ricardosoy

Ricardo R. Gonzalez

Reflexiones de Fidel (El 67 aniversario de la victoria sobre el nazi fascismo)

Tomado de CubaDebate

Ningún hecho político puede ser juzgado fuera de la época y las circunstancias en que tuvo lugar. Nadie conoce siquiera el uno por ciento de la fabulosa historia del hombre; pero gracias a ella, conocemos sucesos que rebasan los límites de lo imaginable.

El privilegio de haber conocido personas, incluso sitios en los que se llevaron a cabo algunos de los sucesos relacionados con la histórica batalla, incrementaba el interés con que esperaba este año la conmemoración.

La colosal hazaña era fruto del heroísmo de un conjunto de pueblos que la revolución y el socialismo habían unido y entrelazado para poner fin a la brutal explotación que el mundo había soportado a lo largo de milenios. Los rusos estuvieron siempre orgullosos de haber encabezado aquella revolución, y de los sacrificios con que fueron capaces de llevarla a cabo.

Este importantísimo aniversario de la victoria no podía ser comprendido bajo el signo de una bandera y un nombre diferente al que presidió el heroísmo de los combatientes de la Gran Guerra Patria. Quedaba algo sin duda intocable e imborrable: el himno bajo cuyas inolvidables notas millones de hombres y mujeres desafiaron la muerte, y aplastaron a los invasores que quisieron imponer mil años de nazismo y holocausto a toda la humanidad.

Con esas ideas en la mente, disfruté las horas que dediqué al desfile más organizado y marcial que pude imaginar nunca, protagonizado por hombres formados en las universidades militares rusas.

Los yankis y los ejércitos sanguinarios de la OTAN seguramente no podían imaginarse que los crímenes cometidos en Afganistán, Iraq y Libia; los ataques a Pakistán y Siria; las amenazas contra Irán y otros países del Medio Oriente; las bases militares en América Latina, África y Asia; podrían llevarse a cabo con absoluta impunidad, sin que el mundo tomara conciencia de la insólita y descabellada amenaza.

¡Qué pronto se olvidan los imperios de las lecciones de la historia!

La técnica militar exhibida en Moscú el 9 de mayo, mostraba la impresionante capacidad de la Federación Rusa para ofrecer respuesta adecuada y variable a los más sofisticados medios convencionales y nucleares del imperialismo.

Fue el acto que esperábamos en el glorioso aniversario de la victoria soviética sobre el fascismo.

nueva-imagen2

Fidel Castro Ruz
Mayo 10 de 2012
8 y 14 p.m.

mayo 11, 2012 Posted by | Enlaces | Deja un comentario

Tigres y Cocodrilos bailan al compás del son

Yorelvis Charles la desapareció con las bases llenas. FOTO: ALBERTO BORREGO

Ni Ciego de Ávila es tan abrumadoramente superior, ni la cara de Granma será todos los días la de anoche. Al menos eso se espera de esta semifinal oriental. Lo cierto es que el abrumador supernocao de 20-0 pone en posición desventajosa a los visitantes.

Desde las 3:30 p.m. la afición colmó las 6 125 butacas del José Ramón Cepero para apoyar los zarpazos de sus huestes. Y los suyos no los defraudaron, en la misma apertura la emprendieron con el diestro Alberto Soto, le llenaron las bases sin out con tres jits seguidos, el último en perfecto toque de bola del versátil Rusney Castillo.

Nuevamente la defensa hizo aguas, el torpedero Marcos Fonseca falló en un lance fácil de Yorelvis Charles, que pudo haber sido doble matanza por el home, pero los nervios le pasaron factura. La mecánica de los Alazanes continuó fallando y un innecesario tiro a la goma sobre fly de sacrificio de Isaac Martínez posibilitó el avance a tercera y segunda de Rusney y Charles, con solo un out en la pizarra. Yoelvis Fiss se encargaría de sentenciar el partido desde su apertura, con triple al left-center que limpió las almohadillas y expulsó del box al abridor Soto, sustituido por el también diestro José Armando Peña.

El vendaval era incontrolable. Peña, rápido pero muy al medio, recibió otro duro castigo sin retirar rival alguno, algo que tampoco pudo impedir Ramiro Ferral, sin la ayuda guante en mano del antesalista Carlos Benítez, indeciso tras fildear roletazo inofensivo de Raúl González, lo mismo sucedió a continuación a Ramón Tamayo. Y para ratificar el axioma de que los errores cuestan… Yorelvis Charles la desapareció con las bases llenas.

En el segundo la situación fue todavía más tortuosa para la tropa de Indalecio Alejandrez. Mario Vega, con doble a tierra de nadie puso el marcador de supernocao. Su víctima fue el zurdo Asiel Diez, quinto serpentinero de los visitantes que desfiló por el montículo.

