pronto cedería al empuje de Alfonso Urquiola, la incontenible camaradería de Muñoz, el andar preciso de Telemaco y, en fin, a los que creí inmarcesibles. Y la historia me dio la razón.

Una tarde dominical y plena, en los días inaugurales de 1972, quiso la vida, o fue un antojo del director, que empuñara por el fraterno Hirám Fuentes. Logré conectar un sencillo sobre segunda al estelar Walfrido Ruiz, y anclé en la inicial. Bastó para jugar como camarero el segundo desafío, de donde llevo conmigo un par de destellos. Con las bases llenas el cuadro jugó por dentro, y Marquetti al bate. En fracciones de segundos se aceleró la mente subordinada al doble swing más veloz que se recuerda. Pero más rápido aún se deslizaría la bola hacia el jardín derecho. Solo intenté pararla.

Las bases seguían llenas y tocó el turno a Capiró. Al verlo abarcar tanto espacio sobre el cajón de bateo, sentí lástima por el zurdo Rodovaldo Esquivel. Desde mi ubicación parecía imposible dominarlo. No dejaba espacio libre al pitcher. Un par de swinazos barredores del plato anunciaron una catástrofe. Pero el nuestro, bien preparado para esos momentos, lo dominó, si así puede llamársele a un lineazo que pudo abrir una brecha en la cerca si no la hubiera atrapado -no sé ni cómo pudo hacerlo, el fortísimo Roberto Camejo. Fin de aquella pesadilla.

Entradas más tarde, Capiró Laferté conectó otra bala por encima de la mismísima almohadilla de segunda. Perdíamos por dos carreras. A mi derecha, Felipito Álvarez pidió cubrir si se producía un robo. El rolling saltarín entró al guante del antesalista José Shueg, quien la pasó a mis manos y me estiré cuanto pude para recibir la bola que llegó casi con sus spikes. El árbitro, –no recuerdo el nombre- decretó ¡out!

El divo herido no gestualizó. Se levantó, sacudió el polvo y profirió, sin mirarlo, las peores palabras que he escuchado ante un juez. Más que al vencido, miré al verdugo con ira en los ojos. Y quedaron las palabras entre tres; yo incluido. Pensé que lo expulsaría. Pero se llamó a reflexión y prefirió guardar el secreto; las gradas del Latino ardían. Ingenuo protesté: -Si soy yo usted me expulsa. –Con ojos de pocos amigos ripostó: –Vuelve a tu posición. –Entonces comprendí que ni siquiera en la pelota somos iguales. Que algunos suelen encumbrarse por el dominio del oficio y la virtud, mientras otros debemos acostumbrarnos a ver los toros desde la barrera. En estos flachazos se resumen nuestros encuentros.

Parael libro El Señor Pelotero indagamos por un equipo ideal de las Series Nacionales, que provocó un debate entre los finados Eddy Martin y Héctor Rodríguez. El primero ubicó a Fernando Sánchez en el jardín izquierdo, y lo argumentó en justicia por los resultados. Héctor habló de Fernando y de Gourriel, pero se decidió por Capiró. Y quien estas palabras suscribe, porque también es hijo del béisbol, en esa ocasión estuvo al compás de Héctor. Después de tantos años, me asalta la duda con Cepeda, un bateador fuera de serie, pero el habanero fue de “cinco herramientas”.

Prefiero recordar a Capiró en el terreno, sin las frías estadísticas que a veces nos confunden, aunque en catorce campañas haya conectado para .298, con 162 jonrones, 677 impulsadas y slugging de .492 y haya sido el primero en disparar más de 20 cuadrangulares. Entonces trato de apartar su desfachatez ante el novato Reinaldo Costa cuando trató de cerrarlo, y algún otro desliz. Sobre todo, prefiero no volverlo a ver ante los lanzamientos de Burt Hooton en Cartagena 1970, cuando todos, él incluido, lucían ridículos.

Los lanzadores de su época, por lo general, acuden a las anécdotas. El endeble Maximiliano Gutiérrez le caminaba para arriba, un espigado como Carlos Pérez estuvo al borde del altercado, el temerario Juan Carlos Oliva lo retaba. Pero eran y son amigos fuera del terreno, que suele hermanar hombres.

Hijo de la adversidad, temprano le llegó la seria lesión. No olvidaré la tarde con el Latino de pie para recibirlo con una ovación; llegó en silla de ruedas. Por un instante había regresado Roy Campanella, aquel irrepetible catcher negro de las Ligas Independientes de Color, la Profesional Cubana y de Las Mayores. El habanero pudo andar por sus pies, pero no volvió a ser el mismo. Era el decline de una efigie.

Aquella bola que el 19 de enero de 1969 voló sobre los muros del jardín izquierdo, en el bautizo del Capitán San Luis, dejó mal parado al minero Raúl Martínez, quien orientó los ojos hasta verla desaparecer. El ídolo de mi tierra, había enfrentado a un cíclope de cuatro vientos y, contra él, no se podía.

(Con información de Juan A. Martínez de Osabal y Goenaza. CubaDebate)

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com
https://twitter.com/cibergonza

Cancionero: Juanes (Para tu amor)

JUANESA CARGO DE RICARDO R. GONZÁLEZ

PARA TU AMOR

AUTOR E INTÉRPRETE: JUANES

CD: MI SANGRE

Para tu amor lo tengo todo
desde mi sangre hasta la esencia de mi ser
y para tu amor que es mi tesoro
tengo mi vida toda entera a tus pies
Y tengo también
un corazón que se muere por dar amor
y que no conoce el fin
un corazón que late por vos
Para tu amor no hay despedidas
para tu amor yo solo tengo eternidad
y para tu amor que me ilumina
tengo una luna, un arco iris y un clavel
Y tengo también
un corazón que se muere por dar amor
y que no conoce el fin
un corazón que late por vos
Por eso yo te quiero
tanto que no sé como explicar lo que siento
yo te quiero
porque tu dolor es mi dolor
y no hay dudas
yo te quiero
con el alma y con el corazón
te venero
hoy y siempre gracias te doy a ti mi amor
por existir
Para tu amor lo tengo todo
lo tengo todo y lo que no tengo también
lo conseguiré
para tu amor que es mi tesoro
tengo mi vida entera a tus pies
Y tengo también
un corazón que se muere por dar amor
y que no conoce el fin
un corazón que late por vos
Por eso yo te quiero
tanto que no sé cómo explicar lo que siento
yo te quiero
porque tu dolor es mi dolor
y no hay dudas
yo te quiero
con el alma y con el corazón
te venero
hoy y siempre, gracias yo te doy a ti mi amor
por existir

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com (Sección Cancionero)
https://twitter.com/cibergonza

Bee Gee: Barry Gibb admite que es “duro” tocar sin sus hermanos

BEE-GEESEl último miembro fundador vivo del grupo británico “Bee Gees”, Barry Gibb, ha admitido que subirse a un escenario sin sus dos hermanos, Robin y Maurice, le ha resultado “duro”, en declaraciones que publica hoy el tabloide británico “The Sun”.

Gibb admitió que la ausencia de sus hermanos, Robin, que falleció en mayo de 2012, y Maurice, que murió en 2003, y con los que creó la banda de rock y música disco en 1958, le resulta difícil.

El cantante y compositor, de 66 años, tocó a comienzos de año en Australia y está previsto que vaya a dar conciertos en el Reino Unido e Irlanda el próximo otoño.

“En el escenario es duro. Un minuto sientes que la audiencia está bien contigo, pero al momento sabes que tienes que dar algo más”, comentó el músico al rotativo.

Gibb indicó que “el público ha sido increíble, han sido de mucho apoyo”.

El músico señaló además que su esposa, Linda, le había pedido que dejara de lamentarse y de regodearse en que todo “estaba acabado” para él y que, en lugar de eso, “hiciera música”.

La ausencia de sus dos hermanos fallecidos se hace menos dura, según explicó, al contar con su hijo mayor en la guitarra y con la hija de Maurice Gibb, Sam, cantando junto a él.

“Hemos creado este espectáculo que realmente celebra todo lo que alguna vez hicimos. Me siento bien. El año pasado me sentí muchísimo peor con todo el estrés que rodeó a Robin”, dijo.

Robin Gibb, el cantante de los Bee Gees, falleció el pasado mayo a los 62 años tras una larga lucha contra el cáncer.

El solista, que había conseguido recuperarse de un cáncer de colón e hígado diagnosticado en 2010, fue sometido también en marzo del pasado año a una operación intestinal.

“Personalmente, creo que Robin sabía que se estaba muriendo. Sabía que llevaba enfermo mucho tiempo, no solo los últimos dos años”, recordó su hermano Barry.

Por su parte, Maurice Gibb falleció en 2003 a consecuencia de una obstrucción intestinal.

Los Bee Gees cosecharon récord de ventas de más de 200 millones de copias vendidas desde que alcanzaron la fama en la década de los 60.

(Con información de EFE)

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com
https://twitter.com/cibergonza

El “tercer mosquetero” manda en Memorial Capablanca

YUNIESKYEl Gran Maestro cubano Yuniesky ha roto pronósticos y mantiene el invicto en siete rondas, con tres victorias ante rivales que el superan en más de 80 puntos de Elo.

Pase lo que pase en las tres rondas restantes del Memorial Capablanca 2013, el Gran Maestro cubano Yuniesky Quesada ha protagonizado, quizás, el mejor torneo de ajedrez de su carrera, con una increíble ganancia de 24 puntos de Elo, hasta el momento.

La nómina precompetencia del grupo Elite lo situaba como candidato al último lugar con sus 2608 puntos de Elo y resulta que Quesada marcha primero con cinco unidades en siete rondas.

Dos victorias consecutivas en la sexta y séptima rondas ilustran el buen momento del tercer hombre de la Isla, quien ante la ausencia de Lázaro Bruzón y el paso estable, pero tranquilo de Leinier Domínguez, ha asumido el protagonismo y sostiene su invicto contra viento y marea.

Las victorias han sido a costa de Dmitry Andreikin (2727), Pentala Harikrishna (2705) y este domingo sobre el hasta ayer colíder Zoltan Almasi (2689), con cuatro tablas que le permiten redondear las cinco unidades, una más que Almasi.

Yuniesky ha jugado de manera sólida, aprovechando que sus rivales -lo superan todos en más de 80 puntos- al parecer han pretendido atacar a toda costa, confiados en su mayor renombre.

La muestra es clara: de sus cuatro duelos conduciendo las piezas negras posee dos triunfos y dos empates, sin creer en el “handicap” que representa las figuras oscuras.

Los contrarios del cubano en lo que queda de competencia serán el ruso Ernesto Inarkiev (2688) con blancas, Andreikin con negras y Leinier en la despedida con las blancas.

A priori, el enfrentamiento con Andreikin, a quien ya derrotó, se antoja más complicado. Contra Leinier, atendiendo a la tendencia “amistosa” registrada entre los hombres de casa en las últimas ediciones del evento, deberán concretarse tempranas tablas.

Si Yuniesky cayera en las partidas que le quedan, aún obtendría una provechosa ganancia de alrededor de 14 unidades.

(Con información de Eduardo González Martínez. Periódico Trabajadores)

También puede ver este material en:
http://soyquiensoy.blogia.com
https://twitter.com/cibergonza