Del resto y con tan holgada ventaja se encargó el diestro Vladimir García con solo dos jits permitidos, su tercer éxito de esta postemporada y el número 14 en línea, desde el 27 de enero cuando cayó 1-2 ante el no menos estelar Yadier Pedroso. Fiss y Charles fueron los que mayor estrago causaron con sus bates, al disparar sendos cuadrangulares y cinco remolques cada uno.

Hoy de nuevo a las 8:30 p.m. se verán las caras, los anfitriones en busca de otro triunfo, aprovechando su desborde ofensivo, y los Alazanes irán por la igualada, de la mano del derecho Yander Guevara y el zurdo Leandro Martínez en cada caso.

RIPOSTARON LOS COCODRILOS

Recuerdo las vuvuzelas del Mundial de Fútbol de Sudáfrica’10. Su sonido era atronador, diría que casi desesperante, pero no tanto como el del inmenso lote de cornetas rojas esparcidas por todo el parque Victoria de Girón en la final Occidental, cuyo bullicio sacó de paso hasta al más paciente ser humano, menos a los peloteros.

Ellos, matanceros e industrialistas, hicieron caso omiso del ensordecedor ruido y se enfrascaron en un cerrado duelo que se inclinó a favor de los locales, impetuosos desde el mismo primer capítulo, en el que le anotaron dos veces al abridor Ian Rendón, demasiado noble mientras duró en la lomita.

Su sustituto, Darwin Beltrán, controló a medias a la artillería local, tal vez un poco fuera de pitcheo por un descanso prolongado en exceso —ha lanzado dos entradas en más de 20 días—. En el momento crucial, no pudo dominar a Ariel Sánchez, que tenía apenas un jit en 24 turnos frente al pitcheo azul, y después recibió el castigo de Guillermo Heredia y Manuel Benavides.

Víctor Mesa tuvo las ideas claras e invirtió la alineación con excelentes dividendos, pues la tanda alta, a base de Heredia, Benavides, Gracial, Santoya y Herrera —todos derechos—, funcionó a las mil maravillas, impulsando cinco de las seis anotaciones matanceras.

“Jugamos exacto, los cambios en la alineación, condicionados por el lanzador que teníamos delante, nos salieron a la perfección y ahora viajamos con la serie empatada al Latino, un escenario muy complicado”, afirmó el director de los yumurinos.

Aquello tan demandado por Lázaro Vargas de tomar la iniciativa y presionar al rival en cada jugada, los azules no lo pudieron hacer, o más bien no se lo permitieron, sobre todo desde la irrupción en el quinto del relevista Joel Suárez, lanzador de mucho control que cuando logra dibujar sus envíos en la zona baja se torna indescifrable.

En la etapa regular ganó siete partidos, tres de ellos como relevista, rol en el que trabajó para promedio de limpias de 2,39, con 31 ponches y apenas siete boletos en 37 y dos tercios de labor, números que justificaban su utilización en un choque crucial. Con este triunfo, Víctor Mesa rompió un maleficio, pues como manager acumulaba nueve derrotas en línea frente a Industriales en postemporada.

Hoy será día de descanso para estas novenas y mañana, en el estadio Latinoamericano, se espera un duelo entre los derechos Maikel Martínez, ya confirmado, y Frank Montieth, por Cocodrilos y Leones, respectivamente.

(Con información de Periódico Granma)

mayo 11, 2012 Posted by | Enlaces | Deja un comentario

Carlos Varela: “Silvio fue mi universidad”

Cercado por musas. Carlos Varela nombra a Silvio Rodríguez como un padre. Lee a Fito Páez como quien les abrió la gran llave del rock argentino a los cubanos. Compara la voz de Pablo Milanés con el vino (”cada vez ‘suena’ mejor”) y reconoce en Joaquín Sabina a su tío Joaco. Dicho así, en abstracto, podría revelarse en quien nombra a un melómano de ciertos próceres del canto hispano. Podría, si no fuera porque Varela también es parte. Lo es como cantautor (nueve discos entre 1989 y la fecha). Lo es por ser, de entre la intensa sangre viejoven cubana, uno de los exponentes más populares de la Novísima Trova; por su poesía urbana; por su tacto universal -suena a demasiado, pero le dicen el Dylan cubano-; por haber compartido músicas con Jackson Browne, por caso, o Tony Scott, director estadounidense, que eligió su tema “Una palabra” para hacer sonar en Man on fire, gran película. “Las canciones tienen su ángel, su vida propia y su destino. Hay de las que nacen y mueren y otras que sobreviven al tiempo. Canciones que escribes en 20 minutos, en un día o en un año y canciones que no terminas nunca. Nunca me imaginé que ésta volara tanto por sí sola”, destaca Varela ante Página/12 sobre ese “hit”, que recorrió el mundo traducido en varios idiomas.

Apenas una entre las canciones que traerá en su gira por Argentina (el viernes próximo y el 18 de mayo en el Teatro Sha, Sarmiento 2255, son las fechas en Buenos Aires), concentradas principalmente en No es el fin, su última producción, concebida en su estudio casero de La Habana. “Fue un taller interesante y divertido en el que por primera vez, además de mi poesía, se nota el protagonismo de la música. Quise que este disco fuera más pianístico que guitarrero y eso le da un carácter especial. Creo que las canciones en general tienen una visión más madura y certera sobre el mundo que estamos viviendo.”

-¿Qué diría si tuviera que trazar una elipsis temporal entre Jalisco Park, su disco debut, y No es el fin?

-La diferencia está en los años que te hacen encontrar tu propia voz. También aprendes a mirar tu realidad desde una visión más universal, y no tan fotográfica de tu entorno como solían ser mis primeras canciones. Creo también que el sonido es más maduro y más personal. Similitudes quizá podrían ser la obsesión teatral por observar. Sigo siendo un contador de historias, un predicador, un soñador.

Devenir mediado también por el roce que ha tenido con las musas del principio. Alonso ha girado varias veces con Pablo y Silvio. A Silvio (”fue una universidad para mí”, señala) le debe haber cantado con Mercedes Sosa en La Habana, en 1986, y un consejo: “‘Trata de que tus canciones se parezcan a tu vida, a tu barrio, a tus amigos, a tu propia historia y a tu generación’, me dijo y ésa fue la lección que aprendí”, evoca. A Sabina la gimnasia musical que adquirió tras componer un tema en conjunto: “Tan joven y tan viejo”, que Sabina incluyó en el disco Yo mi me contigo. “Fue una historia muy simpática. Ibamos juntos en un avión y él venía escribiendo algo así como ‘Así que de momento, nada de adiós muchachos, me duermo en los entierros de mi generación, cada noche me invento, todavía me emborracho, tan joven y tan viejo’.”

-Tan joven para morir y tan viejo para el rock and roll, diría Ian Anderson…

-(Risas.) Algo así. Y le faltaba el último verso. Así que le pregunté: ¿Qué te pasa Joaco? Y me dijo: “Es que quiero una frase que resuma algo así como: tan joven y tan viejo como Bob Dylan, Mick Jagger o Leonard Cohen”. Se refería a su héroes y a mí se me ocurrió decirle: “¿Por qué no pones: tan joven y tan viejo, Like a Rolling Stone?”. Me miró, me dio un beso y me dio la letra para que le pusiera la música. Para mí, Joaquín, Serrat y Silvio son, junto a Charly García, los más grandes maestros de la canción hispana.

-¿Y cómo fue la historia de “Una palabra”?

-Estaba en casa del actor Jorge Perugorría y sentí la conexión: era como si me la estuvieran dictando, entonces me encerré en una habitación con un piano y fui sacando la melodía. Al día siguiente, estaba en el estudio grabando unas guitarras para el disco Nubes y de pronto me vino la idea completa, de manera que le dije al ingeniero: “Para todo y graba esto” y salió de una sola toma, tal y como se escucha en el disco o en la película. Era un momento muy duro para mí porque mi banda de once años había decidido quedarse a vivir en Madrid después de la gira con Sabina, de manera que regresé solo a Cuba y la mejor terapia fue encerrarme a componer mi canción más conocida.

-¿Le cae bien que lo llamen el Dylan cubano? Suena raro…

-No me gustan las etiquetas. Entiendo que la prensa necesita usar estas comparaciones no siempre acertadas para ubicarte en determinado estilo. Me gusta mucho lo que hace Dylan, por supuesto, pero no creo que sea la mejor manera de acercarte a mi trabajo, más bien te puede confundir. La primera vez que lo escuché fue en Madrid gracias a Calamaro… ¡ése sí que sabe de Dylan! Pero con los años descubres que lo que haces sólo se parece a ti.

-Le faltó hablar de Jackson Browne.

-Jackson es un ángel y un hermano. Cuando en el 2004 el gobierno de Bush me negó la visa para actuar en EE.UU., él escribió una carta de protesta en el diario New York Times diciendo: “¿Cómo es posible que el gobierno tenga el derecho de controlar qué poetas llegan a nuestras mentes y a nuestros corazones?”. Luego, gracias a su apoyo, pude regresar a EE.UU. y desde entonces hemos actuado juntos en numerosas ocasiones. Cuando estoy de gira por EE.UU., él nos acompaña y me quedo en su casa. He podido grabar en su estudio y es un lujo compartir la amistad y el escenario con quien es uno de los más grandes compositores de su generación, junto a Dylan, James Taylor, Bruce Springsteen y Joan Baez.

(Con información de Cristian Vitale. Página 12)

mayo 11, 2012 Posted by | Enlaces | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: